¿Cadena perpetua?

Antonio Quintana (Diputado PP Asamblea Extremadura)
Las penas privativas de libertad consisten en la reclusión del condenado, sometido a un específico régimen de vida. En España, nuestro ordenamiento constitucional orienta las penas privativas de libertad hacia la reeducación y la reinserción del delincuente, una cuestión sobre la que se ha teorizado a lo largo y ancho del sistema penitenciario español.
Aunque la reinserción, es una puerta abierta a la esperanza., no es menos cierto que no todas las personas que pasan por la cárcel llegan a reinsertarse o son reeducadas. Los delincuentes patológicos y los que cumplen condena por delitos de terrorismo, la experiencia ha venido a demostrar que difícilmente se logra el objetivo último de la pena: La reinserción y la  reeducación.

También están los que consideran que la prisión es su mundo. Se trata de delincuentes que durante el tiempo de su condena se muestran colaboradores en todo aquello que se le propone y muy trabajadores dentro del ámbito carcelario, sin embargo llegado el día de su puesta en libertad,  es sin duda un mal día, por muy triste que esto pueda sonar, a partir de ese momento se ven solos sin  apoyos, frente a esa otra realidad que vive tras los muros de una prisión.  Por eso prefieren el “cazo y cerrojazo” de un centro penitenciario a la incertidumbre y desasosiego que les da la vida en libertad. Algunos incluso llegan a cometer nuevos delitos para volver a la cárcel, a la que consideran “su casa”.

Al día de hoy nadie duda de que la cárcel y el sistema penitenciario, como todos los grades temas, se perpetúen en el tiempo. A veces la sociedad reacciona y toma parte activa del proceso penitenciario, sobre todo cuando media algún acontecimiento extraordinario, como el asesinato de Marta del Castillo, la joven asesinada en Sevilla por su ex novio y el de Mari Luz, la niña asesinada por un pederasta de libro, que reabren nuevamente el debate de si es o no necesario que la cadena perpetua sea incluida en el Código Penal.

Actualmente el Código Penal de 1995 prevé penas de 30 años si el penado ha sido castigado por dos o más delitos y alguno de ellos tiene prevista una pena de más de 20, como en  el caso de asesinato, o de 40 años si al menos dos de los delitos cometidos tienen una pena de más de 20. También se puede castigar con 40 años de cárcel la comisión de dos o más delitos de terrorismo. Parece tiempo suficiente para amortiguar ciertas actitudes delictivas.

En los países de la Unión Europea como Francia, Italia o Alemania, se supone que existe la cadena perpetua, pero en estos países existe unos mecanismos de revisión y difícilmente el tiempo efectivo de estancia en prisión dura más de 30 o 40 años. En Bélgica, por ejemplo, la pena máxima rotulada como cadena perpetua se traduce en una reclusión de 30 años pero, en caso de buen comportamiento, el reo puede ser puesto en libertad después de 10 años si se trata de su primera condena, y después de 14 años en caso de ser reincidente.

Esto quiere decir que la cadena perpetua no se corresponde con la reclusión de por vida del reo, pues al ser revisable esta pierde su naturaleza de perpetua dado que estos mecanismos de revisión, hacen muy inusual que una persona pase en la cárcel hasta el fin de sus días.
Comentarios
Añadir nuevo
Anónimo   |2009-03-03 19:16:22
estoy a favor de la cadena perpetua, si señor.
Anónimo   |2009-03-03 19:19:51
Por culpa de muchos maleantes de este pais, tienen INOCENTES la cadena perpetua
del NICHO. IGUALDAD PARA TODOS, PARA LOS ASESINOS EL NICHO DE LA CARCEL.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI