Recordado el rey decrépito ante el Supremo

Arturo del Villar

EL rey decrépito y huido Juan Carlos de Borbón y Borbón ha sido re-cordado este 7 de setiembre en la apertura del Año Judicial 2020—2021, en el que si hay Justicia en este reino será juzgado como enemigo del pueblo al que robó prevaliéndose de su cargo. Pero fue recordado fuera del Tribu-nal Supremo, en el que tuvo lugar la mascarada, con los jueces vestidos de frac con grandes collares y mascarillas. Una veintena de personas, al menos con esa apariencia física, se había reunido en los jardines aledaños para es-perar la llegada del actual rey Felipe VI, grupito custodiado por los inevita-bles gorilas al servicio de la Casa Irreal, no fuera a haber algún republicano infiltrado.

Nuestro señor el rey fue recibido por el todavía presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, en funciones desde hace dos años, y tuvo el magnánimo gesto de volverse hacia esa mínima representación del pueblo español, que no solamente lo vitoreó a él, sino también a su padre el rey decrépito, exiliado voluntariamente entre sus compinches los moros pagadores de sus comisiones petromillonarias.

Felipe se puso muy orondo al saludar, con el brazo derecho extendido, a la manera fascista, al grupito monárquico que lanzaba vivas para él y para su padre. Como vive en la insólita realidad que le enseñan sus edecanes, habrá pensado que esa veintena de personas monárquicas representan a una mayoría del pueblo español. Él es así.

A causa de los indudables y reiterados delitos financieros, de los que le acusa hasta su barragana y cómplice la Corinna Larsen, el rey decrépito fu-gitivo está siendo investigado por la Justicia de Suiza, en donde guarda sus millones, y ha sido querellado ante la de España. Allí será condenado muy probablemente porque las evidencias contra él son muy contundentes, pero aquí es imposible que se le procese: aquí los borbones son intocables, como ya lo comprobamos en el proceso a su hija ladrona Cristina, jefa de una banda organizada por su marido, el tristemente célebre Urdangarin, sobre quien recayó toda la culpa pese a ser un inocentón utilizado por la familia política para sus trapicheos.

Por ello ni el presidente funcionante Lesmes ni la fiscala general Dolores Delgado aludieron para nada en sus respectivos discursos, leídos en el Sa-lón de Plenos del Supremo, al decrépito fugitivo, como si no tuvieran noti-cia alguna de sus actividades delictivas contra el pueblo español, que no solamente lo aceptó como herencia impuesta por el dictadorísimo genocida, para perpetuar su régimen criminal, sino que se gastó millones de pesetas y de euros en pagar a sus barraganas, para que no contasen sus actuaciones kamasutreñas. A la Corinna le regaló él mismo los millones en efectivo, las casas y las joyas, según ella ha confesado. Mientras el pueblo pasa hambre y miseria y busca trabajo inútilmente.

Sería interesante comprobar si el grupito monárquico presente en todas las apariciones callejeras de sus majestades los reyes nuestros señores, en cualquier lugar del reino, está formado siempre por los mismos seres con apariencia humana. Ahora no es posible realizar el examen, ya que apare-cen obligatoriamente enmascarillados, pero no sería extraño que hayan sido contratados al servicio de la Casa Irreal, y los lleven adonde quiera que va-yan. Es difícil aceptar que existan españoles capaces de vitorear a los reyes, especialmente al decrépito, cuando todos conocemos su crapulosa historia.  

ARTURO DEL VILLAR

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI