Populismo Deluxe

Daniel Seixo.Lunes 24 de agosto, cuando parecía que la política no podía degenerar más durante este verano y que la estrategia electoral de Unidas Podemos no lograría sorprenderme, Irene Montero, ministra de Igualdad del gobierno de España, decide inexplicablemente conceder una entrevista a Diez Minutos, esa revista del corazón con claros tintes amarillistas. Perdonen ustedes la redundancia.

 

El mismo muladar en el que Carmen Lomana y Enrique Ponce airean sus desavenencias por sus nuevos romances, Rosa Benito y Rosario Mohedano compiten por lo afortunado de sus estilismos y Jaime Peñafiel se dedica a «destapar» todo lo ocurrido entre Julio Iglesias e Isabel Preysler, ha servido a Irene Montero para encarar un coloquio con escasa carga política y especial atención a temas tan «sumamente importantes» para el público al que va dirigido como lo son el amor por sus padres, por sus hijos o por su pareja. Y es que para comenzar con buen pie la entrevista y prepararnos para lo que nos espera en la misma, tras el titular:

Diez Minutos pasa a presentarnos a Irene Montero como «la ministra de Igualdad y pareja de Pablo Iglesias». Y en esas lindes se mueve toda la conversación entre Rosa Villacastín e Irene Montero, un trabajo periodístico en el que uno parece inmiscuirse en la presentación de una amenaza política enjaulada y puntualmente desactivada, ante un mundo ajeno al feminismo o a la política fruto del 15 M. No existe en el transcurrir de las páginas carga alguna de ideológica, ni tampoco a la actualidad política parece otorgársele un espacio mayor de lo que podría ocupar la lidia en una hipotética entrevista a Enrique Ponce en este mismo espacio tan propicio para el cotilleo y la frivolidad. No nos equivoquemos, si bien la posible visibilidad de la conversación con la ministra dependerá de la tirada de la revista y de la publicidad que en los medios esta consiga, la propagación de los valores y las políticas del feminismo o la izquierda dista mucho de encontrarse situada en esos parámetros en los que únicamente encontraremos la propia imagen de Irene Montero como un nuevo personaje digerible y consumible para el papel couche.

Lejos quedan por tanto los tiempos en los que el economista Juan Torres abandonaba el plató de La Sexta Noche, negándose a participar como académico en las dinámicas amarillistas en las que personajes como Inda pretendían sumergir al debate político en el estado español. Poco a poco y con la complicidad de unos y otros, el clima social y la circunspección en el debate político ha dado paso a un delirante sainete de kafkianos personajes en el que la muerte de toda ideología nos ha abandonado ante el populismo más indolente y en última instancia dañino para la clase trabajadora. La algarada partidista en la que se ha transformado la política en nuestro país deja poco espacio para el debate, la voz crítica o la reflexión. Frente a la bufanda y el canchismo de uno u otro color, no existe posibilidad alguna de reflexión y es en este guirigay de indolentes propuestas políticas en el que un partido que surgió para asaltar los cielos y cambiarlo todo, puede encontrar su espacio en las dinámicas del chisme y la habladuría más rancia. No se trata de que Podemos haya logrado trasladar sus propuestas a esos espacios, lo que sucede es más bien lo contrario, es el sistema el que ha logrado poco a poco incrustar sus dinámicas y sus disfunciones sociales en el partido de Pablo Iglesias.

A nadie parece ya extrañarle ver a una feminista ocupando los titulares de una rancia y patriarcal revista del corazón, ni tan siquiera cuando es presentada como la pareja de Pablo Iglesias.

No nos extrañan sus declaraciones vacías de contenido sobre la Corona, los debates en el seno del feminismo o la crisis del Covid-19, ni tampoco logramos ver las claras incongruencias de rehuir esos mismos debates con la prensa política o las organizaciones feministas de nuestro estado, mientras se concede una entrevista a Diez Minutos o se programan reuniones con influencers para dirimir leyes que marcarán el futuro de nuestro país. Irene Montero podría haber aprovechado la reciente polémica de su partido con Vicente Vallés y programar una entrevista en horario de máxima audiencia en un informativo hostil, pero que le serviría para plantar cara a las críticas y transmitir fielmente su mensaje, podría haber otorgado un balón de oxígeno en forma de entrevista a muchos medios alternativos que lo necesitan urgentemente para lograr atraer a la audiencia en tiempos de crisis o incluso decidirse a abrir el melón de un debate muy necesario en el feminismo acudiendo a alguno de los espacios históricos y representativos de este movimiento social. Eso sería lo que se le pediría en sus inicios a Podemos.

Irene Montero podría haber hecho muchas de estas cosas, pero finalmente se ha decidido a conceder una entrevista a uno de los medios más casposos, superfluos y desechables del mundo del corazón español.
Sin duda se encuentra la ministra en plena libertad de hacerlo, faltaría más, pero de igual modo nos encontramos en la clase trabajadora con la total libertad de señalar la hipocresía y el cinismo de un partido que nació denunciando la manipulación y la sumisión al poder de los grandes grupos de comunicación, pero que no ha querido o no ha sabido nunca renunciar a ellos. No creo que desvele en este texto ningún secreto cuando aseguro que la relación de Unidas Podemos con muchos medios alternativos o cercanos a la izquierda es tensa o directamente mala por su escasa disposición a encajar las críticas con cierta humildad o elegancia. Por esta razón y no por otra nacen precisamente proyectos como La Última Hora.

Las batallitas del «Merlos Places» en las que los líos de faldas del triángulo amoroso de Alfonso Merlos, Marta López y Alexia Rivas llegaron a confundirse en más ocasiones de las debidas con la arena política real o el delirio de transformar un espacio tan mezquino y clasista como Sálvame en un supuesto programa de «rojos y maricones», nos ha llevado a una dinámica sumamente peligrosa en la que la política parece inmiscuirse en los paradigmas de la mera popularidad vacía de ideario o contenido racional alguno. Hemos llegado a un punto en el que se criminaliza por sus críticas fundadas a profesionales de la talla de Patricia López de Público, pero se sacralizan como rebeldes o contestatarios los programas del retrógrado Óscar Cornejo.

Sin apenas percatarse, se comienza normalizando la política en las revistas del corazón y se termina con personajes como Trump o Kanye West postulándose a la presidencia del gobierno. Supongo que en la lógica de nuestra imparable y decadente asimilación con el estilo político y social estadounidense, todo esto encuentra sentido alguno por delirante que lo sigan vislumbrando mis ojos. La lógica del consumo, lo chic de lo superfluo y lo cómodo de enmarcarse en el blanco o negro, todo ello ha llegado al parecer para quedarse y no ha sido posible sin la asimilación y traición a nuestros más firmes principios políticos y éticos. Termina Irene Montero su entrevista reconociendo que «ha aprendido a que le guste la moda, procurando adecuar la ropa al cargo que tiene, sabiendo que su vestuario es parte de lo que transmite«. Y esa sin duda es la parte más real e interesante de toda la entrevista, esa en la que inconscientemente la ministra reconoce primar la apariencia política frente a la esencia, la asimilación de los valores institucionales y clasistas frente al desafío a los mismos. En definitiva, reconoce como ya antes otros lo hicieron, que no resulta posible ocupar ciertos espacios con una chaqueta de pana.



Comentarios
Añadir nuevo
evita   |2020-08-30 22:03:55
No la soporto. Mucho comunismo pero a vivir como una reina, cobrando un sueldazo
por hacer NADA. Con su mansión a costa de los españoles y chanchulleando como
su novio el coletas piojoso. Una más de su harén de concubinas. Asco me da.
impensable en sus orígenes   |2020-08-30 22:05:52
Para Toni Aira, profesor de Comunicación Política e Institucional en la UPF
Barcelona School of Management y doctor en Comunicación, el hecho de que
Montero haya protagonizado una entrevista de este tipo no tendría más
importancia si no perteneciera a un partido político como Unidas Podemos, que
hasta hace poco se postulaba como uno de los más alternativos. “De hecho,
Podemos, en ciertas ocasiones, había caricaturizado los posados de los
políticos o la aproximación a los medios que hacían los políticos clásicos
por sus imágenes muy pensadas y trabajadas que según ellos no se ajustaban a
la verdad. Ellos preferían mostrarse en contextos más informales y
auténticos”, explica.
impensable en sus orígenes   |2020-08-30 22:05:56
Para Toni Aira, profesor de Comunicación Política e Institucional en la UPF
Barcelona School of Management y doctor en Comunicación, el hecho de que
Montero haya protagonizado una entrevista de este tipo no tendría más
importancia si no perteneciera a un partido político como Unidas Podemos, que
hasta hace poco se postulaba como uno de los más alternativos. “De hecho,
Podemos, en ciertas ocasiones, había caricaturizado los posados de los
políticos o la aproximación a los medios que hacían los políticos clásicos
por sus imágenes muy pensadas y trabajadas que según ellos no se ajustaban a
la verdad. Ellos preferían mostrarse en contextos más informales y
auténticos”, explica.
sherman   |2020-08-30 22:07:23
Madre mia como se han convertido en casta absoluta.
people   |2020-08-30 22:08:07
Todo es muy coherente. Así es nuestra clase política. Los Ceacescu de
Galapagar son a la conciencia de clase lo que Diez Minutos al Quijote.
pudimos   |2020-08-30 22:09:04
Van en caída libre, la incoherencia se paga.
carlitos way   |2020-08-30 22:09:57
Despues de esta ridicula entrevista, veo en el futuro de la ex-cajera y asesora
sexual de las feminas simpatizantes, un programa matinal dia si dia no en las
pistas de barro de Tele5, compitiendo en moda y decoración con la Princesa del
Pueblo. O colaboradora de Ferreras asesorando en colores,texturas y hechuras del
textil de marca blanca en la remodelación y decoración de pisitos humildes
para que aparenten casoplones galapargueños.
velahí   |2020-08-30 22:11:00
Buuff.....Menos mal que Interviú cerró hace tiempo.........que podría haber
sido aún peor... Me la estoy imaginando al borde de la piscina de la mansión,
con la tarjeta del móvil de Dina, entre los piños.......
fémina   |2020-08-30 22:12:00
la insoportable Irene Montero, por méritos propios, ha conseguido convertirse
en una de las personas más odiosas de España, no odiadas, que es un poco
diferente.

En cuanto al machismo ¿ qué podríamos decir sobre el feministo
Pablo Iglesias, especialista , también, en fomentar el enfrentamiento civil,
qué no se haya dicho ya?.

Si las cosas han llegado a este punto es fácil
saber por qué y los marqueses de Galacobrar no son los buenos de la película.
Saludos.
sin perdón   |2020-08-30 22:13:46
Aunque la mona se vista de seda...mona se queda. El reportaje en un medio
amarillista a esta garrula no le pega ni con cola, ahora si que se puede decir
alto y claro, son CASTA, a la que siempre aspiraron, el lujo les puede a estos
dos muertos de hambre que ni en sus sueños más húmedos creyeron nunca llegar
tan alto, pero cuando despierten del sueño, la bajada de la nube va a ser
brutal
elpirataroberts   |2020-08-30 22:16:16
Si llega a ser un dirigente del PP el que se queda con la tarjeta SIM robada de
una colaboradora suya, encima con fotos íntimas al parecer, quién vería a
Montero y su ministerio; como ha sido su macho alfa, el que la ha puesto de
ministra, está sumisa y calladita

Ya, lo de la revista ha sido el golpe de
gracia, vamos: ¿les abrió la puerta a los periodistas el servicio, llevaba
bombones dorados?
Angiolillo   |2020-08-30 22:17:49
Como en todo, un persona de verdadera izquierda, como por ejemplo, a ver si
lo conoce, es el uruguayo José Mujica, que ha dicho
abiertamente "No me disfrazo de presidente y sigo siendo como
era", su imagen no encaja necesariamente con la de un jefe de Estado
del siglo XXI. No usa Twitter ni correo electrónico y en su
tiempo libre se dedica a cultivar flores y hortalizas. Dona casi 90%
de su sueldo para caridad y según su última declaración de bienes tiene
un tractor Topolansky la chacra (granja), y dos viejos
autos Volkswagen "escarabajo".



Esto es un verdadero tipo
de izquierdas, que vive lo que predica, no como los dos farsantes de
Iglesias y su mujer, que viven intentando ser parte de
una "élite", casi de derechas, con casoplón con piscina y
todo, guardaespaldas, vigilantes, cochazo Mondeo de 40,000 E...
Anónimo   |2020-08-30 22:20:40
Mondeo de 40,000 Euros, etc. Esto se llama HIPOCRESÍA y vender humo que
desde luego no predican.

En Podemos la ideología es algo secundario
frente al objetivo primordial de la conquista del poder. Y para ello no
importa las incongruencias, y las contradicciones obvias en las que
viven.

Del Iglesias que decía algunos años "Las policías no
protegen a la gente, son matones al servicios de los ricos",
a vivir rodeado de de policías que "protegen" su casoplón en
Galapagar". 



En fin, no sigo pues hablar de
semejantes hipócritas y engañabobos me va a quitar hasta el hambre.
Abra los ojos, que no lo engañen.
[/b]
hevuelto   |2020-08-30 22:27:24
La "portavoza" reconvertida en ministra de igual-da gracias a su
"preparación y experiencia", odiadora de la casta y del capitalismo,
posa cual burguesa venida a menos en su chalete. Le han faltado las fotografías
junto al servicio y la escolta para demostrar que ellos están siempre con el
pueblo llano.

Y pensar que aún les vota gente...a España le quedan dos
telediarios.
cheri   |2020-08-30 22:28:09
Al final las casta son ellos ... y todo lo que que tanto han criticado , es lo
que hacen ahora... lo que no entiendo todavia es como pueden tener personas que
consideren que son lo correcto para gobernar o simplemente para representarlos??
Esa seria la cuestion , ya que todo lo que hacen es para su propio interes y no
el del pueblo que tanto proclaman..
orwell   |2020-08-30 22:29:06
Cierta semejanza tiene la Montero a la ex-Reina Sofía. Las dos se casaron por
interés, aguantan/aguantaron las aventuras e infidelidades de sus maridos,
llevando los cuernos hasta con cierta elegancia y disimulo, pregonando dignidad
e igualdad cuando no lo demuestran, y como no, aparecer en revistas del corazón
como si fueran ejemplos de algo.



Sus maridos, Campechano y Jorobado, son
idénticos en carácter, iguales de machos alfas, y saltan a la primera cuando
alguien les hace ver la realidad. Ya solo falta que Iglesias salga de algún
hospital (o juzgado) y diga "lo siento me he equivocado...no se volverá a
repetir", y en ese momento serán dos gotas de agua.
pachanga   |2020-08-30 22:29:57
Hombre nuevo, casa nueva, trabajo nuevo, sueldazo nuevo............ en fin está
que no se lo cree tía. Lo bueno es que lo ha conseguido todo cuando ha
descubierto la vía vaginal, como tantas coleguillas suyas. Y se llaman
feministas.
Anónimo   |2020-08-30 22:30:35
La constante de Podemos: donde dije digo, digo Diego. Igual que todos, pero
mucho peor por el engaño que han pretendido siempre.
cascvabelera   |2020-08-30 22:31:46
SE nos llena la boca hablando de igualdad (a esta señora más), pero en cuanto
llegan a tener un puesto de alta responsabilidad pública, corren todas a que
les pongan guapas en periódicos y revistas. Hoy es Irene Montero, pero ya
estuvieron las ministras de ZP en el Vogue, Soraya Sáez de Santamaría, Andrea
Levy, Isabel Díaz Ayuso... ¿No es esto una forma de cosificarse ellas mismas?
La belleza, fotogenia o photoshop de un cargo público no es relevante a la hora
de realizar su trabajo...a no ser que no haya de dónde sacar más.
no llores por mí   |2020-08-30 22:33:25
Irene Montero quiere ser Eva Perón. Y el marujeo de las revistas de este nivel
es un primer paso en su proyecto personal, contando con que su maromo , el
feministo Pablo Iglesias, llegue al nivel de Juan Domingo Perón.

Lo que es
difícil , teniendo en cuenta que el narcisista Sánchez , también un adicto al
`postureo y que quiere presidir los besamanos con su señora , la "experta
en África" y con un sueldo que es secreto de estado, quiere ser el nuevo
Niceto Alcalá Zamora, o el rey Pedro I el aplaudido. Tengo mis dudas sobre esto
último.

En los próximos meses una portada de ¡ Hola ! dictaminará quién va
ganando.

¡ Y España en manos de esta gente ! ¡Señor !
EL PERDÍO.  - Asaltando los Cielos.   |2020-08-31 13:43:07
¿Se imaginan a una Ministra como Margarita Robles o Nadia Calviño posando en
10 Minutos ?...Claro estamos ante dos Mujeres Cultas y Preparadas que bien
podrían ser más Presidentas del Gobierno que el del Colchón o el
Falcon.SALUT I REPÚBLICA.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI