EL PISITO DE MARIA ANTONIA

 Antonio Marcelo Vacas

“Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás,es la única manera”

Albert Einstein

 Quien no conozca la magistral película dirigida en 1958 por Marco Ferreri, “El Pisito”, sobre guión del insuperable Rafael Azcona y del propio Ferreri, debe apresurarse a contemplarla, pues lo agradecerá.

 El film narra las penurias de Rodolfo (J.L. López Vázquez) quien, ante la imposibilidad de casarse con su novia eterna Petrita (Mary Carrillo), por no poder acceder a un piso propio, se ve empujado a casarse con una anciana enferma Doña Martina, y esperar a que esta fallezca para sucederla en todos sus derechos sobre una vivienda donde ambos residen.

 La película es una crítica corrosiva del ciudadano medio de la época, disfrazada de humor negro, cargado de penurias económicas e imposibilitado para realizarse como ser humano. O sea, un retrato que no ha perdido actualidad.

 Habrá quien elucubre, que estos problemas presentes en la etapa preindustrial del franquismo (en la época del film aún no se había aprobado ni tan siquiera el Plan de Estabilización de 1959 que precedió a los sucesivos Planes de Desarrollo) no tienen cabida en la España de hoy, máxime cuando el partido gobernante ha anunciado el retorno a la arena política activa de la inefable exministra Mª ANTONIA TRUJILLO RINCON.

 Y quizás no les falte razón porque, los problemas de Rodolfo y Petrita, pudiera ser que hubieran encontrado remedio en una “solución habitacional”, 30m2 en canal, de las arbitradas por Trujillo durante su época de ministra.

 Pero no nos adelantemos, vayamos por partes y, tracemos un breve semblante biográfico de la hoy día, candidata al Congreso de Diputados, number one, por la provincia de Cáceres, en las próximas elecciones legislativas del 9M.

María Antonia nació en Peraleda del Zancejo (Badajoz), hace 47 años y, aproximadamente, un mes, licenciada en Derecho en 1985 y, a partir de 1993 es profesora titular de Derecho Constitucional de la UEX, donde ha sido delegada de Relaciones Internacionales y presidenta de la Junta de Personal Docente e Investigador.

O sea, en la Universidad comenzó a barrer para casa y, así en 1996 fue nombrada consejera del Consejo Económico y Social de Extremadura.

 En 1999, Juan Carlos fijó su vista en ella y, la nombró Consejera de Presidencia, pasando posteriormente a desempeñar la Consejería de Fomento, desde donde promovió un Plan Regional de Vivienda, incluido posteriormente en el Programa Electoral de su partido, Plan que, está resultando un auténtico fiasco en Extremadura, por su limitados resultados (consistía básicamente en aportar suelo público de forma gratuita a los promotores para que construyan viviendas a un precio asequible, unos 60.000 euros).

 El año 2004, el partido de Z resulta el más votado sorpresivamente y, según cuenta el propio interesado, incontinente verbal donde los haya, Z ofrece a Juan Carlos la cartera ministerial de vivienda, gracia que, el interfecto rechaza pues prefiere su Cortijo a un Ministerio que, tiene la mayor parte de sus competencias transferidas a las C.A.

 Sin embargo, Juan Carlos propone el nombramiento de Mª Antonia y, así contribuye como Chaves (Maleni Alvarez, Carmen Calvo dixit) a cubrir la cuota femenina de ministras de Z, aunque según allegados, la jugada consistió en desembarazarse sin necesidad de acudir al traumático cese, de una Consejera bastante insoportable de carácter e incompetente en sus funciones.

(Y que dicho sea de paso, cuando te mira abre los ojos como para fulminarte).

 Sea como sea, Mª Antonia debió aceptar encantada y, fue nombrada Ministra de Vivienda en el año 2004, cargo que desempeño, exactamente hasta el día de su requete anunciado cese, ocurrido el 6 de Julio de 2007, logrando acaparar para si, año tras año, el nada despreciable título de la ministra menos valorada del Gabinete Z.

 Antes de referirnos a sus actuaciones más representativas al frente del Ministerio, es necesario resaltar un hecho, ocurrido al principio del mandato zapateril.

Ocurrió que, en la Revista VOGUE, versión española, en su número 198, de Septiembre de 2004 (publicado en Agosto), páginas 220 a 228 (www.vogue.es) aparecen posando, cuan modelos de alta costura, las ocho mujeres / cuota del Gabinete de ZP.

 A saber; Maleni Alvarez (Fomento); Cristina Nabona (Medio Ambiente); Carmen Calvo (Cultura); Elena Espinosa (Agricultura); Mª Teresa Fernández de la Vega (Vicepresidenta); Elena Salgado (Sanidad); Mª Jesús San Segundo (Educación) y, Mª ANTONIA TRUJILLO RINCON  (Vivienda).

 Si se observa la figura de Mª Antonia, año 2004 y, la comparamos con su actual porte, llama la atención lo rolliza que se ha puesto la exministra, por lo cual posiblemente incluso se recurriría al photoshop.

 Mª Antonia lo mismo sirve para un roto, que para un descosido pues, puede pasar de levantar el puño en el Congreso provincial de su partido (Diario Extremadura 19 Junio 2004), previo al congreso regional donde Juan Carlos logró el 98% de los apoyos, con un traje informal, a posar perfectamente ataviada, peinada y maquillada, a las puertas del edificio del Consejo de Ministros, cuan top model de ocasión, rodeada además de pieles.

 Suponemos que Mª Antonia conocerá la letra de La Internacional, y ahora sabemos por ella, hacia donde caminan “los parias de la Tierra”, hacia donde avanza “la famélica legión”, hacia la jaula exclusiva en la que la mujer objeto que puede pagárselo alimenta el engranaje del consumismo capitalista, sumisamente seducida por los cantos de sirena de la sucursal española de la Biblia de Madison Avenue, la revista Vogue.

 Las asociaciones feministas de la época pusieron el grito en el cielo por el posado ministerial, que calificaron de reprobable, elitista y reaccionario. Amén de cutre, digo yo.

 Durante su etapa de ministra, Mª Antonia será siempre recordada por sus incalificables ocurrencias.

Por una parte ideó las “soluciones habitacionales”, minipisos de 30m2 para solucionar el problema de vivienda en España (problema relativo cuando hay mas de dos millones de pisos deshabitados en España, y en Extremadura más de 100.000).

 Quien realizaba esta propuesta, vivía entonces en un ático, del ministerio que dirigía, gratis total, de unos quinientos metros cuadrados, al que nada más acceder a su cargo, sometió a un conjunto de reformas convirtiendo la vivienda en un lugar de lujo asiático, con unos retretes de dimensiones superiores a los pisos que preconizaba.

 La inventora de estas especies de colmenas para humanos, ante la avalancha de críticas que padeció, acertó a declarar “la dignidad de la vivienda no se mide en m2”, ni la estupidez  humana tampoco, obviamente.

 Complemento de la idea anterior, y que da la medida de la capacidad gestora de Mª Antonia, fue la consistente en repartir 10.000 pares de zapatillas para que los jóvenes patearan las calles en busca de pisos y, fomentar así el alquiler de los mismos.

 En fin puede quien esté interesado, conocer las andanzas de esta persona, pinchar su nombre en Google, y quedará encantado, con sus ocurrentes declaraciones y su inimitable conducta.

 Pues bien, recientemente nos hemos enterado que, el candidato tradicional, al Congreso por la provincia de Cáceres, Victorino Mayoral Cortés, cede su puesto a Mª Antonia, ya que Vito podría ver empañada su campaña con el recordatorio continuo de sus recientes andanzas como dirigente de la Liga para la Educación.

Con todo, tengo la convicción de que el partido promotor del cambio ha salido de Villamala, para meterse en Villapeor.

 Mª Antonia, mujer, divorciada, y con un hijo, tiene a sus 47 años un currículo esencialmente compuesto por su dedicación a la cosa pública, pues como profesora, ha ejercido muy poco tiempo, y si en algo destacó en tal función, fue por su carácter despótico y escasamente pedagógico (según opinión de primera mano).

Como Consejera hay poco que opinar de su función ya que, donde domina la escena política, y gubernamental un sátrapa, la labor de sus acólitos, está supeditada a su figura, de la cual emana todo el poder.

 Ahora bien, como ministra, mujer/cuota, el fracaso fue absoluto, prescindiendo de ella ZP, pocos meses antes de celebrarse las elecciones legislativas ya que, su situación era insostenible.

 Y fue despedida junto a Carmen dixit Calvo, otra que tal baila, que ha logrado acumular en su retiro un salario de alrededor de 12.000 euros mensuales entre unas cosas y otras.

 Mª Antonia, cobra hoy día, y durante dos años, por ley, su salario, de exministra, a cuyo respecto bien haría la oposición en informar si tal retribución puede compatibilizarse a futuro con el salario de diputado en Cortes, pues Mª Antonia volverá a levantar próximamente el puño, entre un auditorio de mileuristas, agricultores y pensionistas, como si de uno de ellos se tratara. Y solo habrá estado siete meses Mª Antonia, alejada del pesebre, al cual sin duda, a partir de marzo retornará y desde luego no por méritos propios, sino como consecuencia del régimen caciquil / clientelista extremeño.

 También estimo Mª Antonia, esconderá su faceta “fashion”, para levantar como siempre el puño, cuando concluyan sus mítines en Olivenza, con Guillermo a su lado, en Villafranca, con Ropero arropándola, en Jerez de los Caballeros, con los Gallardo´s de fondo, en Plasencia, Abadía, Pinofranqueado o Trujillo.

 Soy de la opinión de que convendría empapelar la región con las fotos del posado de la exministra en Vogue, porque hablan por si mismas, e informar al pueblo sobre los méritos, inexistentes, de esta mujer, que pedirá su voto para sentarse en un escaño del Congreso de Diputados, y esperemos que, al resultar Z derrotado, no sea en el banco azul, aunque fuera como ministra sin cartera, nuevamente por aquello de la cuota mujer / región.

 Porque, reiteramos, méritos, lo que se dice méritos, para representar al pueblo extremeño, y más en concreto a los cacereños, carece de ellos.

Esta mujer, exclusivamente, se representa a si misma y, a su Secta que, en principio la ha elegido porque solo ha demostrado una innegable cualidad, que es muy bien mandada y, para apretar un botón en las Cortes, no se necesitan ninguna otra especialidad.

Comentarios
Añadir nuevo
INSOPORTABLE IMPRESENTABLE   |2018-12-28 12:51:59
Mª Antonia fue nombrada Ministra de Vivienda en el año 2004, cargo que
desempeño, exactamente hasta el día de su requete anunciado cese, ocurrido el
6 de Julio de 2007, logrando acaparar para si, año tras año, el nada
despreciable título de la ministra menos valorada del Gabinete Z.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI