Pedro Sánchez realizó 151 vuelos en Falcon y Super Puma el pasado año

Antonio Salvador. Pedro Sánchez se subió el pasado año 151 veces a alguna de las aeronaves adscritas al Ministerio de Defensa -como el avión Dassault Falcon 900 o el helicóptero Super Puma- para sus desplazamientos, lo que arroja una media de un vuelo cada dos días y medio. Cerca del 70 % de los trayectos tuvieron como destino algún punto del territorio nacional, entre ellos una ciudad (Toledo) que está a menos de una hora en coche de Madrid.

La dirección del departamento de Coordinación Técnica y Jurídica de la Presidencia del Gobierno ha facilitado a El Independiente la relación de viajes llevados a cabo por el jefe del Ejecutivo en aeronaves de la Fuerza Aérea Española durante 2021 en respuesta a una petición de información tramitada a través del Portal de la Transparencia. Pese a contestar con cinco meses de retraso sobre el plazo máximo que prevé la ley, es de las escasas veces en que Moncloa ha accedido a ofrecer este tipo de datos.

El pasado 3 de enero, la senadora del PP Teresa Ruiz-Sillero registró una pregunta con la que trataba de conocer cuántos viajes había realizado Pedro Sánchez tanto en Falcon como en Super Puma durante 2021. Cinco semanas después, el Gobierno le respondió que no le podía proporcionar la información requerida porque, al amparo de la Ley reguladora de los secretos oficiales, los datos sobre movimientos de fuerzas, buques y aeronaves militares constituyen «materia clasificada». «El criterio utilizado para la asignación de los vehículos utilizados por parte del presidente del Gobierno es la seguridad», añadía.

Justo seis meses después de esa respuesta al principal partido de la oposición, Presidencia del Gobierno ha concedido el acceso a idéntica información tras la petición de este redactor vía transparencia y ha facilitado la relación pormenorizada con los destinos de los desplazamientos, el número de vuelos realizados y las fechas de salida. El dato que no ha detallado es qué tipo de aparato utilizó en cada viaje, como expresamente se hacía constar en la solicitud.

Pedro Sánchez realizó el pasado año 151 vuelos en aeronaves de la Fuerza Aérea Española, mayoritariamente dentro del país. En concreto, voló a 29 destinos nacionales diferentes, a cinco de ellos (Zaragoza, Barcelona, Sevilla, La Palma y Tenerife) en más de una ocasión. Con diferencia, el trayecto a la Ciudad Condal (ocho veces) fue el más repetido en dicho periodo.
De Zaragoza a Rota

El primer desplazamiento tuvo lugar el 22 de enero y fue a Zaragoza, en cuyo palacio de congresos presentó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en un acto que reunió a empresarios, agentes sociales y representantes institucionales. A la capital aragonesa volvería a mediados de septiembre -para analizar con el presidente Javier Lambán la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030- y el 14 de diciembre, esa vez para visitar las zonas anegadas por la crecida del Ebro.

El último viaje de 2021 en aeronave del Ejército tuvo Rota (Cádiz) como destino y se llevó a cabo el 29 de diciembre, al día siguiente de presidir el último Consejo de Ministros del año y horas después de hacer balance de su gestión en La Moncloa ante la prensa. Esa Nochevieja, Sánchez y su familia la pasaron en el Palacio de las Marismillas, dentro de los límites del Parque Nacional de Doñana.

Entre uno (Zaragoza) y otro (Rota), el presidente del Gobierno se desplazó a Alicante, Talavera de la Reina (Toledo), Barcelona, Palencia, Girona, Sevilla, Lleida, Granada, Ceuta, Melilla, Valencia, Toledo, Soria, Vitoria, Gijón, Santiago de Compostela, Palma de Mallorca, La Palma, Tenerife, Santander, La Toja (Pontevedra), Yuste (Cáceres), Trujillo (Cáceres), Málaga, Bilbao, Murcia y, el 23 de diciembre, a Los Yébenes. En el término de este municipio toledano se encuentra la finca estatal de Quintos de Mora, donde Pedro Sánchez pasó la Nochebuena de 2021.
A Soria en helicóptero

En la relación se incluye la visita que realizó a la capital soriana el viernes 28 de mayo para inaugurar la IV Feria Nacional para la Repoblación de la España Rural (Presura). El medio utilizado para llevar a cabo ese desplazamiento despertó las críticas del entonces líder del PP, Pablo Casado, que le afeó que hubiera ido en helicóptero acompañado de una «caravana» de vehículos cuando en el Plan España 2050 -presentado tan sólo ocho días antes- defendía la prohibición de los vuelos cortos: aquellos que se puedan realizar en tren en menos de dos horas y media.

A nivel internacional, el jefe del Ejecutivo se subió en aeronaves adscritas al Grupo 45 del Ejército del Aire para viajar a una veintena de países, en algún caso más de una vez. Concretamente, el listado detalla Grecia, Francia, Senegal, Angola, Portugal, Bélgica (adonde más viajes realizó por ser la sede de instituciones europeas), Libia, Argentina, Costa Rica, Alemania, Estonia, Letonia, Lituania, Estados Unidos, Eslovenia, Croacia, Italia, Reino Unido, Turquía y Egipto.

A más de 10.000 kilómetros, la capital argentina fue el lugar más distante de Madrid al que se desplazó. Lo hizo a principios de junio en el marco de una gira por Latinoamérica -en la que lo acompañó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto- y que incluyó su presencia en Costa Rica para asistir a la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno SICA-España, entre otros actos.

En dos meses, Sánchez cruzó dos veces el Atlántico rumbo a EEUU. La primera fue el 20 de julio, cuando inició un viaje de promoción económica y de inversión con escalas en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco. Al margen de la entrevista televisiva de diez minutos en el programa Morning Joe, de la cadena por cable MSNBC, el viaje apenas tuvo eco en la prensa estadounidense.

A final de verano, concretamente el 21 de septiembre, volvió a volar a la capital neoyorkina para intervenir al día siguiente en el debate de la 76 Asamblea General de las Naciones Unidas. Fue un viaje fugaz. A las 12.30 horas del día 23 estaba en La Palma acompañando a los Reyes en la visita que estos realizaron a los afectados por la erupción del volcán Cumbre Vieja.
Polémica desde que llegó a La Moncloa

La polémica envuelve los viajes del presidente del Gobierno desde su llegada a La Moncloa en junio de 2018, después de conocerse que utilizó un Falcon 900 del Ejército del Aire para dirigirse a Castellón a fin de asistir a un concierto de la banda de rock estadounidense The Killers dentro de la programación del Festival Internacional de Benicàssim (FIB) en julio de 2018. El Ejecutivo había eludido en reiteradas ocasiones facilitar la información que se le ha requerido a través del Portal de la Transparencia invocando que es «materia clasificada» y «especialmente sensible», argumento que no ha sido acogido ni por parte del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno ni de juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

La Abogacía del Estado ha llegado a defender que la divulgación de los datos relativos a los desplazamientos del presidente del Gobierno comprometería su seguridad por cuanto daría pistas de «rutinas o rutas habituales». La respuesta de los jueces ha sido que los desplazamientos por los que se preguntaba ya se habían realizado y que muchos de ellos eran de conocimiento público debido a la difusión que le habían dado los medios de conocimiento.

Esa opacidad contrastaba con la postura de otros ministros, cuyos titulares no han tenido reparos en detallar si habían hecho uso de aeronaves del Estado en sus desplazamientos oficiales. El último ha sido el de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, que reconoció no sólo que había volado en Falcon a Roma para ver al Papa sino que incluso precisó los horarios de salida y despegue. Félix Bolaños no invocó que esa información fuera materia clasificada.

La única información oficial de la que se disponía hasta ahora sobre los desplazamientos de Pedro Sánchez la difundió en julio de 2020 el portal Maldita.es, a quien la Presidencia del Gobierno facilitó la relación de viajes realizados por aquél hasta diciembre de 2019 tras múltiples solicitudes de acceso a través del Portal de la Transparencia. El listado incluía también los movimientos de cuatro antecesores en el cargo: Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Felipe González.

La primera vez que Sánchez subió a una aeronave del Ejército del Aire fue el viernes 22 de junio de 2018 -dos semanas después de prometer su cargo por primera vez tras prosperar la moción de censuró con la que descabalgó a Rajoy- para asistir en Tarragona a la inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos junto a Felipe VI. Hasta el 12 de diciembre de 2019 había repetido esa acción otras 77 veces, en 44 ocasiones a destinos internacionales.

 

Comentarios
Añadir nuevo
un buscavidas   |2022-08-15 21:13:40
que se aprovecha de todo lo que puede
Alf   |2022-08-15 21:14:27
así así dando ejemplo, utilizando un medio de transpòrte que apenas consume
Anónimo   |2022-08-15 21:15:17
el nives de vida de etsrte tipejo, no lo supera ningún mandatario de la UE
DEMASIÉ   |2022-08-15 21:15:56
Pedro Sánchez se subió el pasado año 151 veces a alguna de las aeronaves
adscritas al Ministerio de Defensa -como el avión Dassault Falcon 900
o el helicóptero Super Puma- para sus desplazamientos, lo que arroja
una media de un vuelo cada dos días y medio. Cerca del 70 % de los
trayectos tuvieron como destino algún punto del territorio nacional, entre
ellos una ciudad (Toledo) que está a menos de una hora en coche
de Madrid.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI