Por tu corrupción, tu franquismo, tu existencia como rey, Juan carlos

Gonzalo Sánchez. Juan Carlos ha estado en Sanxenxo. Y no considera que deba dar explicaciones, de nada. Considerará su majestad que está en un tiempo pasado (me refiero a su figura, no a la monarquía que pertenece a los cuentos de hadas de fantasía medieval), como en cualquier año de los 80. En ese entonces todo era diferente. Los y las españolas valoraban terriblemente bien a la monarquía y a Juan Carlos. Mitad por miedo al regreso de la dictadura, mitad por ganas irrefrenables de una mayor libertad, se quisieron creer el relato de Juan Carlos terminando con un golpe de estado.

Pero el tiempo pasa. Poca importancia tiene ya su papel en ese momento. Había que ejecutar la orden de Franco y la mayoría social ansiaba república, así que se trazó esa estrategia y se llevó a cabo. Por supuesto que hay dudas sobre el papel del rey emérito en el 23F.

Unas dudas que crecen cada vez que los principales partidos del Régimen del 78, PP y PSOE, votan en el congreso contra las peticiones de desclasificar los documentos que lo revelan. No hace falta: la diplomacia alemana, partícipe de aquella jugada que favoreció la transición lo reveló hace lustros.

Juan Carlos se ha encargado por sí mismo de romper ese relato. Ha estado involucrado en tramas de corrupción que lo han enriquecido en base a cometer delitos fiscales. Los Padres de la Constitución se encargaron de protegerlo para que fuera inviolable.

Las campañas mediáticas que unen a los medios de comunicación del Régimen del 78, revelando que sus posiciones progresistas fingidas son una estrategia para que el voto rupturista quede en los cauces del sistema neoliberal representado en su progresismo por el PSOE, ya no funcionan.

Antes esos negocios eran buenos porque Juan Carlos los hacía por España. La confianza depositada en él por el relato del 23F evitaba preguntas sobre la cantidad de dinero que se movía, los bolsillos a los que iban y en qué se invertía. Que no cambiase la realidad cotidiana de la mayoría social no era problema.

Ahora se sabe que ha incurrido en cinco delitos fiscales, e incluso podría haber cometido cohecho y blanqueamiento. Pero los Padres de la Constitución se encargaron de entregarnos una democracia rota: nuestro jefe de estado ni se presentaría a elecciones periódicas, como la dictadura franquista que lo parió, y tampoco respondería por sus crímenes.

Quizá si la precariedad no hubiera invadido nuestras vidas y el COVID-19 no hubiera puesto de manifiesto que nuestra sanidad pública está en sus momentos más bajos por el continuo proceso de privatización, no nos hubiera importado tanto.

Pero ahora nos importa y nos preguntamos el sentido de una monarquía en 2022. Por eso la Casa Real lo exilió y ni aún así la monarquía deja de caer y la república de crecer. Porque el halo de borbonismo clásico hiede en Felipe VI, que comete el mismo error: existir como rey.

Lo peor (para la monarquía) es que Juan Carlos ha regresado y lo hace en su versión más hardcore, con la chulería que da la impunidad, sin haber entendido ni su posición actual ni que no debería estar aquí, y que su familia pretende seguir viviendo de un cuento que cada vez se lee menos.

Ojalá se quede en España lo máximo posible, la república no tiene mejor aliado.

 

Comentarios
Añadir nuevo
cronos   |2022-05-26 13:23:30
Si algo ha dejado claro el emérito Juan Carlos en su reciente visita es que los
tiempos del «lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir» ya han
pasado a la historia. Ahora estamos en una nueva etapa que se caracteriza por el
«¿explicaciones de qué? Ja, ja, ja», que viene a ser algo parecido a «hago
lo que me da la gana y si no os gusta os aguantáis». Un cambio de estilo —de
la campechanía a la arrogancia— que, si bien a algunos parece haberles cogido
desprevenidos, la verdad es que, si se piensa con algo de detenimiento, tiene
toda la lógica del mundo.
wally   |2022-05-26 13:26:33
a estas alturas, ¿qué explicaciones podía dar? , ¿para qué se iba a
molestar en darlas? Estamos hablando de un sujeto amortizado, que ya ha cumplido
su misión en la historia y al que no le queda más que desaparecer de la escena
con mayor o menor gloria. ¿Para que molestarse en intentar mejorar su imagen?
Es mucho más lógico que se deje llevar por la cólera. Al fin y al cabo,
siendo todo un rey, está refugiado en un desierto, no tiene más remedio que
aguantar la mofa y el escarnio del populacho, tiene que llegar e irse de su
propio reino con disimulo y casi por la puerta de servicio, y no puede ni
hacerse una foto con su hijo. «¿explicaciones de qué? Ja, ja, ja»
urbietorbe   |2022-05-26 13:28:25
cuándo darán explicaciones los responsable de las fechorías del
emérito durante todos estos años, es evidente que no actuó solo ni
a escondidas, lo sabían los gobernantes que lo permitieron, los
medios de comunicación que lo ocultaron, los fiscales que no lo acusaron,
los jueces que no lo sentaron en el banquillo, los empresarios que
participaron en sus trapicheos a cambio de buenos beneficios, la Agencia
Tributaria que lo ayudó a «regularizar» sus fraudes no prescritos
al fisco; es decir, todos aquellos que han detentado el poder en este país
a lo largo de este casi medio siglo, podemos llamarles
casta, oligarquía o como se quiera, en definitiva, son el bloque de
poder que lleva rigiendo los destinos de este país desde hace siglos, la
banda de chorizos que se ha comido todo el pan disponible.
urbietorbe   |2022-05-26 13:30:17
en lugar de explicaciones, lo que preparan ya es un relato en el que Juan
Carlos aparezca solo como un lamentable accidente en nuestra limpia
historia democrática, ya superado por su hijo Felipe, que no ha
heredado ninguno de los vicios del padre, y que reinará desde la virtud y
la justicia. Y ya más adelante, cuando se calmen los ánimos y
se olviden las fechorías, volveremos a oír hablar del «rey que nos
trajo la democracia», que «nos salvó del 23-F» y de todas esas leyendas
que han adornado el casi medio siglo de historia pasada, y con las que
intentarán construir otro medio siglo más de infamia… si la ira
acumulada no lo remedia…
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI