La trama Púnica también afecta al PSOE e IU

Daniel Montero.240.000 euros para el PSOE en el ayuntamiento de Pinto por una recalificación, 6.000 euros en negro para la campaña electoral del mismo municipio, presuntos pagos por adjudicaciones para el Partido Popular de Getafe, otros 61.100 euros para el PSOE de Parla, la misma cuantía de nuevo para los socialistas de Parla por una supuesta adjudicación de 196 viviendas, y así hasta 33 anotaciones manuscritas, realizadas por el empresario arrepentido David Marjaliza en la contabilidad B de sus sociedades que desde hoy, quedarán en manos de la Audiencia Nacional en el marco de la operación Púnica.

Con la entrega de estos documentos, el constructor y principal testimonio de la Fiscalía en el caso, trata de afianzar su versión sobre las presuntas comisiones, entregadas según sus palabras tanto al exconsejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados como a otros responsables municipales de todo signo político. En sus declaraciones ante la Audiencia Nacional, Marjaliza ha explicado siempre que la contabilidad B de los años investigados fue completamente quemada tras el aviso de un Guardia Civil ya condenado por la filtración. Sin embargo, Marjaliza presenta ahora una contabilidad similar pero de años anteriores. Ejercicios manuscritos que los agentes no se llevaron en su momento de sus oficinas al considerar que cualquier hecho delictivo de esa fecha estaba ya prescrito, pero que pueden servir para acreditar la forma de actuar de sus empresas. De hecho, los dietarios manuscritos presentados ahora están fechados entre 1999 y 2002..

Según ha podido confirmar NIUS, Marjaliza aportará este lunes la contabilidad manuscrita de ocho sociedades controladas por él, escrita de su puño y letra pero firmadas también por los que entonces eran sus socios. Algunos de esos empresarios se encuentran ahora imputados en la causa y han negado de forma reiterada cualquier participación en el reparto de comisiones, por lo que es previsible que el juzgado o las defensas soliciten una prueba caligráfica para acreditar la veracidad de las notaciones. El tiempo corre, ya que el magistrado encargado de la causa, Manuel García-Castellón, ha decidido que agosto es el plazo máximo para cerrar la instrucción, abierta desde hace más de seis años.
Sin contar las facturas falsas

Como ejemplo, la contabilidad de la sociedad Agrupación y Gestión de Patrimonios Inmobiliarios refleja el 27 de septiembre un pago de 240.404 euros a “PP1”, que el empresario David Marjaliza apuntaba según su versión como “Pinto Principal 1”, es decir: el partido que tenía la mayoría en la localidad madrileña en esas fechas, que era el Partido Socialista. El 17 de octubre del 2000 aparece otra vez la misma anotación, esta vez con 60,100 euros anotados en la contabilidad como la supuesta comisión en el incremento de suelo de un apartahotel. En total y según ha podido confirmar NIUS, en los libros aportados a la Audiencia Nacional hay 915.000 euros en presuntas comisiones abonadas a políticos del PSOE, ya que el partido gobernaba en aquella época en la mayoría de las localidades donde las empresas de Marjaliza centraban su actividad, a excepción de Valdemoro, donde Francisco Granados ejercía como alcalde hasta 2003.

Así, la contabilidad B aportada ahora refleja pagos mucho más abultados a las filas del PSOE que a las del PP, que recibió en esos años solo 88.000 euros en dádivas según la contabilidad aportada por Marjaliza. Eso, sin contar la presunta financiación ilegal del partido, que se canalizaba por medio de facturas falsas giradas directamente por los proveedores a las empresas de Marjaliza. Así, esta contabilidad recogería únicamente entregas de dinero B en mano y en efectivo.

Un caso ejemplarizante es el Ayuntamiento de Valdemoro. En diciembre de 2002, los libros de la sociedad Técnica de Promoción y Construcción (TPC) reflejan un reparto porcentual de fondos en negro entre las fuerzas políticas que componen en ese momento el consistorio. Según esta versión, Izquierda Unida recibió 15.025 euros (reflejados supuestamente como VI1) el PP 72.200 al tener mayoría de concejales y el PSOE otros 48.000 según la interpretación de Marjaliza de estos datos.
hoja gesintra

 

El caso de Parla y la comisión devuelta

Según los manuscritos, Parla fue la localidad que más comisiones políticas generó para la Púnica en esas fechas, con 471.000 euros abonados en solo cuatro años que según la interpretación del empresario, fueron a parar a manos de miembros del PSOE o sus intermediarios.  De hecho y según esta versión, una de las anotaciones, de 3.450 euros, sirvió para pagar un cuadro que debía ser regalado al entonces alcalde de la localidad, Tomás Gómez, exsecretario general del PSOE de Madrid.

La contabilidad de la Púnica en Parla refleja además un hecho curioso: la presunta devolución de una comisión por parte de los receptores socialistas al no poder cumplir su palabra. Así, el 27 de septiembre de 2002 Marjaliza anotó la entrada en efectivo de 240.404 euros. Un dinero que venía de la mano de PS1, el Partido Socialista de Parla según la clave de sus anotaciones. Al parecer y según esta versión, el dinero volvió a sus manos ya que el ayuntamiento no pudo adjudicar el suelo prometido a una cooperativa llamada Alhambra, participada por los empresarios de la Púnica. Sin embargo, el dinero volvió presuntamente a las manos de los comisionistas políticos, cuando en abril de 2003 se adjudica el concurso de otra parcela, en este caso a otra cooperativa supuestamente afín, llamada Pirámides del Sur.

Además, hay otro elemento que vincula sobre el papel a responsables socialistas con los negocios investigados por la Audiencia Nacional. Entre las contabilidades presentadas figura también la de una empresa llamada Gesintra, participada por Marjaliza y por otros dos socios. En sus declaraciones judiciales, Marjaliza ha mantenido siempre que esta sociedad estaba participada además por personas vinculadas al exdiputado socialista José Antonio Alonso, también imputado en la causa, y a un peso fuerte del PSOE de Madrid, llamado Lorenzo Sánchez. En los documentos presentados este lunes, figura el nombre manuscrito de Sánchez como presunto receptor de 45.075 euros pertenecientes a un reparto de beneficios. Esa misma contabilidad muestra presuntos pagos el 28 de octubre de 2002 al Partido Socialista de Parla por 18.030 euros y otros 6.000 euros el 23 de diciembre de ese mismo año para “AS1”, identificado por el empresario autor de la contabilidad, rubricada al pie de hoja por varias manos, como Aranjuez Socialista.

Comentarios
Añadir nuevo
es voz populi   |2020-06-08 13:17:20
psoe y pp la misma basura política es
es voz populi   |2020-06-08 13:17:23
psoe y pp la misma basura política es
Anónimo   |2020-06-08 13:20:11
el PP y PSOE han sido lo mismo los ultimo 30 años.
SETE  - CORRUPCION   |2020-06-08 13:47:21
El saque del dinero de los contribuyentes es una constante en España desde hace
décadas..la reacción de los cargos públicos y de los medios de comunicación
adictos, siempre es la misma cada vez que se conoce un nuevo caso: acuden a la
presunción de inocencia y que es un caso aislado.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI