AGENDA DE LA NUEVA ANORMALIDAD, 13 NOVIEMBRE 2022 (CXXVI)

Félix Barroso Gutiérrez

REMEMBRANZAS.Me extasío con el vistoso colorido con que se visten las hojas de los robles en estos días del mes de los muertos.  Toda una gama de cremosos colores que alegran la vista, pero que presagian la pronta muerte de tan esplendorosas hojas.  En breve, comenzarán a palidecer y, con glamuroso revoloteo, bajarán a besar la dura tierra, donde la putrefacción se encargará de llevarlas al reino de la Nada.  Ya estaban muertas en sus ramas.  Engalanadas, sí, con vistoso traje, igual que nuestros muertos, a quienes acicalamos con el mejor traje y embarcamos en el ataúd para que vayan a transformarse en montón de podrida carne y, luego, en imperceptible polvo que marca el camino del vacío, de la disolución total.  No solo el pálpito de la insignificancia, sino de la inexistencia, que por ser quien es, no tiene pálpito.

Amo a los robles, a esos robles melojos (‘Quercus pyrenaica’) que se alzan, entre alcornoques y encinas, en estas tierras de piedemonte, indicando un índice de humedad superior que otras comarcas situadas más al meridión y que ya son parte de la penillanura extremeña.  La gente ‘d,atrasoti’ (de los tiempos de atrás) a tan esbelto árbol lo llamaban ‘rebollu’ y también ‘carcuju’.  En la toponimia de estas comarcas del septentrión cacereño, queda firme testimonio: ‘Los Rebollaris’, ‘Juenti Rebollu’, ‘El Rebollal’, ‘Las Carcujeras’, ‘Valli Carcuju’, ‘La Umbriona del Carcuju’…   Me asaltan las neuronas cerebrales un añejo recuerdo de mis años a caballo entre la adolescencia y la primera juventud.  Andaba correteando por la dehesa boyal del lugar.

Debería estar la primavera muy avanzada.  Iba metido en mis mundos y de ellos me sacó el estampido de un trueno.  Me cogió a traición.  Iba escotero y por allí no había techo bajo el que resguardarse.   Comenzaron a caer enormes goterones.  La tormenta la traía el aire de abajo y hablaban que eran las más peligrosas.  Alguien se percató de mi presencia y me llamó a voces.  Corrí donde él.  Estaba resguardado bajo un fornido roble.  Era el vecino Marcelo Jiménez Rodríguez, más conocido por ‘Marcelu el Topu’.  Me dijo: ‘Arrímati andi mí, pa que no te dé el jostigu’ (ponte a mi vera, para librarte del hostigo).  Tras el enorme tronco del árbol, esquivamos, mal que bien, la tronada.  –‘Yo se lo sintí dicil muchas vedis -añadía Marcelo-  a Ti Maximilianu ‘Pelicán’: cuandu s,enzurroni la peona de la truená y no tengas arrieru, si ves un robri, escapa andi él, peru que sea un robri  jechu y derechu, no un cachu carcuju’ (Se lo oí decir muchas veces a Ti Maximiliano ‘Pelicán’: cuando se encaracolen las nubes y no tengas sitio donde guarecerte, si ves un roble, no lo pienses dos veces, pero que sea un roble viejo y sano y no una simple mata de rebollo).

Pasó la tormenta y, hoy, tengo que dar gracias a los consejos de Ti Maximiliano Alonso Clemente, al que no conocí, pero sé que fue concejal del Frente Popular cuando la II República, que su tatarabuelo paterno era de la provincia de Orense y que se casó con Telesfora Barroso Jiménez, prima hermana de mi abuelo Nicolás Barroso Montero.  Hoy, mantengo la amistad con algunos de sus nietos, como Angelines Alonso Barroso y, especialmente, con Maximiliano (heredó el nombre de su abuelo) Esteban Alonso, quinto mío y con muchas vivencias comunes en el pueblo hasta que el vagón de la diáspora se llevó a su familia a ‘Los Madriles’.  Aquella percepción sobre el roble no iba descaminada.  Avales científicos existen que afirman que, tanto las fortachonas encinas como los corpulentos robles, fundamentalmente estos, atraen los rayos, pero los derivan a capas profundas de la tierra.  El escritor latino Plinio ‘El Viejo’, al hablar de los pueblos nórdicos o germánicos, comentaba que sus templos eran los propios bosques de robles, donde practicaban todos sus rituales.  La rama del roble era sagrada para ellos.  Y de modo especial, el muérdago (‘Viscum album’), una planta siempre verde, parásita, que se desarrolla en el su tronco y en sus ramas.  La atribuían grandes poderes, como la protección contra las exhalaciones, contra hechizos y otros males.  Actualmente, se usa para curar la afonía y, en medicina complementaria (oncología integrativa), para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia.

Envuelto por la melancolía al observar el multicolor suicidio de las hojas del roble, pensando en la finitud de la vida, continúo trotando por esta dehesa, propiedad de todos los vecinos, que deslumbró mis ojos desde mi niñez.  Llovió en abundancia y, ahora, calienta el sol.  Bienvenida sea esta primavera otoñal, ya que la vernal estación de hogaño fue vista y no vista.  Con los murmullos lejanos de los que andan en busca de lepiotas, champiñones y boletos, salto a los términos de Ahigal y me baño en un ocaso de derramada sangre.  El ‘Pozu Pichichi’ me contempla, desde la oquedad de los siglos, con su ojo grande en granítico brocal, donde insculpieron simbologías extrañas.
………………………………………………………………
REPASO AL ESTADO PANDÉMICO DE LA REGIÓN EXTREMEÑA
Varias semanas han transcurrido sin ningún ingresado por Covid-19 en las UCI de los hospitales extremeños; pero, en la última semana, hay que contabilizar dos pacientes, en Badajoz y Cáceres.  El número de pacientes en planta es de 20.  También hay sumar dos fallecimientos más, producidos en las áreas sanitarias de Cáceres: una mujer de 79 años, de Valencia de Alcántara, y Mérida: una mujer de 74 años, de Villafranca de los Barros.  La incidencia a los 14 días en mayores de 60 años se sitúa en 132,21 casos por 100.000 habitantes, por lo que la comunidad extremeña sigue en riesgo 0, lo que indica un control sobre la circulación de la pandemia.
………………………………………………………………..
RADIOGRAFÍA DE LA ACTUALIDAD SOCIOPOLÍTICA
Sinceramente, no sabemos ni cómo calificar las declaraciones que han salido de la boca de Alberto Núñez Feijóo recientemente.  Este antiguo alumno del colegio ‘Marista Champagnat’ de León y licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela, que se jacta de haber votado al PSOE cuando el sonoro triunfo de Felipe González Márquez en 1.982, no sabemos si se hace el tonto o es que nos toma, realmente, por tontos a los que le escuchamos.  Este señor, que lleva más de 30 años viviendo de la política, es dado a decir paridas con tal de mantenerse de perfil, y tanto y tanto se perfila que parece haberse convertido en un fantasma o un espectro de sí mismo.  ¿No habrá acaso cursado la asignatura de Historia en algunos de sus años de Bachillerato o en la Universidad?  Afirmar que ‘hace 80 años nuestros abuelos y bisabuelo se pelearon y no tiene sentido vivir de los réditos de lo que hicieron nuestros abuelos’, pretendiendo así definir y zanjar lo que fue no una guerra civil, sino una guerra de sedición, porque fueron unos sediciosos los que se alzaron en armas contra la II República Española, es zaherir a propio intento a los españoles que todavía tienen seres queridos en las cunetas, barrancos y fondos de minas.

Desconocemos los avatares de su familia en aquellos aciagos años de la guerra y la genocida dictadura, pero a tenor de sus palabras da la impresión que debió ser placentera, sin grandes altibajos y, posiblemente, rindiendo gran pleitesía al dictador y los sátrapas de su camarilla.  Una persona, con los estudios que tiene el presidente del PP, partido levantado sobre cimientos claramente neofranquistas, sabe más que de sobra los porqués de la guerra de sedición y los crímenes cometidos por la tiranía.  Lógicamente, estas declaraciones solo las puede hacer un señor de derechas, pero de la derecha ultraconservadora y con alcanfor en sus trajeadas ropas, a fin de evitar que se apolillen y se evaporen los tufos a sobaquina por tanto alzar el brazo y tantas genuflexiones y bajadas de cabeza ante una dinastía borbónica lastrada por la depravación y el latrocinio de cuello blanco.  En tres líneas, haciendo gala de un ridículo y cínico buenismo, ha convertido los crueles años de la guerra de sedición en una simple pelea de gallos.  Algo así como si dijera que los abuelos alemanes (Alemania naZi) se pelearon con los abuelos aliados (países demócratas) en un rifirrafe en los años 40 del siglo XX.

También, como el avestruz, escondió la cabeza bajo la arena cuando con motivo de la exhumación de los restos del genocida general Gonzalo Queipo de Llano y Sierra y de su mujer, Genoveva Martí Tovar, se le preguntó por su opinión.  En vez de levantar la voz contra el máximo responsable de la ejecución de más de 45.000 personas en los años terribles de represión fascista, se calló como un muerto y escurrió su perfilada figura.  Tan solo expresó por lo bajini: ‘prefiero hablar de los vivos’.  Sabido es que, en aplicación de la ‘Ley de Memoria Democrática’, no solo fueron exhumados de la basílica de la Macarena, en Sevilla, los restos del matrimonio citado, sino también del general Francisco Bohórquez Vecina, auditor de guerra y el brazo derecho a la hora de llevar a cabo los asesinatos.  En el caso de este último, uno de sus bisnietos, el fraile jesuita Francisco Antonio Bohórquez, ha manifestado en Twitter que la exhumación de su criminal abuelo supone “un ejercicio de ‘soft-totaliarinism’ en toda regla”; o sea, una forma indirecta de totalitarismo.  ¡No faltaría más!  El clero y los asesinos fascistas de la mano, tal y como en aquella guerra que la Muy Católica, Apostólica y Romana Iglesia, de mano de la inmensa mayoría de los obispos españoles, bautizó como ‘Cruzada’.

A Feijóo le tiemblan los pantalones ante el empuje alocadamente dialéctico de Isabel Natividad Díaz Ayuso, presidenta de la derecha extrema en la comunidad de Madrid.  Piensa el gallego que lo mismo que se cargó a Pablo Casado Blanco, le puede suceder a él.  Ha perdido por ello sus papeles de dirigente moderado y centrado, si es que lo fue alguna vez, y parece retar a la señora Ayuso a vociferar y lanzar desbocadas ‘boutades’ o a adelgazar tanto que acaba convirtiéndose en papel de fumar de ínfima calidad.  A medida que se acerquen las elecciones del próximo mayo, puede que el cercano olor de las urnas le desquicie algo más, si es que no lo ha devorado antes la madrileña.
………………………………………………………………………..

Sosegando y templando gaitas, recogemos los poemas que nos dejan en el buzón nuestros poetas.  Y con ellos cerramos esta crónica.  El amigo Ismael Carmona García nos ofrece una composición de su libro ‘Endofísica’.  Un poema de tan solo cuatro versos, pero que encierra una profunda reflexión.

ISMAEL CARMONA GARCIA
ENDOFÍSICA
XVII
Comis la cena
i piensas ena de mañana:
no enllenas alma,
sino que a continu la engüeras.

Continúa ‘El Poeta de la Niebla’ con el correspondiente glosario de la primera parte de la crónica.  Por ello, nos vuelve a traer otro poema de su libro ‘Otoño en la Dehesa’, deteniéndose los veros en un ‘Atardecer con Robles’.

ATARDECER CON ROBLES
En este casi transponer del sol
más allá de sus límites locales,
viniéndose hacia mí últimos rayos de la tarde,
ilumínase tenuemente con dorada luz
rodal de robles
que está frente a estos ojos
que ya vieron morir otros ocasos.

Se infiltra el oro viejo entre las ramas
y, aunque fuerzas flaqueen,
todavía hace arder
copas que, día tras día,
se tornan más ralas y esqueléticas.
Mueve invisible mano remusgo vespertino
y menéanse, muy quedas y en silencio,
escasas y lobuladas hojas
que, cual ocráceas mariposas,
aún se posan sobre el ramaje gris.

Ruborizadas por rumoroso aleteo,
una gama de escarlatas,
entreverada de amarillos,
conforma irisadas aureolas
que sacralizan
el árbol ya de por sí sagrado
para pueblos que se perdieron en el tiempo.

No tardó mucho en esconderse el astro
y, poco a poco,
solo un casquete áureo
corona la parte más cimera de los robles.
Bórrase, también, al cabo,
mientras que allá, en el meridión,
por donde se extiende mosaico verde de praderas,
la niebla va tejiendo alargada franja.

Cae la noche.
Me vuelvo sobre mis pasos
y, al pasar bajo añosa encina,
el búho real me asusta,
saliendo de entre la hojarasca
con su vuelo pesado y silencioso.
Miro hacia atrás
y los robles se han vuelto masa informe,
arropados por el reino de las sombras
que muestra, hacia el oeste,
sonrosada orla
que empieza ya a desvanecerse.



Comentarios
Añadir nuevo
Capazorras   |2022-11-15 13:00:29
El roble tiene muy buena madera, tal vez no tan buen como la encina, pero por
ahí le anda. Solo se cría por las comarcas más húmedas de Extremadura, en
lo que a nuestra región se refiere y luego en islotes del resto de las
serranías extremeñas. En el pueblo de Aceituna, perteneciente al norte de
Cáceres hay un ceentro de interpretación del roble melojo dentro de su dehesa
boyal, que esta ocupada en un 990% de robles melojos. Lo referente a que es un
buen amparo para resguardarse de los rayos es muy cierto, pero siempre que sean
robles sanos y grandes. Cuando el rayo cae en estos robles no le hace daño, ya
que la propia descarga eléctrica se descarga en la tierra que está bajo su
copa, o sea que actúa el árbol como si fuese una toma de tierra de un
pararrayos, no afectando para nada a las personas que estén cobijadas bajo él
si cae un rayo en dicho árbol.
JURDANA   |2022-11-15 13:06:19
Qué requetechiquininu es el puema que mos trai hoy, señol Ismael Carmona, peru
la genti que eentienda la nuestra Lengua Estremeña se dará de cuenta que esus
cuatru versus dicin más que venti versus que quisieran esprical lo mesmu, esa
refrexión que se escuendi dentru del puemina. Buena sustancia, señol Ismael,
noragüena. Bien lindu tamién el puema del señol Félix Barroso, con unus
versus que describin una bonita acuarela de una puesta del sol entri los
robris. Tamién le damus la noragüena.
Quino   |2022-11-15 13:11:33
La derecha en este país ni se ha sacudido ni se sacudirá el legado franquista
que lleva encima, está lastrada porque sus antepasados derechistas fueron los
culpables de un golpe de Estado el 18 de julio de 1936 y de una guerra civil,
que nunca han condenado abiertamente, sino solo algunos y movidos por la
presión social. Debe ser muy pesarososo pertenecer a un partido como el PP,
que fue fundado por siete exministros franquistas, por lo que tenemos en
España una derecha que no fue rupturista con su pasado franquista a fin de
convertirse en una derecha moderna y centrada y cada día que pasa se vuelve
más derecha extrema y más añorante de la maldita dictadura del general
Franco.
Violeta   |2022-11-15 13:18:32
Histriónica me parece la figura de Alberto Nuñez Feijoo; todo apunta a que
quiere emular a la Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la comunidad de Madrid, que
está más allá de la raya de la derecha y entra en el campo de la
ultraderecha. Y me parece una figura histriónica porque sus declaraciones
dando una definición de la guerra civil como una riña entre nuestros abuelos y
bisabuelos, es para reírse y no parar en un mes o para mear y no echar gota.
Pero es triste que haga este tipo de declaraciones, como si fuese un parvulito
que quiere hacer la gracia y ni siquiera tiene gracia para hacerla,
convirtiéndola en triste desgracia, porque no hay mayor desgracia que intentar
lavar la cara al genocidio cometido por los fascistas en los más de 40 años
que tuvieron la tralla en la mano y zurraron todo lo que quisieron a los
españoles y algunos, miles, cientos de miles, los zurraron hasta dejarlos
muertos sobre la tierra.
Estrella Roja   |2022-11-15 13:47:14
Decri que "él solo habla de los vivos y no de los muertos" cuando se ha
procedido a la exhumación del "Virrey de Andalucía", que así era
llamado el criminal general Gonzalo Queipo de Llano, dice mucho acerca de ese
personajillo que es Alberto Sánchez Feijoo, presidente del PP. Ni una palabra
de reproche contra un asesino que mandó ejecutar a más de 45,000 andaluces en
los años de la guerra civil y de la dictadura. ¿Cómo no va a ser ese
personajillo franquista y fascista si no condena a los asesinos del
franco-fascismo? Feijoo es otro de los que intentan reescribir la Historia,
como acostumbran a hacer los escritores de la ultraderecha ultrahispana.
Paleto   |2022-11-15 14:05:13
En varias comarcas extremeñas, como es el caso de Las Hurdes, los robles fueron
prácticamente arrasados, talándolos cuadrillas de portugueses que llegaron en
el siglo XIX con el fin de obtener tableros para las vías férreas. Se
invadieron los bosques de robles de los terrenos comunales ilegalmente y se
produjo la tala. Luego, en los años 40 de la dictadura franquista volvieron a
invadirse los terrenos comunales ilegalmente y se arrasaron los pocos robles que
quedaban para plantar en sus lugar pinos y eucaliptos, árboles que odiamos los
jurdanos porque nos desbarataron nuestras economías de subsistencia; por eso
muchos de los incendios han sido provocados por los propios jurdanos, para
exterminar esos árboles alóctonos y que tanto daño han hecho a nuestra
comarca; por lo que se ve, el Estado ha entrado a saco en nuestra comarca cuando
le ha dado la gana y no ha respetado los terrenos comunales, incluso muchas
Paleto   |2022-11-15 23:01:20
incluso muchas hectáreas de monte fueron catastradas a su nombre en esa
repoblación de los años 40 del siglo XX, por los jurdanos que fueron nombrados
encargados de la vigilancia y de las tareas de repoblación y por otros que se
arrimaron al bautizo sin estar invitados, y hasta la fecha, que sepamos, nadie
ha alzado la voz para que estos terrenos sean devueltos a sus legítimos
dueños, que no son otros que la comunidad de vecinos de Las Hurdes.
Paleto   |2022-11-15 23:01:26
incluso muchas hectáreas de monte fueron catastradas a su nombre en esa
repoblación de los años 40 del siglo XX, por los jurdanos que fueron nombrados
encargados de la vigilancia y de las tareas de repoblación y por otros que se
arrimaron al bautizo sin estar invitados, y hasta la fecha, que sepamos, nadie
ha alzado la voz para que estos terrenos sean devueltos a sus legítimos
dueños, que no son otros que la comunidad de vecinos de Las Hurdes.
Cotorino   |2022-11-15 23:07:18
¿Cómo es posible que la Iglesia Católica haya permitido y se haya callado
durante años y años que genocidas fuesen enterrado en sus templos? Eso solo
se entiende desde la sintonía que existió entre el clero y los golpistas y
asesinos del 36. Luego, la Iglesia irá por ahí predicando el amor fraterno.
Menudo hatajo de hipócritas son los clérigos. Una democracia que se precie
debe ser laica y que las diferentes religiones se autofinancien por su cuenta.
Es una vergüenza que el Estado le entregue todos los años 11.000 millones de
euros a la Iglesia Católica, que meta la Religión en los colegios como
asignatura y que muchos alcaldes entreguen sus bastones de mando a las estatuas
religiosas. ¿Qué clase de democracia es esta? El Régiimen del 78 dejó
muchas cosas tal y como estaban en la dictadura y de esos polvos vienen muchos
lodos ahora.
Mazaroco   |2022-11-15 23:16:34
La Igleisa siempre ha estado de parte de los ricos, que yo recuerdo bien como
los curas junto con lso guardias civiles en la época de la dictadura de Franco
y junto con otros funcionarios adictos al Régimen eran los que llevaban la voz
cantante en nuestros pueblos y siempre asistían a todos los convites que
organizaban los Ayuntamientos, que estaban formados por los más ricos del
pueblo, los terratenientes y los caciquillos a los que les daban carta blanca.
Por eso, cuando veo que la Iglesia Católica recibe tantos privilegios del
Estado, después de apoyar todos los asesinatos que perpetraron los fascistas,
me entran ganas de mandar esta democracia bien lejos, pues es una democracia en
la que la Iglesia manda mucho y no existe verdadera separación de poderes, como
lo estamos viendo con el poder judicial, otros que bailan el mismo son.
Viva la Virgen   |2022-11-15 23:22:27
No sabía que Feijoo llevara 30 años viviendo de la política. Los políticos
pueden acceder al cargo de políticos solamente con estudios primarios y luego
en los pueblos nuestros tienen algunos de ellos un sueldo más alto que un
maestro o un médico, aparte de que es toda una afrenta los privilegios que
acaparan, en comparación con las clases trabajadoras o los propios funcionarios
de carrera; por ello no hay que extrañarse que cada vez haya más gente que
haga ascos de los políticos y como vemos ni el PSOE ni el PP han movido un dedo
para abolir esos privilegios, sino todo lo contrario, que cuando abandonan la
política, se meten en empresas y siguen cobrando el sueldo de antes y el nuevo,
da verdaderamente asco.
La Perra Gorda   |2022-11-15 23:29:11
Una pelea de nuestros abuelos y bisabuelos dice que fue la guerra que regó de
sangre el suelo español, de sangre de muertos en el frente y de asesinados en
la retaguardia, porque por cada aseisinato que cometeiron bandas desmandadas de
republicanos en los primeros meses de la guerra, los franquistas cometieron tres
y siguieron asesinando a lo largo de toda la guerra y en los 40 años de
dictadura. Y esto dice el gallego Feijoo que fue una pelea de gallos de
nuestros abuelos y bisabuelos. No hace falta decir de parte de quién está, se
ve a la legua. Lo más triste es que millones de españoles le voten, pero no
hay que extrañarse, pues hay muchos nietos de españoles que fueron condenados
a muerte por los fascistas y hoy son concejales por estos pueblos del PP o de
Vox.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI