Sánchez confirma que antepone un incremento del gasto militar de 13.000 millones de euros al bienestar del pueblo

LA FICCIÓN...................................................Y LA REALIDAD

José Antonio Gómez. El presidente del Gobierno ha confirmado que presentará una propuesta para aumentar el gasto militar en medio de una situación en que el número de personas en riesgo de pobreza se ha colocado a niveles de la crisis económica global. Pedro Sánchez se ha venido arriba y se ha creído que es un estadista mundial sólo porque se ha hecho fotos con Joe Biden y ha recibido, cual monarca absolutista del siglo XIX, a los líderes de algunas de las principales potencias del mundo. Esta es la razón por la que va a proponer un incremento del gasto militar, lo que supone la confirmación de que se antepone la compra de armamento al bienestar del pueblo español. El presidente español ya está en «modo internacional», es decir, el estado en que se encuentran los presidentes salientes a los que no les importan las siguientes elecciones porque saben que no van a ser reelegidos. Esta es la verdadera realidad de Pedro Sánchez, por más que la «yihad sanchista» siga intentando vender unos resultados de gestión que no existen.

Este «modo internacional» le ha llevado a defender, en una entrevista en RTVE, que ese aumento del gasto militar en que la capacidad de influencia internacional de los países también se va a medir por el incremento de esta partida en los presupuestos para alcanzar el objetivo que marcó la OTAN del 2% del PIB en 2030. Además, se ha mostrado satisfecho porque, a su entender, se han cumplido los objetivos de la Cumbre de Madrid.

Estos objetivos marcados por la OTAN significarían que España debería duplicar su gasto militar en estos 8 años que restan. Según la propia Alianza Atlántica, España gasta en defensa 12.000 millones de euros anuales y el objetivo para 2030, con el PIB actual, precisaría de 25.800 millones de euros. ¿A esto está dispuesto Pedro Sánchez? Claramente, sí.

La ciudadanía tiene otras necesidades más urgentes que llenar los bolsillos a la industria armamentística. El pueblo está sufriendo una inflación que ya ha superado el 10%, según los datos adelantados del Instituto Nacional de Estadística, mientras sus condiciones laborales y salariales son infinitamente peores que las de hace 15 años y más propias de un país en desarrollo que de la cuarta economía de la Eurozona.

Ayer, el propio INE, publicó una estadística demoledora para Pedro Sánchez: casi un tercio de la ciudadanía española está en riesgo de pobreza o de exclusión. Esta debería ser la prioridad del presidente del gobierno y si no la asume como tal, hay un partido que tiene en sus siglas la palabra «socialista» que tendría que actuar de manera urgente para frenar las ansias internacionales de un Pedro Sánchez que ya ha dado la espalda definitivamente a su pueblo. Su cabeza ya está en Bruselas, no en los hogares españoles.

Mientras Sánchez estaba engordando su ego junto a Joe Biden y Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, Cáritas alertaba de que estaba notando un incremento significativo de las peticiones de ayuda por culpa de la inflación desbordada que las insuficientes medidas del gobierno no han conseguido paralizar.

El pasado sábado, cuando el presidente español quiso tomar el protagonismo y presentarse ante la ciudadanía como «el salvador», ya indicamos que una de las medidas que iban a impactar positivamente en más de 20 millones de personas, la habían limitado a una versión light que sólo va a aplicarse a una quinta parte de ese número.

España y su pueblo, que lo forman todos los ciudadanos y ciudadanas que viven aquí independientemente de dónde hayan nacido, ya se le han quedado pequeños a Pedro Sánchez. Su cabeza está en los grandes asuntos internacionales y el resto ya le da igual porque sabe que es un presidente saliente. Nadie le quiere, salvo esa «yihad sanchista» que todo le perdona y que ha perdido, por sectarismo, su capacidad de crítica y análisis de la realidad.

Mientras aumentan las peticiones de ayuda a Cáritas, las colas del hambre en los comedores sociales y en los Bancos de Alimentos se incrementan, mientras los salarios se terminan antes de que llegue el día 10 del mes, Pedro Sánchez está pensando en aumentar en más de 13.000 millones de euros anuales el gasto militar.

Un líder justo, sobre todo si representa las siglas del socialismo (incluso de la socialdemocracia), antepone las necesidades de su pueblo y ahora mismo en España hay un déficit social que sólo se corrige con políticas verdaderamente de izquierdas, con reformas valientes que incidan en la mejora salarial de los trabajadores en base a la inflación, en la destrucción de los abusos laborales, de la codicia corporativa y la usura empresarial que gana beneficios gracias a la reducción de los sueldos de los empleados.

Pedro Sánchez no es un líder justo. No es, ni siquiera un líder, por más que la «yihad sanchista» o los correveidiles que le rodean en Moncloa le hagan creer que es un estadista al nivel de Winston Churchill. Con la situación que está viviendo ahora la gente, ¿a alguien en sus cabales se le ocurre plantear un incremento de 13.000 millones anuales del gasto militar cuando ese dinero puede ser utilizado en «las cosas del comer»? ¿A alguien con la cabeza en su sitio se le ocurre anteponer «el nivel de influencia internacional» al bienestar de su pueblo? Al parecer, a Pedro Sánchez. Así estamos y, lo peor, es que, si nadie lo remedia, queda más de año y medio de tenerlo de inquilino en la Moncloa.

Como dijo Jaime Gil de Biedma, «de todas las historias de la Historia la más triste sin duda es la de España porque termina mal». Y así seguirá.

Comentarios
Añadir nuevo
Esta es la verdad   |2022-07-01 12:13:26
El presidente español ya está en «modo internacional», es decir, el
estado en que se encuentran los presidentes salientes a los que no les
importan las siguientes elecciones porque saben que no van a ser
reelegidos. Esta es la verdadera realidad de Pedro Sánchez, por más
que la «yihad sanchista» siga intentando vender unos resultados de
gestión que no existen.
charlie   |2022-07-01 12:15:29
PERDIÓ EN GALICIA, PERDIÓ EN MADRID, PERDIÓ EN CASTILLA LEÓN, PERDIÓ EN
ANDALUCÍA Y PERDERÁ LAS GENERALES, PERO DE FORMA OSTENTOSA DADA LA AMORALIDAD
ABSOLUTA QUE ESTÁ DEMOSTRANDO
RED   |2022-07-01 12:20:20
este indeseable ha perdido por completo el sentido de la realidad, y piensa que
la ciudadanía es idiota, y se cree las trolas de Tezanos, o las alabanzas
interesadas del periódico El País, y otras hierbas, y las que puedan venir del
nuevo INE, cuando todos palpamos a diario,al poner gasolina, o ir al
supermercado, por ejemplo, los resultados de la política de Sánchez y su
cuadrilla
extremeña   |2022-07-01 13:04:47
pues si madrid pasa hambre, como dicen en la pancarta,lo de extremadura debe ser
hambruna
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI