Libre Opinión

LA PINGOLLA. INDEFENSIÓN

Félix Barroso Gutiérrez

Corría el 8 de marzo de 1908, efemérides de San Veremundo y San Teofilacto.  Las obreras de la fábrica textil “Cotton”, de Nueva York, se negaban a abandonar su encierro en protesta por los miserables salarios y las infames condiciones de trabajo.  Las fuerzas policíacas al servicio de la oligarquía entraron a saco, arrojando bombas incendiarias.  Las llamas se extendieron por doquier y 146 mujeres perecieron abrasadas.  No pudieron defenderse contra la brutalidad y la vesania.  Tal fecha sentaría los cimientos para fraguar el Día de la Mujer Trabajadora.  Ese mismo día, la paisana María Barroso Gutiérrez (los mismos apellidos que el que suscribe estas líneas), de 32 años de edad, daba a luz a un varón, fruto de las relaciones (no sabemos si consentidas por sus progenitores) con el mozo Santos Moreno Hernández, que no hacía mucho había cumplido las 23 primaveras.  Aquel hijo natural pasó a llamarse Juan Moreno Barroso.  Más tarde, sería conocido en el lugar como Ti Juan “El Gachu”.

 

Batacazo de la baronesa que aspiraba a ser la reina del PSOE

La frustrada reina y su favorito.

ISIDORO MORENO.El batacazo de la baronesa que aspiraba a ser la reina del PSOE ha sido clamoroso. Su breve intervención televisada, tras consumarse su derrota, para casi todos inesperada, ha reflejado la soberbia y prepotencia de quien aun no podía creerse que ¡ella! hubiera perdido sin alcanzar siquiera el 40% de los votos cuando Sánchez (a quien ni siquiera ha nombrado) ha pasado del 50. Seguirá utilizando a Andalucía para su ambición personal, ahora como trinchera: ha repetido varias veces en su monólogo televisado que es ¡ella! la que ha ganado aquí, es decir, la que seguirá mandando en el PSOE-A. Ha pasado por alto que ha conseguido de los pesoistas andaluces 2.000 votos menos que los avales que presentó. Significativo, desde luego. Está cantado un todavía mayor acercamiento a Ciudadanos y una todavía mayor beligerancia que hasta ahora hacia Podemos. Los tiburones heridos pueden dar coletazos mortíferos.

 

Hay que relevar a los barones golpistas

El lugarteniente de Susana está sobrando

Si algo ha quedado claro tras las primarias socialistas es que las bases están muy alejadas del aparato. El regreso de Pedro Sánchez al frente del partido, ocho meses después de que el establishment forzase su salida y con el grueso de la estructura remando en su contra, abre muchas incógnitas en el calendario político, algunas en clave interna. La derrota de Díaz amenaza el liderazgo regional de hasta cinco barones socialistas -sin contar a la propia candidata-, que se alinearon claramente en el bando susanista.Tras el congreso federal llegarán los congresos regionales y se renuevan todos los liderazgos. Y si algo algo ha demostrado el voto secreto es que sin la presión de los avales la influencia de los barones sobre sus bases se desinfla. Ocurrió el pasado domingo en Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Asturias o Comunidad Valenciana, donde pese a la campaña a favor de Díaz de los barones, Sánchez se impuso en todas las autonomías salvo las de sus rivales: Andalucía y Euskadi.

 

El Jurásico socialista camino de la extinción

PR

Creo que todos los símiles ­cinematográficos imaginables se han agotado en estas últimas horas, no en vano lo de Pedro Sánchez ha pasado de la tragedia al drama, con toques de co­media, y ha culminado en la épica. Lo suyo ha sido la resurrección de la carne, el ave fénix, el descabezado que retorna a Ferraz con la cabeza puesta. En cualquier caso, y sea cual sea el ­adjetivo, el sustantivo es rotundo: Pedro Sánchez es un vencedor. Lo es porque ha ganado, porque ha ganado muy sobrado, y porque ha ganado contra los que ganan siempre. Es decir, ha hecho el triplete del podio, después de haber sido apartado de la carrera con un manotazo.

 

Derrota de Susana Díaz y nuevas posibilidades para el cambio

He estado hablando con Rajoy, me ha prometido que

cuando ganemos las primarias pasarás por las puertas giratorias

GABRIEL FLORES. Los afiliados socialistas que votaron este domingo en una elección crucial para el futuro del socialismo español han decidido por amplia mayoría derrotar a Susana Díaz y desbaratar el escenario de improbable restauración del bipartidismo que pretendían apuntalar tanto los barones del PSOE como el Gobierno de Rajoy. Han preferido la recuperación de unas señas de identidad de izquierdas que se concreta en la oposición a la continuidad de un Gobierno de la derecha protector de la corrupción que es un obstáculo para que policías, jueces y fiscales hagan su trabajo. Con estos resultados, el PSOE puede iniciar la profunda regeneración que requiere su transformación en un agente favorable al cambio que necesita la mayoría social.

 

Si Susana Díaz es “la candidata del sistema”, qué mal anda el sistema

¿Extremadura con Susana? Va a ser que no

ISAAC ROSA. Cada vez que oigo a alguien desde la izquierda señalar a Susana Díaz como “la candidata del sistema” siempre respondo lo mismo: “¡Pues qué mal anda el sistema!”. Y no lo digo ya por la propia Díaz, cuyo prestigio nunca he llegado a entender, sino por lo rematadamente mal que se ha hecho la “operación Susana” desde el comienzo. Para ser la favorita (como dicen sus detractores) del poder económico, la gran empresa, la banca, los mercados, los grandes medios, la corona, el Gobierno, el PP, el aparato del PSOE y la vieja guardia socialista, no se explica la trayectoria descendente de la presidenta andaluza, en barrena hasta el domingo.

 

Ante la inminente victoria de Pedro Sánchez

SEBASTIÁN MARTÍN

Aunque pudiera perder las primarias del próximo domingo, Pedro Sánchez ya las ha ganado. Ha triunfado moralmente. Lo ha hecho frente a quienes, con malas artes, consumaron su derrocamiento, instauraron una dirección ilegítima y decidieron mantener a un gobierno corrupto en contra de la palabra dada. Y lo ha hecho frente a quien aquel fatídico 1 de octubre dijo “quererlo muerto”, en una prueba añadida de cómo Susana Díaz entiende la acción política.Pedro Sánchez ya ha ganado. Pero solo ha podido lograrlo porque quienes creían haber patrimonializado el partido lo han convertido en héroe y mártir de la socialdemocracia española. Mérito suyo es haberse crecido ante circunstancias tan adversas. Mérito de sus adversarios, el haberlo agigantado.Ante esta victoria ya consumada, los promotores de su deposición han abogado por una retirada de los tres candidatos que perpetúe la dirección de la gestora. O por nombrar al candidato con menor respaldo interno para templar los ánimos.

 

Cristina Cifuentes: de la impunidad al exhibicionismo, del exhibicionismo a la impunidad

Victor Prieto/David Fernández

La figura de Cristina Cifuentes es inseparable de la de Esperanza Aguirre. Tanto es así que la imagen pública de la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha construido a lo largo de los últimos años a fuerza de distanciarse, a la alargada sombra de la caricaturesca Esperanza, como la otra cara de un PP más decente, moderno, abierto, tolerante. De hecho, las continuas salidas de tono de la extodo –su chotis mediático permanente– han contribuido a crear una cierta imagen de normalidad, de institucionalidad, incluso de regeneración, en una política profesional que vive del partido desde finales de los años 80. No es de extrañar, por lo tanto, que la obligada dimisión de Aguirre tras el terremoto desatado por la Operación Lezo se pueda llevar por delante a su enemiga íntima. Ambas forman parte del insoportable esperpento que ahora se muestra. El velo ha sido retirado.

 

Errores y evasivas de Rajoy

José Tomás Cruz Varela

Desde hace varios días, Carlos Puigdemont y la cúpula soberanista  vienen incordiando con el encargo de la fabricación de las urnas, que en esta ocasión serán de plástico, dado que el rigor y la trascendencia del próximo referéndum no admite que los votos sean depositados en cajas de cartón, algo muy cutre que ya fue criticado en el simulacro de votación anterior, pretendiendo dar a entender que en esta ocasión el plebiscito va a celebrarse, con o sin la autorización gubernamental.

 

Lo que esconde la “casita en la playa” de Susana Díaz

Raúl Solís

Muchos de los que se indignaron –el 15M- pensaban que iban a poder tener su casita en la playa y que iban a conseguir que sus chavales fueran a la universidad y, además, tuvieran un master”, dijo Susana Díaz en enero, y que hoy ha saltado a la palestra, para darle una explicación a la situación en la que se encuentra el PSOE y por qué los jóvenes han dejado de votar al partido que ha aglutinado históricamente el voto progresista en España.Con esta explicación, Susana Díaz quería decirle a los militantes del PSOE que los indignados son un grupo de niñatos frustrados por no poder vivir una vida según la expectativas que se habían creado. Sería entendible este argumento si viniera de alguien del PP, pero que una mujer que lleva toda su vida militando en la socialdemocracia explique, con tal nivel de frivolidad y odio hacia la gente sencilla, el fenómeno de empobrecimiento que está sufriendo España merece un análisis freudiano del que no saldría bien parada.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 5 de 403

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI