AGENDA DE LA NUEVA A-NORMALIDAD: 27 DE DICIEMBRE (XXVI)

Félix Barroso Guiérrez

Tengo el recuerdo brumoso, tan escarchado, pero vivo en mi memoria, como aquella mañana de duros carámbanos de un 24 de diciembre de un año en que los mayores de la población gastaban calendarios zaragozanos. Fue cuando mis padres me regalaron una sencilla máquina fotográfica por haber aprobado con excelentes notas el Curso de Orientación Universitaria (COU), que permitía el acceso a la Universidad.  Madrugué, pues deseaba sacar unas fotos de la enorme helada que ya se intuía en el atardecer del día anterior.

Tomé el camino del paraje de “Valdelagaris”.  Los charcos del camino estaban cubiertos de carámbano muy grueso.  Y hasta el arroyo de “La Juenti” tenía congeladas sus aguas, tan cantarinas y cristalinas en los inviernos.  Estaba preciosa la pesquera donde se desviaban las aguas para llevarlas al lagar aceitero de “Los Caletríus”, hoy convertido en pura ruina, igual que el molino medieval de “El Cubu”, donde se molía el cereal y que se encuentra a su vera: toda una reliquia histórico-arqueológica apuñalada por la incuria, el abandono y la molicie.  Colgaban de la pesquera infinidad de pinganellos o canelones de hielo, en los que el sol de la mañana se estrellaba, conformando irisaciones que refulgían imponentes y cegadoras.  Unos petirrojos, a los que nosotros, en nuestro habla dialectal, llamábamos “güedátus”, trinaban alegremente sobre las ramas de unos ciruelos.

Salté la cerca del lagar y, allí, entre unos “chiquérus” (algorines), donde los vecinos depositaban sus aceitunas para la molienda, vi a cuatro rapaces colocando unos cepos.  No se habían percatado de mi presencia y, al verme, se asustaron.  Luego, al conocerme, me contaron que estaban “candandu” los cepos, por ver si caía algún pájaro para la cena de la Nochebuena.  Los muchachillos pertenecían a una familia con escasos recursos, de las más humildes del lugar.  Muchos hijos que alimentar, algunos jornales y lo que daban los cuatro huertos.  Los pájaros con arroz era una buena cena para noche tan emblemática.  Los más pudientes en unos pueblos donde no había ricos, sino tan solo algunos “riquínus”, mataban esa noche un gallo del corral, que se zampaban, guisado opíparamente, antes de acudir a la ceremoniosa “Misa del gallo”, cuyo origen tiene muchos padrinos.

Guarda estrecha relación con el “ad galli cantus” (al canto del gallo), que, a tenor de antiguas tradiciones romanas, posiblemente con sustratos más arcaicos, se emparentaba con ciertos rituales, acompañados de copiosas comidas, que se celebraban en torno al solsticio de invierno, justamente a medianoche, después que el gallo lanzara su primer canto.  El cristianismo no deja de ser un refrito de tradiciones anteriores, que, al no poder ser erradicadas, se les echó unas gotas de agua bendita y, a través de hibridaciones o sincretismos, devinieron en lo que son hoy, aunque, en muchos casos, sin la carga teológica y dogmática que actualmente le acompaña.

Arroz con bacalao o con pájaros atrapados por los cepos y algún mazapán o tableta de turrón duro, del barato, como cena navideña para las clases más bajas.  El vino y el aguardiente no faltaba en ninguna casa.  No pasando mucho tiempo, los chavales de los cepos y sus hermanos fueron arrastrados, junto con sus padres, por la barahúnda de la emigración.  La diáspora los llevó a tierras catalanas, donde levantaron cabeza y pasaron a ser miembros de la clase media-baja, tapándose las goteras de otros tiempos.  Se convirtieron en engranajes del sistema capitalista-consumista y, aparte de llenar los estómagos de comidas-basura, trocaron sus “seranus” (tertulias invernales en torno a la lumbre, recicladoras de la rica cultura oral), sus rondas navideñas, sus “noragüenas”, sus solidaridades y apoyos mutuos por la que llaman “caja tonta”, por el “Papá Noel” y el “Árbol de Navidad”, pisoteando, así, sus propias raíces e identidades y abandonando el sustrato legendario y tradicional de sus pueblos por personajes, objetos y mitos importados de los fríos países de la Europa nórdica.
…………………………………………………………………………………………………………….
Vamos, en esta segunda parte, al sucinto repaso de la pandemia en nuestra región extremeña: esta mañana nos hemos desayunado con la noticia de que las localidades de Calamonte y Fuente del Maestre han sido sometidas a un cierre perimetral. La incidencia es de 374 por 100.000 habitantes.  Se reducen los aforos en Cáceres y el cierre en hostelería decretado para el día 31 de diciembre, de 18,00 a 20,00 horas, se prolongará a lo largo de los días 1, 2, 5 y 6 de enero.   El primer vacunado extremeño ha sido Vicente Mirón, de 72 años, del pueblo cacereño de Ceclavín, y se encuentra en la residencia “Rosalba”, de Mérida.  Y la segunda, María García, de 85 años y natural de Zalamea de la Serena.  Hoy, domingo, 27 de diciembre, día histórico por el inicio de las vacunas contra la Covid-19, serán vacunadas unos 100 usuarios de la citada residencia y de la de “El Prado”, también de Mérida.  Mañana, lunes, se continuará vacunando a ancianos y a trabajadoras de otras residencias de ambas provincias extremeñas.
…………………………………………………………………………………………………………………….
En lo que atañe a la tercera parte de esta heterodoxa y transversal crónica, inherente a las cuestiones sociopolíticas de la nación, no podemos abandonar la página sin ofrecer nuestra visión sobre el discurso navideño del ciudadano Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia.  O sea, el coronado Felipe VI y al que alguien cierto día le apodó “El Preparao”.  Pensamos que el “negro”, que le preparó el discurso y que él miraba de reojo cuando se redactaba y sobre cuyo texto ha tenido la última palabra, se ha ido por la tangente y por los cerros de Úbeda, en vez de haber cogido al toro por los cuernos y haber llamado al pan, pan, y al vino, vino.

La boca de Felipe fue un auténtico disco rayado, soltando las consabidas moralinas de otras ocasiones, que lo mismo sirven para un roto que para un descosido.  Nada de entrar a fondo, porque él sabe muy bien que uno de los más graves problemas y escándalos de este país es el protagonizado por su padre, Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón Dos-Sicilias, que ha sido Jefe del Estado español durante 39 años.  Período en el que, gracias a unos descerebrados que creían en el origen divino de la Monarquía, gozó de una inviolabilidad que es completamente inasumible, en el siglo XXI, por los españoles que tienen dos dedos de frente.  La hipocresía y el cinismo de “El Campechano”, que ahora vive a cuerpo de rey (nunca mejor dicho) en los feudales y teocráticos Emiratos Árabes, ha sido realmente vomitiva.

En todos sus discursos dirigidos a los españoles repetía machaconamente que “la Justicia era igual para todos”, pero se callaba aquello de “menos para mí”.  Porque delante de nuestras narices, a sabiendas de sus cómplices en diferentes Gobiernos, de ciertos financieros, periodistas, militares y otro batallón de fanatizados “juancarlistas”, estaba blanqueando millones de euros, enviándolos a paraísos fiscales, aceptando comisiones ilegales, cometiendo otros delitos contra la Hacienda Pública…  ¡Y nadie decía nada!  Callaban como putas y miraban para otro lado. El propio Felipe VI sabía de propia mano, cuando leyó el discurso de Navidad del pasado año (2019), que su padre había recibido 100 millones de dólares de Arabia Saudí, que nunca fueron declarados a Hacienda.  Y sabía, igualmente, que él figuraba como beneficiario en la fundación que se creó para ocultar ese dinero al fisco.  Pese a saber todo ello a través de la información que le habían pasado los abogados de Corinna Von Larssen, examante de su padre, tuvo la insolencia y patética desfachatez de dirigirse al pueblo español, manifestando su “seria preocupación” por el descrédito de las instituciones.

Las derechas, en sus diferentes matices, han aplaudido a rabiar el discurso navideño de este año.  Y lo aplauden porque para ellas su mundo no tiene sentido sin las candilejas, troníos, pompas, lujos, ostentaciones, exaltaciones ultranacionalistas de lo hispánico y de la zorruna beatería y explosiva cohetería de la aristocracia.  Todos los peces gordos, de estómagos prominentes, el habano en la boca, la mantilla y la peineta, el palio arzobispal como genocida paraguas sobre la calvadel general Franco, el ¡a por ellos! y ¡con dos cojones!  Un sinfín de gestos, de tics y de hechos consumados que sueldan férramente la causa monárquica con las ideologías derechoides.  Pero, ¡ojo!, también con ese sector minoritario del PSOE, zapador de sus cimientos ideológicos, traidor a la izquierda, converso y onnubilado por los hipnotizadores resplandores de las pedrerías de la corona real.

¿No es acaso el rey, aparte de inviolable, capitán general y mando supremo del Ejército?  No lo nombrarían Dios de milagro.  Pues si lo es y ha jurado la Constitución, ¿por qué no ha llamado al orden ni ha dedicado media sílaba a esos militares jubilados que pretendían amotinarse y fusilar a millones de españoles?  Y no solo jubilados, que también militares en activo, pertenecientes a un grupo de WhatsApp formado por oficiales y suboficiales de la IX Promoción de Artillería, se han solidarizado con sus compañeros en la reserva y han lanzado proclamas totalmente anticonstitucionales y golpistas.  Tampoco dijo nada el pasado año, cuando un grupo de soldados del Ejército español, unos de uniforme y otros de civil, miembros de la Brigada Paracaidista (BRIPAC), cuyo acuartelamiento está en Paracuellos del Jarama, entonaban con el brazo en alto la canción neonazi de “Estirpe imperial” y se oían algunos vítores en pro de la formación ultraderechista VOX.  Este acto fascista ocurrió el 8 de diciembre, con motivo de la fiesta de la Inmaculada, patrona de la Infantería.

El día 9 ya corría el vídeo por las redes, pero llegó el 24 de diciembre y, como este año, silencio absoluto en el discurso navideño.  Lógico es que la brecha y el divorcio entre millones de españoles y la Monarquía vaya siendo cada vez más larga y más honda, pese a las histriónicas encuestas que acaba de publicar “La Sexta”, refritas y recocinadas con un morro que se lo pisan, donde se le ve el plumero a la legua a dicha cadena, que solo tiene de progresista la máscara que lleva puesta.  Anteriormente, otras encuestas realizadas por medios más objetivos e independientes pusieron de relieve que el 60% de los españoles desea un referéndum monarquía/república, que solo el 34% apoyaba a la monarquía y que esta institución estaba por debajo, en estimación, que la Iglesia Católica y los políticos.
…………………………………………………………………………………………………………….
Acabamos ya, con el fin de relajar a los sufridos lectores, rematando esta cuarta parte de la insurrecta crónica con una llamada a nuestros poetas.  Abrimos el sobre y los versos de Ismael Carmona empiezan a fluir.  El poema “La Enzina”, hermoso y bucólico en sus versos, algunos de los cuales coquetea con la poesía visual, se nos muestra en toda su crudeza:


Velaí, la enzina hincá aburría.
Los sonis que en ogañu
salían delas ramas
abangás,
baldás,
achoçás,
5 callarun tan aína…
Velaí, con el su troncón
a
c
o
s
t
a
n
a
u

No está acojombrau i empeloti
vos muestra las raízis i pola corteza
10 l’acopetan bollagarinas.

Velaí, no
Pui entoci? Enga, quemai-la!
Que no quei ni val ni comu andarríu…
seroja
i que’l huegu l’abraci
15 i que le dé querencia,
porque no supimus musotrus
bien qué hazel con ella.
(Del Poemario: “Pan i Verea”)

Más que harto de brumas, nuestro “Poeta de la Niebla” vuelve a hablarnos desde sus apesadumbradas reflexiones y nos trae otros versos de su conocido libro poético: “Charlando junto al río Charles: Monólogos con Pedro Salinas”:
CAMPO

Sabido es (lo dije en otros versos)
que solo en el papel el poema estampo
si mis botas zancajean por el campo.
Siempre musas mostrando sus reversos.

¿Buscáis mis duendes bajo techo inmersos?
Perder el tiempo, que yo huyo de lo ampo
y de lo aséptico.  Yo solo campo
por mis campos.  Mis tarsos llevo tersos

y a Ella, mi colega Pedro, le ofrendo,
como única diosa en la que creo,
las estrofas que yo voy escribiendo.

Sé que de ellas supo. Y lo olfateo.
Y de cuña prosaica que iba hendiendo
texto que componía en mi antipaseo.















Comentarios
Añadir nuevo
Silverio   |2020-12-28 15:54:06
Acabo de leer en la prensa que Pedro Sánchez se niega a la Ley sobre la Corona
que pretende llevar Podemos al Congreso, donde se definen claramente cuáles son
las funciones del rey, se acaba con sus privilegios de acuerdo con una sociedad
moderna del siglo XX y no como una reminiscencia feudal y se contempla la
posibilidad de llevar a cabo un referéndum entre monarquía y república, para
que el pueblo español decida por sí mismo que régimen prefiera, pues el
referéndum que pretendió llevar a cabo Adolfo Suárez no se hizo porque las
encuestas internas daban por ganadores a los partidarios de la República. A
Pedro Sánchez cada día se le va más el plumero.
Batuequillo   |2020-12-28 15:57:48
Mientras el PSOE siga aliado con las derechas en lo tocante a no tocar los
privilegios de la Casa Real y en una oposición a cualquier tipo de referéndum,
no se dará un paso para enjuiciar a la monarquía desde un punto de vista
democrático, basados en los fundamentos de un Estado de Derecho, que chirría
ante los conceptos obsoletos, decadentes y discriminatorios en los que se
asienta la nueva restauración monárquica, heredada de una dictadura y lastrada
por la corrupción.
Garrovillano   |2020-12-28 16:01:09
Militares activo se están movimiento de manera anticonstitucional y resulta que
su capitán general ni el propio Gobierno , que se sepa, han movido un dedo para
evitar esos mensajes golpistas que están metiendo miedo a mucha gente y
zancadilleando la convivencia de los españoles, este rey actual ha optado por
la gente de su casta, su familia y su seguridad laboral antes que por los
auténticos intereses de la nación española, solo una riada de gente en la
calle por toda España acabará con tanto escándalo monárquico y borbónico.
OLIMPIA   |2020-12-28 16:10:41
Las antiguas Navidades, pese a las necesidades y dificultades, siempre fueron
respetuosas con la tradición heredada de nuestros mayores; ha sido a partir de
quedarse los pueblos vacíos y en muchos casos quedarse sin gente joven cuando
estas tradiciones se han venido abajo, pero también por la influencia nefasta
traídas por los propios vecinos emigrados a las zonas fabriles, que trajeron a
sus pueblos tradiciones que nada tenían que ver con las auténticas y
tradicionalizadas, porque ellos, los emigrantes, se creían más modernos de esa
manera, desgraciadamente.
Pimpinela   |2020-12-28 17:02:03
Felipe sabe muy bien que si lo destronan, se acabará la vidorra que se lleva;
vidorra que es tan anacrónica que no se sostiene en pleno siglo XXI, que
alguien por ser hijo de un chorizo de los más gordos de la matanza, como todo
apunta, a su vez elegido rey de España por un dictador genocida, tuviera que
dejar la corona porque un referéndum se inclinara por la República. Por ello,
no menea el escándalo de su padre porque esa herencia multimillonaria le hace
falta por si las cosas se le ponen fea, y tampoco mienta a los militares porque
son, en parte, quienes pueden defenderle. La monarquía nos va a traer grandes
quebraderos de cabeza y si no al tiempo.
Cacarín   |2020-12-28 17:06:25
Las poesías de los dos poetas son un contrapunto a todo lo anterior, lo que
pasa es que yo no entiendo ni jota de lo que está escrito en lo que es ya
oficialmente Lengua Estremeña, algunas palabras sueltas y poco más, y como a
mí les pasará a miles de extremeños, pues nadie nos enseñó a escribir y a
leer en nuestra propia Lengua, sino en castellano y aunque hablemos en Estremeu
somos incapaces de escribirlo y de leerlo. El daño que hizo una dictadura y el
que sigue haciendo una democracia trae estas contradicciones.
Jurdana   |2020-12-28 22:19:40
Cuántas vecis m,encaramau en las encinas, señol Ismael, cuasi desde que me
salierun los dientis, pos mi agüelu pol parti de madri era guarda d,una jesa y
allí tenía la casa andi vivía con mi agüela, anque también tenían otra en
el pueblu, y allí nació la mi madri y los sus hermanuh. Esa puesía suya de
la Enzina m,ha gustau. Una pregunta, ¿pol qué poni enzina con z y no con c?
El otru pueta, el de la niebla, sigui con su "diosa", a la que dici que
le ofrenda las puesías que va compusiendu pol los campus, pos entoavía no sé
cumu no ha caíu ya rindía a los sus pies.
Caballo Loco   |2020-12-28 22:24:21
Vaya con el Felipito!! Con que sabía ya que era beneficiario de los millones de
dólares que le dieron a su padre los jeques petrodoláricos de Arabia Saudí y
sabiéndolo se lo calló como un zorro y no dijo nada hasta que no levantó la
liebre un periódico inglés, lo sabía ya en el 2019, antes de que echara el
discurso de Navidad y sabiéndolo tuvo la desvergüenza de echar en cara a
algunos que se dedicaran a desacreditar a las instituciones, tiene guasa la
cosa, que tengamos que aguantar los españoles estas corrupciones por parte de
unas instituciones a las que nadie ha votado.
Arcadio   |2020-12-28 22:29:14
Las encuestas no me las dan con queso; cada cual arrima el ascua a su sardina y
lo negro lo pintan blanco y lo blanco lo pintan negro. ¿Por qué te quiere
Inés? Por el interés. Eso es lo que pasa con todas las encuestas, pero una
que vi aquí atrás, hecha por una empresa de encuestas australiana sobre las
monarquías del mundo, con miles de entrevistados, afirmaba que la monarquía
que tenía menor futuro era la española, pues cerca del 60% de los españoles
querían un referéndum entre monarquía y república, y de ese 60%, el 57%
afirmaba que votaría la opción republicana. Esta encuesta sí me la creo
porque esta hecho por gente de un país extranjero, que no tiene intereses
creados en nuestro país.
Mazaroco   |2020-12-28 22:33:25
Yo cuando era chico y ya bien entrado en la primera juventud he puesto muchos
cepos para cazar a los pájaros; algunos meapilas se escandalizarán, pero hay
que ponerse en el contexto de aquel entonces, en los años 70 del siglo
pasado,cuando la gente del campo, cuyos ingresos no eran muy elevados,
aprovechaba integralmente todo lo que le rodeaba y muchos animales suponían
toda una fuente de proteínas, y no se acababan, que cuando se han ido
exterminado ha sido a raíz de meter las que llaman 'curativas" en las
fincas y que no son más que venenos que matan desde los insectos a otros
animales mayores y están destrozando toda nuestra riqueza faunística.
Cotorino   |2020-12-29 12:11:53
Como se le paren los pies a los militares golpistas, va a pasar como en el 36.
Antes del 18 de julio, había ya muchos rumores de ruidos de sables, pero el
Gobierno pensaba que tenía la situación controlada y que todos aquellos ruidos
solo eran "sanjurjadas". Cuando se quiso dar cuenta, ya los tenía a
las puertas de Madrid, jaleados por las derechas políticas y económicas, la
Iglesia Católica y con el poderío bélico otorgado por la Alemania de Hitler y
la Italia de Mussolini, más la fundamental ayuda de los 100.000 marroquíes
mercenarios y el poyo de la dictadura portuguesa de Oliveira Salazar. ¡Cuidado,
que la historia se repite!
Perico el de las Jurdis Malas   |2020-12-29 12:20:29
La cena de Nochebuena en casa de mis padres siempre fue la misma durante todos
los años: un pote de patatas canteronúas con tordos que cazábamos en los
zarzales con una farola y una tabla; una ensalada de tomates de cuelga, cebolla
y aceitunas y unos "matajambres", que vienen a ser unos dulces caseros
que se rebozan en miel y están para chuparse los dedos. Esta era la cena y
como en casa de mis padres en la práctica totalidad de las casas del pueblo y
de toda la comarca. El turrón no lo probamos ni otros dulces navideños hasta
que mis hermanos mayores emigraron y venían en las navidades y traían algunas
tabletas de turrón, mazapanes y otras dulces. De todas formas, a día de hoy,
añoro y envidio aquellas antiguas cenas, porque eran mucho más sanas y nadie
se quedaba con hambre. Luego, salíamos de ronda por las tabernas, con el
tamborilero y tocando las castañuelas; así hasta que nos amanecía; todos
Incordio   |2020-12-29 12:26:16
¿Cómo es posible que los altos mandos que han jurado la Constitución permitan
en sus cuarteles que soldados dentro de los acuartelamientos canten himnos y
canciones fascistas con el brazo levantado? ¿No tiene nada que decir el
capitán general del Ejército español, o sea, el ciudadano Felipe VI? ¿No
tiene que decir nada tampoco el Gobierno de la Nación? ¿Y tampoco tienen que
decir nada respecto a esos mensajes golpistas de oficiales y suboficiales en
activo de la IX Promoción de artillería y que corren ya por todas las redes
sociales? ¿Qué pintan entonces al frente de este país si permiten que los
trasnochados franquistas campen a sus anchas? Algunos partidos coaligados con
el PSOE en el Gobierno se lo tendrían que pensar muy mucho si seguir en esa
coalición; de lo contrario serán cómplices de ellos.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI