AGENDA DE LA NUEVA NORMALIDAD: 2 DE AGOSTO (VI)

Félix Barroso Gutiérrez

Recuerdo la figura cenceña, inquieta y nerviosa de mi abuelo Nicolás Barroso Montero, siempre con su gorra negra, de estilo inglés.  Fue todo un lince para los negocios y, siempre de manera honesta y con una ética a prueba de bombas, multiplicó con creces los “cuatro cachuh”, como dicen por estas tierras, que heredó de sus padres. Le fueron bien sus negocios con el aceite y los abonos.

 

 

Montó el casino del pueblo, que no era de los ricos, porque, en el pueblo, solo había cuatro que se creían los “riquínuh” y ninguno de ellos tenía dehesa ni cortijo y tenían que trabajar ellos más que el par de criados que ajustaban por año.  Era el casino de todos los vecinos.  Luego, se transformaría en ultramarinos y estanco, donde di mis primeros pasos a gatas.  La influencia de mi abuela Feliciana Cabezalí Domínguez, su mujer, hacendosa, diligente y perspicaz, y republicana, como la mayor parte de los “Cabezalí” del lugar (la represión franco-fascista teñiría de luto a la familia), fue su gran apoyo y estímulo.

Mi abuelo gastaba chaleco corriente y moliente hasta en el verano y siempre iba con el calendario “Zaragozano” en la mano.  Lo llevaba en los tiempos en que no había ni radio y televisión que emitieran los partes meteorológicos.  Y muchos menos la existencia del satélite “Meteosat”.   Pero, incluso, siguió comprándolo hasta su muerte, siendo ya nonagenario.  Comentaba que se fiaba más de él que de “los jómbris del tiempu que salían a predical en la tilivisión”.  Y, naturalmente, creía, como buen hijo del medio rural en los pronósticos de las canículas, cabañuelas o retornas.  De hecho, hoy, día 2 agosto, según estos arcaicos métodos de predicción meteorológica, “rigi el meh de enero”, al decir de los paisanos.  Tales canículas, que es el nombre que, mayoritariamente, reciben en la zona, consisten en observar meticulosamente cualquier cambio medioambiental o de otra clase que ocurra entre el 1 y el 13 de agosto, ambos inclusive.

Toda una observación milimétrica que iba desde que salía el sol hasta bien entrada la noche: dirección del viento, cerco de la luna y sus cuernos, brillo de las estrellas, estado del firmamento (raso, aborregado, “johcu” o “jarinosu”), canto de las aves, movimientos de las orejas de los animales domésticos y sus retozos, quejidos y otros estremecientos…  Los más expertos en la materia también examinaban las hojas de los árboles y miraban si las aguas de las norias y pozos estaban “alunás” o estaban a punto de ello (adquirir un determinado color verduzco), o tomaban nota de si crujían los resecos pastizales o los aperos agrícolas, el escaño de la cocina o las arcas de la sala, o si tal o cual convecino se resentía de sus dolores crónicos.  Con todos estos indicios y ese sexto sentido que desarrollan ciertos campesinos, se vertebraban las canículas (todavía hay quien las hace, como el buen amigo Ramón Díaz Santos, ya octogenario y que fue pastor durante muchísimos años).  De esta manera, las conclusiones del día 1 de agosto nos dirán cómo será, en general, el venidero año.

Luego, el día 2 hará referencia al mes de enero; el 3 a febrero y así sucesivamente.  Sabiduría popular, fruto de la observación y de la experiencia, sobre la que habría que hablar largo y tendido, siempre desde una óptica socioantropológica.

No sabemos si este agosto, debido al malévolo y criminal punto de inflexión que ha marcado el coronavirus, los resultados de las canículas darán en la diana.  Porque, en España, estamos ya rozando los 500 brotes activos.  Acabamos de enterarnos que las localidades vallisoletanas de Íscar y Pedrajas de San Esteban han sido cercadas por un confinamiento de 14 días, avalado por la Justicia.

Rusia ha manifestado que comenzará a vacunar contra el virus a su población a partir de octubre.  ¿Pero es que, ciertamente, hay ya una vacuna fiable y efectiva?  ¡Ojalá sea cierto y acabemos más pronto que tarde con esta pesadilla, propia de una película de ciencia ficción!  Pero cuán difícil es erradicar el siniestro bicho cuando el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella Omella, ha celebrado una misa en la catedral de la “Sagrada Familia” por las víctimas del “Covid-19”, sin la autorización del Plan Territorial de Protección Civil de Catalunya, que prohíbe tajantemente que no se supere el número de 10 personas en los servicios religiosos.  Y han asistido más de 500.  La Generalitat ya ha avanzado que abrirá un expediente al arzobispado por no respetar las restricciones impuestas por el Govern.

El presidente catalán, Quim Torra, ha criticado al arzobispo que “apelara a la libertad de culto para celebrar la misa” y que “durante todos estos años se haya olvidado e la Constitución y de los derechos fundamentales y no haya condenado la represión”.   Al parecer, los obispos van por libre, como en los mejores tiempos de la dictadura franco-fascista, o como cuando reinaba el bisabuelo del ciudadano Felipe VI, Alfonso XIII, gran amante de las arcas públicas, las carreras de galgos, los casinos, los prostíbulos de lujo y un furibundo colonialista.

En su reinado, ocurrió la pandemia de la mal llamada “Gripe española” (1918), y el obispo de Zamora, Antonio Álvaro Ballano, haciendo de su capa un sayo, cosa muy común entre los de su profesión, abrió de par en par las puertas de la catedral de dicha ciudad, convocando a los zamoranos a asistir a una novena en honor de San Roque, abogado de la peste, puesto que, según el mitrado, la pandemia gripal era motivada por “los pecados y la ingratitud”.  El resultado fue trágico.  Zamora fue la ciudad más castigada, llegándose a picos de mortalidad de 200 personas al día, en octubre del citado año (segunda oleada).  El número de fallecidos superó, con creces, al resto de capitales de provincia, en relación a su número de habitantes.

Nuestra “Agenda de la Nueva Normalidad” también viene marcada por la investigación del ultraderechista Javier Ortega Smith, destacado dirigente de VOX, al que se le acusa de un delito de odio.  Este ultramontano personaje, procedente de la falange franquista, que no de la joseantoniana, ha calificado a las conocidas como Trece Rosas de “torturar, violar y asesinar vilmente” y de que “cometieron crímenes brutales”. Sabido es que las “Trece rosas” responden a 13 jóvenes, entre los 18 y 19 años, varias de ellas pertenecientes a las “Juventudes Socialistas Unificadas” (JSU), fusiladas por la dictadura genocida del general Franco el 5 de agosto de 1939, al haber sido acusadas por el fiscal del Consejo Permanente de Guerra como “responsables de un delito de adhesión a la rebelión”.

El cinismo de la tiranía franquista y sus esbirros era más que patente: catalogaban de “rebeldes” a los españoles que habían permanecido fieles al régimen democrático y constitucional de la II República, cuando los únicos rebeldes de verdad eran los que se habían alzado en armas contra la legalidad republicana.  Estas inocentes jóvenes, acusadas falsamente por una satrapía que, entre sus planes genocidas, estaba el de exterminar a todos los rojos y republicanos, también fueron acompañadas por 50 hombre y un chaval de 14 años, todos ejecutados en el cementerio madrileño del Este.  Hace escasos días, fue condenado Hermann Tertsch, eurodiputado de VOX, pasando a engrosar la lista de los conmilitones que se han sentado en el banquillo por delitos xenófobos, supremacistas, homófobos y de índole parecida.

Ahora, le toca a Javier Ortega, secretario general de la formación de extrema derecha.  El odio que han venido larvando todos estos años viene saliendo por sus apocalípticas cavernas bucales en cuanto se han visto con cierta fuerza en el Congreso de los Diputados.  ¿Hasta cuándo seguirán con los ojos cerrados y las mentes abducidas todos esos españoles de buen corazón, gente sencilla de nuestros pueblos, que han caído en las redes de la ultraderecha…?

Dejamos a Sánchez con su mascarilla “made in España Borbónica” (“mulier Caesaris non fin suspecta etiam suspicione vacare debet”).  ¡Si levantaran la cabeza los miles y miles de socialistas que cayeron sobre la tierra defendiendo la bandera tricolor o republicana…!
Vámonos con nuestros poetas.  Unos versos en legítimo “estremeñu”, de nuestro laico cofrade Ismael Carmona García, y los correspondientes del rapsoda al que los vahos espirituosos de una jornada entre colegas, decembrina, le arrebataron el que fue y será siempre el amor de su vida.

“Muchacha,
las cosas más deficis la vida
no están pendientis de mosotrus
i convien dehuyil d’ellas.
Las naturalis, las que acontecin
sin que le preguntis por qué,
se remenean enos muestrus coraçonis.
Hihea d’alegria pol riu multicolol
que passa! Seyas felís!”.   (Poema: “Agora que celebras el passu del tiempo”.  Poemario: “Endofísica”).


TÚ MISMA
¿Cuántas veces estuviste a punto
de marcar teléfono o enviar mensaje;
de liarte manta y, echándole coraje,
formar conmigo amoroso conjunto?

¡Y salga el sol o vuélvase difunto!
Tal vez nunca pensaste en tal viaje.
Te lo impedía indecisión, tabú y traje
no hecho a tu medida.  Mal asunto.

Bien sabías que te amaba, y tanto
que contigo me habría ido a ojos ciegos.
No te acosé ni fui manco en Lepanto.

Si te angustias, aún arden mis fuegos.
Te aguardaré siempre.  Sabes mi santo
y seña.  Tú misma, sin mediar ruegos.
(Del poemario: “Con la soga al cuello”).














Comentarios
Añadir nuevo
Ernestina   |2020-08-04 11:41:56
Tío Liborio era un pastor muy requeteviejo de la comarca del Valle del Ambroz.
Siempre acudía a él para que me dijera el tiempo que iba a hacer. Toda su
vida estudiaba las canículas, observando todo movimiento de personas, animales,
el firmamento y otras cosas. Como era analfabeto, apuntaba cosas con un
alfabeto particular en lanchas de pizarra que estaban al pie de su
"majá". Era un hombre especial, tenía una sabiduría nada común y
por ello casi siempre acertaba en sus pronósticos sobre el tiempo. Desde
entonces, siendo yo una joven de 16 o 17 años, creo firmemente en los
pronósticos sobre las canículas, siempre que vengan de personas
experimentadas y no de charlatanes. Lamentablemente, ese mundo se acaba y, en
nada, ya no tendremos pastores o gañanes que sean estudiar las canículas.
Morirán parte de nuestros realismos mágicos.
Jurdana   |2020-08-04 11:48:47
Ha veníu usté señol Ismael con otra ristra de versus, escasa ristra peru mu
bien orquestau lo escritu en la Lengua estremeña. ¿Tieni usté pubricau
algún libru de puesías?, es pol si lo tieni pol vel ándi lo pueu consiguil.
Se le nota bien a la legua que usté aparti de tenel vena puética, también es
filólogu polque la diferiencia es mu grandi con los otrus puetas que
escribierun en un supuestu estremeñu y de los que entodavía escribien en esi
supuestu estremeñu, polque usté domina el Estremeñu cumu no he vistu a naidi
y es el únicu pueta estremeñu que he conocíu que escriba en versu libri, sin
el sonsoneti de la rima acosonantá o asonantá, que si no se domina y es
forzá, sali tó un churru. A vel si veu pronto algún libru suyu en alguna
librería, pues pol más que buscu no veu nengunu.
Argantonio   |2020-08-04 11:52:14
¿Pues como que los rusos ya van a comenzar a vacunar en el mes de octubre,
cuando otros investigadores y científicos dicen que por lo menos las vacunas no
llegarán hasta mediados de 2021? Cada vez nos confunden más como nos llevan
confundiendo desde que empezó la pandemia, y es que además dicen ahora que ya
hay varios laboratorios que tienen la vacuna pero por aquello del marketing y de
sacar el mayor número de beneficios, todavía no la han hecho pública; a veces
de la impresión que juegan con todos nosotros, con nuestra salud y que estamos
en mundo totalmente deshumanizado.
Carnitoro   |2020-08-04 11:58:32
Ese JaviER Ortega que por lo visto es uno de los mandamases de VOX, un
fascistorro de camisa azul como los muchos que hubo en la dictadura ahora no
tiene vergüenza y criminaliza aun más a aquellas trece muchachas vejadas y
asesinadas por los sayones del franquismo por la simple razón de pensar de
manera distinta al régimen de las camisas azules, a este señor, y llamarse
señor es darle demasiada categoría, aparte de la mascarilla con la bandera
roja y amarilla había que ponerle y atarle fuertemente un bozal, para que no
rebuznara a destiempo, esperemos que pague por las calumnias que ha vertido por
su boca y le expriman bien la cartera, a ver si así con las multas, dejan ya
de ofender con sus difamaciones, y lo peor son los escritores que están detrás
y otros periodistas de la misma cuerda, como el Pío Moa y compañía, que son
los que envenenan los libros y las redes.
Pescozolano   |2020-08-04 12:04:46
En este país la Iglesia Católica continúa erigiéndose en la reina del mambo.
Durante toda la Historia de España ha sido un poder paralelo, que ha hecho y
deshecho a su libre capricho y los Gobiernos, ya fueran de UCD, del PSOE o del
PP, siempre cebando a la iglesia con miles de millones; no hay quien lo
entienda: si la religión es una cosa de conciencia, ¿qué pinta el Estado
entregándole millones y millones que se podían destinar a otras obras más
rentables para los españoles? La Iglesia se tiene que autofinanciar con los
fieles que creen en sus dogmas, como pasa en otros países con mayor nievel
cultural e intelectual que esta medio democracia que tenemos en España, donde
hay una constitución que dice que el Estado es aconfesional y es un pura
mentira.
Anónimo  - remolcadero.sss@gmail.com   |2020-08-04 12:12:22
Ni sabemos quién es el poeta que se ahoga entre las nieblas ni la receptora
de sus poemas. Menuda intriga desde hace ya lunas! Se lo tiene muy bien
guardado el articulista, pero el poeta ennieblado debe estar o mejor dicho está
locamente enamorado de la receptora de los versos, qué suerte tiene; pero el
que no siente amor alguno por las jóvenes de las Trece Rosas, del que dicen que
también es poeta, no será más que un poetastro, como aquellos de los que se
rodeó Franco y le cantaron sus crímenes envolviéndolos en papel satinado y
celestial, porque los verdaderos poetas, rojos y republicanos, fueron fusilados
o se tuvieron que marchar al exilio, donde muchos de ellos murieron sin que ni
siquiera sus restos hayan podido regresar a España, pese a que hace 45 años
que se murió el mayor golpista que ha tenido este país,
Caballo loco   |2020-08-04 12:16:13
Sánchez con su mascarilla con la pegatina de la bandera roja y amarilla da la
impresión de ir provocando por la vida. ¿Realmente se siente socialista?
¿Acaso no conoce que muchos militantes del PSOE cayeron asesinados y en el
frente de batalla por defender la bandera republicana? ¿Este es el respeto que
les tiene paseándose ahora con una mascarilla con la bandera cuyos colores
ondearon en una guerra los fascistas y que luego mantuvieron desplegados durante
40 años de dictadura...?
Chambergo   |2020-08-04 12:22:27
Voy a vel si soy escapá de escribil cuatro líneas en estremeñu, no es ná de
fácil, poque como dicen el que no está acostumbrao a lleval bragas las
costuras le hacin llagas, y esu que soy concienti que yo hablu de esta forma con
la genti del mi pueblu pero no soy escapá de escribil con soltura lo que yo
mesmamente hablo, no nos enseñaron a ellu. Esperemus que algún día los
curas, esus que mandan más que el propio Gobiernu y seguirán mandandu si no
se les recortan las alas, echin los sermonis en estremeñu, cuandu estu se hagia
consiguíu entoncis es que ya el estremeñu gozará de buena y larga vía.
Parlero   |2020-08-04 20:36:47
Sánchez, el presidente del Gobierno, aparte de su mascarillas borbónica, ya ha
demostrado estar metido en el enjuague para que el exrey Juan Carlos haya cogido
las de Villadiego y se haya largado de este país. Esperemos que todo se aclare
por el bien de la democracia, pues a cualquier español a las puertas de una
investigación por hechos delictivos, no se le permite salir del país y se
tiene que enfrentar a la Justicia. ¿Qué es lo que está pasando en España,
con esta defensa numantina de la Casa de Borbón? Esto ya es intolerable.
Teníamos que echarnos todos, menos los de la derecha y los barones del PSOE,
claro está, a la calle y asaltar democráticamente la Zarzuela, diciéndole a
los Borbones que ya conocen el camino, a todos, sin dejar atrás ninguno.
Pablo   |2020-08-04 20:47:04
debemos exigir unn referendum, espero que la izquierda y los independentistas lo
promuevan
Orencio   |2020-08-05 13:17:55
Pero el referendum no nos lo van a permitir llevar a cabo las derechas y una
parte del PSOE, pues sé de buenas fuentes que hay un gran sector de este
partido que está rechinando los dientes con la fuga de EL CAMPECHANO, que se
piensa que se ha cristalizado con la ayuda de Sánchez y de gente de su
Gobierno. Habrá que echarse a la calle y pedir la abolición de la
monarquía, como se hizo en 1931. Si no hay transparencia en lo que está
ocurriendo, Podemos debería abandonar la coalición de Gobierno.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI