El PSC oculta la militancia de un paquistaní detenido por terrorismo

Diagonal
El acta de la asamblea de la agrupación socialista de Ciutat Vella del pasado 26 de noviembre de 2008 (colgada en la web www.socialistes. cat), en la que aparecía la elección como secretario de la ejecutiva de Abdul Razzaq Sadiq –el ciudadano paquistaní detenido por Garzón en el marco de una operación antiterrorista –, fue modificada el 11 de febrero, pocas horas después de trascender la noticia. Tras 20 días intentando ocultar esta información se pasaba a la manipulación de datos. Al día siguiente de que el semanario Directa y la revista Masala hubieran dado a conocer la militancia del detenido, el acta recogía otro nombre. Miquel Iceta, portavoz del partido, lo intentó explicar aduciendo que “Razzaq Sadiq había sido destituido de su cargo con rapidez y determinación, a diferencia de lo que ocurre en otros partidos”, en una clara referencia al Partido Popular.

La rapidez fue tal que Iceta no reparó en hacer referencia a la presunción de inocencia. El 20 de enero, en el distrito barcelonés del Raval, seis ciudadanos paquistaníes fueron detenidos por la brigada antiterrorista de la Guardia Civil bajo la acusación de fraude fiscal con el objetivo de financiar organizaciones de la red Al-Qaeda, según el servicio de prensa de la Benemérita. El nombre de este dirigente socialista se maquilló en la nota de prensa sobre los hechos que el Ministerio del Interior elaboró. Fue rebautizado y en vez de Razzaq Sadiq, apareció como Sadiq Razzaq. De este modo se ocultaba su verdadera identidad, aun cuando se trata de un personaje público que ha sido entrevistado en periódicos como El País o El Mundo. Sin embargo, en el extenso expediente judicial instruido por el juez Baltasar Garzón y en los informes del registro mercantil de las empresas que fueron registradas durante la operación antiterrorista, sí consta su nombre y sus apellidos en el orden correcto. En estos mismos documentos, se detalla que la empresa Bright Comunication Services SL, en la que Abdul Razzaq Sadiq figura como actual administrador, facturó cerca de un millón de euros durante el trienio 2005-2007.

Rebajando acusaciones

La sede principal de esta sociedad está ubicada en la ronda de Sant Pau 46, a dónde fue trasladado Razzaq –esposado, con la cara cubierta por una manta y bajo custodia de la Guardia Civil– para que fuera testigo de un registro. A pocas horas del inicio de la operación en las calles del Raval, y cuando el instituto armado continuaba insistiendo en la relación de los detenidos con redes de terrorismo internacional, el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, hizo unas declaraciones en las que confirmaba las imputaciones de fraude fiscal, pero condicionaba su conexión con el terrorismo internacional a las futuras investigaciones policiales y judiciales.

Los detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Guardia Civil en Madrid y un día después declararon ante el titular del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Quedaron en libertad. No hubo cargos de terrorismo, alegando el juez una absoluta carencia de pruebas en este sentido. El expediente judicial se devolvió de nuevo al juzgado de instrucción 18 de Barcelona –de donde originariamente había partido todo el proceso–, dónde la investigación continuará su curso, pero enmarcada en un supuesto delito de fraude fiscal. Las liberaciones sorprendieron a la comunidad paquistaní del Raval, ya que en operaciones antiterroristas anteriores, también con escasas pruebas, se había dictado prisión provisional para la mayoría de los imputados. Poco después, empezó a difundirse el rumor de la presencia entre los detenidos de un político del PSC, información posteriormente confirmada.

“No vale todo”

Tres semanas después de las detenciones la concejal de Seguridad y Movilidad de Barcelona, Assumpta Escarp, instaba a la sociedad a no vincular a todos los inmigrantes musulmanes del barrio del Raval con el terrorismo islamista. Según Escarp, “en el Raval, no vale todo, tampoco es un hervidero de terroristas en potencia”. Y añadía: “No se puede justificar todo en pro de la seguridad”. Estas declaraciones se alejan de la línea oficial de los socialistas catalanes que en los últimos años han apostado por cerrar filas alrededor de las fuerzas de seguridad del Estado. De hecho cuando la militancia del detenido aún no había trascendido, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, había felicitado a los cuerpos de seguridad por actuar preventivamente en estos casos y evitar así males mayores. Desde el 20 de enero, ningún representante político del PSC ha hecho referencia alguna a la identidad del detenido, a pesar de que Abdul Razzaq Sadiq conoce personalmente a los regidores del consistorio y ha participado en varios actos institucionales con Jordi Hereu o el presidente de la Generalitat, José Montilla. Desde 2006, había asistido a numerosos actos de campaña electoral de CIU, ICV y del PSC para decidir en cuál de los tres partidos iniciar su carrera política.

Finalmente, Jordi Hereu consiguió el fichaje de este hombre de negocios, muy influyente dentro de la comunidad paquistaní en Barcelona.

Comentarios
Añadir nuevo
Anónimo   |2009-02-23 21:06:30
Por algo será
Anónimo   |2009-02-23 21:54:14
LO MISMO QUE LLEVAN OCULTANDO DESDE SIEMPRE LA MILITANCIA EN SUS FILAS DE
FALANGISTAS RECICLADOS.
LA DERECHA REACCIONARIA ESTA AHORA EN LAS FILAS DE ZP.
Anónimo   |2009-02-23 21:54:49
A SABER LO QUE HABRÁ METIDO EN ESE TUGURIO.
Anónimo   |2009-02-23 22:02:21
Tambien ocultan aun cordobés que va de genuino catalán.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI