AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 11 DE SEPTIEMBRE DE 2022 (CXVI)

Félix Barroso Gutiérrez

Septiembre entró suave y ha vuelto a calentar el pandero cuando solo lleva algo más de una semana de recorrido.  Pero hemos visto que las hormigas andan revueltas a las puertas de su casa.  No paran.  Si por la noche, cuando regresas después de haber incursionado por agrios campos, donde solo pisas polvos y cardos (la sequía de hogaño hará historia), y enfocas con tu linterna los hormigueros, toda una plasta negruzca casi tapona las entradas de sus viviendas.  Algo barruntan.

Los viejos pastores dicen que, por fin, llegarán las lluvias.  El viejo refrán aparece a la vuelta de la esquina: ‘Setiembri, o ensecalas juentis ofarrunga los puentis’ (septiembre, o seca las fuentes o tira los puentes).  La mayoría de las fuentes que, antes, se desparramaban por el campo, tiempo ha que están colmatadas.  La mecanización de las faenas agrarias y ganaderas ha finiquitado aquellas largas jornadas (a veces, temporadas) en las que los campesinos permanecían en los campos.  Mantenían las fuentes limpias, por la cuenta que les tenía, mientras sus cabras y ovejas pastaban por callejas y otras vías pecuarias y mantenían completamente despejado el tránsito.

Ahora, las zarzas y otros matorrales se apoderan de estos caminos y la gente recela de beber en alguna fuente de inagotable venero y que le planta cara a la sequía, porque teme que sus aguas estén contaminadas a causa de los herbicidas y pesticidas que, desde hace ya bastantes soles y sombras, vienen apestando el campo.

Ya no se desplazan los envejecidos labrantines, cuando septiembre muestra todavía algunos frutos y hortalizas por recoger, a aquellos huertos que se conformaban allí donde se husmeaba que había un regular venero.  Según lo que sembraras, llenarías más o menos la despensa.  Las economías de subsistencia hacían brotar agua de las rocas y sin tener la vara mágica de Moisés.  Tenían un buen olfato nuestros abuelos.  Si el venero era bueno, se practicaban, a pico y pala, enormes zanjas, que embalsaban gran cantidad de agua.

Tenían sus rústicas compuertas.  Había que repartir equitativamente el agua entre varias parcelas de distintos amos, de acuerdo con lo que ordenaban las leyes consuetudinarias, que no estaban escritas, pero que todos las conocían.  Incluso se llegaban a practicar galerías bajo tierra, picando, si era preciso, la roca.  Las llamaban ‘capillas santarrizas’.

El caso era aprovechar a tope el manantial y crear suficientes huertos de riegos para que cada hijo tuviese el suyo a la hora de ‘boleteal’ (sacar en suerte la papeleta cuando tocaba repartir la herencia).   Los huertos distantes del pueblo ya están completamente abandonados y todo aquel arcaico sistema de riego, de gran valor antropológico y etnográfico, lo devoraron las malezas.  Si acaso, algún pozo de cigoñal, pero sin brocal y de amplia circunferencia y denominado ‘noria’ aunque careciese de noria con cangilones, queda como reliquia en algún arrinconado huerto.  Estas ‘norias’ se componían de ‘jorca’, ‘zaqui’ y ‘varal’ y había que sacar el agua a fuerza de brazos.  Hay testimonios de ella en la antigua Mesopotamia (3.000 años antes de C.)

Las norias de cangilones llegaron más tarde, después de la sediciosa guerra del 36.  También están arrumbadas, herrumbrosas y llenas de yerbajos.  Luego, vendrían los motores ‘pivas’ y, hoy, ya se emplea la manguera.  Al llegar el alcantarillado y el agua corriente a la zona, los paisanos, con el beneplácito de los Ayuntamientos de turno, extendieron la red de tuberías por el anillo de huertos que circunvalaba el casco urbano.  Incluso, en algunos casos, alargaron los tubos hasta cebaderos muy alejados, levantándose, en algunos casos, el asfalto de carreteras, que quedaron parcheadas.

De esta forma, tenían agua todo el año en sus liliputienses huertos y al pie de casa.  Algunos hablan de ilegalidad y que ciertas acometidas se han realizado a espaldas de los altos organismos encargados de supervisar el consumo del agua.  Pero como me decía un paisano, buen amigo mío, Aniceto Hernández Jiménez, más conocido por Ti Nicetu, ‘El Arcaldi de La Cuesta’: -Al cabu la postri, que queiargún ganancial en el puebru’ (a fin de cuentas, que saque algo de provecho el pueblo).  Y me contaba que a él le anegó un molino harinero el embalse de Valdeobispo y, luego, se vio negro para cobrar lo expropiado.  De hecho, los pantanos de Gabriel y Galán y Valdeobispo se construyeron en términos municipales que, a excepción de Valdeobispo, no han visto ni una parcela de regadío.  Por ello, como remataba ‘Ti Nicetu’, que “cuantismenus, quei lo comíupol lo sirvíu’ (al menos, quede lo comido por lo servido).

Septiembre lo tenemos encima.  Las hormigas anuncian lluvias.  Esperemos que hagan bueno aquel adagio que escuché, no hace dos días, a un vecino de El Cerezo: ‘Si en setiembrisientisllovel, toñásigura es” (si en septiembre oyes llover, la otoñada está asegurada).
………………………………………………………………………………….
Vamos, seguidamente, con el repaso a la situación pandémica en nuestra región extremeña.  Los datos que nos ofrecen hablan de cinco fallecidos en la última semana a causa del covid-19: dos hombres de 90 y 77 años en Mérida; una mujer de 93 años en Guareña; un varón de 88 años en Aliseda y un vecino de Palazuelo, de 79 años.  Continúan ingresadas 34 personas en los hospitales extremeños, cuatro de ellas en las UCI de Badajoz, Mérida y Don Benito.  La incidencia a los 14 días en mayores de 60 años ha bajado a los 308 casos por 100.000 habitantes: 79 puntos menos que la pasada semana.  Extremadura continúa en situación de ‘Alerta 0’; o sea, de circulación controlada, según los parámetros del Ministerio de Sanidad.
…………………………………………………………………………………
Le hincamos el diente al tercer apartado de la crónica y, en esta ocasión, vamos a quedarnos dentro de las fronteras de nuestra región extremeña.  El pasado jueves, día 8 de septiembre, como es de sobra sabido, se celebró oficialmente el ‘Día de Extremadura’.  Y decimos ‘oficialmente’ porque la oficialidad que ha gobernado esta comunidad desde que se implantó esta chuchurrida democracia así lo quiso.  El PSOE dejó tirada a la izquierda y, como cosa acostumbrada cuando la Iglesia o la Corona están por medio, se abrazó a la derecha y a los obispos y decidieron que el mentado día recayese en la festividad de la Virgen de Guadalupe.

Toda la izquierda verdadera, numerosas organizaciones sociales, la mayor parte de la intelectualidad extremeña, entre ella destacadas figuras de las letras y las artes, apostaron por el día 25 de marzo.  Los militantes de base del PSOE también tomaron partido por esta fecha, pero, como cosa también acostumbrada, les llamaron al orden, les pusieron un betijo en la boca y ¡a callar, que el que se mueve no sale en la foto! (Alfonso Guerra dixit).

El día 25 de marzo era la fecha por la que apostaron el bando progresista, en recuerdo de aquel 25 de marzo de 1936, cuando más de 80.000 pequeños campesinos y jornaleros extremeños invadieron, a lo largo y ancho de Extremadura, un montón de latifundios, cuyos dueños eran los señoritos cortijeros o terratenientes, los Grandes de España (nobleza), la Iglesia Católica y otros tiburones del mundo financiero y empresarial.  Muchas de esas fincas habían sido terrenos comunales de los pueblos, desamortizados, en el siglo XIX, desgraciadamente, por los chanchullos de alcaldes y secretarios de Ayuntamiento con los más poderosos; unos canallas prevaricadores que, a sabiendas que los bienes comunales son inembargables, imprescriptibles, inalienables, indivisibles y no están sujetos a tributación pública, pujaron por aquellas fincas subastadas y se quedaron con ellas.

Los mismos secretarios llegaron, en algunos casos, a subastar y, a la vez, comprar lo subastado, como fue el caso, por citar un solo ejemplo, de la dehesa comunal de ‘Valverde de Abajo’, en el pueblo cacereño de Valdeobispo, dejando a los vecinos sin terrenos para sembrar.  El hecho acabó en amotinamiento.  Corrió la sangre.  El secretario, Diego Julián de Paredes, fue apuñalado y muerto cuando regresaba, a caballo, de Plasencia y, en el motín, fallecieron algunos vecinos por herida de bala.  Los culpables del asesinato de los valdobispeños ni siquiera fueron juzgados.

Aquella Revolución Agraria del 25 de marzo de 1936 fue noticia en todo el mundo.  A muchos ricachones le empezaron a temblar las piernas.  El pueblo extremeño, los de abajo, los explotados siervos de la gleba, invadían los latifundios y se ponían a descuajar las matas para preparar la siembra el próximo otoño.  Pero la alegría en casa de los pobres dura poco.  A los cuatro meses, se levantaban en armas contra el legítimo y constitucional Gobierno de la II República Española los de siempre:  las derechas que, cuando el resultado electoral no le es favorable, tocan a rebato para imponer no la ley y el orden, sino ‘su ley y su orden’.  Acudieron a la genocida algarada rojigualda los generales decimonónicos y monárquicos, la inmensa mayoría de los obispos y párrocos, los banqueros y grandes empresarios y las milicias de corte fascista.  La Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini dieron su bendición y España ardió por los cuatro costados.

Los dirigentes republicanos que habían encabezado las columnas que invadieron los latifundios pagaron con creces su osadía.   Todavía quedan un montón en cunetas y barrancos.

Por otro lado, ¿a cuento de qué viene esa vocación mariana del PSOE, cuando la mayoría de sus militantes se definen como laicos o incluso no creyentes?  Impusieron la celebración del ‘Día de Extremadura’ coincidiendo con la efeméride de una virgen que no goza de veneración alguna en muchas comarcas de Extremadura y que, para mayor inri, pertenece a la diócesis de Toledo.  Por estos pueblos del norte extremeño, el pasado día 8 pasó sin pena ni gloria.  Cada cual a sus faenas en el campo.  Los funcionarios fueron los que vacaron.  En Las Hurdes, la gente en masa se marchó a su secular y tradicional romería de la Virgen de la Peña de Francia.

Cuando, hace unos años, ciertos Ayuntamientos jurdanos llenaron de actos de matiz extremeñista el día 8 de septiembre, con el fin de que sus vecinos se quedaren en sus pueblos, el fiasco fue grandísimo.  Numerosos autobuses y coches particulares salieron en dirección de la Peña de Francia, como de costumbre.Bien dice quien dice por estos lares que ‘Santu que vaiga a malanda, amoitullevi las andas’ (santo que no es de mi conveniencia, lo lleve otro en las andas).  ¿Qué tendrán que ver las fronteras geográficas con las fronteras culturales?  ¿Qué tendrá que ver el PSOE que fundóPablo IglesiasPosse con el ‘pesoísmo’ de estos tiempos, mal que les pese a los buenos y honestos, pero ilusos y trágalas, militantes de base?

¡Ah, por cierto, amigo Luis Landero Durán!: Hay mucho político canalla suelto, pero no todos son canallas.  Los hay íntegros, pertenecientes a partidos que no tienen ni una sola mancha de corrupción y que se parten el pecho por los más desvalidos, los de abajo, y a los que les gusta llamar al pan, pan, y, al vino, vino.  No vale desdecirse después de lo discurseado en el Teatro Romano de Mérida el pasado día 8 de septiembre.  Los que han estado gobernando nuestra región, por muy amigos tuyos que sean, también son corresponsables de las vías de agua que penetran en la nao ‘Extremadura’.
…………………………………………………………………………………..
Nos despedimos escuchando atentamente a nuestros poetas.  Ellos liman aristas y nos hacen más llevadero este valle de lágrimas.   Ahí os queda un poema más, en ‘Lengua Estremeña’, de nuestro insigne poeta Ismael Carmona García.  De su poemario ‘Endofísica’.  Esperemos que no se produzca el batiburrillo de palabras que se forma al confundir el servidor del periódico las tetas con el tuétano.

VIII
Qué me quita los ojus de la tormenta?
Por qué los oyius se desapartan del troniubreanti?
Ná en el gris aiqu’encoruji el alma,
náena culebrilla de soslai,
sin embargu, sientu el promu que trai
i m’amoorra i m’acibarra.

Antañum ’arrebrujava el berrendu
enametá la senara quandu l’orilla
cargás’aposava poncima muestra
i destendia hilinus de lusatara çandu
la tardi. Agora temu el graníciu
que mallugui el tiernufrutu
i que la piel delicaina estriin
los airisfolaste rusasseñalandu
la su joventú i naidien después
la quia. A la pacéncia el cúdiu
esbanduja contra los sus pechus
la naturaleza i la escora, paque
se rebusteça i se haga a ella.
02/03/2009

Continúa ‘El Poeta de la Niebla’añadiendo como apéndice a la primera parte de la crónica unos versos que abundan, en este caso, un poco más sobre ese abandono de los humildes predios que, no hace tantos años, cuando el campo estaba más antropizado, eran verdaderos vergeles, que ponían toda una verde nota entre el secarral del verano.  Traemos el tramo final del poema ‘Huertos’, del poemario‘Bosquejos de Estío’.

HUERTOS

Socarrándose van ya, en estos tiempos
de riego a ordenador e invernaderos,
huertos que en mis niñas van fijados
y que, otrora, derramaron sudor
por todas y cada una de sus glebas,
por todos y cada uno de sus poros,
por todas y cada una de sus piedras.

Viciaron almunias, desde remotos
años, hombres de ahumados pellejos.
Y las viciaron con los excrementos
salidos de sus sangres arteriales
y de las sangres de sus propias bestias.

Hijas fueron, pues, tales fachinas
de humanas y calientes sangres nuestras
y de las de nuestros irracionales
siervos.  Por ello, ahora, cuando recorro
algaida y vericueto y veo marañas
trepando por el huerto, anemia aguda
empobréceme la sangre y estreñido
me siento y extrañado me veo
ante presentes caóticos y frígidos,
faltos de memoria e incapaces
de pararse a pensar en la grandiosa
pobreza y sencillez de aquellos tiempos.

Comentarios
Añadir nuevo
Polípero   |2022-09-12 15:31:06
El señor Ismael Carmona, que fue presidente del Órganu de Seguiientu y
Cordinación del Estremeñu y su Coltura, estuvo mucho tiempo escribiendo una
columna en el periódico EXTREMADURA, en papel, y toda la columna la escribía
en ESTREMEÑU y se leía estupendamente. Si el servidor del periódico E.P. no
reconoce la LENGUA ESTREMEÑA, ¡estamos apañaos! Un periódico que se edita
en Extremadura debe tener unos servidores adecuados. No conocemos una sola
revista o periódico con cierto prestigio en nuestra región extremeña que no
tenga unos servidores qque saben atinar a la primera con la transcripción del
ESTREMEÑU. Es una pela que el artículo se venga abajo por no tener servidores
adecuados.
Nuria   |2022-09-12 15:35:16
¡Con que iba a caer agua a mansalva en Extremadura esta mañana del lunes,
día 12 de septiembre de 2022! Pues yo vivo en un pueblo de la Meseta
Trujillano-cacereña y toda el agua que ha caído se recoge en un orinal; no es
la primera vez que los hombres del tiempo se equivocan fatalmente al dar el
parte dle tiempos en los telediarios, esperemos que no sea así y esta tarde
veamos por fin las lluvias en nuestra región, pues el campo ya no aguanta
más, solo hay polvo abrasado y ni siquiera hay pasto secol
Ojos Añiles   |2022-09-12 15:40:04
El Día de Extremadura tenían que ponerlo bajo el nombre de una virgen o de un
santo, faltaría más que lo pusieran bajo el nombre de unos desharrapados a los
que se les ocurrió invadir las fincas de los ricachones. Tenía que ser bajo
el nombre de una virgen y así fue, porque en Extremdura hasta a un kiosko de
pipas le ponen el nombre de una virgen, porque seguimos en la Edad Media y el
Guillermo Fdez. Vara, de misa y comunicón se siente tan a gusto de que sea el
día de la Virgen de Guadalupe. El PSOE traiciona a la izquierda cuando le da
la gana y se retrata tal y como es, un partido liberal y reformista, nunca
jamás socialista, que le gusta codearse con los poderosos.
Tanasia   |2022-09-12 15:46:09
Mientras el PSOE y el PP sigan teniendo la sartén por el mango en la comunidad
extremeña, que nadie se piense que esta región pega un salto y cambia de la
noche a la mañana. El PSOE es el máximo culpable de que el Día de
Extremadura fuera en la fecha de una Virgen, la de Guadalupe, que dicen que es
la patrona de Extremadura, pero de qué Extremadura, pues si esa Virgen solo la
conocen y le tienen devoción la gente de los pueblos de la comarca de
Guadalupe, por lo que saliendo de las Villuerca-Ibores-La Jara y algunas áreas
del norte de Badajoz, esa Virgen no le dice nada de nada a la gente. EL PSOE
uniéndose a la derecha y a los obispo en el año 1985, dejando en la estacada a
la ziquierda, consiguió que el Día de Extremadura fuera el 8 de septiembre.
Esa traición, como otras muchas, no la olvidaremos nunca.
Guiomar-mar   |2022-09-12 15:51:48
El señor Luis Landero ha pecado de cobardía al rectificar sus palabras
después del aplaudido discurso que pronunció en el Teatro de Mérida con
motivo del Día de Extremadura; ahora nos ha salido que él llamaba 'canallas' a
los políticos extremeños, sino a los políticos que dirigen este país a
nivel nacional. Vaya viraje. ¿Qué, ya le tiró de las orejas su amigo
Rodríguez Ibarra? Ha perdido todo el crédito que tenía. Para desdecirse
de lo que dijo le sobraban alforjas.
JURDANA   |2022-09-12 15:56:56
Me rindu ya don Ismael, anti el bodriu en el que se conviertin los sus poemas o
las frasis y palabras en estremeñu del 'Pueta de la niebra' en cuantis que caen
en manus del pedióricu Estremadura Progresista. Imposibri digeril esus
ringunrangus, entoavía el 'Pueta de la niebra' poni entri paréntesis la
trascrición al castellanu y asina mos podemus enteral mejol de qué va la
cosa, pero qué desgracia de servidol o como quiera que se llami esiu traudctol
de esti pedióricu, que mos está jaciendo bien la puñeta al no podel leelsi
los sus puemas cumu es debíu. Qué vergüenza sientu que un periódicu
estremeñu no sepa escribil en la Lengua de la su tierra.
Erriqueerri   |2022-09-12 16:03:15
No hace falta decir que los antiguos, hombres que estaban completamente pegados
a la naturaleza, tenían un olfato especial para captar los manantiales y
conformar huertos de riego o charcas, o lagunejos para que abrevara el ganado.
Pero con tanta moda moderna hasta se han atascado las narices de la gente de
los pueblos y ya no distinguien los olores, que hemos visto como se han
practicado recientemente balsas de agua por parte de ciertos Ayuntmamientos,
que yo sepa en mni zona al menos en cuatro y han metido las máquinas, que antes
toda era a pico y pala, y han escarbado creyendo encontrar un venero y en cuanto
empieza a calentar el sol en el verano ya están secos esos charcones, que no
son otra cosa, y hala, dinero público tirado a lo tonto. Para qué se meterán
algunos a alcalde o concejales si ya no saben oler la naturaleza!!!!
Víboro   |2022-09-12 18:43:18
Lo que no acabauno de explicarse es cómo ciertos pueblos, tal el caso de
Calzadilla de Coria, han recuperado su dehesa boyal, desamortizada ilegalmente
en su día. La recuperaron porque la venta ilegal de los comunales es un delito
que no prescribe. Pues si el Gobierno de España, sabiendo que esto es cierto,
porque no se encarga de devolver todos los comunales a los pueblos y así acabar
de una vez con la España vaciada, abandonada y envejecida. Pero los gobiernos
de la democracia son muiy cobardes y no se atreven a poner firmas a los ladrones
ricos; solo saben que enviar armas a Ucrania. Si tanta gana tienen de guerra,
por que no van ellos en persona a luchar contralos rusos....?
Peribáñez   |2022-09-12 18:48:37
Muy bien dicho: ¿por qué no van todos los diputados y dirigentes del PSOE y
del PP y otros belicistas deo otros partidos a coger el fusil y meterse en las
trincheras con los ucranianos? Ustedes, son los responsables de encender las
mechas y sacar de las arcas públicas miles de miloones en armas para enviarlas
a Ucrania. ¿Por qué no a los saharuis, a los palestinos o a los yemeníes?
¡Ya está bien, hombre! Aquí con la economía doméstica por los suelos y
ustedes gastándos la pasta en guerras, porque así se lo mandan sus jefes
estadounidenses y de Bruselas, como el Borrelll, un ricachón que se está
forrando a cuenta de los impuestos que pagan los europeos para después azuzar
el odio contra los rusos.
Argantonio   |2022-09-12 20:36:00
El Día de Extremadura pasa sin pena ni gloria por docenas de pueblos de nuestra
comunidad. Nadie se sabe el himno de Extremadura, que es un himno sin garra, ni
virtuosa épica ni emotividad ninguna. La conciencia de extremeño cada vez se
vuelve más pesimista y sobre todo escéptica, porque bien claro ha estado con
la última manifestación convocada hace escasos dias en Madrid por el tema del
tren. Apenas si asistieron 300 personas y eso que en Madrid viven miles de
extremeños. Los pueblos pequeños del medio rural se están quedando sin
servicios básicos y la gente parece resignarse como en los tiempos de las más
dura dictadura. Si antes adormecieron a los ciudadanos con la feroz represión,
ahora los adormecen con las limosnas del para agrario y la gente se ha
desclasado y los jóvenes se marchan de la región, buscando un futuro que
aquí no tienen.
Ciliano   |2022-09-13 23:00:42
¡Ay las bases del PSOE! Yo conocí bien el percal, porque estuve en ellas y
¡mira si éramos revolucionarios que salíamos a manifestarnos contra la OTAN,
contra la monarquía, contra los abusos del capitalismo, por una reforma
agraria en el campo, por la autogestión en las fábricas... Nos íbamos en los
veranos a coger cerezas y otras frutas, para mentalizar a la gente del campo.
Era al principio de la democracia y nos sentíamos realizados con aquellla lucha
revolucionaria. Pero no tardando el PSOE rodeó la chaqueta y todo por lo que
habíamos luchado se convirtió en papel mojado. Me fui por coherencia y
honestidad y tengo que reconocer que hice lo mejor, porque hoy el PSOE es
irreconocible y los que aguantaron eran porque tenían vocación de trepas y de
conversos.
La Barranca   |2022-09-13 23:31:33
Se han equivocado los hombres del tiempos de la tele, como se equivocan muchas
veces, porque tanta alerta amarilla en la mitad norte de la provincia de
Cáceres pero han sido más los ruidos que las nueces. Las hormigas no solo
barruntan el agua sino el aire y se arremolinan en la boca de los hormigueros y
lo sé muy bien porque me crié en un chozo de pastores y aprendí bien las
enseñanzas de mis padres y mis abuelos, por lo que también sabía que por la
forma de la puesta del sol el agua que iba a caer era muy poca, que es lo que
está pasando en estos días, nada más que aire y aire, algún ventarrón con
agua golpeá que no cala la tierra y tira al suelo la aceituna y la bellota y
hace más daño que beneficio, a los metereologos les tenían que mandar a hacer
prácticas en la carrera varios meses con los viejos pastores, agricultores y
ganaderos.
Cielito Lindo   |2022-09-13 23:35:55
Si aquella Revolución Agraria del 25 de marzo de 1936 hubiera triunfado en
Extremadura y la hubieran dejado seguir para adelante, hoy no habría esas
enormes desigualdades que hay en las tierras extrremeñas donde en muchas
comarcas cuatro lo tienen todo y los demás no tienen ni un palmo de tierra, ya
ningún partido político habla de la reforma agraria, bueno, con la derecha no
contamos porque esta defiende a los terratenientes y el Psoe poco más o menos y
los sindicatos que se llaman de clase iden de lo mismo, a este paso cuando las
encuestas le dan casi la mayoría absoluta al PP-Vox acabaremos como en Italia,
con la extrema derecha en el gobierno, ya se acordarán algunos.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI