AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 17 JULIO 2022 (CVIII)

Félix Barroso Gutiérrez

Asistir al nacimiento de una nueva fiesta, con los rituales que conlleva y a su extinción nos somete a toda una introspección antropológica.   Sabemos que muchas conmemoraciones festivas han perdurado a lo largo de los tiempos al continuar vigentes las causas que las originaron, como aquellas interaccionadas con los ritos de paso, las estaciones, las cosechas, el ciclo vital, los antepasados, los solsticios y sus influencias astrales, la rebelión contra las restricciones jerárquicas, etc.  Todo un conjunto de conductas, transmitido históricamente y que ha necesitado de diferentes formas simbólicas para una mayor comunicación y expresar sus actitudes ante el ciclo vital.  Largo y prolijo sería de contar.

En la parte que nos toca, hay que echar mano de lo que representó la difusión del cristianismo por parte del emperador romano Flavio Valerio Constantino, en el siglo IV.  La religión cristiana, al erigirse en la religión del imperio, asestará la puntilla a numerosos y arcaicos procesos rituales y, cuando el pueblo no se doblegaba, se iniciaba un imparable sincretismo, que pretendía conciliar doctrinas diferentes, pero barriendo para su casa.
En nuestros pasos de la adolescencia a la primera juventud, penetró por nuestros pueblos, como por otros más alejados, una nueva devoción a un santo que, prácticamente, era desconocido y que tiene más de legendario que de real.  Nos referimos a San Cristóbal, a quien los viejos relatos le hacen hijo de un rey pagano cananeo.  Le pusieron el nombre de Reprobus.  Era fuerte como un toro y medía 5 codos de altura; o sea, 2,30 metros.  Estuvo una temporada como jefe mayor de los criados de Héspero, que era el mayor demonio conocido.  En cierta ocasión, subió a un niño a sus hombros para cruzar un río y, al poco, sintió que aquel muchacho pesaba como un enorme mazacote de plomo.  Llegó a la otra orilla desfallecido.  Al bajarlo, el niño le dijo: - “Has tenido en tus hombros no solo todo el peso del mundo, sino al hombre que lo creó”.  Y pasó a llamarse “Crístophoros”, que significa “el portador de Cristo”.

Pues ha aquí que, al aumentar el gremio de los conductores en nuestras villas y lugares, nació una cofradía bajo la advocación de San Cristóbal, como santo más propicio para velar por los que, diariamente, llevaban el volante entre sus manos.  La fiesta fue acogida con gran júbilo y se entronizó, tal y como mandaba el calendario mozárabe, el día 10 de julio, dedicado a santo tan gigantesco.  Se nombró un abanderado, que era un paisano entusiasta del mundo del motor, aunque él no tenía carné de conducir, ya que era analfabeto.  También era grande y recio como un novillo.  Por nombre, Virgilio Martín Rodríguez, hijo de Gala Rodríguez Paniagua y de José Martín Sánchez, los cuales murieron los dos el mismo día: 16 de octubre de 1952; ella con 77 años y él, con 87. “Ti Vergiliu Bobadúcah”, como le decían cariñosamente en el pueblo, pertenecía a la familia de “Loh Galópuh” y había recibido una medalla al valor en la batalla del Ebro.  Él se encargaba de llevar la cruz procesional en aquel desfile de vehículos emperifollados y que eran asperjados por el hisopo del cura.  Encabezaba la procesión Rosendo Alonso Sánchez, solterón empedernido, a lomos de su bicicleta.

La vida de este paisano daría para tres crónicas.  Ya llegarán.   Luego, los cofrades celebraban un convite en algún bar de la localidad, bien regado por el tintorro y llevando al tamborilero o al acordeonista del brazo.  La fiesta tuvo sus años de apogeo, pero cuando vino el mundo de las nóminas y había que sujetarse a las reglas de una empresa, muchos conductores no podían acudir si la fiesta caía entre semana.  Ello aceleró su descomposición.  Corta fue la vida de aquel cortejo motorizado, al que se sumaban para hacer la gracia bicicletas y algún carro tirado por un burro lleno de mataduras.  El pasado domingo, día 10 de julio, era la efeméride de San Cristóbal.  Solo se oía el rodar de los coches que iban camino del cercano mercado dominical de Ahigal.  Cuatro leguas más al norte, en territorio jurdano, el pueblo de Caminomorisco (antiguamente, llamado Las Calabazas) creó sus fiestas en honor de San Cristóbal en el último tercio del siglo XX.  Acaban de celebrarse por todo lo alto.  Pero es un caso aparte.  Cuajaron porque carecía de fiestas tradicionales con arraigo y en fechas propicias, como alquería que fue y no cabeza de concejo hasta los años 20 del mentado siglo.  Pero esto ya es música de otro cantar.
………………………………………………………………………………………………
Subimos el segundo peldaño y hablamos del estado pandémico en Extremadura.  Se contabilizan 1366 casos positivos en la última semana.  De ellos, 1027 son mayores de 60 años.  Hay 173 pacientes ingresados en los hospitales extremeños, de los cuales 9 están en UCI.  Han fallecido 26 personas, por lo que el número total de decesos desde el inicio de la pandemia se eleva a 2504.  La edad de los fallecidos oscila entre los 94 años de una mujer de Plasencia y los 72 de otra de Campanario.  La incidencia acumulada en mayores de 60 años a los 14 días es de 1617,09 casos por cada 100.000 habitantes.  Se oye decir que el pico de esta séptima ya está asomando su punta, pero otras fuentes sanitarias hablan de que aún está por llegar.  Sea como fuere, el caso es que la pandemia sigue cobrándose víctimas y el coronavirus ni se inmuta ni se asusta ante las tórridas temperaturas que abrasan España ni ante las pavorosas llamas que devoran nuestros bosques.  La desertización cada vez está más cerca y no se espera que los dirigentes de los países europeos y otros del mundo capitalista pongan freno al calentamiento global y a la degradación de nuestro planeta.  Todo lo contrario.  Están más pendientes de destinar miles de millones para armar y rearmar con letales artefactos a la OTAN y al ejército ucraniano y de declarar, cínicamente, a la energía nuclear y al gas como alternativas verdes para la producción de electricidad, reabriendo, igualmente, antiguas minas de carbón, ante el cierre del grifo gasístico por parte de Rusia.  Ellos serán los culpables de dejar a nuestros hijos y nietos un planeta degradado, que puede que sea inhabitable a la vuelta de los años.
………………………………………………………………………………
En la entrega anterior (recordamos al lector que hemos entrado en las movedizas ciénagas de la sociopolítica), hablábamos que el chipirifláutico y surrealista presidente de la comunidad cántabra, Miguel Ángel Revilla Roiz, comentaba respecto a Yolanda Díaz Pérez, vicepresidenta segunda del Gobierno de la nación y militante de Unidas Podemos, que “tiene un discurso mucho más moderado y sensato que Pablo Iglesias y puede tener un éxito relativo”.   Ciertamente, de un tiempo a esta parte, se ha puesto de moda, dentro de los entresijos de la política, el término “moderado”, como si fuese algo virtuoso, que aureola con una especie de orla de santidad a quien se le atribuye tal epíteto.  Que nosotros sepamos, ya hubo un Partido Moderado en el siglo XIX.  Su fundación data del año 1.834.

Era de carácter liberal y defendía la dinastía que representaba Isabel II de Borbón, más conocida como “La Chata”, la “Reina Ninfómana” y la de “Los Tristes Destinos”.  Fue tatarabuela del actual ciudadano Felipe de Borbón.  Los dirigentes, decididamente conservadores (adversarios de republicanos y progresistas), de tal partido fueron: Francisco de Paula Martínez de la Rosa Berdejo Gómez y Arroyo y el general Ramón María Narváez y Campos, motejado como “El Espadón de Loja”.   Quizás el máximo ideólogo de este partido de derechas y, en ciertos aspectos, ultramontano, fue el extremeño Juan Francisco María de la Salud Donoso Cortés y Fernández Canedo, primer marqués de Valdegamas, que acabaría en las filas ultraderechistas de los “neocatólicos” o “tradicionalistas”.   Como no podía ser por menos, el Partido Moderado se sustentaba en el catolicismo militante, en la monarquía, el capitalismo puro y duro y un furibundo centralismo.  La aristocracia española, como se desprende de esos kilométricos y rimbombantes apellidos, contribuía económicamente a la buena marcha del mismo.

He ahí, pues, las líneas maestras del partido que, hoy en día, parece haber vuelto a resucitar y a poner de moda el término “moderado”.  Lo más disonante es que está calando entre el pueblo llano y las clases trabajadoras, como si fuese sinónimo del buen hacer y del recto proceder de los políticos.  Congruente sería la gente de izquierdas si se alejaran mil leguas del tufo que desprende tal palabra.  Da la impresión que no, ya que tanto a Pedro Sánchez como a otros de su misma hornada les hemos oído identificarse con el sentimiento moderado a la hora de tomar decisiones políticas.  Lógicamente, habría que preguntarse hasta qué nivel llega el izquierdismo de Sánchez y compañía.  A tenor de todo ello, flaco favor le ha hecho a Yolanda Díaz el “amigo” Miguel Ángel Revilla.  Debe saber este farruco y gallito (dicho sea sin acritud) presidente cántabro que la voz “moderado”, a la hora de referirse a la política, nada tiene que ver con sensatez.  No quisiéramos equivocarnos si afirmamos que Yolanda Díaz está en las antípodas del Partido Moderado y que su formación en ciernes, bautizada como “Sumar”, tiene más savia republicana y progresista que moderada, aunque no exenta, al menos por parte de la gallega, su cabeza visible, de ciertos bandazos, según sople el aire y de la habilidad de encantador de serpientes de Pedro Sánchez para llevar el agua a su huerto.

Lo estamos viendo en el asunto de la guerra de Ucrania, por citar ese calvario que crucifica a los españoles, encaminándoles (a los que menos tienen) hacia la indigencia mientras se invierten enormes cantidades de millones en armas para que la guerra siga activa y sembrar los campos de muertos.  Acabamos de leer la sarcástica noticia de que el Fondo Europeo de Apoyo a ¡¡¡LA PAZ!!! destinará 500 millones de euros más para financiar el envío de armas a Ucrania en la guerra contra Rusia.  Lo dirigentes europeos siguen ¡¡¡BUSCANDO LA PAZ ENVIANDO ARMAS!!!  Ya se alzan muchas voces en diferentes foros acusándoles de ser cómplices en las masacres que se están produciendo, aunque los sectarios medios de masas del Primer Mundo solo ofrezcan información de los estragos infligidos por los rusos.

Los bandazos de Yolanda Díaz sobre este conflicto son muy sonoros.  Quiere pero no puede y, al final, acaba cediendo a sus compañeros reformistas, del PSOE.  Así no se SUMA, señora Díaz.  Si usted se apea del NO A LA GUERRA, legítima bandera de la izquierda, las cuentas no le saldrán y restará en vez de sumar.  ¿A qué está esperando para tomar una decisión firme y rotunda?  ¿Acaso a que España se hunda en una insondable recesión, se produzca un desastre social y la recuperación se convierta en un viacrucis?   Usted debe ser radical; ir a la raíz de los problemas.  Pero sobre lo de radical, que también tiene miga, ya tocará hablar en el siguiente capítulo.
………………………………………………………………………………..
Vamos echando el candado a la crónica, que la noche echa encima y sigue avanzando el fuego por muchos puntos de la geografía extremeña.   Traigamos la voz de nuestros poetas y que ellos nos verseen sus ánimos.   Con un pesar romántico a cuestas, Ismael Carmona García, nos despliega la primera parte de su poema “Flama” (poemario “Pan i Verea”), donde otras llamas, que también queman a veces, se fueron diluyendo, sin que pudieran recargarse con el “calol de San Pedru”.

FLAMA

«Son palabras que nacin del olvíu
i afrorecin en abril…»
Los reañus el sol,
’na candilá
quasi pal orihoscu,
no sedrían lo mesmu de crarus
5 que la flama prendía
que’l tu interiol abita
i baila al compás delas ardilosas huellis los tus párpagus.

Essa flama se hue apagandu
desemblantá, quizá que por un desatinu
10 o porque’l iviernu t’empestilló
descudiá mentris esperavas
la calol de San Pedru.

A poquinu a poquinu
se diva consumiendu
15 comu si el ressenciu trunfara
por cima la verdá
dun sol carenti de metafísica.

I agora velaquí,
a essi sol que vimus nace
l 20 dendi la cimera dun San Gregoriu
rendíu pol pesu’l cielu;
A essi sol, a essi que un dia ñublasti
formi prenunciasti «condiós!»
[37] l’almiru dendi los güerus sonis
25 delas tus silenciás sonrisas.

Como de conductores, entre ellos los camioneros, trata la primera parte de la crónica, “El Poeta de la Niebla” tiene a gala entregarnos un pequeño poema (“Camionero”), perteneciente a su poemario “Vecinos míos”).

CAMIONERO
Van y vienen volantazos
subido al rinoceronte.
Casi engulle al horizonte
y ha de dar dos zapatazos.
¡Qué chirrido de frenazos!
La luna cuasi la cubra
una moza con la ubre;
y también los ventanales,
otras brevas y panales.
¡Oh, qué color más salubre
lleva este ogro tan terne!
¡Qué chulo por los feriales
y qué rey del club de alterne!


Comentarios
Añadir nuevo
EL CUCO   |2022-07-18 14:28:31
Lo de la palabra "moderado" es todo un marketing que intentan vender los
oligarcas capitalistas y los partidos de derecha a fin de tener bien
resguardados sus intereses, sus miles de millones, ya que si sicológicamente
cala esta palabra entre la gente y la hace propia de que es semejante a lo bien
hecho, bien parece, pues entonces tienen muchas batallas ganadas, pues en el
fondo lo que preteden las fuerzas reaccionarias y todopoderosas es que nadie
quede legitimado para emprender profundas reformas que puedan darle la vuelta a
la tortilla.
Calidoscopio   |2022-07-18 14:33:58
Pablo Igesias no era ningún moderado, ni falta que le hacía, sino una persona
justiciera, a quien le dolía que los ricos cada día fueran más ricos y los
pobres más pobres, por ello soñaba con que el Gobierno del que él formaba
parte emprendiera reformas sociales de calado, cayera quien cayera; por ello los
ultraconservadores se hartaban de decir que no tenía moderación en su
lenguaje, que no era moderado, como si para defender a las clases bajas hubiea
que ser moderado, que es lo que quieren los grandes tiburones, el íbex-35, la
Igiesia purpurada y el Partido Popular tanto de España como del Partido Popular
europeo, y sobre todo los banqueros y los periodistas corruptos y mafiosas,
confabulados con la policía de Villarejo y la empatía de las tres derechas de
este país. Esta es la realidad del término "moderado" y no otra.
Clarita   |2022-07-18 14:39:03
Oí una vez cantar a unos mozos en mi pueblo aquello de "Cuándo querrá
Dios del cielo / que la tortilla dé la vuelta, / que los pobres coman pan / y
los ricos mierda y mierda". Como había un cura en el bar, ya que se había
celebrado un bautizo y los padres de la criatura, junto con los padrinos,
invitaron al cura a tomar un piscolabis en un bar antes de ir a comer, pues el
cura cuando los escuchó, los denunció al día siguiente a la guardia civil.
Eso fue en 1975, en el verano antes de morirse Franco. Cinco mozos tuvieron
que pagar una multa de 100 pesetas cada uno. Como la mayoría de los curas, el
cura este siempre a favor de los ricos y no de los pobres, y esto no lo mandó
Cristo, sino todo lo contrario.
Erriqueerri   |2022-07-18 14:50:07
¿Es posible que la sumisión de los políticos europeos sea tal ante los
intereses de los EEUU que prefieran llevar a sus ciudadanos a la bancarrota y a
la recesión antes que dejar de armar a Ucrania y de invertir miles de millones,
que no volverán a las arcas públicas en ayudas que no servirán de nada, pues
la guerra se lo traga todo y el gobierno ucraniano, con sus presidente Zelenski
a la cabeza, que es un títere de los EEUU, piensan resistir a toda costa,
cuando ya Rusia, como gran potencia que es tiene en su poder el 25% del
territorio ucraniano, que, hasta la desintegración de la URSS fue realmente
territorio ruso. Esta guerra solo sirve para mantener el liderazgo
estadounidense en el mundo y los ciudadanos europeos a pagar el pato por culpa
de unos políticos que viven de p. madre y ellos no pasan necesidades, ni frío
en invierno ni calor en verano.
Guiomar   |2022-07-18 15:02:28
Los políticos europeos, empezando por los españoles, son tan osados que acaban
de declarar como NO CONTAMINANTES a la energía nuclear y al gas. Están
prevaricando, pues está demostrado que SÍ SON CONTAMINANTES. El orgullo
desmedido de estos políticos con tal de no dar a tocer su brazo en el asunto de
la guerra de Ucrania es tanto que prefieren seguir con políticas agresivas para
aumentar aún más el calentamiento global del planeta y lo hacen mintiéndonos,
empobreciéndonos y llevándonos al precipicio. En España ahora dice Sánchez
que va a imponer un impuesto a los bancos. ¿Y que hay de los 40.000 millones
de euros que nos debe al pueblo español la banca por rescatarla en la crisis de
2008? ¿Cuándo van a devolver este dinero? Que lo devuelvan ¡ya! y además
se les grave bien gravado, como a las eléctricas, las petroleras y a todos los
que se enriquecen con el sudor del pueblo.
Nuria   |2022-07-18 15:08:54
En este país donde la religión es todo, miles de vehículos llevan la
medalla, la estampa u otra representación de San Cristóbal. En fin, si lo
consideran como un dije o amuleto para espantar los accidentes de tráfico, pues
cada cual con su gusto engorda. El pensamiento mágico-religioso continúa muy
fresco todavía en pleno siglo XXI y la gente sigue creyendo en santos y
vírgenes de mil colores y pelajes. Por algo se tienen que agarrar a un clavo
ardiendo ante los avatares de la vida y no son capaces de racionalizar ciertas
vicisitudes, y estos clavos ardiendo son la estampas, las lamparillas, las
velas, el agua bendita y otros mil artilugios más propios de sociedades
supersticiosas que de modernos Estados del siglo XXI.
Sacamantecas   |2022-07-18 15:13:33
Con la vuelta a las nucleares y a las minas del carbón, las emisiones a la
atmosfera aumentarán el calentamiento global, que ya es una realidad innegable
y lo estamos viendo este mes de julio, con unas temperaturas que alcanzan
records históricos, llegándose hasta los 40º en Londres. No se van a tomar
medidas para parar este terrible calentamiento, sino todo lo contrario, adónde
nos quieren llevar, pero el pueblo sigue adormilado, lo tiene alelado la
sociedad de consumo y las engañifas capitalistas, no reacciona y si no
reacciona, los dirigentes políticos tienen manga ancha para hacer lo que les
dé la gana.
JURDANA   |2022-07-18 15:19:41
Nos trai, señol Ismael, un puema que se titula "Flama", que vieni a
sel mu aparenti pa estus caloris que estamus pasandu, pos flamas son las que mos
llegan y cuasi no mos dejan salil de la casa, que también estas se han
convertïu en jornus y no hay quien pueda vivil en ellas, y encima los
incendius, que estus sí que arrojan flamas que agostan to lo que se les poni
pol delanti, pero, buenu, don Ismael, ya vemus que usté mos habra de la flama
del amol, que lo mesmu se va que se vieni; mejol es estal enamorau que no
abrasau. El "Pueta de la Niebra" vuelvi con otru puema de esus
cortininus, pos toa la esencia la meti en cuatru versus, que tienin mucha miga
peru tamién son tan enreliosus que suda una lo suyu pa entenderlus.
Resolano   |2022-07-18 20:05:21
San Cristóbal dicen que es el patrón de los conductores y como tantos otros
que son considerados santos, resulta que todo son falsas historias inventadas
por la Iglesia para tener atrapado al pueblo, embaucándolo y llevándolo como
borrego al matadero. Sabemos de un fulano que se ofreció a ser mayordomo de
tal santo cada año mientras no tuviera en ese año ningún accidente con su
coche. Se jubiló sin tener ningún accidente, siguió conduciendo algunos
años más y tampoco le pasó ningún percance. Quedó viudo y, sin contar con
los hijos, sacó un millón de pesetas de la cartilla y se lo fue a entregar en
mano al obispo de la diócesis. Este le hizo firmar unos papeles y se quedó
con el dinero. Cuando los hijos se enteraron han tenido que estar pleiteando
(el padre ya había muerto) varios años hasta conseguir recobrar el dinero.
Carnitoro   |2022-07-18 20:11:00
Europa busca la paz enviando armas a Ucrania. Nunca había oído una sandez
como esta. Todos los días queda el campo regado de cadáveres de rusos y
ucranianos; ahora, con las armas de largo alcance que ha enviado EEUU, los
ingleses y los de la Unión Europea, la escabechina es mayor, porque Rusia se ve
obligada a sacar otras armas más sofisticadas y caen soldados como chinches.
EEUU está consiguiendo lo que quería: una guerra duradera, de desgaste de las
tropas rusas, sin que los soldados yankis estén en el campo de batalla y Europa
siga siendo tan complaciente con sus criminales intereses.
ANDARIQUE   |2022-07-19 11:59:40
Yolanda Díaz se encuentra tan a gusto en su sillón del Gobierno que no es
capaz de mirar cara a cara si no es que con una mirada lánguida y romántica a
Pedro Sánchez, para, al poco rato, acceder a sus demandas, aunque antes hubiera
dicho no. Y solo cuando los otros ministros de Unidas Podemos le llaman la
atención porque parece no ceñirse a los acuerdos firmados por Sánchez y Pablo
Iglesias para gobernar en coalición, es entonces cuando reacciona y saca su
vena antibelicista, pero, lamentablmente, no tardando, vuelve a su mirada
lánguida y todo el gozo en un pozo. Las posaderas se hielan fuera del butacón
y puede uno resfriarse, por lo que hay que jugar con dos barajas y de esa forma
no vamos a ninguna parte.
Argantonio2013   |2022-07-19 12:06:42
Me gusta el remate de estas crónicas que se titulan 'Agenda de la Nueva
A-Normalidad', porque estaremos de acuerdo en que mientras haya pandemia no no
habrá plena normalidad, sino ANORMALIDAD; me gusta el remate con esos dos
poemas, uno en la 'Lengua Estremeña', que es la nuestra, y otro que como en en
este caso rompe esquemas y tiene unos extraños registros, a base de metáforas
y giros que embuten en 13 versos lo que posiblemente debería ocupar 40; por
cierto, creo que hay una errata en ese poema de 'Camionero', en el verso 'la
luna cuasi la cubra'. Pensamos que en vez de 'cubra' debería ser 'cubre', pero
bueno, un borrón lo comete cualquiera.
Caballo Loco   |2022-07-19 12:12:26
¿Os imagináis todas las emisiones nocivas que se lanzan a la atmósfera con
toda la maquinaria de guerra en movimiento en la guerra de Ucrania? ¿Os
imagináis todas las emisiones nocivas cuando la OTAN mueve su impresionante
maquinaria de guerra? ¿Os imagináis la puesta en funcionamiento de las
centrales nucleares cerradas y de las minas de carbón cerradas y, con todo el
descaro del mundo, los políticos europeos diciendo que el gas y la energía
nuclear son alternativas verdes? ¿A que juegan los políticos, a corregir el
calentamiento global y el cambio climático o ha destruir por completo la capa
de ozono de la atmósfera? ¿Qué opina Yolanda Díaz sobre todo esto, tan
amiga como es de sus colegas pesoístas en el Gobierno de la nación?
Félix Barroso Gutiérrez   |2022-07-21 19:52:06
ERRATA: En el texto de la columna, concretamente en la tercera parte, donde
se
tratan cuestiones sociopolíticas, se ha deslizado una errata: see ha
motejadoa la reina Isabel II de Borbón como "La Chata", cuando no es
así, ya
que quien portaba tal mote era su hija prmogénita: Marí Isabel de
Borbón y Borbón. En lugar de "La Chata", debería haberse puesto
"La Castiza".
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI