Quiénes aceptan un premio de esta monarquía

Arturo del Villar

LOS medios de comunicación de masas generalistas informan sesgadamente de lo que quieren inducir en el pensamiento de sus lectores, eso es sabido, y una vez más lo comprobamos en la fiesta de entrega de los premios Princesa de Asturias, celebrada en Uviéu el 16 de octubre de 2020. Las manifestaciones republicanas callejeras o han sido totalmente silenciadas en la mayoría de los medios, o sólo se dice que hubo algunas protestas contra el acto. Es preciso acudir a las páginas web de las entidades convocantes para conocer el verdadero ambiente callejero.

En la plaza de la Escandalera concurrieron tres manifestaciones con centenares de personas en perfecto orden, que ondeaban banderas tricolores, y coreaban el eslogan “Asturies nun tien rei”, reclamando “Soberanía y República”. Se repartieron profusamente unas hojas volantes de la Asamblea Moza d’Asturies (AMA d’Asturies), dirigidas en primer lugar a los galardonados, pero interesantes para cualquier persona preocupada por la situación político—social del reino, con el expresivo título “¿Qué hace un premiado como tú con una monarquía como esta?”, en las que entre otros párrafos explicativos de la realidad española se leía:

Como juventud asturiana, aprovechamos esta ocasión para reconocer el valor de vuestro trabajo y de las aportaciones con que habéis enriquecido nuestras sociedades. […]
Nos cuesta creer que personas e instituciones tan destacadas os encontréis cómodos con el hecho de que vuestros logros, méritos y prestigio puedan ser vinculados con la deteriorada imagen de una monarquía en decadencia, que os-tenta unos valores éticos y políticos tan cuestionables.
Por ello, hemos decidido compartir estas reflexiones con vosotros y vosotras, con el objetivo de que nos ayudéis a avanzar conjuntamente hacia una sociedad cuyas instituciones sean indudablemente democráticas y ejemplares. 

No se tiene noticia de que alguno de los premiados contestara a esa pregunta elemental: ellos se embolsan los 50.000 euros de su premio y se van a gastarlos tranquilamente, sin ver que las calles de Uviéu son el único refugio de cientos de mendigos hambrientos. Ellos adaptarán el refrán castellano a la situación actual en el sentido de “Coma yo caliente y muérase la gente”. Todo sea a la mayor honra y gloria de la triprincesa de Asturies, Girona y Viana, duquesa de Montblanc, condesa de Cervera, señora de Balaguer y dama de la Orden del Toisón de Oro, títulos adquiridos por el mérito de ser hija y presunta sucesora del sucesor a título espermatozoico del sucesor a título de rey designado por el dictadorísimo para perpetuar su régimen asfixiante del pueblo español. Y qué bien lo hacen.

Por si fuera poco todo ello, debemos escuchar en silencio la justificación del actual sucesor del sucesor, nuestro señor el rey católico Felipe VI, sobre el derroche borbónico montado en Uviéu mientras el reino está sumido en la peor crisis sanitaria, económica y social de su historia:

Durante esta crisis la inmensa mayoría de pueblo español está dando pruebas inequívocas de resistencia y entereza. Su ejemplo no pude ser un esfuerzo esté-ril ni caer en el olvido. Y ese ejemplo nos exige a todas las instituciones estar siempre, y ahora más que nunca, al lado y al servicio de los ciudadanos; requie-re conducirnos con sentido del deber, con la mayor responsabilidad y con la máxima integridad y rectitud, para que el interés nacional prevalezca y los in-tereses generales de los españoles sean nuestro norte y guía.

Fiel a ese propósito, es seguro que al retirarse a sus habitaciones, tras la opípara cena, su majestad el rey católico telefoneó a Abu Dabi y exigió a su padre, el rey decrépito Juan Carlos I, que se conduzca con sentido del deber, responsabilidad, integridad y rectitud, dé por terminado su dorado exilio y regrese a la patria para entregar al Tesoro Público los dos mil millones de euros guardados en bancos suizos, mal adquiridos con sus comisiones reales, y así prevalezca el interés nacional sobre el suyo, además de dar un buen ejemplo de conducta a su nieta y presunta heredera la triprincesa tan jaleada estos días. Y si no lo hizo estaremos en nuestro derecho de exigirle cuentas, porque una vez más la palabra de un Borbón habrá resultado ser mentira, como siempre a lo largo de sus tres siglos de historia. 

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
Aquiles   |2020-10-18 13:03:13
LO ACEPTAN LOS TREPAS Y LAMECULOS MAYORMENTE
Aquiles   |2020-10-18 13:03:18
LO ACEPTAN LOS TREPAS Y LAMECULOS MAYORMENTE
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI