AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 15 DE MAYO DE 2022

Félix Barroso Gutiérrez

1.-“La Guaña” 2.- Viaje regio a Las Hurdes. 3.- Resumen pandémico regional. 4.- Nuestros poetas. Mayo va avanzado y, pese a un invierno demasiado parco en aguas por estos septentriones extremeños, la hierba -el “pahtu”, que dicen los paisanos-  ha ido empinándose poco a poco y más cuando recibió algunas rociadas el pasado mes de abril, que tampoco cayeron con la generosidad esperada.  Llega el tiempo de “La Guaña” y ya no hay un solo labrantín que afile la guadaña.  Se acabó el ejercitar músculos de los brazos y otros dorsales, tensores y extensores.   Ahora, ya son los peines de los tractores los que, en un santiamén, afeitan prados y vegas.  Por ello, las fotos actuales no muestran anatomías labriegas tostadas por el sol, sin una gota de grasa y con los vientres y estómagos aplanados.

En estos días, la mocedad y otros no tan mozos van a los gimnasios a criar músculo y conformar cuerpos danones.  Tiempos atrás, el trabajo en el campo mataba dos pájaros de un tiro: quemaba las malas grasas, fortaleciendo la figura anatómica y, a su vez, revertía en que “la jacienda” (predios heredados o adquiridos) estuviesen en perfecto estado de revista.  No había que pagar ni un duro (modernamente, un euro) para estar en forma.

Recuerdo a Emeterio Expósito Iglesias, curtido por todos los vientos del orbe y con unos ojos más azules que la flor de la achicoria.  Sus apellidos cantaban que era hospiciano, o “pilongu”, como llamaban por el pueblo a los que sacaban del hospicio y eran prohijados por familias del lugar.  Emeterio fue prohijado por unos primos de mis abuelos paternos.  Siempre le buscaban mis abuelos como “guañinu” (persona cuya misión es guadañar el heno).  Yo, cuando le conocí, era un chaval y él era ya un hombre maduro y me dio las instrucciones necesarias para manejar con soltura la guadaña, aunque, ciertamente, la agarré muy pocas veces.  Las tareas de “la guaña” tenían lugar en primavera y yo andaba embarcado en mis estudios.  Me habló Emeterio de cuando fue movilizado forzoso por el bando que se hacía llamar cínicamente “nacional” y que le llevó a caer, como prisionero, en manos de los republicanos.

Fue en la “Batalla de Guadalajara”.  Él estaba integrado en la “División Soria”, que servía de apoyo a las tropas fascistas italianas (“Corpo Truppe Volontarie”) que habían acudido en ayuda de los franco-fascistas sublevados contra la II República Española.   Los republicanos españoles les dieron una buena tunda a los italianos.  En el fragor del combate (marzo, 1937), debido a la mucha niebla, Emeterio y otro paisano, Basilio García Clemente, se despistaron y fueron apresados.  Para él se acabó la guerra.  Fue a parar a la Prisión Central de San Miguel de los Reyes, en Valencia, y, luego, enrolado en un batallón de trabajadores, en la localidad valenciana de Gandía.

Cada vez que acudo al que, familiarmente, llamamos “El Plau de loh Cermiñálih”, aunque su hoja catastral lo ubique en el paraje de “El Tesu de la Cigüeña”, me asalta la imagen de Emeterio.  Mayo y explotaba el verdor de los prados.  Todo un tapiz versicolor formaban cebadillas, vallicos y esparcetas; tréboles, manzanillas, gamonitas, belloritas, alverjas, milenramas y yo qué sé la infinidad de plantas.   Aquel mayo del romancero (así eran todos los mayos de mis infancias), “cuando hace la calor, / cuando canta la calandria / y responde el rusiseñor…”, Emeterio atrapó un “corrivalli” (eslizón ibérico) entre la hierba y, acariciándolo suavemente, lo quiso poner en mis manos, pero aquel animal, que parecía un híbrido de culebra y lagarto, me causaba temor.  Emeterio me dijo: “-Mira, no jadi na; eh mu retusu y mansinu”.  Y se lo metía por debajo de la camisa.  Lo sacó, volvió a acariciarle, le dio un tenue beso con sus labios escaldados en su triangulada cabeza y lo soltó entre el pasto.   Emeterio ya no está entre nosotros ni he vuelto a ver eslizones por los pastizales.  El tiempo los fue devorando.  Se me fueron también aquellos sonidos de la piedra aguzadera sobre el filo de la guadaña.  Y del martillo enderezando abolladuras.  Se nos van yendo tantas cosas, que no nos quedará casi nada para llevarnos en las alforjas del viaje que no tiene retorno.
……………………………………………………………………………………………
Las cifras cantan.  Se contabilizan 24 fallecidos por Covid-19 en la última semana.  Ya van 2.235 muertos desde que se inició la pandemia en nuestra región extremeña.   El fin de las restricciones, el aumento de la movilidad y el ajetreo social de los actos de masas se está haciendo notar.  Son 24 los nuevos fallecidos, entre edades comprendida entre los 59 y los 101 años.  Todos ellos vacunados.  Siguen ingresadas 126 personas en los hospitales de la Comunidad, de los que tres de ellos están en UCI.   La incidencia acumulada a los 14 días por cada 100.000 habitantes en los mayores de 60 años se encuentra en 1.547 casos.  Las cifras se han triplicado en un mes.  Aunque sigamos haciendo una vida prácticamente completamente normalizada, no hay que olvidar que el coronavirus sigue campando a su aire y, de vez en vez, nos encontramos con alguien que nos cuenta que ha estado confinado porque se contagió sin saber cómo ni cuándo.  Por lo tanto, la guardia no se puede bajar, que, al doblar cualquier esquina, nos lo topamos de frente y ya se sabe…
………………………………………………………………………………………………
Nos ponemos a desbrozar los enmarañados paisajes que avanzan y se apoderan de los incultos campos de la actualidad sociopolítica.   Cada vez están menos cultivados y en estado más calamitoso.   Llegó el día 12 de mayo, festividad de San Pancracio, los ciudadanos Felipe y Leticia arribaron al pueblo de Pinofranqueado, ubicado en la comarca de Las Hurdes; posiblemente la comarca de España que más páginas (abundan las negras, calumniosas y depravadas) ha dado a la historia.  Todavía estamos a la espera de que alguien nos aclare por qué, de la noche a la mañana, se cambiaron las fechas de la visita regia al territorio jurdano, que se estaban planificando milimetradamente para finales del próximo junio y en la que la Junta de Extremadura estaba poniendo toda su carne en el asador.  No sabemos las razones del cambio, pero nos las imaginamos.

David Matías Marcos es jurdano por parte de madre.  María Jesús Marcos es la hija mayor de Cirilo Marcos Domínguez, el jurdano y buen amigo que inventó el renombrado “Ciripolen” y que disfruta ya, después de haber dado muchas patadas y vivir la vida conforme le vino.  Siempre con su filosofía epicúrea a cuestas (“Carpe diem”) y disfrutando, ahora, de los negocios que montó en su aldea natal: Las Mestas.   El caso es que David, el nieto, licenciado en Filología Hispánica y premio extraordinario de doctorado en Literatura Comparada por la Universidad de Extremadura, fue entrevistado, a raíz del revuelo de la visita real, por un equipo televisivo, a fin de que hablara sobre los paralelismos entre la visita del rey Alfonso XIII a Las Hurdes en junio de 1922 y la de Felipe y Leticia en mayo de 2022, cien años después.  Y David nos refiere que salió del plató triste y decepcionado, a causa del “enfoque acrítico y servil con que los medios y sus colaboradores recuerdan el viaje de 1922”.

Continúa diciendo, entre otras cosas, que nadie se atreve a comentar que aquel viaje de Alfonso XIII, tras una mampara de pazguato paternalismo y redentorismo, se encontraba el “desviar la atención mediática del aniversario del Desastre de Annual”.  David es el autor del libro “Leyenda de Las Hurdes.  Geografía, literatura e historia de una comarca mítica” (Premio Arturo Barea, 2018).
Naturalmente, cada cual puede manifestar sus emociones como le dé la gana.  El pasado día 12 de los corrientes, en Pinofranqueado, muchos vecinos y otros venidos de otras partes se pusieron de punta en blanco y buscaban hacerse hueco para aparecer en alguna foto o darle la mano a Felipe y a Leticia, con más fervor que cuando acuden con sus hijos y nietos a presenciar la cabalgata de otros reyes, los que se celebran en una noche del gélido enero.

El 99% de esta humilde gente desconoce la trayectoria sórdida, corrupta, sucia, maloliente, colonialista, imperialista, disoluta y envilecida de numerosos miembros de la Casa de Borbón.  Sobre el viaje de Alfonso León Fernando María Santiago Isidro Pascual Antón de Borbón y Hausburgo-Lorena, o sea, Alfonso XIII, “El Africano”, al territorio jurdano, solo sabe sobre cuatro anécdotas que le contaron y el “importantísimo progreso y despegue” que se vio en la comarca, según la propaganda oficial y monárquica, y que no fue ni la mitad de la mitad de lo que cuentan las crónicas.  Cuando David Matías se duele del “enfoque acrítico y servil” de los medios de comunicación ante este viaje real de hace cuatro días, blanqueando todo lo habido y por haber de la dinastía borbónica, lleva toda la razón del mundo.  Sabemos que se han dado consignas, como en los viejos tiempos, para censurar ciertas bocas.

Entrevistas que se programaron con determinadas personas, entre las que tengo el honor de encontrarme, fueron eliminadas a última hora.  Había que evitar los escándalos antiborbónicos de raíz, impidiendo contar la historia tal y como fue, con sus luces y sus sombras.  No solo los medios (salvo honrosas excepciones), por directrices recibidas desde arriba, manipulan bastardamente lo que acontece en la guerra de Ucrania, por poner un ejemplo rabiosamente actual, sino que acallan o distorsionan las voces críticas dentro del territorio nacional o regional de este país, donde la libertad de expresión y de opinión están alcanzando cotas de democracia cojitranca (la propia institución monárquica es una anomalía democrática) y realmente bananera.  ¿A qué extrañar todo el lío y cambalache a cuenta de los espionajes del “spyware” denominado “Pegasus”?  De lo que se ha cocido, con hervores llameantes, en las redes sociales con motivo de tan inesperada, por adelantada, visita regia, mejor no comentar nada.  Todas las versiones críticas de los que han osado meterse en ese avispero han sido pisoteadas por toda una chusma que solo han recurrido a la descalificación más soez y al insulto verdulero y barriobajero.  Eso sí:  sin rebatir con un solo argumento la exposición rigurosa, objetiva e independiente de los críticos con la “tournée” de los monarcas del momento y con los oscuros personajes que mueven, tras bastidores, determinados hilos periodísticos.
…………………………………………………………………………………………
Escapando de la quema, nos arrimamos a nuestros poetas, siempre dispuestos a amansar a las fieras y domar los ventarrones.   Recogemos la primera parte del poema “Epicedio”, que, como su nombre indica, es una composición poética que se solía declamar en las honras fúnebres y llorosas de alguna persona.  Composición de Ismael Carmona García y que figura en su poemario “Pan i Verea”.   Extremadura les duele a los que son críticos con ella.

EPICEDIO
«Las enzinas enos cotorrus himplan,
himplan las cigüeñas dendi las torris,
himplan enas abrigás los pastoril

cola más honda i espessa ahoguiña.»

El son las hesas, gris i cariciosu
, hihíu Viriatu, gañíu Roma
hipíu morus, gritíu León,
en baxu duna enzina á enfenecíu.

5 La frol la xara l’á servíu
d’ataúl. Las cigüeñas truxun
en el su picu taramas fresnosas
pa cubril aluspués la sepoltura.
El berrín dela mesma enzina
10 que himplava bellotas
el hoyu hizu a un lau’l cotorru.

La carrefilera d’arrutaus cabisgachus
bandeava con contina llantina
Estremaúra. Heyondus himplavan
15 pola verea que soporta
la desgracia de sel la que lleva al campussantu.

Otro fragmento del poema “La siega del heno” nos trae “El Poeta de la Niebla”, entroncado con la primera parte de esta Agenda.  Pertenece a su poemario “Acuarelas de Entretiempos” y, en sus versos, se palpa la nostalgia de las faenas que los “guañínuh” acometían en el pleno hervor de los días primaverales.
SIEGA DEL HENO
Comían
con ansia, a dos carrillos, los guañínuh.
Para ellos se guardaban enjundiosas
chacinas de matanza, y el vino añejo,
y el pan candeal, de flor de harina.
Bebían como cubas y, luego, encendían
deformes cigarros, que apagaban
sobre blancos limacos de saliva
que escupían en las palmas de sus manos.
¡No digan que no eran precavidos!
Oh, guañínuh de ásperas manazas;
ante mis desorbitadas pupilas
pareciáis sudosos brujos o diablos
aplastando la brasa contra el cuero,
sin sentir corrosiva quemazón.

Os he de recordar, después de muertos,
todas las primaveras que aún restan
para cerrar el ciclo de la vida
en el planeta.  Enquistados os llevo
entre mis sangres y parte formaréis
del polvo cósmico en que devendrá
mi cuerpo cuando en el gong suene la hora.
Os soñaré por siempre como símbolos
de una vida frugal y con aristas;
sin embargo, mil veces más auténtica
que esta tan frívola, casposa y gris
que, a la fuerza, tragamos estos días,
valiéndonos de grageas y de polvos
para matar incómodas alergias.

Comentarios
Añadir nuevo
Ceferino   |2022-05-17 11:45:54
Tiempos aquellos en que se iba a segar la hierba a los prados en el mes de
mayo, al menos en la comarca mía del Valle del Ambroz, decían que era el
trabajo más duro que existía en el campo, pues para llevarlo a cabo se
necesita gran destraza y maña y el cuerpo se desgasta mucho; por ello, los
segadores de los prados eran todo músculo y se les guardaba para ellos las
mejores piezas de la chacina de la matanza. Se les daba muy bien de comer
porque su trabajo era duro, más duro que el de los segadores.
La Niña de las Púas   |2022-05-17 12:46:18
Los Reyes de España han estado en Las Hurdes. ¿Por qué tanto emperrarse la
Casa de Barbón de viisitar siempre esa comarca, con la idea equivocaca de que
van a curarse en salud porque sus abuelos, bisabuelos o tratatarabuelos también
la visitaron porque era el simbolo de la España miserable? ¿Tanto les gusta
disfrutar de un morbo que era todo un bulo y no tenía pies ni cabeza, ya que
esa comarca vivía en las mismas condiciones que otras muchas deL medio rural
español en los años 30 del pasado siglo, donde no había miseria sino ciertas
necesidades, pero nadie se moría de hambre, porque tenían sus tierras para
sembrar y dar de comer a las personas y a sus ganados? Sobran tantas
fantasmagóricas visitas y dejen en paz a Las Hurdes de una vez.
Carapeto   |2022-05-17 12:52:27
Si LeticiA Y Felipe hubiesen visitado La Cabrera leonesa, los Ancares lucenses,
la Sierra Madrileña,Las Alpujarras Granadinas u otras comarca del mundo serrano
y rural habrían visto lo mismo y si les enseñan fotos en estas comarcas de los
años 20 del siglo XX habrían visto gran parecido con las que salen en el viaje
de Alfonso XIII en 1922, descartando los montajes, donde se preparaban para
posar ante la cámara a los más indigentes, a los más retrasados y a los más
deformes de cada pueblo, que era lo que buscaba la prensa sensacionalista y,
luego, estos pobres desdichados daban la imagen como si la mayoría de los
habitantes de tal aldea o lugar fueron todos iguales, cortados por el mismo
rasero.
Jurdana   |2022-05-17 12:57:54
Seguimus sin que haiga jorma de que los enmiendin con las puesías recuertás,
digu yo que será polque tendrán un espaciu destinau a la extensión de las
pubricacionis, que si no no se exprica esus recortis, que mos quean a dos vela
y no digirimus de un golpi toa la puesía; pol lo que agora vemus se ha rebelau
usté don Ismael y se ha puestu cumu un gatu panza arriba y enseñandu las uñas
y los dientis pa salir en defensa de la su Extremaura, pos me pacei mu bien,
asina se jaci. El 'Pueta de la niebra' sigui erri que erri puetizandu los
párrafus que mos habran de ótras épocas, cumu esa de la guaña, que agora es
el tiempu de ellu; bonitus versus recordando a los segaoris de la guaña.
TANASIA   |2022-05-17 13:31:14
Como afirma el articulista, 'cada cual puede manifestar sus emociones como le
dé la gana', pero ello no impide que veamos en ese afán de protagonismo por
sacarse una foto con los reyes o al menos aparecer entre el gentío que extiende
la mano para saludarlos como si en ello les fuera la vida, toda una actitud
servil, propia de los siervos de la gleba ante el señor feudal, como rogando y
clamando un mirada al menos de la alteza real, por si así conseguía algún
trozo de pan más grande, porque parece que suplican que les mire ese semidios
regio, para que sepa que él, el humilde vasallo, es de los suyos y siempre
leal, aunque los altos monarcas coman todos los días con vajilla de plata y
ellos, los últimos de la banasta, comen con cucharas de palo o, en los modernos
tiempos, de alpaca. No hemos cambiado prácticamente nada desde los oscuros
años de la Edad Media, y así nos luce el pelo.
Nuria   |2022-05-17 13:37:22
¿De verdad creen ustedes que tenemos una verdadera democracia en España? Yo
diría que no. Cuando se le ponen grilletes a la libertad de opinión y de
expresión y se censuran publicaciones o se les impide a los ciudadanos, al ser
señalados como "non gratos" para ser entrevistados y los periodistas
obligados se ven a aceptar consignas que van contra su ética profesional, los
valores democráticos, entonces, pierden todo su valor y caemos en el
ostracismo, las tinieblas y el tenebroso mundo de los totalitarismos y las
políticas bananeras. La desinformación o manipulación de las noticas, como
están ocurriendo en toda la UE con respecto a la guerra de Ucrania, está ya
llegando a otros asuntos menores y que tienen mucho que ver con la esfera
periodística.
Batuequillo   |2022-05-17 13:46:59
Me siento jurdano por donde quieren que me miren y por donde quiera que voy y
siento vergüenza de que alcaldes y otros paisanos que se llaman socialistas o
de izquierdas se hayan convertido en unos aduladores de la monarquía; en las
redes sociales les he visto retratados junto a la bandera republicana, con la
cabeza bien alta, pero cuando llega la hora de la verdad como tantos conversos
del PSOE, le lamen hasta las suelas de los zapatos al Felipe y a su consorte.
Una cosa en la cortesía y el protocolo al que les obliga el cargo y otra muy
distinta es el alentar y blanquear las distintas figuras de la casa borbónica y
el baboseo continuo a sus representantes, como si fuesen a conseguir milagros
con esas visitas que ya se vuelven cansinas y convierte a los jurdanos en algo
así como sujetos que siempre están poniendo el cazo, como pedigüeños e
inspirando lástima, porque ya se ha convertido en toda una cantinela el
Zacatúa   |2022-05-17 13:55:36
Verdad grande que ahora incluso en los medios rurales va la gente a los
gimnasios, porque la moda impone los cuepos musculados, el culto por el cuerpo y
no por el espíritu. Como ya el campo está mecanizado totalmente, pues el
esfuerzo físico es menor y entonces sobre todo la gente joven, la poca que va
quedando en el campo, y otras mujeres con michelines van a los gimnasios que han
surgido como setas por nuestros pueblos, cuando todo nuestro medios natural es
un gigantesco gimnasio y gratuito sin que hicieran falta gimnasios artificiales
en ellos. Porque por nuestros campos se puede correr, saltar, levantar
piedras, etc. y si de paso se ejecutan algunss labores agropecuarias sin tan
maquinita, pues de seguro que conservarían sus cuerpos sin nada de colesterol y
grasas superfluas, tal y como hicieron sus abuelos, que tenían todos un tipo
fino y presentable, solo hay que ver las fotos de hace 40 0 50 años.
Batuequillo   |2022-05-17 15:10:21
... (continuación) en toda una cantinela el sonsonete de los mismos montajes
fotográficos de hace cien años, manipulados atrozmente y mostrándonos
terrbles fotos como si los jurdanos fuesen leprosos de la isla de Molokay y el
rey Alfonso XIII fuese el padre Damián que acude a consolarlos, repartiendo
como un paternalista y poderoso señor rey de la antigüedad algunas migajas en
forma de moneda a sus vasallos jurdanos, los cuales se cambiaban rapidamente de
ropa, de sombreros y pañuelos y se volvían a poner en la cola para poner el
cazo y recibir más monedas, aprovechándose de las circunstancias y riéndose
en la misma cara del rey y de los que les acompañaban. Si antes habían posado
para las cámaras haciéndose los tullidos o palúdicos, ahora resulta que para
apañar las monedas estaban más ágiles y más sanos que una liebre.
Batuequillo  - estrellaroja.larioja@gmail.com   |2022-05-17 15:18:15
¿Habéis mirado vuetros teléfonos por si los han atropellado el
"Pegasus" ese que tanta lata está dando estos días? Acabaremos todos
vigilados por el Gran Hermano y sabrán todo de nosotros, hasta nuestras
intimidades. En eso está degenerando este mundo neoliberal-capitalista, que
nunco tuvo ni tendrá alma y que engendra monstruos, como los líderes de esas
dos naciones (Rusia y EEUU), enzarzados en una cruel guerra, donde los
ucranianos y los rusos ponen los muertos, mientras los EEUU y su comparsa de la
UNIÓN EUROPEA envía las armas. Todo acabará en un conflicto nuclear y ya nos
podemos ir despidiendo, antes de tiempo, de este mundo; pero la gente no es
consciente ni hace nada para detener, ya no hay ni conversaciones de paz, la que
se avecina; tan solo jalean a unos y a otros y el odio ciega los ojos de los que
dirigen nuestraas naciones.
CORRICORRI   |2022-05-18 13:31:05
¡La Casa de Borbón! Todo un nido de la mayor corrupción a lo largo de la
historia, y los españoles aguantando lo que nos echen; ahora dicen que el
viernes llega el rey Decrépito, el que salió por patas camino de los Emiratos
Árabes, lastrado por apañar lo que no era suyo y por su vida depravada. Como
los mandatarios de los Emiratos viven en el Medievo pues lo acogieron porque
el Decréptio era como ellos. Ahora, con un morro que se lo pisa y con el
cambalache amañado por la Casa Real, Sánchez y sus ministros del PSOE, regresa
a España riéndose a mandíbula batiente de los españoles y con su ilegal
fortuna de 2000 euros totalmente intacta. Si esto es democracia, que venga dios
y la vea.
Rebeca Muñeca   |2022-05-18 13:36:26
¿Cómo podemos permitir que el rey emérito,con toda la mierda que lleva
encima, se chulee de los españoles? ¿Cómo puede permitir el gobierno de la
nación que este individuo regrese a España a no ser que sea para sentarse en
el banquillo? Otros están fuera de España por menos delitos y si regresan son
apresados por la Justicia y muchos penan en las cárceles españoles por delitos
que no alcanzan la categoría delictiva de los del emérito. A veces pensamos
muchos que no tenemos remedio. Europa tendría que decir algo, pero a Europa
solo le importa armar a los ucranianos por mandato de su jefe, que reside a
miles de kilómetros de la zona del conflicto, en los EEUU de América del
Norte.
Barbarroja   |2022-05-18 13:45:53
Señala David Matías, como vemos en la columna, el carácter ACRÍTICO y SERVIL
de los medios ante el paseo de Felipe y Leticia por Las Hurdes el pasado día
12 de mayo, sin que dijeran una sola palabra denunciando el viaje de Alfonso
XIII a a comarca hurdana en el año 1922. En el viaje, que estaba organizado
par finales del próximo junio, para que coincidiera con el aniversario de la
visita de Alfonso XIII, se pretendía lavar la cara al criminal (sucesos del
Rif) Alfonso XIII, depravado y ladrón, como han sido por lo que cuenta la
historia y se ha publicado en los libros la mayoría de los borbones, ahí está
el caso del emérito. Adelantaron el viaje y el servilismo y la actitud
acrítica, impuesta desde arriba, ha hecho que muchos periodistas se tuvieran
que morder la lengua.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI