Libre Opinión

El socialismo, la izquierda y el ¿“qué es por dignidad”?

Carlos Martínez García

Moción de censura por dignidad, sí. Pero no solo atenta a la dignidad el Partido Popular. Es cierto que el PP es un partido corrupto, ya lo era antes de implantar el 155 en Cataluña. Mucho antes. Se sabía. Se sabía además que el PP incumplía numerosas leyes. El PP no defiende ni el Estado, ni a España. El PP defiende sus intereses derechistas, conservadores y burgueses, cosa que se puede hacer desde la más absoluta honradez, pero que ellos como herederos del franquismo que son, lo hacen también robando y reprimiendo. El PP es el franquismo sociológico del siglo XXI y tienen muy poco o nada que ver con el liberalismo histórico. Eso lo explica casi todo.La figura chula, desafiante y cuartelera de María Dolores de Cospedal el día 29/05/2018 en la comisión de investigación del parlamento es toda una declaración de principios.

 

 

Y por fin el pueblo tomó las calles

Javier Pérez de Albéniz

Se veía venir, se antojaba inevitable, parecía lo más sensato. El pueblo tomó las calles. Fue el pasado domingo en Madrid. Una impresionante marea humana, formada por hombres, mujeres y niños de todas las edades y condiciones sociales. Familias enteras, caminando en la misma dirección. Desde la Puerta del Sol a Cibeles. En el paseo de la Castellana y en el barrio de Vallecas. No cabía un alfiler. Miles y miles de personas abandonaron la seguridad de sus hogares y salieron en busca de otros como ellos, y juntos ocuparon las aceras y las carreteras, y cortaron el tráfico y entonaron emocionantes cánticos de unidad. La gente tomó lo que es suyo, se dejó ver, caminó de la mano y en una misma dirección. De una vez por todas demostró unidad, entusiasmo, reivindicación y pasión.

 

Iglesias y Montero superan su revocatorio con un 68% de los votos

PV

Pablo Iglesias e Irene Montero seguirán siendo secretario general de Podemos y portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, respectivamente, tras recibir el aval de la militancia en una consulta con una participación récord, que supera en 30.000 votos a la del último congreso del partido, Vistalegre II, celebrado en febrero de 2017. Casi 190.000 inscritos (188.176) participaron en la consulta convocada por el secretario general y su pareja, la portavoz en el Congreso, al entender que su credibilidad, honestidad y coherencia habían sido puestas en tela de juicio a resultas de la adquisición de una vivienda en Galapagar. El 68,42% de los votantes (128.300) han avalado la continuidad de Iglesias y Montero en sus cargos institucionales y de partido, frente al 31,58% (59.224), que han votado a favor de la dimisión de ambos dirigentes en la consulta, que ha tenido lugar durante toda la semana.

 

SENTENCIA GURTEL, MUCHOS AÑOS PERO POCA GENTE

Agustín Vega Cortés

La detención de Zaplana, y la publicación de la sentencia de la Gurtel, ha vuelto a poner en primera plana la realidad de un país que no acaba de salir del agujero negro en el que le tienen  hundido sus dirigentes. Sin embargo, decir que todos los políticos son iguales de corruptos, es tan estúpido como defender  la plena inocencia de los millones de electores que  con sus votos han mantenido en el poder,  legislatura tras legislatura, a personas sobre los que se sabía, desde muchísimos lugares, que dedicaba más esfuerzos a conservar los cargos y saquear  las arcas públicas en beneficio propio o de sus allegados, que a cumplir con las obligaciones de sus responsabilidades.

 

País sin gobierno, izquierda sin líderes

Jesús Cuadrado

A dos minutos de que se inicie la descomposición total del PP, estampida incluida, la cuestión que más importa es qué llega ahora.Pedro Sánchez, que hace un año ilusionó a los militantes socialistas con su “NoEsNo” contra Rajoy, en las últimas semanas ejerció de forofo del “SíEsSí” en compañía de Rajoy contra Rivera. Tanto que el PP le puso a su disposición la TVE durante un par de días, movilizado para intentar reflotar el viejo bipartidismo. En la otra izquierda, Iglesias, que logró apasionar a cinco millones de electores contra la casta, hoy demuestra no tener muy claro qué quiere decir cuando dice casta. El futuro de la izquierda española depende de ambos, y, de momento, las perspectivas no tienen buena pinta.

 

La ciénaga pestilente: retrógrados y rateros

Pedro Luis Angosto

En una conferencia pronunciada hace tres años, la activista paquistaní y Premio Nobel de la Paz  Malala Yousafzai describía con estas palabras lo que sucedía en su país: “En mi país los políticos no le dan importancia a robar. Ellos son ricos y el país es pobre, y sin embargo, no dejan de saquearlo. La mayoría de ellos no pagan impuestos, pero comparativamente eso es lo de menos. Toman préstamos de bancos estatales y no los devuelven. A cambio de contratos gubernamentales reciben comisiones de amigos o de las compañías a las que se les adjudican. Muchos de ellos poseen caros pisos en Londres. No sé cómo pueden vivir con sus conciencias cuando ven que nuestra gente pasa hambre o vive a oscuras por los constantes cortes de luz, o que los niños no pueden ir a la escuela porque sus padres necesitan que trabajen...”.Terrible y desgarrador relato que nos habla de una oligarquía encaramada al poder en beneficio propio, indiferente al sufrimiento inmenso de su pueblo, al hambre, a la falta de instrucción, a la explotación y a la enfermedad.

 

 

Albert Rivera: el José Antonio 2.0

José Antonio Gómez

Cada vez que se habla de Albert Rivera como del representante del pensamiento joseantoniano los militantes de Ciudadanos y los dirigentes con la piel más fina saltan como escopetas en una batida de pluma. La realidad es que el nacionalismo patriotero del líder del partido naranja cada vez se va pareciendo más al pensamiento de José Antonio Primo de Rivera. No hay más que comparar sus palabras y se verán las similitudes. Veamos algunos ejemplos.El diario El Mundo desveló en una de sus columnas de opinión diarias que se había mantenido una conversación sobre la presentación de la plataforma España Ciudadana, esa mala imitación de la creada por el presidente Emmanuel Macron en Francia.

 

Pedro Sánchez se olvida de criticar a Rajoy

Sato Díaz

El PP se desmorona. Cuantitativamente, en las encuestas. Cualitativamente, los casos relacionados con la corrupción se suceden: el último, Zaplana. Por otro lado, el problema de Catalunya sigue enquistado mientras las cancillerías europeas observan con incredulidad cómo los meses se suceden en el calendario sin que el Gobierno español consiga solucionar o encaminar el entuerto. “Aprendan de la lealtad del PSOE”, aconsejaba Mariano Rajoy a Albert Rivera hace unos días, cuando este último le apretaba en el Congreso desde el flanco catalán.En este contexto, el PSOE ha cerrado filas y parece evitar cualquier crítica a un PP que parece amortizado. Un PP que, a pesar de liderar el CIS, cae estrepitosamente ante un aumento sin parangón de Ciudadanos.

 

Estado de alerta

Pedro Luis Angosto

España vive en un estado de esquizofrenia de difícil tratamiento. Si los dirigentes de los grandes partidos, medios de comunicación, empresas y grupos de presión hubiesen tenido un mínimo de preocupación por el interés general, desde que estalló la gran crisis-estafa del capitalismo, allá por 2008, se habrían desvivido por buscar soluciones a la situación de miles de familias que fueron expulsadas de sus casas por los bancos que fueron parte principal del desastre, por habilitar medios de subsistencia a quienes perdieron su trabajo y han caído en la exclusión social y económica, por encarcelar a los responsables de las entidades financieras y a los políticos que crearon la burbuja inmobiliaria, por allegar fondos para hacer viable el sistema de pensiones, por asistir a los dependientes creando miles de puestos de trabajo de cuidadores a domicilio, por ir sustituyendo las energías fósiles por las renovables, por disminuir la deuda pública mediante ajustes en gastos que no son imprescindibles como la financiación de la Iglesia o el mantenimiento de una banca privada inútil que ha estado a punto de llevarnos al desastre económico más grande de nuestra historia y a la que nadie exige responsabilidades, ni tampoco que devuelva el dinero que se le dio para evitar su quiebra.

 

Zaplana pasa al bando de “las personas de las que usted me habla” del PP

Clara Espinar

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, ha afirmado este miércoles que Eduardo Zaplana, detenido este martes por un presunto delito de blanqueo de capitales, "pertenece al pasado" del partido. "A un pasado de hace más de diez años y por que el tiene que responder individualmente", ha dicho el número tres del partido. El PP no se anduvo este martes con miramientos para anunciar la apertura de un expediente de expulsión contra Zaplana tras conocerse su detención. Un día después las palabras de Martínez Maíllo envían directamente al expresidente valenciano, exministro de Aznar y exportavoz parlamentario de Rajoy al bando del "pasado" del PP. Parafraseando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Zaplana ha pasado a la categoría de "persona de las que usted me habla", la recordada fórmula con la que se refirió en octubre de 2014 al extesorero Luis Bárcenas, cuando se hizo insostenible la situación judicial de quien durante décadas hizo y deshizo en la gerencia del PP y a quien Rajoy pidió en un mensaje de texto que "aguantara" tras descubrirse que tenía cuentas en Suiza.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 3 de 423

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI