Libre Opinión

AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 11 DE SEPTIEMBRE DE 2022 (CXVI)

Félix Barroso Gutiérrez

Septiembre entró suave y ha vuelto a calentar el pandero cuando solo lleva algo más de una semana de recorrido.  Pero hemos visto que las hormigas andan revueltas a las puertas de su casa.  No paran.  Si por la noche, cuando regresas después de haber incursionado por agrios campos, donde solo pisas polvos y cardos (la sequía de hogaño hará historia), y enfocas con tu linterna los hormigueros, toda una plasta negruzca casi tapona las entradas de sus viviendas.  Algo barruntan.

 

¿España democrática?

Arturo del Villar

EL preámbulo de la vigente Constitución borbónica afirma que la na-ción española “proclama su voluntad de […] establecer una sociedad democrática avanzada”. Loable propósito pero corto, puesto que no señala cuánto debe ser su avance y hasta dónde tiene que llegar. Ni siquiera podemos procurar “establecer una sociedad democrática”, en la situación actual del reino, ya que lo impide el mismo régimen. Es absurda la Constitución.

 

(Des)memoria democrática: a la tercera no fue la vencida

Sabino Cuadra. Desde el 14 de octubre de 1977 en que se aprobó la Ley de Amnistía, hasta el pasado 14 de julio en que el Congreso hizo otro tanto con el proyecto de Ley de Memoria Democrática (aún deberá pasar por el Senado y ser remitida nuevamente al Congreso para su sanción definitiva), la impunidad para con los crímenes del franquismo ha sido una constante durante 45 años.

 

Inglaterra. Reina Isabel II: ¡Nunca olvidaré a las víctimas de tu reinado!

De joven, ya apuntaba formas.

Eduardo Bonugli. Ante el fallecimiento de la Reina de Inglaterra y ante el dolor que transmiten los medios de forma abrumadora; y por coherencia con mi profunda convicción humanista y mi respeto por la vida; quiero hoy más que nunca, rendir un emocionado y sentido homenaje a los compatriotas argentinos del crucero General Belgrano, asesinados cobardemente en 1982 por éste país -bajo la máxima autoridad de la hoy fallecida -que festejó sin pudor ni remordimiento, y ante la prensa de todo el mundo, semejante crimen de guerra.

 

Lleida desprecia a la reina de España

Arturo del Villar

ESTÁ muy acostumbrada a concitar el repudio de sus forzosos vasa-llos donde quiera que acude de visita, de modo que ya no se inmuta al escuchar los abucheos ni al ver las pancartas reclamando que se vayan los borbones entronizados por el dictadorísimo fascista sin contar con la opinión del pueblo español. El 6 de setiembre de este 2022 le correspondió a Lleida demostrar en la calle su rechazo de la borbonería, ante la visita de su majestad la reina católica nuestra señora, que Dios guarde, y a nosotros de ella.

 

Esta España nuestra

Arturo del Villar

ASEGURA el artículo 56:1 de la vigente Constitución borbónica que “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia”. Lo malo es que algunos habitantes de territorios españoles se consideran forzados a serlo, y rechazan por los medios a su alcance ser llamados españoles. Se trata de un problema secular que lleva a la cárcel o al exilio a algunos súbditos de su majestad el rey católico que no se resignan a serlo.

 

Periodismo y precariedad, inmolarse o resistir

Daniel Seijoo.“El periodismo es libre o es una farsa.”Rodolfo Walsh
Cerca de un 35% de la población del estado español asegura evitar las noticias cuando le resulta posible. Bien sea debido a que los informativos los deprimen, los enojan o simplemente porque no los consideran mínimamente fiables, sino un mero espacio para el entretenimiento y el consumo, sin reflejo alguno con la realidad material, el porcentaje de personas que deciden abstraerse de la profesión periodística parece aumentar irremediablemente con el paso de los años.

 

Tuvo que venir Putin a describir a Borrell

Una aclaración, Putin no descalifica Borrell, sino que lo califica, y lo califica muy bien, como el fascista y enajenado que es. Además, le da una repasada histórica ejemplar. Que obviamente, el Sr. Borrell no tiene idea. Putin descalifica a Borrell por un discurso sobre Rusia.

 

La felicidad tiene nombre

Arturo del Villar

A los postres de un banquete republicano celebrado en Valencia el 4 de abril de 1932, los comensales pidieron al jefe del Gobierno y ministro de la Guerra, don Manuel Azaña, que les dijera unas palabras. Accedió y se convirtieron en un importante discurso político. Es conocido con el título de “La República como pensamiento y acción”, y está lleno de sugerencias, como este apotegma: “La República no hace felices a los hombres; lo que les hace es, simplemente, hombres.”

 

A menor sindicación, mayor desigualdad

Cándido Marquesán

Que uno de los problemas más graves que sufren las sociedades actuales es la desigualdad, ante la que los poderes políticos y económicos se muestran impasibles, es una obviedad. Han proliferado las publicaciones sobre esta auténtica lacra social, y una de ellas, que me ha sorprendido y de la que expondré algunas ideas, es Igualdad. Cómo las sociedades más igualitarias mejoran el bienestar colectivo (2019) de Richard Wilkinson y Kate Pickett, que ya publicaron en el 2009 Desigualdad: un análisis de la (in)felicidad colectiva.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 8 de 569

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI