LA PINGOLLA

Félix Barroso Gutiérrez

Verseaba el ínclito Antonio Machado Ruiz (no digo ‘Don Antonio’, porque el ‘don’ cada día me parece más distante y más clasista), en su poema ‘A Orillas del Duero’, de esta manera: ‘Mediaba el mes de julio.  Era un hermoso día. / Yo, solo, por las quiebras del pedregal subía, / buscando los recodos de sombra, lentamente. / A trecho me paraba para enjugar mi frente / y dar algún respiro al pecho jadeante’ (…).  Cierto que el día de ayer, efemérides de San Carilefo y San Teodorico, no se encontraba en el meridiano del mes de julio, sino que era justamente cuando pisábamos los umbrales de su primer día.  Fue -en esto coincido con el eximio poeta- una hermosa jornada, tanto o más, tal vez, que aquella de julio de 1913, cuando Antonio escribió el poema.

Iba a cumplirse un año de la muerte de su jovencísima esposa, Leonor Izquierdo Cuevas, fallecida el 1 de agosto de 1912, cuando solo contaba con 18 años.  La tuberculosis se la llevó por delante.  Él, el poeta sevillano, peinaba 37 estíos.  Cayó en una terrible depresión: ‘Si la felicidad es algo posible y real - lo que a veces pienso -, yo la identifico mentalmente con los años de mi vida en Soria y con el amor de mi mujer’.  Para el amor auténticamente entregado, compenetrado, donde los dos se funden en uno sin absorberse la autonomía personal de cada cual, no existen las fronteras de la edad, del sexo, del color de la piel o de la posición social.  Incluso unas dosis de ‘anarquismo relacional’ afianzan aún más el verdadero amor:  no hay jerarquías que valgan dentro de la pareja y sus relaciones.  Además, una relación sexual no tiene prioridad sobre una relación platónica.  Compromiso claro y rotundo, pero siempre y cuando las dos partes tengan total libertad y flexibilidad en lo que a ese compromiso se refiere.  Es la forma más sensata para equilibrar las relaciones.

Tan afectado debió estar nuestro querido Antonio que, sin ser todavía cuarentón, se le ve cansado en aquel julio que debería calentar lo suyo en la villa jienense de Baeza, donde compuso el poema.  Pero sus versos son recuerdos de un paseo del julio anterior, cuando se encontraba en Soria, cuyo verano es mil veces menos riguroso, aunque él afirme que ‘sobre los agrios campos caía un sol de fuego’.  Otro tipo de fuego le comía por dentro, presintiendo la cercana muerte de Leonor.   Se había vuelto viejo de repente, roída la esperanza y quebrajada la ilusión.  ¿A que extrañar que su poema rezume la amargura de aquel al que han despojado de lo que más quería?  Carga las tintas contra Castilla, casi ciscándose en ella: ‘de yermos sin arados, regatos ni arboledas; / decrépitas ciudades, caminos sin mesones / y atónitos palurdos sin danzas ni canciones... ‘(…).  Nosotros, también trotábamos ayer, sin encontrar una sola alma por valles y altozanos, como tantas y tantas tardes desde que el envejecimiento apergolló a estos pueblos y los maquinarios enflacaron los músculos del campesinado.  Pero, por suerte, no íbamos encogidos y con paso cansino, sino irrumpiendo entre sotobosques de escobas y retamas, saltando cercas que envuelven el mosaico de almunias, cuyos pastizales ya muestran el ocre propio de estas fechas, manteniendo tan solo retazos de verdor en fondos de valle o en frescos ribazos junto a viejas fuentes, colmatadas por el abandono.  No se limpian ni se adecentan los manantiales.  ¿Para qué?  Agricultores y ganaderos ya no los necesitan.  Se acabaron las largas jornadas en las tierras, cuando se comía de la merendera al pie de la fuente más cercana.  Ahora, el todoterreno o el tractor acorta las distancias y los trabajos y los labrantines desayunan, comen al mediodía y cenan en sus casas.  Y, si por circunstancias varias, deben permanecer contadas veces en los campos, se llevan consigo el garrafón de agua, congelada en los veranos.

No se ven ni siquiera a almas errantes por los estrechos caminos; especímenes que de ciento una vez me he topado con ellos.  Gente bohemia, estrafalaria y algo alocada, capaz de copular metafóricamente con la propia naturaleza y que aparece a la vuelta de cualquier recodo del monte (¿seré yo acaso uno de ellos?).  Tal que aquel día, otro primero de julio, bajo un sol que flagelaba con ganas, en el camino del paraje de ‘La Socañera’.  Le vi venir y me puse en guardia.  No era muy lógico que una tarde del tórrido verano apareciese un individuo embutido en una chilaba, capuchón sobre la cabeza, sandalias de mala muerte y un fardel colgándole del hombro.  ¿Qué se traía entre manos por aquellos andurriales donde Cristo se fue a quitar los galaperos? Llegó a mi altura y le entendí que se llamaba Ibrahím.  Me pidió algo de comer, pero solo llevaba la cantimplora con agua.  Bebió hasta vaciarla.  Muy zalamero, mucha mano al corazón y a la frente, pero necesitaba un traductor.  Haciendo un esfuerzo, comprendí que era marroquí y tenía gran interés en conocer dónde se hallaba el paraje de ‘La Morisca’.  Iba en busca de un supuesto tesoro que habían dejado sus antepasados en tal lugar.  ¡Increíble!  Yo había estado más de una vez en la cresta cuarcítica del alcor de ‘La Morisca’.  Le indiqué el camino.  Se puso más contento que unas castañuelas.  Volvieron las zalamerías y se fue chapurreando en su jerga a buen trote, volviendo la vista a cada instante, para indicarme que me llevaba dentro de su corazón.  Julio de 2009.  ¡Ya ha calentado!  Para escribir todo un libro.
……………………………………………………………………………………………
LA PINGOLLA
Lo prometido es deuda.  Se ha producido el cambio del título de esta columna.  No tenía ya sentido el epígrafe anterior.  He vuelto, al cabo de 156 semanas, con el antiguo título, que inicié un 8 de diciembre de 2010 en otro periódico.  Aquel día escribía, en mi primera ‘Pingolla’, cosas como estas: “Seguro que las nuevas generaciones, (no las del Partido Popular) de aquel pueblo mío, muy orgulloso de ser extremeño, desconocen la palabreja ‘pingolla’.  Se ha perdido ya del lenguaje coloquial, como se han perdido tantas cosas que daban razón de ser a las raíces antropológicas de la patria chica.  Pero los mayores, esa población envejecida, que tanto abunda por los septentriones cacereños (y por otras zonas de Extremadura que no son septentriones), capiscan al momento el significado de ‘pingolla’.  Y cualquiera de ellos te la puede definir de la siguiente manera: ‘Lo más arribota de tó, d,un árbul aciamenti, andi casi naidi puei subil y dendi se gerea to’.  Resumiendo, la ‘pingolla’, en cristiano, es la parte más alta de un colosal árbol, desde donde se otean amplios terrenos, hasta el infinito; ofreciéndote una dimensión visual excelente para hurgar en todos los recovecos.  También la ‘pingolla’ es un perfecto camuflaje para esquivar los disparos de los lapicidas, evitando que den de lleno en mi rostro o me cercenen la lengua, que reconozco que, en ocasiones, la tengo demasiado larga, mas no por ello carente de ásperas razones y dolorosas verdades.
………………………………………………………………..
RADIOGRAFÍA DE LA ACTUALIDAD SOCIOPOLÍTICA
Decíamos en la entrega anterior que mientras la Europa de los valores cristianos, azuzada por la OTAN, organismo belicoso que de sobra es sabido quién es su amo, no deja de meterle su dedo liberal y encallecido por el odio al Oso Ruso; Ucrania, por su parte, bajo las órdenes de Volodímir Zelenski, que baila al son que le tocan, va transformando su país en un territorio donde el neoliberalismo más globalizador y unilateral campa a sus anchas.  Y, ahora, decimos que, mientras continúa avanzando el jinete apocalíptico del neoliberalismo por tierras ucranianas, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, estrenó ayer, sábado, día 1 de los corrientes, la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea en Kiev.

No podía ser de otra manera, ya que Pedro Sánchez es uno de los mejores mandados del emporio OTAN-EEUU-Reino Unido.  Este señor, con caparazón de progre socialdemócrata pero de entrañas atlantistas, está dando lugar a que muchos simpatizantes o militantes de base del PSOE se marchen a los mundos de la abstención.  Y, de rebote, otro gran grupo de ciudadanos de izquierda, temiendo que pueda ganar el bloque progresista en las elecciones del 23 de julio y pase a ser presidido por él, también piensan quedarse en casa.  Hartos están muchos de que firme pactos, como ha ocurrido con lo acordado con Unidas Podemos, y, luego, se llame andana y les diga a sus socios: -‘Hasta luego, Lucas, que, si te he visto, no me acuerdo’.

¿Cómo no se va a ir la gente de izquierda a la abstención si no le dan promesas firmes de que se emprenderán reformas estructurales, pese a quien pese, y de que se cumplirá hasta la última coma de lo pactado?  Los militantes y simpatizantes de la izquierda, consecuentes con una ética revolucionaria, que no solo busca el bien estar, sino también el bien ser, no tragan con la sumisión otanista, servilona de Pedro Sánchez, a los mandados que le hacen, para mayor gloria del unilateralismo yanki y de la oligarquía capitalista.  La entrega del Sahara Occidental a Marruecos, para que el sátrapa Mohamed IV, administrara su autonomía, fue una inhumana bajada de pantalones.  Sánchez, como un gamo, corrió a gestionar el asunto en cuanto le llegó el aviso de los mandatarios estadounidenses.  La caciquil entrega del Sahara, ocurrida en marzo de 1922, sin contar con la ONU y sin reparar que los saharauis son hijos de un Protectorado español, fue aplaudida a rabiar por la OTAN.  Habiendo cobrado pieza esta organización guerrera, con la nausebunda gestión del amigo Sánchez, se le premió organizando una cumbre de la Alianza Atlántica en Madrid, en junio de ese mismo año.

La izquierda de verdad, no la de la farándula y que ha renunciado a sus principios republicanos, laicos e igualitarios, se pregunta por qué el señor Sánchez no ha acogido en nuestro país a los guerrilleros saharauis, a fin de adiestrarlos para defenderse del imperialismo alauita, y les ha facilitado ayuda militar y humanitaria.  ¿Por qué a los soldados ucranianos se les ha ofrecido todo y a los combatientes saharauis, o a los palestinos, no se les trata en las mismas condiciones?  ¿Acaso son más guapos, al tener la mayoría ojos azules y cabello rubio, los ucranianos que los saharauis y palestinos, que tienen el cabello negro y los ojos oscuros?  La misma vara de medir está empleando la UE, el Reino Unido y otros países que moscardonean, como abejorros, en la órbita de EEUU.   ¿Cómo va la izquierda a mirar con buenos ojos a Sánchez si practica las mismas políticas, en lo que concierne al conflicto de Ucrania, que los gobiernos liberales (o neoliberales), ultraconservadores y reaccionarios?

En su discurso de ayer, en Kiev, donde se estrechó en lacrimoso abrazo a los gerifaltes ucranianos que destrozan todos los ramos de olivo que les ofrecen, sin atender a las voces de la izquierda y de una gran gavilla de analistas políticos progresistas, exclamó, exultante, ante el parlamento de dicho país, que España entregará otros 55 millones de euros y cuatro tanques ‘Leopard’.   ¿Cuánto dinero público lleva entregado este Gobierno a la causa ucraniana, tanto en armamento como en otro tipo de ayudas?  ¿Cuánto ha entregado a los saharauis, a los palestinos y a otros pueblos subyugados del mundo que luchan por su liberación de las autocracias y de los regímenes protegidos por el feudalismo del Tío Sam?  Las afirmaciones de Pedro Sánchez, referentes a su compromiso de apoyar a Ucrania ‘el tiempo que haga falta’ y ‘sin importar el precio a pagar’, no auguran nada bueno. ¿Cómo tiene la desvergüenza y la cara tan dura de proclamarse socialdemócrata y permitir que se envíen cientos de millones de nuestras arcas públicas para levantar un Estado neoliberal, auspiciado por los intereses económicos y geoestratégicos de los EEUU y del Reino Unido?  Nos están bombardeando por los medios que vayamos a votar el día 23 de julio, atormentándonos y aterrorizándonos con la llegada del fascismo, representado por PP-Vox.  Incluso el que firma esta columna ha reenviado algunos de los mensajes que me han remitido en tal sentido.  Pero reflexionando con la cabeza y no con el corazón, cabe preguntarse: ¿Qué nos espera si vamos a votar y gana por casualidad el bloque de izquierdas y se conforma, de nuevo, un Gobierno presidido por Sánchez y sus incondicionales socioliberales?

Señor Sánchez, el fundador de su partido, Pablo Iglesias Posse, dijo: “¿Qué es la guerra?  Volvemos a repetir: un crimen de lesa humanidad.  Sí, un crimen que todos, absolutamente todos, y especialmente nosotros, los obreros, pues somos sus principales víctimas, debemos combatir”.   Siento ser una mosca cojonera, señor Sánchez, pero lo seguiré siendo y metiéndole el dedo en el ojo mientras sigo tomándose el nombre de la izquierda en vano.  Cada día somos más los que estamos, intelectual y popularmente, hartos de tanto cinismo, de tanta mentira y de tanta manipulación.  Por ello, con Ernesto Che Guevara, decimos bien alto: ‘Seamos la pesadilla de quienes pretenden arrebatarnos los sueños’.
…………………………………………………………………………..
Por hoy, bueno está.  Dejémoslo ahí, que ya estiramos el chicle demasiado.  Cojamos el poema ‘Amanecer en Julio’, no exento de heterodoxia, y olvidémonos de las canículas solares y políticas, que están ahí, pero bueno es que no estén siempre.  Del poemario ‘Almanaque’.

AMANECER EN JULIO
Amanece, que no es poco,
llameando, San Simeón, en julio.
El orto, en su punto: cabal
y justo, como el Profeta.
Y chorreando sangre, cual pera
pectoral por daga espetada
(¡oh, María, cómo el corazón
se te desangra escuchando
a Simeón!  ¡Oh, mi Dolorosa
apuñalada siete veces!)

Penetra la albada toda
por mis cuévanos soñolientos
y vuélvelos conjuntivíticos.
¡Son tantos los ríos rosicleres
en este despertar juliano…!
Y hasta mí, estos riachos rojos
arrastran a Constante Hernández,
alias ‘Lucapa’: redivivo
Zaqueo, cetrino retaco,
pero sin dracmas ni denarios.
Hállase allí, bajo la higuera,
suavizada su lija verde
por tenue luz de la alborada.

Como pardo gorrión, a saltos,
va apañando vulvas frutales:
almibaradas, más que plenas
de vientos e imanes sensuales,
abiertas a órficas lambidas.

De pronto, corretea el céfiro,
y mi buen Zaqueo al árbol trepa.
No es por apañar siconos. 
Oyó, en Jericó, trompetas,
y a la trepa ínstale la trápala,
por la higuera.  Llámole a voces:
- ¡Constante, amigo, mi buen Zaqueo,
hazme un sitio entre las ramas!

Intuyo una ósea turbamulta,
arropada por los efluvios
flavos de la amanecida.
Y al frente de ella, el Cordero
que amansó a los lobos del templo.

A trabajar, más que afanosas,
pónense, alerta, mis neuronas.
¡Cómo no aprovechar momento
tan virtuoso de traslación
en el tiempo!  ¡Cómo no asir
por los pelos y por los poros
lo Puro en este inmaculado
alborear del mes de julio!
Pero por más que vocifero,
no me oye mi íntimo Zaqueo,
y el alba záfase, huye, se va…,
sajada por facas de fuego.
Vuelven a mí las telarañas,
y, otra vez, ¡preso en esta luz
que ya se troca en canículas!

¡Ni siquiera, ay, ni siquiera
como convidado de piedra
me admitieron en la casa
de Zaqueo!  Ay, Constante Hernández,
alias ‘Lucapa’: ¿por qué un sitio
no me hiciste en la higuera?
Siempre te vi corto de remos,
ancho de espaldas y de franco
corazón.  ¡No, a nadie digas
que te honra tu amistad conmigo!
Condénome a urdir y urdir
el capullo que me anubla.
¡Qué hosca forma de alborotar
y de abortar esta mañana:
almagre nato, neto y nítido
y auras de sangre alambicada!


Comentarios
Añadir nuevo
Buen Rollo   |2023-07-03 15:11:31
Ay Sánchez, Sánchez, con tantas soflamas en la capital de Ucrania, afirmando
que cueste lo que cueste la guerra seguirá hasta derrotar a Rusia, te va a
costar perder las elecciones el día 23 de este mes de julio. Un presidente del
Gobierno español, por mucho que inicie ahora la presidencia del Consejo de
Europa, no puede decir semejante burrada, porque es lo mismo que decir que A
COSTA DE LOS MILES DE MUERTOS QUE SEAN NECESARIOS; porque eso de NO IMPORTA EL
PRECIO A PAGAR para conseguir la victoria es una chulería idecente, una
bravuconería que le desmerece para estar en un cargo de responsabilidad.
Parlero   |2023-07-03 15:15:46
Señor Sánchez, ponte la ropa de soldado o guerrero anti-ruso y vete en primera
línea a lucha al frente, así demostrarás tu valentía y nos percatermos que
tus declaraciones no son mas que una fanfarronada, pero aunque sean una
fanfarronada dicen mucho sobre lo que piensas y ya te lo dicen bien claro en el
artículo: ¿por qué tanta ayuda a los ucranianos y no a otros pueblos que
están tambien sometidos por gobiernos dictatoriales e imperialistas? Tú solo
estás enterrando tu vida política, porque la izquierda es pacifista y tú
nunca podrás ser de izquierda porque te alineas con los poderosos y el gran
imperio del mundo.
MAIDEMOSELLE   |2023-07-03 15:23:00
Yo leí muchas 'Pingollas" de Félix Barroso. Siempre esperaba el dia en
que se publicaba su columna, que ha peregrinado por varios diarios y se asentó
definitivamente en este, que es realmente progresista; otros cojeaban de la pata
derecha o solo eran progresistas a medias, o aparentaban serlo, pero si algún
columnista se pasaba tres pueblos según sus mandamases se les daba un aviso y
si se reincidían, se les enviaba el correspondientte motorista para
notificarles que se prescindía de sus servicios. Sigo leyendole con fervor y
cariño, pues no en vano me dedicó varios poemas, que fueron publicados.
Gracias por ello.
Viva Zapata   |2023-07-03 15:30:46
Otros 55 millones más para Ucrania, millones que salen de nuestros bolsillos,
porque las arcas públicas son de todos los españoles. Venga dinero en
armamento, venga dinero en esto y en lo otro, como si el dinero fuera suyo, y
aquí en España mucha gente pidiendo ayuda para comer o con trabajos precarios
que no le dan para vivir con dignidad. ¡Está la cesta de la compara como para
ir regalando cientos de millones a otros, comi si a nosotros nos sobrasen!
¿Para quién gobierna usted señor Sánchez, para los españoles o para los
ucranianos? Bien está que se ayude a quien lo necesita, pero que esa ayuda se
reparta con equidad a ¡¡todos!!, y lo digo bien alto, ¡¡A TODOS!! los que la
necesitan, no solo a unos cuantos.
LA CANTAORA   |2023-07-03 15:38:47
Don Antonio Machado es mi poeta preferido. Leo y releo sus obras completas, esa
poesía que vierte mucha melancolía, y qué cierto es que cuando escribió el
poema de "A las orillas del Duero", todavía estaba muy dolido, lo
estuvo hasta su muerte, por mucha Guiomar que hubiese por medio, a causa del
fallecimiento de Leonor, jovencisima, que con 18 años se la llevó la parca.
Fue su primera mujer y fue a ella a quien más quiso, nunca la pudo olvidar y
por eso siempre tenía un aire triste y abstraído.
Comadrona   |2023-07-03 15:47:12
Nunca habia oído eso de "anarquismo relacional", qué interesante. La
verdad que por lo que he leído a raíz de leer esta crónica, sería algo
maravilloso que estuviera en el ánimo de cada pareja; puede que funcionara
mejor las cosas, sin jerarquias por medios, libertad plena entre ambos para
conseguir una auténtica autonomía. Creo que así se limarían muchas
asperezas y el amor crecería, aunque a algunos les parezca mentira y se
afianzaría cada día más, pero todavía la gente está muy encorsetada y
aunque se las dé de progresista, el machismo salta a la primera de cambio o el
'femenimachiismo', que también lo hay; es preciso tener una conciencia más
abierta para alcanzar ese 'anarquismo relacional', pero el anarquismo es eso:
utopía virtuosa, que no es inalcanzable, ni mucho menos.
Cotorino   |2023-07-03 15:51:29
¿Ir o no ir a votar el día 23? He ahi la cuestión. Leyendo el artículo, la
verdad es que se me han quitado las ganas de ir a votar, pero por otro lado
pienso que que si por pocos votos pierden las izquierdas, me pesará no haber
votado pues uno de esos votos que podrían haber evitado el desastre era el
mío, permitiendo así el paso a la coalición PP-VOX, que ya estamos viendo
como están instaurando ya medidas de tipo fascista y nazi, pero es que ya hay
media Europa que está en manos de la ultraderecha y los dirigentes de la UE
están más pendientes de armar a los ucranianos y desgastar a Rusia de que
Europa vuelva a los años 30 del pasado siglo.
JURDANA   |2023-07-03 15:56:39
¡Oh qué puema tan raru y tan bellu!! De lo mejol que he leíu en lo tocanti a
la puesía, no vi nunca describil un amanecel de juliu d,esa manera tan
entrecruzá, pos pol los versus van desfilandu unus personajis, unus de la
Biblia y otrus que debin sel de estus tiempus, y tos jornan cumu un bonitu
mesturaju y a la vé se va narrandu cúmu va amaneciendu, con tó un cromatismu
de coloris impresionanti. La puesía se mereci un sobresalienti; asina que no
mos quea otra que darli las gracias al autol de la mesma.
A la Izquierda   |2023-07-04 01:45:46
Sánchez no responderá a la preguntass que se le hacen en este artículo. Mira
por dónde que pensábamos que Sánchez, que se recorrió en su auto toda
españa buscano el apoyo de las basses del PSOE iba todo un revulsivo contra la
Vieja Guardia escorada a la derecha de este partido (Felipe, Alfonso, Corcuera,
Leguina, Redondo y otros de la misma ralea; muchos de ellos enchufados en
grandes multinacionales donde ganaron y todavía ganan algunos astronómicos
sueldos y ¡viva el socialismo!). Pero resulta que en el fondo, Sánchez
practica la misma polítical liberal que la Vieja Guarida. Si no hubiera sido
por Podemos no se habrían llevado a cabo las escasas y leves reformas que se
han llevado a cabo en esta legislatura, lo que ocurre es que unos cardan la lana
y otros se llevan la fama.
GORIGORI   |2023-07-04 01:49:54
Ay pobres de los nuestros campos, que cada día están más abandonaditos!!! Me
tocó desde chico trabajar de duro en el campo y limpié muchas veces, al igual
que otros las fuentes, los buenos veneros que mantenían hasta el agua fresquita
en verano. Eran fuentes que tenían sus buenos terrenos alrededor, los
sestiles, donde sesteaban los ganados y los pastores, siempre en terreno fresco
hasta en el mismo agosto. Pero de esto ya no queda ni la sombra, porque las
fuentes están llenas de basura, comidas por el monte y las que están en
sitios donde se labra y se sulfata se han contaminado con las químicas, todo un
desastre.
Florbella   |2023-07-04 13:48:11
Ni que le hubieran visto las orejas al lobo los miles y miles de personas que
andan por las redes avisándanos de que vayamos, aunque estemos cojos y tengamos
que ir arrastrándonos, a votar el día 23, porque nos jugamos mucho. Los
mensajes, como está claro, están dirigidos a la gente de izquierdas, porque a
los de derecha, ¡buena gana! Pero mi pregunta es la siguiente: Con los años
que lleva el PSOE gobernando y no ha sido capaz de contentar a las clases
trabajadoras para tenerlas a todas de su lado, ¿qué es lo que ha hecho mal
para que suceda tal cosa? Cro que no ha hecho bien los deberes y no ha
practicado políticas socialistas, sino liberales y reformistas, y el pueblo se
ha hartado. Por lo tanto, no echamos la culpa al pueblo, sino a los que se
llaman de izuqierda, gobiernan y no gobiernan con políticas de izquierda.
Incordio   |2023-07-04 13:54:24
¿No esl el fin del socialismo llevar a cabo la socialización de los medios de
producción? ¡Ah, pero es que el PSOE hace ya tiempo renunció al marxismo?
Si es así, ¿por qué se llama "socialista!? Algo no funciona bien dentro
de ese partido, pero la gente hace muy pocas reflexiones y no solo embisten y no
piensan las filas prietas y marciales de la derecha, tampoco lo hacen los de la
izquierda y así nos va; luego, los de izquierda de verdad se cabrean y echan
pestes de las muletas de otra gente ques es, más o menos, de izquierdas y que
pactan y apoyan al PSOE, y unos y otros cabrean a la gente que simpatiza con las
izquierdas, que dicen: "ahí os quedáis; cuando veamos que gobiernais con
mano izquierda, acudiremos; mientras, nos quedaremos en nuestras casas".
Hacen lo debido.
BEATRIZ   |2023-07-04 14:01:03
Yo voy a ir votar el 23-J, pero con una pinza en la nariz y prometo solemnemente
que si gobierna un bloque de izquierdas y no lleva a cabo políticas de
izquierdas, jamás les volveré a votar en mi vida, y que no me cuenten
milongas. No pusieron en su día un cordón sanitario a la ultraderecha, que
también se lo tenían que haber puesto al PP, pues son lobos de la misma
camada, y ahora pagamos las consecuencias, y que conste que hablo de los
dirigentes del PSOE y de otros partidos de izquierda, no de las bases, porque en
Extremadura también Izquierda Unida pactó con el PP cuando gobernó José
Antonio Monago, como para no tener la mosca detrás de la oreja. No te puedes
fiar del hatajo de politicuhos que han desfilado por esta democracia parida por
la dictadura franquista, pues fueron destacados franquistas como Suárez y
compañía los que la hicieron posible.
Paleto   |2023-07-04 19:02:25
¡Qué bien mandando es el mi Sánchez! En cuanto Joe Biden le manda un recado
pierde el culo por cumplirlo al instante y luego, cuando le da las gracias por
los favores, se derrite por dentro y se considera uno de los hombres que rige
los destinos del mundo. Bastantes comentaristas han hablado de la egolatría de
Sánchez, por lo que necesita ser un rastrero vasallo de los que cortan el
bacalao en el bloque Occidental. Algo así como eos pobres hartos de sopas que
votan a las derechas y se creen ya a la altura de los lobos con piel de cordero
de los ultraconservadores y liberales y también se derriten cuando los
mandamases del PP o Vox le pasan el brazo por encima de los hombros. Menudo
ganao para la feria.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI