AGENDA DE LA NUEVA NORMALIDAD: 7 DE NOVIEMBRE 2021 (LXXII)

Félix Barroso Gutiérrez

La ilusión chispeaba en nuestros ojos de chavales cuando los gallos nos despertaban en la mañana del día de Todos los Santos.  Nuestras madres nos tenían preparado el “remú” (ropa de los días de fiesta) y, en cuanto pasábamos revista, nos dirigíamos a toda carrera en casa de nuestros abuelos y nuestros padrinos.  Íbamos a “Pidil la Chiquitía”.  Nos entregaban castañas (la fruta emblemática de tal día), granadas, “zambóah”, higos pasos y una rosca de pan, que a veces llevaba anises dentro, y que se realizaba exprofeso para esta fecha.  Entonces, el día de Todos los Santos no se visitaba los cementerios, sino que era el polo opuesto al siguiente día, el de “Loh Fináuh”, como decía la gente mayor; o sea, el de los Difuntos, que se revestía de tintes más negros y grises.

Con los agasajos recibidos, a los que nuestras madres añadían algún trozo de chorizo, morcilla, lomo, queso…, salíamos en cuadrilla por diferentes parajes del término, cerca de donde hubiera alguna fuente o arroyo, para echar un trago de agua cuando nos apeteciera.  Levantábamos una gran hoguera, donde asábamos las longanizas, y nos disponíamos a celebrar por todo lo alto una alegre y solidaria merendola, juntando comunalmente todo lo nos habían dado.  Finalizábamos la jornada a puestas del sol, cuando asábamos las castañas, los “calvótih” que decíamos.  Y con la panza bien llena, regresábamos al pueblo en distendida francachela o lanzando cantares a todo pulmón.

Los monaguillos (oficio que asumí un año tan solo), antes de pedir la “Chiquitía”, realizaban otra colecta por el pueblo.  Pedían de casa la “Limohna pal oh doblaórih”.  Casi siempre les daban un puñado de castañas u otras frutas de las mentadas; incluso algunas perrillas para que comprasen algo de carne y alguna gaseosa o botellas de limón y de naranja.  Los monagos siempre tuvieron fama de pícaros.  Se decía aquello de “Ay, monacillu pillu, que sábih máh rutínah y licantínah c,un lazarillu”.  Ellos celebraban doble “Chiquitía”, pues, en la noche que va de Los Santos a los Difuntos, permanecían en el campanario de la iglesia, arropados con mantas y doblando a muerto hasta que venía el nuevo día.  Y allí, en el reducido espacio, amurallado por recios sillares de cantería, daban buena cuenta de todo lo recolectado.  No era extraño que algunos vecinos, ya maduritos, que habían estado todo el día de ronda por las bodegas, se presentaran, subiendo las empinadas e inseguras escaleras de madera, lo que era toda una proeza al ir bien calamocanos, en el campanario.  Llevaban la bota de vino o alguna botella de licor, que daban a probar a los acólitos.  Se armaba la marimorena, cantando y bailando en tan estrecho sitio, ahumado por la fogata encendida para asar las castañas.  Pero las campanas no dejaban de doblar a muerto.

Decían que el Día de Todos los Santos era la fecha en que había mayor número de borracheras en el pueblo.  La costumbre llevaba a las cuadrillas de mozos y casados a recorrer las humildes bodegas donde se arrinconaban las grandes tinajas del vino.  Era el día señalado para “encetal la pitarra” (probar el vino de la cosecha del año).  Se alargaba el recorrido hasta bien entrada la noche.  La carga de vino y aguardiente se encaramaba encima de los cuerpos y no había prisa.  Decían que había que “bebel a jinchapelleju pa que lah próbih ánimah quearan ehcachecíah y no leh dieran máluh aginaéruh” (beber hasta dejarlo de sobra, para que las pobres ánimas quedaran contentas y no vinieran a agobiarles).  La frase se las trae y merecía todo un estudio antropológico, como también lo exigen los rituales de “La Carvochá” y “La Chicharrona” que, por tierras de Las Hurdes, sacamos de las brasas, los salvaguardamos y los pusimos en valor, recreándolos todos los años (la pandemia nos ha quebrado la recreación) en un sábado en torno a la festividad de Todos los Santos, en la alquería o aldea de El Mesegal.
………………………………………………………………………………………………………….
Pasamos al repaso de la pandemia en nuestra región de Extremadura.  Un leve repunte de casos se produjo, a fecha de ayer, 10 de noviembre de 2021, alcanzándose la cifra de 49 nuevos contagiados.  Han sido afectadas 15 localidades; 10 en la provincia de Badajoz y 5 en la de Cáceres.  Es la cifra más elevada en los últimos 45 días.  Don Benito está a la cabeza y le siguen las poblaciones de Aceuchal y Alcántara.  Sube la tasa de incidencia acumulada, situándose a 14 días en 34,2 casos por 100.000 habitantes.  Esta cifra alcanza casi los 10 puntos más que hace una semana.  No hay que olvidar que la pandemia se cobró, en Extremadura, 1143 personas el pasado año, así como las de otras 297, que se cree que tenían tal enfermedad.  Seguimos, pues, dentro de la Nueva A-Normalidad (con la A bien reseñada delante de la palabra ‘normalidad’).
………………………………………………………………………………………………………………
Emprendemos, aquí y ahora, la tercera parte de nuestra crónica.  Asqueados del cambalache en torno al pacto entre PSOE y PP para cubrir los puestos de jueces del Tribunal Constitucional y que ya comentaremos más despacio en la próxima columna, incluyendo, claro está, la bajada de calzones o de bragas por parte la formación morada, que siempre se jactó de incorruptible…  Pues aparcando este tema, nos desviamos hacia otro que se ciñe exclusivamente a nuestra región extremeña, pero que es el reflejo de lo que está ocurriendo a nivel nacional.   De hace ya bastantes cuartos menguantes y crecientes, venimos observando el bombardeo mediático de los medios que controla la Junta de Extremadura con respecto al mundo del toro.

Justamente, en estos últimos tiempos, cuando la caída de la afición taurina hace aguas por todas partes, pese al blindaje que la derecha (PP) otorgó a la tauromaquia en el año 2013, declarándola patrimonio cultural.  La cultura de la tortura y de la muerte, que no otra clase de cultura se contempla en las denigrantes y sádicas corridas de toros, según opinamos muchos.  Para los católicos de tanto golpe en el pecho y tanta comunión diaria, grandes aficionados a los espectáculos taurinos, sepan que el Papa Pío V condenó, bajo pena de excomunión, en una bula promulgada el 20 de noviembre de 1567, los espectáculos taurinos.  En esta bula, se lee que son “espectáculos vergonzosos, en los que ningún cristiano debe participar”.   Y sepa la gente del PSOE que un gran filósofo y pedagogo, muchas veces homenajeado y aplaudido por dicho partido, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, Francisco Giner de los Ríos, afirmó lo siguiente: “Las corridas de toros son propias de una patria embrutecida que no sabe qué camino tomar”.

Como no podía ser de otra forma, la Derechilla, la Derechona y la Derechaza, pese a que las corridas de toros y otras funciones semejantes han caído más del 50% en la última década y que el 84% de los jóvenes españoles de 16 a 24 años se avergüenzan de vivir en un país con tales espectáculos, sigue machacando en hierro frío.  Las declaraciones de Esperanza Aguirre Gil de Biedma, “Grande de España”, hija de condes y vizcondes, de la alta sociedad madrileña, con mucho mando en el PP, son tremebundamente patéticas: “Los españoles que quieren dejar de serlo luchan contra la fiesta de los toros” (frase pronunciada en la Feria de Abril de Sevilla, en 2014).  O sea, que las tres cuartas partes de los nacidos en este país, que alguien conformó como “una piel de toro”, no quieren continuar con su condición de españoles.

Pero no solo, en lo que a nuestra tierra bellotera se refiere, es la Junta de Extremadura la que respalda y anima el cotarro taurino en sus antenas y canales, en la misma tesitura que el tripartito de derechas.  También hay otros medios privados que abren sus puertas de par en par para que se regodeen los taurófilos.  Y no solo en cuestiones de cuernos y de rabos, que, de un tiempo a esta parte, vemos cómo miman y cobijan a articulistas y opinantes que incluso rayan o pisan el artículo 39,1 de la Memoria Democrática, que prohíbe toda apología del golpe de Estado del 36, del bando franco-fascista y de los crímenes de la dictadura.  Por ahí anda un conocido abogado, nacido en Cáceres y residente en el elitista barrio de Salamanca, de Madrid, al que se le publican cartas y más cartas donde esa apología está rotundamente clara y patente.  Bien lo saben los que le dan vía libre, por lo que estos también son culpables indirectos de que subviertan los valores democráticos y se reescriba la Historia de manera sectaria y torticera.
…………………………………………………………………………………………………….
Rematamos la crónica, siguiendo nuestra costumbre, con la presencia de nuestros dos poetas: Ismael Carmona García, al que le aguarda un gran futuro como rapsoda en “Lengua Estremeña”, y el que se hace llamar “Poeta de la Niebla”, enmarañado en la borrina desde la fatídica fecha del 18 de diciembre de 2014.  Con ellos, os dejamos.  A Ismael con su poema “La nochi abanga las froris”, y al “Poeta de la Niebla” con un fragmento de su poema “Chiquitía”, en consonancia con la primera parte de esta crónica.

—LA NOCHI ABANGA LAS FRORIS

«…en baxu’l cielu contrastrellau

entre’l paganismu las froris.»
A María Belén

La nochi abangava la frol,
frol branca comu nuvi,
que acacha los sus pétalus
pol pesu las estrellas.
5 Acojombrava el tallu cola tierra
delos sus pensamientus,
el su tallinu de esperança,
peru no ai —probina!— barruntaera
escapás de no barrumbal-si
10 anti la imensidá dun cielu libri.

Cai lárimas —entovía crarea—
la frol branca comu las nuvis,
cai lárimas paque la enxuta tierra
beba. Las gotas abrin sulcus
15 i la nochi i el agua trascuela
arreguñandu el suelu,
galerías escuras comu pozus
escarvandu.

La frol,
el más bellu frutu la coyuntura
20 ocassional, sucumbi.

Al igual que la frol, el alma.

CHIQUITÍA
…Algazara loca en “La Chiquitía”:
decadencia de antiguo ritual,
que devino en fiesta de niños, como
acaeció a tanto viejo festejo
si la sacrosanta Iglesia de Roma
no logró, antes, hacer “tábula rasa”.
Pero…, ¡qué importan las etnografías
y su rodar por nieblas de los siglos
si, hoy, vamos de fiesta!  Porque no solo
ellos, los críos, caracolean alegres,
que también nosotros, los que tenemos
ya el colmillo retorcido, tocamos
palmas en el día de Todos los Santos,
aunque peregrinación no hagamos
por casas de abuelas y madrinas,
que, tal vez, coman tierra en camposantos.

…Y si se tercia, a las benditas ánimas
las cargamos sobre nuestras espaldas
y nos las llevamos de borrachera
por penumbrosas bodegas, sintiendo
que, de lejos, viene un aire de tumbas
y de preces y que, en la tardecica,
hasta doblan las campanas a muerto,
pregonando que la fiesta termina
y se franquea el paso al luto y al llanto (…)

Comentarios
Añadir nuevo
DESBARAJUSTE   |2021-11-14 22:46:08
Canal Extremadura, tanto en su versión radiofónica como televisiva, hace ya
tiempo que va contracorriente, pues entre más aumenta la oposición a los
espectáculos taurinos, más se empeña en meter a los extremeños los toros
hasta en la sopa. ¿Acaso la oligarquía taurina reparte sobres en B por debajo
de la puerta? Es que no lo entendemos, pues si la gente no entiende que se
torture a los animales, como es de esperar en el propio siglo XXI, para qué
siguen azuzándonos con esas torturas'
Cachirulo   |2021-11-14 22:56:37
En mi pueblo decíamos LA CHAQUETÍA y salíamos los chavales en cuadrilla por
las casas de nuestros parientes el día de los Santos y nos daban castañas,
membrillos, granadas, almendras y unos carameros que parecían como los helados
de palo, que los hacían en la sartén con azúcar y almendras molidas y estaban
de rechupete y también ibamos de merendola y los pasábamos muy bien, pero
ahora con eso del Halloween se están echando a perder nuestras tradiciones por
desgracia, cuando lo nuestro debería ser lo nuestro.
Violeta   |2021-11-14 23:01:40
A las ánimas según me contaron le dejaban en la noche de los Santos un plato
con puchas en el rescoldo de la lumbre, por si se les ocurría bajar al pueblo y
tenían hambre. Eso me contaba mi abuela Narcisa Velaz, que era de un pueblo de
Las Hurdes y ella creía a pie juntillas que las ánimas bajaban esa noche a
recorrer las calles del que fuera su antiguo pueblo, iban juntas varias ánimas
del pueblo y decía mi abuela que hubo años en que por la mañana el plato
estaba pero que muy bien arrebañado. Eran creencias de otros tiempos, que hoy
en día se han convertido en bonitas leyendas.
Aurora Roja   |2021-11-14 23:05:43
Los toros están de capa caída; la sensibilidad de las personas está cambiando
a pasos acelerados y hoy en día se contemplan los derechos de los animales,
sobre todo entre las generaciones más jóvenes, por lo que si estas
generaciones muestran su oposición al mundo del toro en un porcentaje
elevadísimo, buena gana de que los gobiernos nacionales o regionales se
empeñen en subvencionar la fiesta, pues es un derroche malsano de dinero, que
podía ser invertido en ayudar a las familias más desvalidas.
Paleto   |2021-11-14 23:18:10
Esperanza Aguirre, "la Marquesona", como la llaman algunos, es otra de
las que no se callan aunque le pongan como a los chivos un betijo en la boca,
es que es tremendo lo que arroja por su boca, pues mira que decir que los
españoles a los que no les gustan los toros y se oponen a esa fiesta
torturadora y cruel es que desean dejar de ser españoles, es ya el colmo del
desatino y de la impostura. Esta señora lo que tenía que hacer ya es cuidar a
los nietos y dejar de, hablando pronto y mal, tirarse cuescos por la boca,
porque a mí, pongo por caso, nadie me insulta afirmando que quiero dejar de ser
español porque critique los espectáculos taurinos.
JURDANA   |2021-11-14 23:27:49
Ay don Ismael que dici usté que la su alma tamién sucumbi cumu una frol, probi
frol, polque hoy sí que se ha puestu puéticu, eh mu bonitu esu que dici que
"la frol agacha los sus pétaluh pol el pesu de las estrellas". Ya
cuasi que le voy cogiendu el truquillu y me queu con toas las más de las
puesías que escribi, peru nunca me dici adóndi puedu encuentral un libru con
las sus puesías, pos bien me aseguru yo que lo tieni pubricau. Y el nuestru
Pueta dela niebra sigue con las sus puesías de ambienti otoñal; ahora con la
que en su puebru llaman la Chiquitía, peru que en el míu la llaman el Magostu
o La Magostá, que pal casu vieni a sel lo mehmu, anque hay bastanti diferencia
entre la Chiquitía y el Magostu, cumu dici el reflán cá puebru con el su usu
y cá rueca con el su jusu.
El Argañaol   |2021-11-14 23:34:49
A los periódicos regionales tanto en papel como en digital se les ve el plumero
desde lejos; con solo ver el tipo de cartas que publican y la mayoría de los
columnistas que tienen. Podían disimularlo un poco mejor, pero por ejemplo al
diario HOY se le ve la cresta, que no tiene nada de roja, desde larga distancia;
era más independiente en tiempos de Teresiano que ahora, cuando se ha
convertido en todo un diario de derechas y en lo tocante a los opinantes y sus
cartas ni que decir tiene que está escorado totalmente a la derecha o incluso
da la impresión que tampoco le disgusta la extrema derecha, por lo que es un
periódico taurófilo y con otros muchos tics propios de los ultraconservadores
y gente reaccionaria.
Vivalavirgen   |2021-11-14 23:42:40
Que los toros van para atrás o de culo como normalmente se dice lo sabe ya
hasta Perico el de los Palotes y lo veo por mi propio pueblo: antes, no hará
más de 20 o 30 años, llegaban las fiestas del pueblo y había suelta de
vaquillas y algún novillo y luego los toreaban en una plaza desmontable. Pues
hasta se cerraban los bares donde los hombres jugaban la partida, ya que todos
acudían a las capeas. Ahora, ya no se cierra un solo bar aunque sigue habiendo
encierro y capea, pero los bares están llenos y la concurrencia a la plaza de
toros se ha reducido por los menos a las cuarta parte. Antes no se veían
huecos en la plaza, pero ahora todo el mundo comenta que hay grandes vacíos,
por lo que acabará por desaparecer la fiesta, de lo que personalmente me
alegro, pues nadie comprende que una persona se puede divertir viendo cómo
torturan a un noble animal.
Aleluya   |2021-11-16 01:31:42
De ese abogado que está bombardeando cada dos por tres el diario HOY,
blanqueando y haciendo apología del golpe de Estado del 36, la guerra civil y
la dictadura del general Franco, creo que ya sé quién es, pero no solo es él
el que hace esa apología, sino también el medio que actúa de portavoz. Si
las leyes prohíben en este país que se haga apología del franquismo, su golpe
de Estado, el haber sido el causante de una guerra civil y de una genocida
dictadura, no sabemos por qué no se actúa ya contra ese individuo y el
periódico que se lo permite.
Republicano   |2021-11-16 01:36:19
Los medios informativos en su mayoría están en manos de gente
ultraconservadora, de derechas, neoliberales, neofranquistas y otros que tal
bailan. Apostamos algo a que siguen lavando la cara a los suyos y blanqueando
al franquismo y no les pasa nada, como no les ha pasado nada a esos militares en
la reserva que se han permitido hablar de fusilamientos, a otros que han
fusilado en efigie a destacados dirigentes de la izquierda y a los que se les
permite pasear por las calles con gritos xenófobos, supremacistas y homófobos.
¿Para qué se hacen entonces las leyes? En Europa a los defensores del
fascismo y del nazismo los rodean con un cordón sanitario. ¿Por qué en
España no?
Incordio   |2021-11-16 01:39:14
Dicen que Guillermo Fernández Vara, como mucha gente de su pueblo, son grandes
aficionados a las corridas, como corresponde a gente que se ha criado entre
terratenientes con ganaderías taurinas. Pues si a él le gustan, que se vaya a
verlos, pero que no utilice los medios públicos para hacer propaganda de un
espectáculo bochonornoso y que cada vez tiene menos adeptos en España.
Cero a la Izquierda   |2021-11-16 12:27:51
La prensa y otros medios que suelen dedicar murcho miramiento con los toros,
exponiendo amplios reportajes y entrevistas a todo lujo con los matadores de
astados. suelen ser también las que dan cancha a los opinantes de la
ultraderecha, pero censuran y bien que lo sabemos las cartas que les envían
muchos opinadores. no las publican en cuanto observan la mínima crítica a la
derecha, al mundo ultraconservador y neoliberal. Seguro que esos medios
vivirían mejor que peces en el agua si volviera la dictadura franquista. He
ahí pues el aprecio que le tienen a los valores democráticos.
Compañero   |2021-11-16 12:35:19
¿Acaso no llevan en su programa de Gobierno PSOE-PODEMOS el quitar el blindaje
con que el gobierno de Rajoy protegió a las fiestas de los toros? ¿En qué
mentes tan "prestigiosas" cabe la perogrullada y la insensatez de
declarar como PATRIMONIO CULTURAL a un espectáculo donde se maltratan hasta la
muerta a los animales? Todo hace presumir que algunas mentes pierden aceite,
que se les derrama hasta los pies y luego, al querer andar, resbalan y patinan y
se pegan unos "hostiazos" de mucho cuidado. Increíble que en el siglo
XXI pueda haber mentes tan supuestamente alteradas y desequilibradas.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI