Vuelven los 80: el dúo Pimpinela contra Martínez el Facha

He dicho todo lo que me ordenaste, amo.

Tengo la impresión de haberla cagado.

Cristian Campos. El debate más absurdo de la historia de la democracia finalizó, como no podía ser de otra manera, con la victoria del único de los invitados que rechazó participar en él. Mis respetos para el asesor de Génova, fuera quien fuera, que le advirtió a Feijóo de que la convocatoria de RTVE era una trampa y de que lo mejor que se puede hacer cuando pretenden entramparte es no acudir a la cita y dejar que sea tu rival el que caiga en ella.¿En qué consistía la trampa? En ahondar, con la complicidad de RTVE, en una España fracturada en dos bloques irreconciliables: el del bien (Sánchez y Yolanda) y el del mal (Feijóo y Abascal). Un marco, el del viejo "divide y vencerás", que quizá le convenga a Sánchez, a Yolanda y a Abascal, pero que no le conviene desde luego a Feijóo ni mucho menos a los españoles. Eso es el sanchismo y contra eso se vota también este 23-J.

 

Feijóo ya gana hasta los debates a los que no se presenta. Para Sánchez, en cambio, este debate replicó lo ocurrido en el cara a cara de la semana pasada. Cuando el viento de la campaña parecía virar para soplar moderadamente en las velas del PSOE, una calamitosa actuación de Sánchez ha propulsado de nuevo al PP. Sánchez era el único que tenía más a perder que a ganar en este debate. Y eso es lo que ha acabado ocurriendo.

¿Pero a qué asesor de Moncloa se le ha ocurrido presentar a Pedro Sánchez y a Yolanda Díaz como el dúo Pimpinela de la izquierda y ponerlos a dedicarse arrumacos, mimos y carantoñas en presencia de Martínez el Facha y en horario de máxima audiencia? ¿Pero a qué genio de la politología se le ha ocurrido asar esta manteca de la mercadotecnia electoral? ¿Pero cuántas veces se puede ver a Yolanda Díaz y Pedro Sánchez decir "claro que sí, Pedro", "por supuesto, Yolanda", "nos conocemos bien, Pedro", "absolutamente, Yolanda" sin que la vergüenza ajena te provoque un subidón de glucosa y decidas votar a cualquiera, literalmente a cualquiera, antes que a ese par de cursis?

Pero si la escenificación fue lamentable, ¿qué decir de la estrategia?

Porque ¿qué sentido tiene presentar a Sánchez y a Díaz como un dúo de gemelos univitelinos cuando lo que necesita Díaz es ganar voto por su izquierda y lo que necesita Sánchez es ganar votos por su derecha, es decir en el centro?

Si en ese debate hubiera estado Pablo Iglesias, su principal objetivo habría sido confrontar tanto con Sánchez como con Abascal para arrancar votos por la extrema izquierda despejándole el camino por el centro a Sánchez. Y eso habría sido lo inteligente. Pero un Sánchez de la mano de Yolanda no sólo no ocupa el centro, sino que castra las escasas posibilidades de que el votante más rocoso de Podemos acabe votando, aunque sea a contracorazón, a Yolanda Díaz.

En cuanto al votante de centro, si algo ha de convencerle de votar a Sánchez no será la desgana y el hieratismo del presidente, que tardó exactamente cinco minutos en darse cuenta de que se había equivocado gravemente aceptando participar en el debate.

Y si el PSOE confiaba en que la enésima apelación al antifascismo bastara para ganar el centro, ahí va un spoiler. No le funcionó en Andalucía, no le funcionó en la Comunidad de Madrid, no le funcionó el 28-M y no lo hará este domingo.

El de ayer fue, efectivamente, un debate de perdedores. Sánchez debería haberse negado a acudir desde el momento en que Feijóo dijo "no". Porque diciendo "sí" acabó debatiendo con dos aspirantes a vicepresidente (en el mejor de los casos) que batallan por el tercer puesto y cuyas expectativas rondan los 30 escaños. ¿Qué hace el presidente del Gobierno debatiendo con secundarios mientras el candidato que lidera todas las encuestas ve ese churrigueresco playoff de descenso desde el televisor de su casa?

Un último detalle: la llamativa insistencia de Xabier Fortes en sacar el nombre de Feijóo a colación, viniera o no viniera a cuento, y con las excusas más esforzadas. Si alguien está intentando que RTVE se convierta en el CIS televisado en la cabeza de muchos españoles, mis felicitaciones: lo está consiguiendo.

La oportunidad desaprovechada de nuevo por Sánchez dolerá más en la Moncloa a la vista de que la campaña del PP no ha sido buena, aunque tampoco rotundamente mala. Porque de no haber sido por el resultado del debate cara a cara entre Sánchez y Feijóo, quizá ahora estaríamos hablando de una posible situación de bloqueo en el Congreso de los Diputados, el mejor de los escenarios posibles para el PSOE hoy. Es decir, de un PP en 130-140 diputados, un Vox en 30-35, y un PSOE con 115-120, pero sin posibilidad de sumar una mayoría viable a no ser mediante un Frankenstein hipervitaminado que convierta la aprobación de las leyes más irrelevantes en un Vietnam de consecuencias imprevisibles y cesiones capaces de dinamitar la paz social.

 

Entonces, ¿por qué el PP sigue 40 escaños por delante del PSOE en los sondeos? "Decir que la campaña del PP ha sido buena sería voluntarioso" dice una fuente del PP. "Feijóo hizo un buen debate contra Sánchez y despertó a la derecha después de tres semanas terribles en las que Sánchez había logrado incluso parecer un hombre de Estado".

"Pero la campaña buena ha sido la del PSOE. Lo que pasa es que lo dinamitaron todo con el juego de las expectativas en el debate. Y a partir de ahí entraron en barrena. Y de ahí no han salido. El tema de las pensiones y el IPC es irrelevante. Eso no impacta en la línea de flotación de los motivos por los que la gente vota al PP".

"¿Y cuales son esos motivos?" pregunto.

"Para votar a alguien no hace falta que te apasione. El principal motivo para votar a Feijóo es que no es Pedro Sánchez. Y los españoles no van a odiar menos a Sánchez porque Feijóo se haya equivocado o haya mentido en un tecnicismo sobre las pensiones o sobre Pegasus, que es un tema que sólo os importa a los periodistas. Creer que eso va a cambiar la opinión de los españoles sobre Sánchez es PSOE state of mind. Es onanismo socialista. Así que el resumen es este: la campaña del PP no ha sido para tirar cohetes, pero el PSOE se ha inmolado solo. Si el debate hubiera ido de otro modo, quizá ahora estaríamos hablando de un escenario de repetición de elecciones".

Una vez más, el PSOE se ha equivocado leyendo la realidad. Porque estas elecciones son un referéndum sobre Pedro Sánchez, no sobre Alberto Núñez Feijóo. Y por eso la estrategia de mover el foco desde el presidente al líder del PP no ha funcionado salvo entre los ya convencidos de antemano. Los ataques y la hiperactividad de los bots y los troles del PSOE en las redes, que muchos periodistas estamos viviendo en primera persona (David Alandete hablaba el pasado domingo de este tema), son precisamente la señal más clara de que la estrategia del PSOE es ya abiertamente podemita. 

Por primera vez en 45 años de democracia, los periodistas nos hemos convertido en objetivo de los ataques no ya de un partido extremista como Podemos, sino del partido que encabeza el Gobierno. Un partido que ha arremetido, haciendo uso de todos los medios del Estado para ello, contra presentadores de televisión, contra periodistas políticos y de actualidad, contra simples columnistas e incluso contra analistas de datos cuyo único trabajo consiste en hacer medias y calcular probabilidades.

Llamarlo "sanchismo" sería minusvalorarlo. Pero es que llamarlo "trumpismo" también. Cuatro años más de esta deriva populista nos situarían definitivamente en parámetros no democráticos en el terreno de la libertad de expresión y de prensa.

 

 

 

 

 

 

 


Comentarios
Añadir nuevo
falsa hasta con la plancha   |2023-07-20 13:29:00
Yolanda Díaz, ha protagonizado una entrevista en el diario Público donde
explica cómo es un día de campaña electoral mientras plancha. Una acción que
se ha viralizado en las redes sociales y que ha generado multitud de
comentarios.Bajo el título Un día con Yolanda, las imágenes del vídeo
comienzan con la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y
Economía Social planchando una camisa.
no hay mayor despecio....   |2023-07-20 13:30:01
Feijóo no acudió al debate organizado por RTVE. Sin embargo, el líder del PP
estuvo muy presente al ser nombrado repetidamente por Pedro Sánchez y Yolanda
Díaz. El tándem del actual Gobierno de coalición nombró al presidente de los
populares en 28 ocasiones.

En concreto, el candidato del PSOE mencionó a
Feijóo diez veces, mientras que la cabeza de lista de Sumar lo hizo en 18.
Sánchez, además, se refirió al PP en 28 ocasiones por las sólo dos de
Yolanda Díaz. Por su parte, Santiago Abascal soló nombró dos veces a Feijóo
y cinco a la formación de centroderecha.
babeando   |2023-07-20 13:30:45
La sintonía entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz era tal que hasta Xabier
Fortes, moderador del debate, se refirió a la buena relación entre los
líderes del PSOE y Sumar. El periodista de RTVE explicó que entre ellos se
llamaban por el nombre de pila, mientras que al candidato de Vox lo hacían por
el apellido. Además, dejó en el aire la pregunta, sin respuesta, de cómo se
hubieran dirigido al presidente del PP.
Alf   |2023-07-20 13:34:40
Feijóo, ha justificado su ausencia en el debate de TVE asegurando que no le
parecía "razonable" que el presidente del Gobierno y su vicepresidenta
"debatiesen entre sí" sin que "estuviesen el resto de socios de la
coalición", como ERC y Bildu, y se ha preguntado si al jefe del Ejecutivo
le daba "vergüenza" estar con el coordinador general de la izquierda
abertzale, Arnaldo Otegi, o los líderes de Esquerra. A su entender, ese duelo
televisivo no ofreció "ninguna novedad".
Anónimo   |2023-07-20 13:35:58
El debate a tres de La 1 pierde sin Feijóo 1,8 millones menos que el Cara a
cara
el cazador cazado   |2023-07-20 13:38:10
RTVE ha albergado este miércoles el debate más absurdo de la historia de la
democracia. Fundamentalmente, porque ha sido fruto de un error estratégico
originario por parte de los interesados en su celebración que ha hecho que el
formato careciese de sentido.

Es obvio que el debate a tres se trataba de una
trampa para Feijóo, con el objetivo de presentar una contraposición de una
pareja de derechas con otra de izquierdas. Pero desde el momento en que el
líder popular declinó participar (argumentando que si se trataba de una
comparecencia de socios, también deberían estar presentes ERC y Bildu, o en
todo caso sólo él, Pedro Sánchez y Yolanda Díaz), ese marco quedó
neutralizado.
el cazador cazado   |2023-07-20 13:38:44
En esencia, Sánchez y Díaz quisieron proyectar la imagen de una España
polarizada. Por eso Feijóo ha sido hábil situándose fuera de la política de
bloques. Y el resultado del encuentro avala que no presentarse era la opción
más inteligente.

Porque el debate de este miércoles, en esencia, no era más
que un escenario para la pugna en directo por el tercer puesto entre Vox y
Sumar, muy ajustada según los sondeos.
intrascendente   |2023-07-20 13:39:33
Se trataba de la última oportunidad de los partidos minoritarios para resaltar
en una campaña que ha estado monopolizada por la concentración del voto en las
dos grandes fuerzas. Díaz y Santiago Abascal acudieron al plató de RTVE para
intentar decantar a su favor el voto fronterizo entre Sumar y PSOE y entre Vox y
PP, respectivamente, en un contexto de indecisión entre un gran número de
electores que deciden su voto en la última semana.

No está nada claro, no
obstante, que este debate (más ordenado y sin tantas interrupciones como el
cara a cara, pero de apariencia intrascendente y plomiza) vaya a servir para
mover votos entre los bloques.
Raúl   |2023-07-20 13:40:33
Tal vez haya beneficiado a la vicepresidenta, que con un tono mucho más
vehemente que el de su melosidad habitual fue la más incisiva y quien llevó la
voz cantante, ante un Sánchez mortecino y a rebufo de su socia. Se instaló en
el equilibrismo entre su presentación como un binomio gubernamental con
Sánchez y el énfasis en lo distinto de las propuestas de PSOE y Sumar para
marcar perfil propio. De hecho, se preocupó por dejar clara su distancia con
Sánchez en cuestiones como las pensiones, la vivienda, o la política
energética, llegando a reconvenirle con un "Pedro, hay que hacer más
cosas".
waldo   |2023-07-20 13:41:11
Abascal, por su parte, ha estado anodino y ha tropezado estrepitosamente en
aseveraciones como la del supuesto apoyo de Bildu a la reforma laboral. Aún
así, este debate a tres ha sido un auténtico regalo para el líder de Vox. No
se entiende la torpeza mayúscula de una izquierda que, después de haberse
desgañitado augurando la llegada de la ultraderecha a las instituciones, le
brinda una plataforma masiva y hora y media de minutaje para publicitar su
programa.
Rita   |2023-07-20 13:41:46
Quien sin duda no ha ganado nada con este debate ha sido Sánchez. La ocasión
ni siquiera le ha servido para resarcirse de su fracaso en el cara a cara, pese
a que lo ha intentado con sucesivas pullas al candidato ausente. El presidente
debió imitar a Feijóo y no acudir, pues ha acabado polemizando con dos
candidatos a vicepresidentes, saliendo inevitablemente rebajado.
Anónimo   |2023-07-20 13:42:14
ni siquiera ha sido fructífero el frente común formado contra el líder de Vox
con el objetivo de retratarle como representante de Feijóo. Porque el propio
Abascal se ha desmarcado de la política económica y social del candidato
popular, asociando él mismo al PP con el PSOE. Toda la sintonía entre el
centroderecha y la ultraderecha que la izquierda podrá atestiguar es la
renuencia de Abascal a pronunciarse sobre Feijóo, "que no puede
defenderse".
oportunidad perdida   |2023-07-20 13:42:52
Sánchez ha perdido la oportunidad de ganar votos por la derecha, como era su
objetivo, y Yolanda la de ganar votos a su izquierda. Las únicas opciones que
tenían para ensanchar sus respectivos electorados se las han bloqueado
mutuamente por su estrategia de concurrir a este foro en tándem.

En
definitiva, el debate a tres ha sido el dislate final de una campaña anómala y
llena de episodios ruborizantes.
ridiculo montaje   |2023-07-20 13:45:36
o sea un presidente debatiendo con su vicepresidenta, estrambb´çotico,
surreealista puro montaje
Lesistraus   |2023-07-20 13:46:59
pero de qué iba el debate entre la psoe y su segunda marca, o marca blanca, con
la que de pder formaría gobierno, es absurdo
Anónimo   |2023-07-20 13:48:36
ES COMO SI FEIJOO DEBATIERA CON AYUSO, PONGAMOS POR CASO
debate???   |2023-07-20 20:43:10
Díaz con Sánchez??
M.José   |2023-07-20 22:23:41
sería bueno preguntarle a yolanda si se plancha ella los vestidos de alta
costura que viste, si hace ella solita como Nadia Calviño, la compra, si le
llega el sueldazo de vicepresidenta para pagar peluquería, estilista, y si va a
pedir perdon a todos los españoles que bajo su vicepresidencia se han situado
en el umbral de la pobreza, y no pueden planchar, porque no hay modelos que
planchar, ni pueden sonsumir corriente electrica, para tanta plancha y para
refrescarse comn el aire acondicionado a 17 grados.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI