Extremadura. Cinismo feudal en el siglo XXI

Alberto Casado

Gran cantidad de extremeños, yo diría casi todos, estamos hartos, indignados, hasta los mismísimos de la actitud feudal, cínica, demagógica, corrupta y caciquil de nuestros gobernantes.
Tristemente, el volumen de ciudadanos indignados no es proporcional a su valentía para denunciar y movilizarse por defender su legítima soberanía democrática. Aunque bien es cierto que en los últimos tiempos, y obligados por las monstruosas afrentas contra las libertades y derechos fundamentales a las que estamos asistiendo, una nueva raza de extremeños, dispuestos a renunciar a todo, empiezan, empezamos a perder el miedo a esta saga de cobardes sin pudor ni humanidad, despiadados con los débiles, y débiles con los valientes, vomitando nuestra indignación en exitosos y novedosos medios propios, resistentes y alternativos, y ocupando nuestro espacio y nuestro aire sin permisos oficiales, que por derecho y tradición nos pertenecen.

En esta región olvidada de Europa, actualmente asolada por el paro, la pobreza y el caciquismo, lo peor de cada casa acaba en política, o como poco, representando a algún colectivo social o laboral con derecho a ser incluido con posterioridad en alguna empresa, fundación o consorcio por los servicios y silencios prestados. Si hay algún sitio donde un don nadie, un crápula, un mindundi, un destripaterrones o un desertor del arado (con todo el respeto hacia los agricultores) puede llegar a lo más alto de la política o de la empresa, es aquí, en Extremadura.

Y todo por una sencilla razón: desde que iniciamos la autonomía, a los impunes sátrapas tardofranquistas que aún siguen detentando el poder les ha interesado mucho mantener al pueblo desinformado e ignorante, inculto e indignado...engañado...arrodillado y subyugado. Y qué mejor método para ello que colocar a ignorantes bien pagados en puestos de relevancia, decisión y mando.

No hay más que echar un vistazo a las propuestas y proyectos que imponen para percatarse de que el interés público y ciudadano no está entre sus principales fines. Digamos que se la suda. Para ser político (y rico) en Extremadura, lo único que hace falta es: infinita ambición, buenas dotes de cinismo para engañar y manipular constantemente al pueblo, no contradecir nunca a tus superiores y tener una ciega obediencia y devoción hacia éstos. Lo de la preparación, la honestidad, la libertad y las buenas intenciones no va con ellos. Más bien en su contra. Y lo más deprimente de todo esto, es que en el fondo subyace un atroz complejo de inferioridad que no asumen. Y encima se atreven a mirar por encima del hombro a quienes sospechen que les pueden hacer sombra intelectual, a despreciarlos, a desprestigiarlos, a perseguirles y echarlos de lo que, después de casi 30 años consideran, su reino, su coto privado, su cortijo...su feudo.

A los hechos y las manifiestas contradicciones me remito:

*Prometieron crear 60.000 empleos no hace ni dos años. Ya se han destruido más de 20.000 y los que quedan.

*Se hartan de proclamar a los cuatro vientos que tenemos que ser solidarios, sostenibles, no contaminar, reciclar, no consumir más agua de la necesaria y al mismo tiempo pretenden crear una refinería, cuatro centrales térmicas, dos cementerios de residuos tóxicos, ampliar la vida de la central nuclear de Almaraz, compartir el agua que no tenemos, explotar minas de uranio...

*Proponen planes de austeridad y despilfarran el dinero que viene de España y Europa en coches de lujo, comilonas, premios, saraos, fiestas, cúpulas que se caen a los dos días, cuadros, sueldos escandalosos que superan incluso al del presidente del gobierno.

*Hacen campañas contra la obesidad y a favor de la alimentación saludable y están gordos y fofos de no moverse y de cebarse cuan vikingos en restaurantes de lujo. Todas sus reuniones y encuentros cuentan con caterings y ágapes, si puede ser menú completo de tres o cuatro tenedores mucho mejor.

*Se posicionan constantemente a favor de los derechos y libertades y son los primeros en secuestrar a la prensa y en defenestrar, perseguir, acosar, detener arbitrariamente a los ciudadanos que expresan su opinión libremente o que osan contradecirles.

*Crean un congreso internacional de periodismo ciudadano para consagrar la libertad de expresión y prensa en Internet y al mismo tiempo mantienen una red de saboteadores profesionales encargados de desviar los debates de los foros libres de Internet donde se les critica o se ponen de manifiesto sus vergonzosas y corruptas intenciones y negocios.

*Se les llena la boca con la palabra igualdad y se cuentan por cientos los familiares y “allegados” que trabajan en instituciones sin oposición o en empresas de sus familias, e incluso propias que consiguen millonarios contratos con la administración. Ferreira Junior, su novia y el hermano de ésta, Millán Vázquez y Millancito, Jesús Medina y Señora, Econisa, Exconsa, Joca...

*Presumen de demócratas y en algunos sitios votan hasta los muertos.

*Inventan una Marca de Extremadura con el propósito de crear unas señas de identidad propia cuyos iconos son paradójicamente los extremeños que se tuvieron que marchar de la región en busca de mejor fortuna, ya que aquí nunca pudieron desarrollar sus habilidades. La campaña propagandística de Marca Extremadura, su diseño y promoción también son obra de empresas foráneas que se han embolsado unos buenos dineros gracias a la sospechosa generosidad de la Junta de Extremadura.

*Crean festivales escénicos gestionados por empresas no extremeñas y donde se ningunea a los artistas locales con cachés de miseria y se gasta la mitad del presupuesto en publicidad y promoción de más que dudosa calidad.

*Se hacen llamar socialistas y obreros y lo que más les gusta es rodearse de ricachones, magnates y vividores faranduleros de Madrid o Barcelona por los que tienen una ciega devoción. Le regalaron 400.000 euros a Alejandro Sanz para hacer una carretera en su refugio hotel de La Vera cacereña. Se gastaron 100.000 euros en traer a Buenafuente al Festival de Teatro Clásico de Mérida o 166.000 en traer a los Chieftains el Día de Extremadura para celebrarlo ellos y sus amigotes feudales de las altas esferas de poder extremeñas. Un gran obrero Alejandrito, un gran clásico grecolatino Buenafuente... y muy de bellota los Chieftains...

*Inventan unos premios de Extremadura a la creación, empresarios del año, medallas de Extremadura y no se qué zarandajas más. Y la mayoría de los premiados no son extremeños, son extremeños que viven fuera, o son de su propia órbita y familia como el siniestro empresario Alfonso Gallardo. Que ha amasado una gran fortuna calculada en casi medio billón de pesetas gracias a las más que generosas ayudas públicas recibidas, o hurtadas a las pymes extremeñas, trapicheos y dudosas ventas y contratos, y por ser uno de los industriales más contaminantes de Europa, que ha colocado a Extremadura entre las regiones más contaminadas de España. Que consume, él solo, casi toda la cuota de contaminación asignada a la comunidad y con aspiraciones de contaminar más gracias a su mimado proyecto de refinería de interior de crudos extrapesados.

En Extremadura, decir Gallardo o contaminación viene a ser lo mismo, decir Gallardo o PSOE viene a ser lo mismo, decir Gallardo o manipulación mediática, viene a ser lo mismo, decir Gallardo o Ibarra, viene a ser lo mismo, decir Gallardo o señor feudal, viene a ser lo mismo, decir Gallardo o Fuentes Gallardo... viene a ser su tío.

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI