Libre Opinión

El bipartidismo contraataca

Gabriela Bustelo

Circulan en la prensa dos ‘expresiones trampa’ usadas para definir ―en neolengua orwelliana― los 40 años de democracia que celebramos este año de 2018, aniversario de la Constitución. La primera es ‘Régimen del 78’, que demoniza el septenio de la Transición, alargándolo engañosamente para incluir las cuatro décadas de democracia y rebautizarla además como una autarquía. La segunda es eso tan repetido de la ‘España bipartidista’, que atribuye a los dos grandes partidos nacionales ―PP y PSOE― un acuerdo para repartirse por turnos el dinero robado a los irresponsables que les votaron durante cuatro décadas. La trampa de esta segunda expresión está en que parece culpar a la propia alternancia democrática de la corrupción imputable al Partido Popular y al Partido Socialista Obrero Español.

 

Helena Maleno, Corazón de Al-Andalus

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"Europa ha construido 1.200 kilómetros de vallas y muros no para hacernos más libres, sino para encerrarnos dentro de ellos". Helena Maleno, almeriense acosada por su activismo en pro de los DDHH.
Helena, como su precioso nombre griego con hache señala, es una luz que resplandece en la oscuridad. Dicen que la hermosura únicamente ha de ser apolínea, basarse en la pura apariencia; pero ella es un volcán de Dignidad que emerge desde lo profundo del alma humana, la Belleza primordial. Natural de El Ejido (Almería), la ciudad que sufriera ataques racistas y linchamientos que darían la vuelta al mundo al inaugurarse el nuevo milenio... esa madrastra ingrata que vio su primer amanecer de niña no le ha otorgado el reconocimiento oficial que por su abnegada labor merece.

 

El Supremo incapacita al independentismo

Alfonso Pérez Medina

En vísperas de la semana en la que el independentismo catalán tendrá que decidir si da la espalda a los planes de Carles Puigdemont para ser investido como presidente de la Generalitat desde su autoexilio en Bruselas o sigue su estela y vuelve a tomar un camino que, de nuevo, le enfrentará a la acción de la Justicia, el Tribunal Supremo ha dejado claro que sigue sin fiarse de los líderes del procés y que mantendrá la situación de prisión provisional de Oriol Junqueras mientras exista cualquier atisbo de vuelta a la vía unilateral.El controvertido auto que dictó este viernes el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, en el que denegaba la salida de prisión de Junqueras para acudir a las sesiones de constitución e investidura del Parlament alegando que en alguno de sus traslados podría producirse un “grave enfrentamiento ciudadano” por desarrollarse en horas y fechas conocidas, pone de relieve que no sólo Junqueras, sino también los otros dos diputados electos en las filas de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez y Joaquim Forn, permanecerán en la cárcel hasta que se despeje el panorama y el nuevo Gobierno independentista marque su nueva hoja de ruta.

 

Incompetencia, altanería y mendacidad

Pedro Luis Angosto

El pasado fin de semana asistimos a un episodio que, por cómo sucedió y cómo fue tratado por el Gobierno del Estado, explica a la perfección el grado de desfachatez y putrefacción a que hemos llegado en este país. Nieva copiosamente sobre el Sistema Central, es sábado y día de los Reyes Magos de Oriente. La nieve cae como tantas otras veces sobre la Sierra de Guadarrama, pero no estamos en Ushuaia, ni en Winnipeg, ni siquiera en la Seu d’Urgell, es algo bastante normal. Miles de automovilistas, haciendo caso a los consejos de Tráfico, han adelantado la vuelta de vacaciones y poco a poco van cayendo en una peligrosa trampa que les tendrá atrapados entre el hielo durante casi veinte horas.

 

Retrato sin infanta

Javier Pérez de Albéniz

La monarquía se basa en la superioridad intrínseca, tan irracional como irrebatible, de unos pocos individuos sobre el resto. Son mejores, piensan reyes y compañía, y ahí se acaba el debate. Punto final. Ellos están por encima, y el resto a obedecer y a pagarles la broma. Son tan superiores, tan infinitamente más válidos e importantes que el resto del populacho, que en demasiadas ocasiones nos toman por tontos. Algunas veces tienen razón, puesto que seguimos manteniendo su medieval invento, pero otras cometen un grave error menospreciándonos de manera tan burda. Por ejemplo, cuando envían a los medios de comunicación un retrato de familia incompleto como si no pasase nada. Una fotografía capada, en la que ha sido suprimida si el menor pudor alguno de sus miembros gangrenados.

 

De Casas Viejas al 155

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"En Casas Viejas no ha ocurrido, que sepamos, sino lo que tenía que ocurrir". Manuel Azaña ante la Cámara de los diputados. 2 de febrero de 1933
"Fue Puiddemont el que decidió que siguiera adelante el 155. él y sólo él". M. Rajoy
Sí, claro, todas las comparaciones son odiosas, y carece de la misma magnitud el millar de heridos por el fracasado intento de represaliar o criminalizar los 'demócratas' de las JONS la votación del 1 de octubre en la Nación de Salvador Espriu, al lado de aquellos sucesos acaecidos ahora hace ochenta y cinco años en un pueblo de Cádiz el diez y once de enero, en el hoy Benalup-Casas Viejas, con veintiséis víctimas mortales. Sin embargo los espejos, cóncavos o convexos, pueden resultar sorprendentes.

 

La España de Rajoy: empleo basura, sueldos tercermundistas y colapso del Sistema de Pensiones

Germán Gorraiz

La economía española se ha basado en el último decenio en la conocida “dieta mediterránea”, (cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española, pero desde el 2015 la economía española ofrece signos de un cambio de tendencia , amanecer económico pintado con los trazos rosáceos de las vísperas electorales pero teñido de los siguientes claroscuros:

 

Esto no puede acabar bien nunca

Javier Perez Royo

“Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes: …5º Declarar la independencia de una parte del territorio nacional” (art. 472 Código Penal)
El presupuesto de hecho del delito de rebelión es un alzamiento violento. La violencia es un elemento constitutivo del tipo penal. La acción política o cívica pacífica o, en todo caso, no violenta, con el objetivo de “declarar la independencia de una parte del territorio nacional”, podrá ser, sin duda, una acción antijurídica, pero no es una acción constitutiva del delito de rebelión. Porque sin violencia no hay rebelión. Esto, que yo sepa, no se ha discutido nunca. No hay ningún Manual de Derecho Penal en el que no se explique el delito de rebelión de esta manera. Y por eso resulta difícil de entender que el Fiscal General se querellara contra los miembros del Govern y de la Mesa del Parlament ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo por un delito de rebelión.

 

La Francocracia española y la “cuestión catalana” (Parte 1 de 2)

*Ángeles Diez

Hace apenas unos días, trabajando con mis alumnos sobre el origen histórico de los Estados Nacionales, un alumno de ciencias políticas me planteaba con candidez – ¿nos está diciendo usted que los Estados Nacionales, y en concreto el Estado Español, es el resultado de la guerra, del monopolio de la violencia y de una nacionalización fracasada? ¿Está diciendo que este Estado es un Estado franquista? Teniendo como telón de fondo la “cuestión catalana” no me quedó más remedio que proponer a toda la clase una reflexión teórica que permitiera tomar distancia de los esquematismos, los lugares comunes y la propaganda mediática, así como de su propia subjetividad –en la clase sólo hay un alumno catalán-.

 

Juan Carlos I: 80 años chupando del bote

David Bollero

Juan Carlos I cumple 80 años y la prensa conservadora, entre la que se encuentra el periódico que en otro tiempo fue adalid de la izquierda, se vuelca en elogios al rey emérito. Quienes me sigan pueden imaginarse que no puedo compartir ninguna de esas palmaditas hacia un personaje que, una vez abdicado, ni siquiera ha tenido la honestidad de dejar de chupar del bote, disfrutando de lujos y un sueldo de casi 16.000 euros al mes, a pesar de que ni siquiera tiene unas funciones reguladas. Todos esos medios afines a los Borbones, que comparten ese apego al calor Borbón al que se arriman partidos que dicen ser de izquierdas como el PSOE, olvidan multitud de detalles de la biografía del rey emérito que dicen muy poco de sus valores, de sus principios.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 4 de 412

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI