Corinna contra el emérito y la monarquía española.

Javier Pérez Royo. La fundamentación con la que el juez inglés ha decidido admitir a trámite la demanda por acoso de Corinna Larsen contra Juan Carlos de Borbón desautoriza la interpretación que se había venido haciendo en España de la inviolabilidad del rey. Por supuesto desde su abdicación, pero también desde  antes. Y lo ha hecho de una forma que tiene la virtud de que todo el mundo puede entenderla. No hay que haber estudiado en ninguna Facultad de Derecho para comprender lo que el juez inglés ha dejado por escrito. El acoso no puede tener ninguna relación con las funciones que el rey tiene constitucionalmente atribuidas y, en consecuencia, no puede estar cubierta por la inviolabilidad, como tampoco podría estarlo, dice el juez, el robo de un diamante en una joyería.


La inviolabilidad siempre ha estado vinculada al refrendo. En el Estado Constitucional no puede haber ningún acto por el que no se pueda acabar exigiendo responsabilidad al protagonista del mismo. Para evitar que al rey le pueda ser exigida responsabilidad por los actos que tiene constitucionalmente atribuidos, se introdujo la institución del refrendo, un mecanismo traslaticio de la responsabilidad que supone que de los actos del rey responde el presidente del Gobierno o el ministro que los refrenda. Los actos del rey sin refrendo son nulos de pleno derecho.

Los actos que por su propia naturaleza no son susceptibles de ser refrendados, como el acoso o el atraco a una joyería, no pueden estar protegidos por la inviolabilidad. Pueden ser, en consecuencia, residenciados ante un Tribunal de Justicia. Esto es lo que acaba de decidir la justicia inglesa respecto de la conducta de Juan Carlos I en relación con Corinna Larsen.

Una vez llegado a este punto, lo menos importante es la decisión que se pueda adoptar respecto de la conducta de Juan Carlos de Borbón. Es la monarquía parlamentaria española la que va a ser desnudada a lo largo del proceso. Porque en la operación de acoso no participó exclusivamente Juan Carlos de Borbón, sino que participó de manera directa nada menos que el General que estaba al frente del CNI.

¿Quién decidió que el general Sanz Roldán acudiera a Londres a entrevistarse con Corinna Larsen? ¿Fue una decisión de Juan Carlos de Borbón sin que tuviera conocimiento de la misma el presidente del Gobierno? ¿Pudo Juan Carlos tomar esta decisión incluso antes de la abdicación? No digamos nada después de la abdicación.

Juan Carlos de Borbón ha convertido la operación de acoso a Corinna Larsen en una operación de Estado, en la que ha participado el máximo responsable del servicio de inteligencia del país.
Para la justicia inglesa este puede ser un elemento más que proporcione credibilidad a la denuncia de acoso por parte de Corinna Larsen. No tiene por qué emitir juicio alguno sobre la conducta del general Sanz Roldán. Pero si la justicia inglesa da por acreditada la participación del Director del CNI en la operación de acoso y lo considera un elemento de prueba de la veracidad de la denuncia, ¿no tendría que extraer ninguna consecuencia de ello el Ministerio Fiscal español e iniciar una investigación sobre el posible carácter delictivo de la participación en la operación de acoso del Director del CNI?

Es la propia naturaleza de la monarquía española como monarquía parlamentaria la que estaría siendo puesta en cuestión. ¿Se pueden movilizar recursos del Estado para una operación de acoso fuera del territorio del Estado sin que el Presidente del Gobierno lo haya autorizado?
¿No debería el Ministerio Fiscal preguntarle al General Sanz Roldán quien le dio la orden de que acudiera a entrevistarse en un hotel de Londres con Corina Larsen? ¿No debería preguntar a Mariano Rajoy si tuvo conocimiento  de la participación del CNI en la operación? Si la tuvo y la autorizó ¿no habría incurrido en responsabilidad? Si no la tuvo, ¿qué clase de monarquía parlamentaria es esta?

La demanda civil de Corinna Larsen contra Juan Carlos de Borbón es un indicador del tipo de monarquía parlamentaria que se constitucionalizó en 1978. La investigación parlamentaria resulta inexcusable.



 

Comentarios
Añadir nuevo
oscar   |2022-03-26 12:29:09
con la justicia inglesa, no mediatizada por la política, ha topado el emérito,
no es extraño que siga escondido en el emirato medieval
Anónimo   |2022-03-26 12:29:59
Tenemos al hijo de Juan Carlos...haciendo discursos como si nada y a la sra
Ortiz , nueva rica , asistiendo a actos sin inmutarse...mientras el pueblo no se
movilice estos vividores , seguirán viviendo del cuento...
transicion 1978   |2022-03-26 12:31:18
No fue una transición, fue una 'transacción': O se aceptaba el trágala
de la constitución posfranquista [bajo el ruido de sables] o el
golpe de Estado de los militares montaría una insurrección a sangre
y fuego, como continuadores del régimen anterior. Y para afianzarla
(la constitución) el 23-F, por si alguien no lo había entendido. Una
imposición en toda regla, con trampas clamorosas y feos fraudes de ley.
Ésa es la situación de la España actual.
juansinmiedo   |2022-03-26 12:32:15
La dinastía borbónica en este país es una fábrica de delincuentes. Lleva
más de trescientos años produciéndolos. Y no aprendemos. No solo no los
expulsamos, sino que encima la protegen en base a no sé qué misteriosa razón.
Una podría ser que tanto PP como PSOE tienen demasiada mierda política que
ocultar. No se entiende de otra manera. ¿Solución teórica? Un proceso
constituyente y carta magna nueva, que sustituya a la franquista actual y así
la la mafia reinante tendría que metérsela por la vía del supositorio. Y los
Aznar, González y Rajoy a responder como cómplices que son.
Anónimo   |2022-03-26 12:33:14
Ya sabemos que el sistema judicial británico es distinto el español y también
menos sometido a intereses espurios, lo cierto es que la imputabilidad de Juan
Carlos por el Tribunal que va a juzgarlo está siendo recibidos por parte de la
ciudadanía española con no poca satisfacción. Bastantes españoles debieron
recurrir a órganos judiciales europeos para encontrar la justicia que no
encontraron en nuestro país. Se entiende que la situación que ahora puede
derivarse de este proceso puede poner en evidencia la naturaleza de la figura
constitucional de Jefe del Estado, de su parlamentarismo. En realidad los
desvelamientos que de ahí pueden derivarse afectan a la Transición misma
lewistraus   |2022-03-26 12:34:21
La justicia inglesa dejara al descubierto que la monarquia española es una
mierda, que la democracia española es otra mierda y que los poderosos de este
pais hacen lo que les da la gana. Pero no servira de nada, seguiremos aguantando
y pagando los lujos de una familia que desde tiempos inmemoriales ha sido un
desastre para este pais. Imagino que tras el juicio al emerito, si es que se
llega a ello, nos endilgaran a la niña por los morros a toda hora, para ver si
consiguen blanquear la imagen de un pais atrapado entre el ejercito, la iglesia
y la aristocracia del dinero.
paulo   |2022-03-26 12:35:10
Los actos que por su propia naturaleza no son susceptibles de ser refrendados,
como el acoso o el atraco a una joyería, no pueden estar protegidos por la
inviolabilidad. Pueden ser, en consecuencia, residenciados ante un Tribunal de
Justicia. Esto es lo que acaba de decidir la justicia inglesa respecto de la
conducta de Juan Carlos I en relación con Corinna Larsen.


Eso lo entiende
hasta un niño de primaria, pero los magistrados españoles tienen dificultades.
Frankie   |2022-03-26 12:36:03
Que ha nadie le quepa la menor duda que la "democracia" española ha
consistido desde sus inicios en una simple y mera cadena de favores. La
población española aqui ni pincha ni corta y ha sido , es y será siempre
exprimible y sacrificable en todos los sentidos posibles. La soberanía
española es privilegio de un puñado de elegidos a dedo en la sombra y el
"derecho a voto" un evento inocuo tan planificado como controlado.
Dalton   |2022-03-26 12:36:40
Luego se nos llena la boca de la palabra "sátrapa" para referirnos al
rey de Marruecos y su democracia de opereta, y aquí la crema de los jueces no
saben interpretar la Constitución
O quizás sí, y esa Constitución realmente
proteja la ignominia, la corrupción, la monarquía.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI