FALSA TRANSICIÓN

La saga real franquista

"Desde el momento en que el Partido Comunista acepta la Monarquía, el himno franquista y la bandera borbónica; el mismo Ejército que había masacrado a su pueblo, la misma Iglesia que había sido cómplice del genocidio español, y consiente en mantener intacto el reparto de la riqueza, el poder de la banca, de los grandes consorcios industriales y de los latifundistas del sur y del oeste de España, y aprueba la Ley de Amnistía del 77 que dejaba impune a los asesinos fascistas, la rendición de las clases trabajadoras era sin condiciones. Tan sin condiciones que un año antes de aprobar la Constitución se firmaban los Pactos de la Moncloa para entregar todo el poder al capital y dejar al proletariado sometido a la patronal."Lidia Falcón

La llamada transición española, supuso un pacto de silencio. Una pesada losa de olvido y desmemoria con todos aquellos que apenas unas décadas antes, habían sacrificado sus vidas por la libertad y la democracia. El proceso político iniciado con la muerte de dictador fascista y desarrollado mediante la restauración monárquica en la figura de Juan Carlos de Borbón, no consistió, tal y como explica la versión oficial en un acto de reconciliación pacífica, ni tan siquiera en un proceso ejemplar o falto de rudeza. Los ruidos de sables, la violencia callejera y paramilitar, el cainismo político y económico y el pacto de silencio generalizado, alumbró un sistema político que lejos de establecer un periodo de transición de cara a una futura consulta al conjunto de los españoles sobre la jefatura del estado, remató enrocando como gobernante, por gracia y herencia del régimen franquista, al único nieto varón vivo de un monarca con conocido temor a la democracia.

Lejos de retornar la idea de un estado federal y plurinacional, laico y con claros principios humanistas, la transición española optó por fortificar los privilegios del régimen franquista, consensuando únicamente con las fuerzas sociales y políticas de izquierda, meros elementos simbólicos con apenas capacidad real alguna para su final desarrollo práctico de cara a otorgar conquistas materiales a una población que durante treinta y seis largos años, había soportado sobre sus hombros el peso de un sistema político basado en las profundas raíces del nacionalcatolicismo.

Comentarios
Añadir nuevo
RED   |2020-03-07 14:00:13
LA MAL LLAMADA TRANSICIÓN NO FUE SINO LA ACOMODACIÓN DEL FRANQUISMO A LA
ACTUALIDAD CAMBIANDO ALGO PARA QUE TODO SIGUIERA IGUAL
el nido de la serpiente   |2020-03-07 14:41:18
fue como el cambio de camisa de la serpiente
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI