Libre Opinión

La Ley Mordaza y el Control Social

Julián Molina Illán. El Control Social es una necesidad inherente a la sociedad humana. Esto es así por la heterogeneidad del género humano, sentida como tal aunque en realidad no sea cierta. Es decir, somos básicamente iguales aunque nos sintamos diferentes. Así pues, estas diferencias sentidas nos hacen desviarnos de la norma, y de las normas, generando alarma social y un daño a los demás, más o menos importante. Existen muchas clases de desviaciones sociales y muchas formas en cómo la sociedad ejerce el Control Social y se defiende. Algunos ejemplos podrían ser el robo, desde los que roban una gallina para comer, hasta los que roban una parte del sueldo y la cotizaciones sociales a los trabajadores, pasando por los que roban bancos, o los bancos que roban.

 

La policía y sus abusos: una excepción continua

Pablo Sánchez.La llegada del PP al gobierno supone una liberación para aquellos policías que llevan años extralimitándose en sus actuaciones cuando la ley mordaza entra en vigor para reprimir todo un descontento social que lleva años fraguándose a raíz de la crisis económica del 2008 y los continuos recortes en servicios públicos y derechos que sufre el pueblo español con la excusa de la necesidad de salir de la crisis apretándonos el cinturón.

 

Rosell entiende que el CGPJ debe expulsar a Alba de la carrera judicial

La delegada del Gobierno para la Violencia de Género y magistrada en excendencia, Victoria Rosell, ha considerado este jueves que el Consejero General del Poder Judicial (CGPJ) debe apartar de la carrera al juez Salvador Alba tras haber confirmado el Tribunal Supremo su condena a seis años y medio de cárcel y 18 de inhabilitación.En declaraciones, Rosell ha manifestado que la sentencia del Tribunal Supremo sobre Alba por manipular una instrucción para perjudicarla «no puede repararlo todo y menos el daño causado» en su entorno y en el de la familia, pero es una «magnífica noticia» al confirmar «una sentencia magnífica también del TSJC».

 

YO, PARA SER FELIZ, QUIERO UN CAMIÓN.

Ángel Morillo Trviño. Ahora que se anuncia una huelga de camioneros, que para empezar no es exactamente eso sino una huelga de empresarios del transporte por carretera (prácticamente el único que existe ya en este país de nuestras desdichas, y muy especialmente en Extremadura donde el tren está “ausente”) apoyado, como no podía ser de otra forma, por muchos camioneros autónomos que sufren, obviamente, desfachateces, me ha venido a la memoria -aún a pesar de lo desmemoriado que uno es- un escrito que hice hace ya bastante tiempo para defender el trabajo de camionero. Pero antes de llevarlos al recuerdo quiero señalar que la actual convocatoria, según el periódico Infolibre, es una convocatoria bajo sospecha: “la patronal del transporte presiona al Gobierno con un cese de dudosa legalidad”.

 

El cierre en falso del 'caso emérito' causa un daño irreparable a la democracia española

José Antequera. Fiscalía cierra todas las causas contra Juan Carlos I y el rey emérito ya sueña con regresar a España. El decreto de archivo está firmado, solo quedan por despachar unos pocos flecos, mayormente la documentación que llegue de la Justicia de Suiza, donde el fiscal Yves Bertossa no tira la toalla y sigue indagando en el patrimonio oculto del monarca español. La consigna en el Tribunal Supremo parece clara: pasar página cuanto antes a este espinoso asunto, ya que si se sobrepasa el límite del 17 de diciembre (fecha de vencimiento de la investigación) se prorrogarían las diligencias tal como marca la ley.

 

AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 21 NOVIEMBRE 2021 (LXXIII)

Félix Barroso Gutiérrez

Contaban que, en los años del hambre, los que sucedieron después que unos bárbaros, íntimos de Adolf Hitler y Benito Mussolini, dieran un golpe de Estado e incendiaran España con una guerra de sedición, los paisanos tostaban las bellotas de encina y, luego, preparaban un sucedáneo del café.  A falta de pan, buenas son tortas.  La bellota, en estos días otoñales, ya forma extensas parvas alrededor de las quercíneas (encinas, alcornoques y robles), máxime con el maldito aire que sopló durante cinco días y noches y que resecó el agua caída en la primera semana de noviembre.

 

GUERRA DE LEYES LABORALES

Ángel Morillo Triviño .“Labour law wars”, que dirían los políticos de la Junta de Andalucía y de Extremadura para mostrar sus conocimientos del “inglés andalusí” de Al-Ándalus o del “inglés castúo” de los extremeños. Horteradas -qué otra cosa sino- del modernismo de quienes han hecho, paradójicamente, de sus regiones símbolos del conformismo más neoconservador y Borbón del país. De verdad, si alguien está en contra de los regímenes totalitarios, ese es un servidor. Pero hasta los chinos (comunistas aún hoy) han entendido que hay que pagar salarios decentes para que haya consumo y las empresas puedan ser más competitivas y el Estado (recaudando mucho más con sus impuestos indirectos) más fuerte y más poderoso.

 

El Gobierno "progresista" ratifica la Ley de Amnistía que equipara a asesinos franquistas con víctimas de la dictadura

Clara Mallo.PSOE y Unidas Podemos han acordado este miércoles, mediante una enmienda al proyecto de Ley de Memoria Democrática, ratifiar la Ley de Amnistía de 1977, que impide juzgar los crímenes del franquismo, dejando constancia de la importancia de la misma y vinculándola al proyecto de la nueva ley. La enmienda dice: "Todas las leyes del Estado español, incluida la Ley 46/1977, de 15 de octubre, de Amnistía, se interpretarán y aplicarán de conformidad con el Derecho internacional convencional y consuetudinario y, en particular, con el Derecho Internacional Humanitario, según el cual los crímenes de guerra, de lesa humanidad, genocidio y tortura tienen la consideración de imprescriptibles y no amnistiables".

 

El Cesid, antiguo CNI, intentó borrar las huellas de Juan Carlos I en el 23F

De casta le viene al galgo.

Josep Herrera.El jefe del centro de espionaje español en tiempos del golpe de estado de 1981, el comandante José Luis Cortina, trató de 'silenciar' a varios agentes que habían descubierto los hilos que conducirían a La Zarzuela implicando al rey. Así lo indica ahora el libro publicado "Al servicio de su majestad", de Fernando Rueda. Aseguraba el periodista Roberto Muñoz Bolaños, y los documentos desclasificados de la CIA y el Departamento de Estado de EEUU, a principios de año, que entre otras pruebas «queda demostrado a partir de las fuentes, que el general Armada fue autorizado por Juan Carlos I a las 23:30 horas para proponerse a título personal como presidente del Gobierno ante los diputados retenidos en el hemiciclo». Con lo que se daba por hecho que el rey estaba al corriente del golpe de estado del 23F, y de más.

 

 

El Cesid, antiguo CNI, intentó borrar las huellas de Juan Carlos I en el 23F

De casta le viene al galgo

Josep Herrera.El jefe del centro de espionaje español en tiempos del golpe de estado de 1981, el comandante José Luis Cortina, trató de 'silenciar' a varios agentes que habían descubierto los hilos que conducirían a La Zarzuela implicando al rey. Así lo indica ahora el libro publicado "Al servicio de su majestad", de Fernando Rueda. Aseguraba el periodista Roberto Muñoz Bolaños, y los documentos desclasificados de la CIA y el Departamento de Estado de EEUU, a principios de año, que entre otras pruebas «queda demostrado a partir de las fuentes, que el general Armada fue autorizado por Juan Carlos I a las 23:30 horas para proponerse a título personal como presidente del Gobierno ante los diputados retenidos en el hemiciclo». Con lo que se daba por hecho que el rey estaba al corriente del golpe de estado del 23F, y de más.


Ahora se vuelve a señalar al Cesid, ahora CNI (Centro Nacional de Inteligencia), como el instigador del golpe de estado del 23F. Lo cuenta el periodista y especialista en espionaje Fernando Rueda en su nuevo libro ‘Al servicio de su Majestad’ (La Esfera) y que detalla La cúpula del Cesid había participado en el 23F a favor de una solución con el Rey a la cabeza. Por eso los servicios secretos querían borrar las posibles huellas del rey Juan Carlos I en el golpe de estado militar.

A Juan Carlos le protegieron de todo: del golpismo, de las comisiones del petróleo saudí, etc. Su relato explicaría también la relación de los servicios de espionaje con el jefe del Estado desde antes de ser rey. Decidieron que había que descabalgar al presidente Suárez una vez que este rompió su idilio con el Rey. Taparon las operaciones de su valido Manuel Prado y Colón de Carvajal, los años del felipismo y el final de su reinado. Todo oculto a la medida del ahora emérito como si de una novela de espías se tratara.

Operación Timón

Todo comenzó en el lejano 1978 cuando un grupo de civiles entre los que estaba, por ejemplo, el periodista Luis María Ansón, ante la deriva de lo que ellos consideraban una amenaza para la nación, como lo eran el Estado autonómico o los atentados de ETA, comenzaron a plantear una operación de reconducción de la Transición, como apartar a uno de sus arquitectos, el presidente Adolfo Suárez.

José María Bourgón, jefe del Cesid, informó tanto a Suárez y Gutiérrez Mellado como al Rey de lo que se estaba planeando. Juan Carlos se mostró muy interesado en la operación y le pidió que indagara aún más, lo que Suárez entendió como una deslealtad del servicio de inteligencia al Gobierno.

Cuando todo el plan se vino abajo, fueron los propios servicios de inteligencia los que cortocircuitaron cualquier vínculo del Rey en la trama, no participó en su elaboración aunque estaba al corriente, para preservar la imagen del monarca que salvaguardaba la democracia de los golpistas teóricamente franquistas

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 2 de 533

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI