AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD, 26 MARZO 2023 (CXLIV)

Félix Barroso Gutiérrez

REMEMBRANZAS.No negaremos lo que se manifiesta con clara evidencia, porque el que firma esta crónica viene partiendo muchas lanzas por defender la CULTURA TRADICIONAL-POPULAR (así, en negrita y con letras mayúsculas), tan zarandeada y bastardeada por ese monstruo de una modernidad mal encarrilada, parida de mala manera por otro endriago de fauces más draculianas: la globalización.  La defiendo en esta primera parte de mi columna y la titulo ‘Remembranzas’ porque considero que tal palabra concuerda con lo que deseamos transmitir.  Cada día me resulta más vomitiva la globalización.  Coincido plenamente con lo que afirma el poeta, escritor, dramaturgo, ensayista y pintor surcoreano Ko Un: “El fenómeno de la globalización actual, en su afán de unificar los mercados, está poniendo en peligro las variedades culturales, su identidad, además de deteriorar su capacidad creativa”.

Tampoco, desde otro punto de vista, no dejamos atrás lo que opina sobre la globalización el pedagogo y filósofo brasileño Paulo Freire: ‘El discurso ideológico de la globalización busca ocultar que ella viene robusteciendo la riqueza de unos pocos y verticalizando la pobreza y la miseria de millones’.

Pero si bien llevamos partidas muchas lanzas en favor de los valores sustanciales y acrisolados del pueblo-pueblo; del pueblo que siempre fue de pan, tocino y vino; del pueblo con las manos agrietadas por el callo puro; del pueblo que levantó más de dos veces el puño y enseñó los dientes a los señoritos cortijeros y del pueblo que, por desgracia, le comieron otras veces el pan y le cagaron en el morral…  Si bien es cierto todo ello, no es menos cierto también que, en otros momentos, hemos roto lanzas para sancionar con mano dura algunas costumbres que rompían las fronteras de la dignidad humana y dejaban pasar a la barbarie y a la descarnada brutalidad.  Se puede amar y defender la tradición (nada que ver con el ‘tradicionalismo’ como ideología carcunda, reaccionaria y conservadora), pero no si esa tradición se vandaliza y resbala por las sendas de la abyección, la crueldad y la humillación.  Remembramos una ingrata experiencia que nos tocó vivir, siendo un servidor un chaval de nueve o diez años, en uno de esos pueblos, era el mío, como tantos otros de la geografía de la hoy España Abandonada, Estrangulada y Vilipendiada.

Me asaltan los recuerdos de una barahúnda de hombres agitando cencerros y lanzando estrepitosas voces.  Era al anochecer.  Otros de día de otro marzo y ya habían quedado atrás los antruejos.  Recorrían las calles en una ceremonia que llamaban ‘Cencerrá’ o ‘Campanillá’.  Habían pillado in fraganti a un par de vecinos cometiendo adulterio, considerado por la Santa Iglesia Católica de Roma como un pecado contra el matrimonio, institución creada por el dios de los cristianos y, por lo tanto, era una terrible ofensa contra ese dios, del que afirman sus fieles que es el ‘Creador de todas las cosas’.   Los que habían incurrido en tal pecado deberían purgar por él.  Vecinos del pueblo, convertido en chusma, tiraban de un carro de acarrear mieses, con la intención de subir al hombre y a la mujer atrapados cuando yacían juntos.  El bárbaro proceder, como si de la Inquisición se tratara, exigía que los dos implicados purgaran su ofensa a su dios, entregando algún cántaro de vino, algún jamón o una ristra de chorizos.  De lo contrario, serían sacados de casa, despojados de sus ropas, subidos al carro y paseados por todo el pueblo.  Eso es lo que contaban.  No fui testigo de más, porque, no tardando, mi padre vino en busca mía y me llevó para casa.  Había que irse a la cama, que, al día siguiente, tocaba ir a escuela.

Caí en brazos de Morfeo y nada supe de la escandalosa algarabía hasta que me levanté por la mañana.  Cuando salí de casa, me asusté a ver el Ayuntamiento custodiado por guardias civiles y mujeres que bajaban por la calle de Santiago, compungidas y llorosas, con cenachos en la mano.  Iban entrando por la puerta del Consistorio.  Luego, supe que sus maridos o hijos mozos estaban enchiquerados en los calabozos y en otras dependencias.  La noche había sido muy ajetreada.  Algo así, salvando las distancias y en tono mucho menor, como las alocadas carreras por la ‘Ciudad de los Gitanos’, poema inconfundible de nuestro querido Federico García Lorca. ¡Cuánta pena negra sangrando por las venas de su Romancero!: ‘¡Oh, ciudad de los gitanos! / ¿Quién te vio y no te recuerda? / Apaga tus verdes luces, / que viene la Benemérita’…   Cerramos en falso esta primera parte de la crónica.  Nunca lo hicimos, pero, aunque dicen que segundas partes nunca fueron buenas, seguiremos con la historia cuando dé en agonizar este tercer mes del año.
……………………………………………………………………………………
ESTADO PANDÉMICO DE LA REGIÓN EXTREMEÑA
Tres nuevos fallecidos por Covid-19 hay que notificar en la pasada semana en nuestra comunidad: dos mujeres; una de 93 años en Mérida y otra, con 83, de Montehermoso.  También un varón de 67 años, en Villagonzalo.  Hay 24 ingresados por contagios en los hospitales extremeños; uno de ellos en UCI, en el área sanitaria de Mérida. El número total de fallecidos desde el inicio de la pandemia se eleva a 2.695.  La incidencia acumulada a los 14 días en mayores de 60 años se sitúa en 68,89 casos por 100.000 habitantes.  A los 7 días, es de 31,31. 
………………………………………………………………………………………
RADIOGRAFÍA DE LA ACTUALIDAD SOCIOPOLÍTICA
Se le dio el estocazo a la moción de censura y de ella me quedo con la imagen de Juan Gabriel Rufián Romero refregándole, desde la tribuna del Congreso, el folio por las narices de Don Ramón Tamames Gómez (hay que tratarle de ‘don’, pues los que tienen el ego por las nubes y nunca se aplicaron aquello de ‘vanitas vanitatum et omnia vanitas’ pueden rebotarse en menos que canta un gallo).  Permítasenos hacer un inciso sobre el apellido ‘Rufián’, que ostenta en primer lugar el portavoz del grupo parlamentario en el Congreso por Esquerra Republicana de Catalunya.  Ya hemos oído perorar a más de dos leguleyos, tocapelotas y maestros liendres (de todo saben y de nada entienden) sobre dicho apellido, aplicando no la sana ironía sino la mala leche y el negro esperma que llevan dentro.

Sepan estos descerebrados, alineados con los carlistones, ultrahispánicos, reaccionarios y trabucaires, que el apellido ‘Rufián’ no tiene por qué emparentarse con la definición que da la Real Academia Española (RAE) a una palabra con la misma identidad ortográfica.  Serias investigaciones apuntan que podría derivar del término árabe ‘ruhyán, que nos llevaría a una etimología, conservada entre los moriscos españoles, que generaría voces como: pastor, gobernante, patrón, el que cuida o vela por algo.  Ocurre algo parecido con el apellido ‘Ladrón’, que tampoco tuvo un sentido negativo en sus orígenes, pues hacía mención a ‘criado, persona que sirve’.  Actualmente, el apellido ‘Rufián’ se extiende fundamentalmente por la provincia andaluza de Jaén.  No hay que olvidar que su familia procede de la pedanía de La Bobadilla, perteneciente al municipio jienense de Alcaudete.  Otra rama viene de Turón, que también es municipio de la provincia de Jaén.

Aclarado el asunto, Gabriel Rufián, cuya figura política no nos desagrada, especialmente por llamar a las cosas por su nombre, ha tenido la valentía política de poner encima de la mesa los nombres de algunos de los que firmaron la moción de censura presentada por Vox contra el Gobierno de la nación, llevando como estandarte al excomunista don Ramón Tamames.  Así nos hemos podido enterar que uno de los firmantes ha sido Juan José Aizcorbe Torra, abogado y diputado de Vox por Barcelona.  Fue, en 1982, candidato a las elecciones generales por el partido franco-fascista ‘Fuerza Nueva’.  Posteriormente, en 1989, se pasó a otro partido ultra, heredero del anterior: ‘Frente Nacional’, y fue dirigente de otras huestes de la ultraderecha, agrupadas en torno a la formación política ‘Juntas Españolas’.   Otro de los firmantes fue Juan Carlos Segura Just, otro abogado que se presentó como número 1 al Senado por Vox en las últimas elecciones generales.

Procedente, igualmente, de las filas de la ultraderecha.  En 1984, fue condenado a un año de cárcel por disturbios públicos, siendo militante del ‘Frente Nacional de la Juventud’.  Anteriormente, en 1980, le fue aplicada la legislación antiterrorista por tenencia ilícita de armas, a raíz de un atentado cometido contra la sede de UCD, situada en Diagonal de Barcelona, con lanzamiento de cócteles molotov y latas de gasolina, que provocaron un incendio.  El 9 de mayo de 1982 volvió a ser detenido por formar parte de un comando de extrema derecha que quemó la figura de cera del rey Juan Carlos de Borbón en el Museo de Cera de Barcelona (¡qué curioso, un individuo que quema la efigie del Borbón fugado a los Emiratos Árabes y resulta que ahora milita es un partido furibundamente borbónico!)  Un tercer firmante fue Jordi Albert de la Fuente Miró, secretario de organización en dicha ciudad catalana de Vox.  Su trayectoria política pasa por haber sido uno de los líderes del partido naZi ‘Movimiento Social Republicano’ (MSR). En julio de 2019, fue uno de los cabecillas del ataque xenófobo contra el albergue de menores migrantes de Masnou (Barcelona).

Ocupa el número 4 Jorge Cutillas Cordón, el candidato número 1 para el Congreso por La Rioja del partido ultramontano Vox.  Avezado ultraderechista.  En 1982, fue detenido por apedrear, en Madrid, a un autobús con niños vascos.  Entonces, militaba en el partido ultra Fuerza Nueva, que buscaba resucitar al franquismo.  Actualmente, es vicepresidente de Vox.  Y cerramos la lista, que para muestra basta y sobra con cinco botones (el resto están cortados, en una inmensa mayoría, por el mismo patrón), sacando a la palestra al firmante Francisco Javier Ortega Smith-Molina, actual secretario general de Vox.  Su militancia en el franco-falangismo o Falange Franquista es más que conocida.  Sus artículos en pro de un régimen de partido y sindicato únicos definen claramente su perfil ultraderechista y su afán por volver a los tiempos de la dictadura.

Gabriel Rufián tiró a dar democráticamente en la moción de censura y quedó anonadado a Don Ramón Tamames, el otrora flamante catedrático de Economía y alto dirigente del Partido Comunista de España.  Patética la figura de este señor, que, sintiéndose acorralado, se echó a sí mismo los capotes y, pretendiendo justificar lo injustificable, osó decir que él era antifranquista, constitucionalista y partidario del espíritu de la Transición.  Pero Rufián, al terminar de nombrar a cada uno de los ultras firmantes de la moción de censura, le inquiría, espetándole si esos currículums tan sumamente fascistoides, xenófobos, homófobos, rancios, casposos y con ecos de ‘Caras al Sol’, ‘Españas Imperiales’, prostituidas camisas azules y boinas rojas, escuadras del amanecer, banderas del aguilucho… tenían algo que ver con el antifranquismo, el constitucionalismo y el espíritu de la Transición.  Las cámaras recogían las caras de circunstancias, de impotencia airada que iba por dentro y de verse realmente retratados ante el pueblo español, que es el que, realmente, manda en las urnas.  Pero, a veces, como diría un feligrés católico, apostólico y romano (nada que ver con los puntos de vista de este columnista), ‘los caminos del Señor son inescrutables’.  Suponemos que no se tratará del ‘Señor de los anillos’ o del ‘Señor de las moscas’.

Vámonos, que esta semana andamos algo atrasados.  Allá va un nuevo poema de ‘El Poeta de la Niebla’.  Doce versos encargados de constreñir lo que se cuenta en la primera parte de la crónica.  Del poemario ‘Para Embaír El Rato’.

DE LOS QUE ARMABAN CENCERRADAS
Igual que si ayer fuera,
lo recuerdo: ebrias, rijosas, sudada
la piel, ojos saltones como abejorros…
venían las castas atalayas,
impuros puritanos de poblacho
perdido entre senaras.
¡Qué bárbaro que fuerza de costumbre
obligue a costumbres tan forzadas!
Rastro de paja.  Gritos prehistóricos.
Adulterios enfriados en la charca.
¡Quien libre esté de falta, arroje el primer canto!
¡Puede que le rebote en la quijada!


Comentarios
Añadir nuevo
Buen Rollo   |2023-03-30 13:28:15
Una pregunta: ¿Cómo es posible que un partido político que tiene en sus
filas a esos que han firmado la moción de censura que tienen un depravado
currículum antidemocrático, que no valora la dignidad humana al ser unos
racistas, homófobos, partidarios de la dictadura franquista, que han sido
detenidos e imputados por cometer numerosos delitos, etc., etc., puede estar
sentado en el Congreso de los diputados, cuando lo único que hace ese partido,
llamado VOX es socavar los cimientos de la democracia? El propio sistema es
cómplice de ello.
A La Izquierda   |2023-03-30 13:42:06
Es verdad que hay algunos apellidos que todavía llevamos algunos encima que sin
querer nos condenan a ser objeto de pitorreo entre la gente. Mi primer apellido
es "Salido" y como hoy en día lo de "salido" es lo mismo que
lujurioso, lascivo, verriondo y otras palabras por el estilo, pues somos el
centro de mofas y a veces de escarnios, pero lo mejor es no hacer ni caso, que
hay apellidos peores, pues en la mili teníamos un compañero en la compañía
que se llamaba Luis de la Polla Ordóñez y cada vez que, estando formados,
pasaban lista, en el momento que citaban su nombre era el cachondeo padre, era
de un pueblo perdido por las serranías andaluzas y él se lo tomaba a chunga y
cuando decían Luis de la Polla, respondía a algunos, "sí, la que mejor
folla'.
Belcebú   |2023-03-30 13:48:29
Las costumbres y tradiciones son muy dignas de respeto pero como dicen el
articulista hay algunas que dejan mucho que desear e incluso atentan con los
valores de la dignidad y los derechos humanos, como esa costumbre que tenía
por los pueblos de tirar una cabra viva los quintos por el campanario de una
iglesia, que se estrellaba contra el suelo; esto es un acto de barbarie y a los
ojos de nuestros tiempos atenta contra las leyes del bienestar animal. Por
suerte, ya ha sido prohibida y se pena a los quintos que se les ocurra volver a
arrojar una cabra por el campanario; los animales tienen todo el derecho del
mundo a ser tratados dignamente como las personas, aunque haya que sacrificar a
algunos para la manutención de las personas, que tampoco vamos a ser unos
radicales veganos o vegetarianos.
Enriqueta   |2023-03-30 13:54:37
A ver si llega la segunda parte del relato, pues el autor nos ha quedado con la
boca abierta en esta primera parte. Desconocía esa costumbre de la
"Cencerrá" o "Campanillá", pues nunca oí hablar de ella, lo
único que sentí contar en mi pueblo es que cuando se casaban dos viudos o un
hombre viejo con una chica joven, que solían casarse de madrugada, para
intentar escabullirse de lo que suponía todo un escándalo para la comunidad,
pues entonces, al salir de la iglesia , algunos mozos con la cara tapada para
que no los conociesen le tiraban encima puñados de paja y soltaban perros o
gatos con latas atadas al rabo entre las piernas de los novios y de los
asistentes a la boda, pero eso yo lo he oído contar, no lo conocí en persona.
ZENUTRIO   |2023-03-30 14:00:08
Leemos en la prensa que Vox ha quedado retratado ante los españoles por la
moción de censura, pero lo que no dicen es que hay millones de españoles que,
al devaluarse tanto nuestra democracia porque en verdad no se acometen con
valentían reformas profundas a favor de los trabajadores por parte de un
Gobierno que se dice de progreso y este Gobierno sobre todo los ministros del
PSOE vacilan y le tiemblan las piernas ante la Corona borbónica, el Ejército,
la CEOE y son perritos falderos de la OTAN y de los EEUU, pues todo ello está
deteriorando la democracia y por eso todos los que se revelan contra esta
democracia de pacotilla son votos que van a parar a Vox, en plan de rebeldía.
GUIOMAR.MAR   |2023-03-30 14:06:59
Ya sabemos que la ultraderecha pretende volver a una España sin autonomías,
sin leyes de igualdad de género, donde los obispos tengan tanto mando como los
políticos, donde a los ricos no se les impongan impuestos de sucesiones, donde
lo público no existe sino solo lo privado, aunque es cierto es que una parte
del alma de Vox, procedente del falangismo franquista, se decanta por el
intervencionismo y la defensa de lo público, pero es más potente la otra parte
de ese alma, que es la neoliberal, trumpista y bolsonarista. Puede que las dos
partes de ese alma acaban enfrentándose algún día y explotarán, volviéndose
a los grupitos y comandos ultraderechistas, pero si se entienden tendremos una
derecha tan potente como en ciertos países europeos, y ojo si alcanzan el
poder.
JURDANA   |2023-03-30 14:13:29
Me agradan y me paecin mu bien enjaretaus los doci versus de esi puema titulau
"De los que armaban Cencerradas". Algu me llega a los mis oyíus de
esas "Campanillás" de otrus tiempus, peru pol sintil algu cumu de mu pa
trás, de costumbris que eran propias del tiempu de nuestrus bisagüelus o
tataragüelus, con las que yo no me casu, pos cada cual es mu quién pa
acostalsi con quien le le dé la real gana, que si están los dos de acuerdu no
veu na de malu en ellu, lo que ocurri es que la genti está castrá por los
sermonis de los curas y entoavía siguin atemorizás muchas de ellas pol las
penas de las llamas del infiernu.
Piruleta   |2023-03-30 14:23:43
La globalización es un auténtico monstruo que nos quiere homogeneizar a todos,
cortarnos un mismo traje y convertirnos en robots todos iguales para tenernos
controlados, borrando nuestras señas de identidad, la diversidad llena de
colorido y de valores humanos, que son los que respetan la diversidad. La
globalización es el arma del neoliberalismo capitalista, al que apoyan los
partidos de derechas, multitud de sectas religiosas como los evangelistas,
asociaciones armamentísticas sumamente peligrosas, como la OTAN, que se esconde
tras la falsa defensa de los valores democráticos, para sacar adelante los
intereses del país más militarista y sanguinario del mundo, como son los
Estados Unidos de Norteamerica, que pretenden engullir a toda Europa para
hacerla comulgar con el unilateralismo para mayor honra de su podrido Imperio.
Calostrero   |2023-03-30 14:38:13
¿Habrá descansado ya Ramón Tamames? La televisión ha mostrado su cara un
montón de veces mientras se desarrollaba la moción de censura, era una cara
sorprendida, incrédula, como si se encontrase en otro mundo o su egolatría le
llevara a pensar que El Gobierno y sus aliados le 'ladraban' porque no llegaban
a su altura intelectual y no le merecían el menor aprecio. Es inaudito que
algunos columnistas, incluso en la prensa regional de Extremadura, como en el
diario HOY, donde abundan los columnistas arrimados a la derecha, que han dado
por triunfador a Tamames e incluso han gritado al final de su columna un hurra
para que Tamames sea presidente de España.
EL FRESCO   |2023-03-30 14:44:20
Inmenso el poema de "Ciudad de los gitanos" de Federico García Lorca,
como todos los demás que componen el "Romancero gitano": lástima que
los canallas fascistas lo asesinaran cuando estaba en plena madurez poética y
podría habernos deparado una obra inmensamente, que si ya de por sí es
universal, su dimensión no nos podemos imaginar hasta dónde habría llegado.
Quedamos a la espera de que en el próximo capítulo de esa "Agenda"
podamos leer el desenlace del relato de la primera parte de la columna, que debe
ser tan interesante como la primera parte.
Raspajilón   |2023-03-30 17:04:19
Eso, "quien libre esté de falta, / que tire el primer canto", tal y
como leemos en ese bello poema que pone punto y final al artículo, porque como
se desprende del texto inacabado todo indica que la jauría humana en la que se
convierte el pueblo a veces, se lleva todo por delante, erigiéndose en juez y
parte, y es que a saber si muchos de los que iban en la "Cencerrá" no
habrían tenido sus aventuras extramatrimoniales o habrían engañado a sus
novias, y hablamos en masculino porque en esas oleadas machistas y embrutecidas
solo participaban hombres.
Gori Gori   |2023-03-30 17:12:23
Tiene narices el currículum de los firmantes de la moción de censura, el que
no ha tirado un cóctel molotov contra una sede de un partido político, ha
apadreado un autobús con niños vascos o a atacado a un albergue de menores
migrantes. No entendemos cómo esta gente pueda estar representada en el
parlamento del pueblo español, no nos extraña por lo tanto que en las
encuestas la gente cada vez rechace más el papel de los partidos políticos,
porque si estos dejan colarse a individuos de esa calaña de la ultraderecha,
¿con qué clase de democracia contamo? En los años 30 y 40 Europa dejó pasar
el fascismo y el nazismo y miren ustedes lo que vino luego.
Carabinero   |2023-03-30 17:37:41
¿Quién ha ganado la moción de censura? No sabemos quiénes la han ganado,
pero sí sabemos quiénes la han perdido, aunque en los medios, depende del
color que sean, hablan de pérdidas materiales y morales, porque aunque el PP se
hay abstenido y su presidente, el gallego Alberto Núñez Feijoo, se haya
ausentado del Congreso, lo que implica toda una huida hacia adelante, no quiere
decir que la gente del PP estuviera en contra de la moción, pues la abstención
es muy sintomática y se calcula que más del 90% de los militantes del PP
estaba a favor de la moción, y es que el PP ya ha dicho que no se descarta a
nadie para un posible Gobierno. ¡Pobres españoles si caemos en las garras de
un Gobierno de coalición del PP con VOX! El retroceso de derechos y libertades
será escandaloso.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI