AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 25 JUNIO 2023 (CLVI)

Félix Barroso Gutiérrez

REMEMBRANZAS:Tenía que llegar el calor del verano.  No falla, aunque ya el pasado mayo nos dio un aviso, pero mudó el tiempo, llegaron lluvias tardías, que, como lo tardío, no arreglan nada y más bien desbarajustan, y se frenaron las calorinas.  Ayer, último sábado del sexto mes del año, las espaldas y las sobaqueras notaron que el mercurio iba en ascenso.  No tanto como marcan los ‘Tíus del Tiempu’ (así llaman a los meteorólogos de la caja tonta por esta zona) al señalar la ciudad de Plasencia (referente sanitario, comercial y burocrático de varias de estas comarcas del norte cacereño).  Plasencia está en un hoyo y recibe las bofetadas del calor húmedo del río Jerte.  Los microclimas de ciertas demarcaciones que la rodean no tienen nada que ver con lo que se cuece por las calles de dicha ciudad.

Pero ya se nos insta a que vayamos abriendo por la noche balconadas y ventanas, a fin de que se cuele la asedada brisa nocturna.  Por algo construían los vecinos, antes de los desarrollismos, las casas con los materiales que les proporcionaba el medio: granito (‘moleña’ le llaman los comarcanos), pizarra, adobes algunas veces y el consiguiente maderamen.  Así mismo, las viviendas se encalaban todos los años, especialmente las fachadas, lo que da lugar a que la radiación solar se refleje y los muros absorban menos energía térmica.  Además, el blancor del enjalbegado espanta a las moscas. Sus propiedades antisépticas, tan combativas contra infecciones y putrefacciones, son indiscutibles.  Donde esté un buen enjalbegado que se quiten todo tipo de pinturas acrílicas o plásticas.  Enjalbegados exteriores e interiores y muros gruesos de piedra y barro conseguían crear una vivienda bioclimática y, al estar apiñadas, hermanándose unas con otras, se protegían entre sí de los embates del tiempo.  En las partes más antiguas de nuestros pueblos, contribuían a esa actitud defensiva contra los elementos sus retorcidas y estrechas calles.

Nada que ver, pues, con las casas y, sobre todo pisos, de ladrillos caravista, que hoy se levantan sin ton ni son acá y acullá, y muchas veces saltándose el organigrama urbanístico aprobado por los Ayuntamientos.  Incluso construyéndose viviendas que atentan contra las normativas vigentes de la Junta de Extremadura, en nuestro caso, que solo permite la bajera y dos plantas como mucho en los medios rurales.  Casas hemos visto con tres y cuatro plantas, algunas casi tapando los ojos de ciertos puentes, erigiéndose en todo un escupitajo contra el entorno paisajístico.   Rara es la comarca que se libra de ellas.  Los responsables han mirado para otro lado y… ¡salga el sol por donde le da la gana!

Se quejan, y con mucha razón, los moradores de los pisos y casas de ladrillos caravista, que el calor es horroroso en verano y el frío se cuela por todas partes en invierno, teniendo que recurrir a sistemas modernos para enfriarlos o calentarlos.  Los lamentos no acaban, porque, ahora, en el estío, al abrir los ventanales, se cuelan los endiablados ‘violerus’ o mosquitos trompeteros (‘culex pipiens’), cuyo zumbido es muy característico y, cuando chifla al pie de la oreja, puede despertar a las personas.  Las hembras son hematófagas y pican con verdadero placer y sadismo en la piel de los que roncan a pierna suelta.  Por las mañanas, niños y mayores se levantan con ‘ronchonis’ y ‘verdugonis’, que producen mucha picaña, escozor y hasta dolor.

Parece ser que prefieren las casas modernas a las antiguas, y las pieles blancas y tiernas a las que están curtidas e inmunizadas por la brega continua en el campo y por haber dormido muchas noches cara al cielo, en tiempos de siegas y de trillas.  Cuando vecinos a los que arrastró la diáspora regresan de vacaciones a sus lugares de origen, no es extraño que sus hijos o nietos se levanten de la cama con montones de ronchas, producidas por las picaduras del ‘violeru’.  Nuestro insigne literato don Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos, que, además, era cojo, miope, espadachín y amante de la caza, el vino, el tabaco, las putas y que gastaba espuelas de oro, le dedicó un curioso soneto al mosquito de la trompeta.  Veamos algunos de sus versos: ‘Ministril de las ronchas y picadas, / mosquito postillón, mosca barbero, / hecho me tienes el testuz harnero / y deshecha la cara a manotadas. / Trompetilla que toca a bofetadas, / que vienes a rejón contra mi cuero, / Cupido pulga, Chinche trompetero, / que vuelas comezones amoladas, / ¿por qué me avisas si picarme quieres? (…)’.

En las casas antiguas, no se sentían los agobios nocturnos del bochorno veraniego.  Aparte de que las pieles de sus moradores estuviesen bien baqueteadas y fueran inmunes a las picaduras de muchos bichos, solían atar un manojo de albahaca al catre de la cama, sobre todo donde dormían los niños.  Era el mejor repelente.  Por ello, la costumbre de mozos y casados de llevar con harta frecuencia un ramillete de dicha planta en la oreja.  Las mozas y casadas se lo ponían en la pechera.  De modo especial, lo lucían los domingos y fiestas de guardar.  Pero lo antiguo, siempre cargado de razones prácticas, ya no se lleva.  ¡Ay del miedo escénico y al ridículo!  ¡Seguid disfrutando de la rabiosa modernidad, que llegaréis muy lejos!  Que conste muy claro que distingo perfectamente entre modernidad y progreso.  La primera, la desecho; al segundo, me adhiero siempre y cuando no sea un progreso a cualquier precio.
………………………………………………………………
ESTADO PANDÉMICO DE LA REGIÓN EXTREMEÑA
Hace unos días, nos bombardeaban por wasap con un supuesto artículo de la prensa alemana, todo un boom, que hablaba de ciertas autopsias a cadáveres de personas fallecidas por contagio coronavírico y que acaban de demostrar que la pandemia no fue debida a un virus, sino a una bacteria que causaba la muerte.  La bacteria seguía circulando y las medidas de prevención era preciso que continuaran vigente.  Al día de hoy, después de haberse demostrado que todo era un bulo, no erraríamos si dijéramos que las multinacionales de las mascarillas, geles y demás preventivos andaban detrás del artículo de marras.  A los dos días, el Ministerio de Sanidad de este país, al igual que han hecho otros muchos, comunicaba que, por consenso con las comunidades autónomas, finalizaba el uso de mascarillas en farmacias, centros sanitarios y sociosanitarios, como las residencias de mayores. clínicas de fisioterapia o dentistas.  Por ello, después de 156 semanas titulando esta columna con el epígrafe de ‘Agenda de la Nueva A-Normalidad’, archivamos dicho título e iniciamos una nueva etapa.
……………………………………………………………………
RADIOGRAFÍA DE LA ACTUALIDAD SOCIOPOLÍTICA
Mientras se despejan las incógnitas acerca de las fichas movidas por la organización paramilitar denominada ‘PMC Wagner’, cuya cabeza visible es el ruso Yevgueni Prigozhin, antiguo delincuente, comerciante y otros mil oficios hasta llegar a convertirse en propietario de todo un ejército de mercenarios; pues, mientras eso ocurre, el Gobierno de Volodímir Zelenski anda moviendo hilos tras bastidores.  Los mercenarios son siempre mercenarios, como lo fue uno de nuestros mayores héroes nacionales, tan querido por la derecha extrema y extrema derecha, entiéndase PP-VOX, don Rodrigo Díaz (lo de Vivar es algo que está por demostrar), más conocido por ‘El Cid Campeador’.  Rigurosas investigaciones históricas demuestran que este señor se vendía al mejor postor, poniendo sus mesnadas al servicio de los reyes castellanos o musulmanes, dependiendo del que mejor pagara.  Mientras los mercenarios al servicio de Vladímir Vladímirovich Putin no sabemos muy bien a lo que han jugado y todo el gozo de Occidente (entiéndase la OTAN, que es lo mismo que decir EEUU y sus cachorros europeos) ha quedado en el pozo al ver frustrados sus malos pensamientos; pues mientras esto ocurre, el que fuera actor teatral y hoy es presidente de Ucrania por voluntad y aquiescencia de los halcones estadounidenses está inmerso en otra batalla contra los derechos laborales de los ucranianos.

Su afán es crear todo un laboratorio neoliberal en su país, donde apenas existan regulaciones laborales y poniéndoles en bandeja la economía de Ucrania a las grandes empresas privadas y a los tiburones de las potentes corporaciones, para mayor gloria del capitalismo de los países atlantistas.  Todo un laboratorio neoliberal, pensando ya en la reconstrucción de la Ucrania devastada.

No paran de frotarse las manos los fondos de inversión, los bancos, entidades crediticias, empresas tecnológicas como Google, multinacionales agroganaderas como ‘Syngenta’, proveedores de servicios de pago como ‘Mastercard’ u otras firmas de negocios logísticos, productos básicos o firmas consultoras.  Mientras el señor Zelensky, al que le carcome las vísceras el odio que siente hacia las glándulas sudoríparas del ‘Oso Ruso’, lo mismo que les pasa a los otanistas, se dedica a reformar el código laboral vigente en su país, con el asesoramiento de figuras tan pintorescas y rabiosamente neoliberales, como el británico y buen bebedor Boris Johnson y otros que tal bailan; pues mientras eso ocurre, la ministra de Defensa española, María Margarita Robles Fernández, que se define como socialdemócrata (del dicho al hecho va un gran trecho), se dedica a atacar a aquellos militares españoles que han levantado la voz contra el envío de armas a Ucrania, pidiendo que lo que hay que buscar es la paz y no alargar la guerra. ¿También usted, señora socialdemócrata, está a favor de que Ucrania acabe convertida en un país neoliberal, donde el libre y salvaje mercado haga y deshaga a su antojo? ¿No está reñido el credo socialista con la explotación capitalista?  Por favor, relea a Pablo Iglesias Posse y a sus inspiradores.

Sabido es que el señor Zelensky, asesorado por las aves rapaces del emporio OTAN-UE, contrató los servicios de la consultora estadounidense ‘Abt Associates’, experta en desarrollo global y con gran experiencia en la solución de conflictos a nivel comunicacional, para crear una opinión totalmente opuesta a las filosofías obreristas de la ‘Federación de Sindicatos de Ucrania (FSU)’.  Dirigentes políticos, autoridades de diversa índole, influencers, funcionarios públicos, blogueros…  se lanzaron a la batalla para mayor gloria de la globalización neoliberal.  La invasión rusa se lo puso a huevo a estos títeres, dirigidos por el antiguo titiritero, servil hasta la náusea a los intereses radicalmente liberales que navegan por los mares atlantistas.  Se impuso la ley marcial, prohibiéndose las huelgas y las movilizaciones obreras.   Se paralizaron, igualmente, las inspecciones estatales para detectar irregularidades u otros atentados contra la legislación laboral.  En plena guerra, las nuevas normativas laborales, que fueron iniciadas bajo la tutela del Reino Unido, que ofreció financiamiento, asesoramiento legal y asistencia técnica para desarrollar tal tarea, continuaron.  De paso, Boris Johnson y los suyos buscaron, a su vez, el asentamiento de industrias británicos en el territorio ucraniano.  Ni que decir tiene que aparte de las maniobras interesadas y filibusteras del Reino Unido, que sigue practicando la patente de corso en pleno siglo XXI, también la camarilla de Zelensky cuenta con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, el mayor prestamista de Ucrania, y cuya filosofía monetaria coincide plenamente con el unilateralismo y la globalización neoliberal.

Mientras la desregulación del mercado laboral en Ucrania sigue adelante, todo Occidente, con España en primera fila (¡faltaría más!) acusa a Rusia, sin pruebas de ningún tipo, de haber volado la presa de Nova Kajovka sobre el río Dnipro, en la región de Jerson.  El 95% de los medios audiovisuales, vendidos, como los mercenarios, al mejor postor, inmersos en la era de la ‘posverdad’, siguen al dictado de lo que ordenan las multinacionales periodísticas y apoyan tales tesis.  Hay que acudir a los escasos medios, serios y rigurosos, donde aparecen firmas de grandes y reconocidos analistas, para conocer la verdad en estos tiempos de tanto cinismo e hipocresía.  Todos ellos coinciden en que la parte más afectada por la voladura de tal presa es la zona que se encuentra bajo dominio ruso, lo cual es fácilmente demostrable.  Y cuando estos analistas independientes también han levantado la liebre de los atentados contra los gaseoductos ‘Nord Stream 1’ y ‘Nord Stream 2’, cuyo sabotaje en el mar Báltico produjo la fuga de gases que crearon un terrible efecto invernadero, achacando el sabotaje a un comando de buzos ucranianos, con el apoyo y asesoramiento de los EEUU, han callado como putas tanto la Casa Blanca, como Kiev y la CIA.  Pues mientras todas estas cosas están pasando…   Seguiremos en la próxima entrega.  Por hoy, basta, que nos están metiendo prisa nuestros poetas.
………………………………………………………………………………
No son ‘nuestros poetas’, que Ismael Carmona García anda desaparecido y no en la guerra de Ucrania.  Ni falta que hace, que lo queremos bien vivito y coleando.  Solo es un poeta el que sigue en la palestra.  Puesto que, en la primera parte de la crónica se habla de esos insectos tan empachosos y espadachines, que por estos territorios llaman ‘violerus’, mejor ocasión que nunca para cerrar la crónica con un poema del libro ‘Mis Pinchos y Variopintos Bichos’.

MOSQUITOS TROMPETEROS

Culex pipiens, en latín, es nombrado
el mosquito común o trompetero.  Pero en estos nuestros pueblos,
donde bellotas tostadas hacían las veces de café de la posguerra,
siempre hablaron de violerus.
Estadísticas, que a veces fallan más que escopeta de la feria,
advierten que dípteros tan ínfimos ocasionan al año más muertes
que guerras que asolan el Planeta.  Que si la malaria,
que si el zika, que si el dengue, que si la fiebre amarilla…
¡Menos lobos!  Pero… ¡ay de las hembras!  Dotadas de cuarenta y siete piezas,
que conforman los dentículos, extraen sangre mejor que una enfermera.
No obstante, alertan con revoloteo y zumbido en torno de la oreja.

Las vi cientos de veces posar zancas oscuras,
formando agudo ángulo, sobre poros de mi bregada piel
y buscar con antenas filiformes exacta posición de capilares.
Instado por el poso de científico que llevo en no sé dónde,
dejé actuar a su taladro e inyectarme saliva que impedía coagulación.
Iniciándose el escozor y la hinchazón, ya iban camino de la cópula.
No tardando, centenares de huevos de la puesta
inundaban las aguas calurientas y estancadas.

Anocheceres estivales por trocha y senda intransitables.
Acudían, como lucífugos, a foco de luz de mi linterna.
Fino olfato para atrapar dióxido de carbono que desprendían mis pulmones.
Aquellas noches durmiendo, cara al cielo, sobre las parvas.
Llegaban en tropel, tocando la viola.  Había que ahuyentarlos
poniendo en cabecera fragantes ramilletes de albahaca.


Comentarios
Añadir nuevo
Santarrostro   |2023-06-26 14:32:29
España está pero que bien atrpada por la UE y por la OTAN. Sus dirigentes
políticos, lo mismo da que sean del PSOE que del PP-Vox, siguen al pie de la
letra lo que viene de Bruselas y de la Casa Blanca. No existe entre los
dirigentes del PSOE rubor alguno en llamarse socialdemócratas y contribuir a
crear uin país neoliberal, donde los intereses de las clases trabajadoras sean
pateados, como lo que está ocurriendo en Ucrania y que describe el articulista;
la vergüenza ya no existe, hay que estar alineados con el unilateralismos de
los gobernantes estadounidenses, aunque nos lleven al abismo y nos estrellen
contra la pared, es inaudito lo que está ocurriendo y luego la televisión
públlica como las privadas nos contarán lo que les dé la gana para lavar el
cerebro a los que no saben hacer la O con un canuto y a todas esas masas de
trabajadores que perdieron su espíritu crítico.
Críspulo   |2023-06-26 14:37:42
Menuda ministra de Defensa más guerrera tenemos, no tiene miedo a hacer el
ridiculo vistiéndose de soldado combatiente contra la nación rusa, menudo
esperpento con ese casco y esa casaca, es que Margarita Robles lo vive o por los
menos intenta aparentarlo: hay que masacrar a los rusos!! Solo le falta gritar,
como hacen los desinformados y que piensan que Rusia todavía es la URSS,
¡¡Mueran los comunistas!!, porque miles y miles de trabajadores todavía creen
que en Rusia hay seres diabólicos, con cuernos y rabos, tal que la imagen que
les metió en la mollera la dictadura franquista, una pena de país, cuya
democracia acabará desmoronándose cuando gane en julio el binomio PP-Vox, que
seguro que lo hará. Es la moda.
JURDANA   |2023-06-26 14:42:27
¡Ay que mos ha traíu el señol Barrosu una puesía de lus violerus! ¡Con lo
que me me han picau a mí cuandu era chica! Se conoci que no tenía la piel
bien curtía y dura pa que no entrara el jerrón pa picalmi. Sí señol, una
puesía cumu tienin que sel las puesías, anque si estuviera en la nuestra
Lengua Estremeña, sería mejol, peru si el sentimiento empuja a escribir los
verus en castellanu, tampocu se puedi exigil al pueta que los escriba en la
nuestra lengua, que sabemus que la domina mu bien el señor Barroso, asín que
ca cosa a su tiempu y los nabus en advientu. Agora, a abanicalsi que biene el
sol calentandu con ganas.
Barbarroja   |2023-06-26 14:49:09
¿Cómo es posible que Europa esté aportando miles de millones no solo para
armar hasta los dientes al ejército ucraniano sino que también sirven para
crear un país neoliberal, que negará los derechos laborales y los pisoteará
de los trabajadores, todo con tal de dar gusto esencialmente al EEUU y al Reino
Unido y por supuesto al terrible capitalismo neoliberal que estos países
fomentan? ¿Por qué no salen los dirigentes europeos a decirles la verdad a
sus ciudadanos, que no tienen acceso a las inforaciones veraces que se publican
en los escassos medios que tienen auténtica ética periodística? No tienen
acceso porque las clases trabajadoras no están preparadas intelectualmente para
saber buscar esos medios y por ellos están embaucadas por los crecepelos de
turno, eso indica que vamos muy mal y no sabemos donde acabaremos.
Nuria   |2023-06-26 14:56:55
Las casas que nos construimos muchísimos emigrantes en nuestros pueblos, que
tampoco teníamos mucho dinero para invertir, son auténticos hornos en veranos
y autenticos frigoríficos en invierno. ¿Por cuánto nos hubiera salido de
habernos construido una casa de piedra y barro y bien enjalbegada? Pues por un
coste que no hubiéramos podido pagar, antes, en épocas de nuestros abuelos y
padres, las viviendas, aunque se contrataba a un albañil, lo cierto era que
vecinos y parientes echaban una mano. Se traían las piedras en un carro tirado
por vacas, igual que las maderas, se buscaban las lanchas para enlanchar el
suelo, se adquría la cal para encalar las paredes y así, entre todos, como
marcaba la costumbre de la tornavia, se levantaban esas viviendas tan
bioclimáticas. Los tiempos cambiaron para mal en cuanto a la adqusición de
una vivienda y encima no quisimos comprar una casa vieja, de las que estaban en
la ...
Celia la Roja   |2023-06-26 15:09:17
Lo que está pasando en la guerra de Ucrania: destrucción del pantano de Nueva
Kajovka, que ha producido tremendas inundaciones y que sin pruebas de ningún
tipo ha lllevado a Occidente a criminalizar de ese hecho a Rusia, demuestra el
sectarismo más repugnante, cuando las tierras y pueblos bajo tutela rusa han
sido los más afectado. España es tan culpable de tanta mentira como el resto
de Occidente embarcado en la OTAN y en la UE. Ya se ha demostrado por
investigadores independientes que el sabotaje contra los gaseoductos del mar
Bático fue obra de un comando de buzos ucranianos, con el aoyo y asesoramiento
de los EEUU, el país más criminal del mundo, no por sus habitantes, sino por
sus dirigentes, algunos incluso Premios Nobeles de la Paz, como Obama o
Kissinger, qué degradación de estos premios, nada más se mueven por intereses
espurios y canallas. ¿Por qué no se habla de estos sabotajes en los medios
púb...
Argantonio   |2023-06-26 15:16:03
Bien que recuerdo los picotazos que nos daban los violeros cuando éramos
chicos, que en el verano nos levantabamos llenos de "jabas" rojas, unos
bultos que escocian y nada más haciamos que rascarnos. Nuestros padres nos
daban con friegas de aceite de oliva, sacado de las tinajas y se calmaba algo
la picazon y el dolor. Bien cierto es que quedamos inmunizados de tanto
inocularnos su veneno los malditos violeros, porque fuimos creciendo y llegó un
dia que sus picotazos ni los sentíamos, si acaso un pelín de rojez en el sitio
done nos habían picado, señal clara que nuestra piel ya estaba bien curtida y
los violerus no eran capaz de atravesar con su lanceta el duro pellejo y si lo
atravesaban no nos hacía efecto el veneno que nos inoculaban. Yo no he vuelto
a sentir ni las picadurass de los violeros ni de las pulgas.
Julieta   |2023-06-26 17:13:48
Cuando vemos a los mereólogos y sus mapas ofrecer el estado del tiempo en la
tele, nos cauisa mala impresión el que no precisen los datos. Una ciudad puede
presentar, según ellos, una temperatura en estos días de 39 grados y abarcan
con ese dato un entorno muy grande, que ocupa gran parte de varias comarcas, sin
reparar que a 30 kilómetros de sa ciudad, tienen lugar, por su latitud,
longitud y otras características geográficas, unos microclimas que obligan a
rebajar la temperatura indicada 4 o 5 grados, tanto en lo que se refiere a
temperaturas diurnas como nocturnas. Eso pasa, como se indica en el artículo,
con la ciudad de Plasencia, pero también de otras de Extremadura y de otras
muchas partes, lo que confunde a muchas personas a la hora de planificar sus
actividades. Por favor, sean más precisos y rigurosos.
Tanasia   |2023-06-26 18:51:14
El Ministerio de Sanidad y las rspectivas consejerías del mismo ramo han pasado
de decir hace dos días que FINALIZABA el uso de máscarillas en los centros
sanitarios, farmacias y otros de la misma índole, a cambiar la palabra
FINALIZAR por laS de SE ACONSEJA SU USO. Pensamos que no se puede confundir al
ciudadano de esta forma. Si se reúnen los consejeros de Sanidad con
responsables del Ministerio de Sanidad y acuerdan una cosa y la hacen pública,
no pueden venir, al cabo de un día, con RECOMENDACIONES que invalidan en cierta
manera lo dicho el día anterior. Un poco más de seriedad, señores; esto
viene a cuento por los comentarios del articulista en la segunda parte de esta
crónica.
Erriqueerri   |2023-06-26 19:00:41
No solo es que uno de los hijos biológicos del Reino Unido, tras masacrar a
miles de indios, saliera un aventajado alumno en relación con el padre. Nos
referimos a los EEUU, que fue colonizado mayoritariamente por los ingleses;
también franceses y españoles. Pero los ingleses son el padre mayo y bien
aprendieron el filibusterismo de estos, hasta el punto de mamar las mimas ansias
imperialistas. No obstante, el padre, pese a ser ya más viejo y achacosa no ha
cambiado sus perversas mañanas y ahí lo tenéis, arrastrado por ese cabestro
llamdo BORIS JOHNSON , del partido aristocrático de los 'torys", metido
hasta el cuello en Ucrania y para no cambiar actuando con intrigas contra la
clase trabajadora ucraniana, a fin de sacar la mejor tajada posible. La UE,
como de costumbre, deja hacer y mira para otro lado.
ACHIPIERRI   |2023-06-26 19:06:25
¿Cómo se soluciona ahora ese problema de tantas casas que se han permitido
construir fuera del plan de urbanismo de nuestros pueblos? La culpa la tienen
los alcaldes y los concejales de obras por haberlo permitido, no los que las han
construido y no les han parado la obra, desconociendo, como es cierto, que no
podía construir en tales sitios, ya fuera a la vera de un río, en un rincón
fresco y verde de alguna de sus fincas, al lado de un manantial, etc. Por lo
tanto, la Administración no puede acusar ni a los dueños ni a los
constructores, sino a las autoridades que han permitido tales abusos, saltandose
lo legislado al respecto, y esto debe quedar rotundamente claro, que pague quien
tenga que pagar y no justos por pecadores.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI