AGENDA DE UN CONFINAMIENTO: 3 DE MAYO (VIII)

Félix Barroso Gutiérrez

Ciertamente, tiene sus ventajas el vivir en un pueblo menor de 5.000 habitantes.  Y, ahora, fundamentalmente, cuando, ¡¡¡por fin!!!, hemos logrado que se legisle para limarnos algunos barrotes del encierro, que siempre lo consideramos enormemente solidario y necesario.  Libertad de horarios (no comerciales, que eso es más propio del capitalismo y sus interesadas y mercantilistas manipulaciones) para que, entre las 6 y las 23,00 horas, podamos abrazar a la primavera con gran efusividad.

Se supone que las plantas, arbustos y árboles; afloramientos rocosos; regatos, gargantas y riachuelos; vientos y lluvias… no estarán excrementados por los coronavirus y podremos, cual cangrejos, estrecharlos con nuestros brazos convertidos en pinzas y besarlos hasta con profundos y amorosos ósculos.  La salvaje Naturaleza es nuestro único dios y, por ello, merece nuestro respeto y reverencia.  Todo un panteísmo naturalista, alejado de toda teofonía.

¡Cuánto darían muchos emigrantes por regresar a sus pueblos extremeños si les aseguraran el sustento de sus hijos!  Y quien dice extremeños, los de cualquier otra demarcación que se vació al pasar de una economía de subsistencia a otra de consumo y hubo que salir a buscarse la gandalla porque así lo demandaban los tiempos.  La calidad de vida de nuestros pueblos, en el polo opuesto de la asfixiante contaminación (caldo de cultivo para la proliferación de virus, según se está demostrando) de la gran ciudad, ganará cada vez más adeptos.  Solo mentes masocas apuestan por vivir en colmenas de enormes edificios que se elevan hacia el firmamento, hacinados y donde cada cual va a lo suyo y las relaciones son frías y metálicas entre los habitantes de esos panales, donde cada día aumentan las infecciones respiratorias, el estrés y las prisas.  Pero, claro, también a la fuerza ahorcan.

Por nuestras troneras se han colado esta pasada semana noticias como las del escándalo montado el viernes, 1 de mayo, emblemático “Día del Trabajador”, en la clausura del hospital de campaña de “Ifema”, donde el alcalde y la presidenta de la Comunidad de Madrid convocaron a un nutrido grupo de personas para celebrar el acontecimiento.  Allí se arrebujaron (nunca mejor dicho) más de un millar de personas, sin guardar la correspondiente distancia social decretada a causa de la pandemia y algunos sin marcarillas.  ¡Y justamente un 1º de Mayo tenía que ser!  ¿Pero qué tienen que celebrar estos políticos de la derecha en una fecha claramente obrera, reprimida miles de veces a palos por los mercenarios al servicio de los plutócratas, capitalistas y partidos reaccionarios?  ¿Sabrán ellos que el 1º de Mayo se conmemora en recuerdo de una huelga general en Estados Unidos, en mayo de 1886, para conseguir las 8 horas de trabajo y acabar con los horarios esclavistas a los que eran sometidas las clases trabajadoras?

Aquella huelga les costó la vida a varios obreros anarquistas, los llamados “Martires de Chicago”.  Los asesinatos vinieron por parte de los de siempre.  Ahora, después del deleznable cacao originado en la clausura de “Ifema”, han venido los lamentos.  Antes, cuando pisaron el pabellón, fueron recibidos de mala gana por los sanitarios, que clamaban a voces “¡Sanidad Pública!”  La cara se les tenía que caer de vergüenza a estos neoliberales y utraconservadores que dejaron la Comunidad de Madrid a los pies de los caballos con tanto hachazo y privatización de esa Sanidad que debe ser de todos y no de unos cuantos.

¡Pero no escarmientan!   Nuestra tronera nos dice que, recientemente, la Diputación Provincial de Alicante, regida por el PP y Ciudadanos, ha rechazado de plano una moción presentada por el grupo de Compromís, con el objeto de blindar la Sanidad Pública.  La derecha quiere seguir privatizando y repartiéndose el negocio entre sus conmilitones.  Lo llevan en su genética carcunda.  Ellos no creen en lo Público, en lo que es de todos.  Lo más triste es que crean en ellos, en sus ideologías derechoides, tantas cuadrillas de obreros que, en el fondo, aspiran a ser tan ricos como sus dirigentes.  Son aquellos trabajadores desclasados que votan lo mismo que todos los que tienen unos ingresos de 70.000 euros anuales o son todavía mucho más ricos.  Por ello, el elitista barrio madrileño de “La Moraleja”, donde están las grandes mansiones de los poderosos, los votos al PP superan el 90%.

Curiosamente, la ultraderecha, VOX, es votada, a la par, por los más ricachones y por los más pobres de la sociedad española.  Las zorras revueltas con las gallinas.  O los lobos con los corderos.  ¡Inaudito!  Además, la abstención siempre es mucho mayor entre los pobres que entre los ricos.  Por ello, algunos escrutinios resultan sorprendentes.

Después de más de un mes confinado a mis terrazas y troneras, donde he procurado interiorizar mi vida de monje cartujo, con ciertas dosis de la apasionada y enamorada mística de San Juan de la Cruz, Santa Teresa o Fray Luis de León (danzadas con ritmos laicos), es toda una gozada enfilar por el arroyo de “El Pizarrosu” arriba e ir embriagándose con los olores de los tomillos, las resinosas jaras y esos majuelos, brillantes en su verdor y a los que llamamos “galapéruh” por estos territorios.  Escuchar los mil trinos de los petirrojos y agateadores, papamoscas y chochines, mirlos y pinzones, herrerillos y mosqueteros.  Y todo un volar medio insonorizado de multicolores insectos, mientras bajo el azul inmenso del firmamento planean milanos, azores, aguiluchos, halcones y, a veces, los buitres y cuervos que otean alguna res moribunda.

Las cigüeñas y garzas se enseñorean de las grandes charcas y lagunejos de la siempre amada dehesa boyal y comunal, que, siendo aún niños, ya pateábamos en sus pronunciadas ondulaciones.  Arroyo contracorriente y un millón de evocaciones de pasados tiempos. Dichosos los pueblos que aún mantienen la virginidad de una dehesa boyal y comunal a un tiro de honda de sus casas.  Extensos predios otorgados a villas y lugares por antiguos fueros y que siguen siendo de todos los vecinos (propiedad comunal), aunque los administren los Ayuntamientos. Antiguamente, la dehesa era administrada por una junta de labradores y ganaderos, elegidos asambleariamente por todos los residentes en el lugar. Y ya se sabe: los bienes comunales son inembargables, indivisibles, inalienables e imprescriptibles.  Las leyes consuetudinarias están por encima de cualquier normativa que se saque de la manga la Administración.  ¡Ojo al dato!

Corrióse la noticia, días atrás, que refería que el ciudadano Mariano Rajoy Brey, expresidente del Gobierno (PP), había sido cazado in fraganti practicando “jogging” (correr al aire libre de una manera relajada) en esta etapa de confinamiento, cuando aún no había desescaladas en el horizonte.  Pero noticias nos llegan de que el Ministerio del Interior ha confirmado la certificación realizada por la policía, donde se hacía constar que don Mariano había infringido el estado de Alarma.  Todo apunta a que la denuncia ha sido remitida a la Delegación del Gobierno.  Ya veremos…, por aquello de la justicia bananera y su ley del embudo.  Pero si esta noticia carece apenas de dramatismo, sí que lo tiene, y mucho, las vejaciones, improperios y nauseabundos eructos que ha recibido el Padre Ángel García Rodríguez, insigne sacerdote, auténtico cristiano de base, fundador de la galardonadaONG “Mensajeros de la Paz”.

El Padre Ángel, el que afirmó en una entrevista que “La derecha se cree que Jesús es suyo”, ha sido tirado a los pies de los caballos por pedir que se le conceda el premio “Princesa de Asturias” a “los sanitarios, a la Moncloa y su Comisión técnica y al Gobierno, por su trabajo en pro de los demás y en unos momentos en que hay que unir fuerzas”.  En cuanto hizo tales declaraciones, se le tiraron a la yugular los cachorros teledirigidos por los santones de VOX y toda esa prensa amarillista que se elabora en los más oscuros infiernos cavernarios.  Periodistas de lengua tan rasposa, carcunda y neofranquista, como la del periodista Federico Jiménez Losantos, que vierte por sus ojos auténtica ira y odio contra el padre Ángel, no podían faltar a la cita, a tenor de las informaciones recibidas.  A este periodista, voz cantante en los medios ultraderechistas “esRadio” y “Libertad Digital”, le han llovido sucesivas querellas y ha tenido que ir aflojando la chequera.

Vamos terminando ya este capítulo, dejando al Santiago “Matamoros” (perdón, Abascal) con las posaderas al aire al haber sido pillado con la creación de una cuenta “fake”, a nombre de un supuesto Adolfo Herrera (¡menudo nombre ha ido a escoger, con resonancia hitlerianas!), con el objeto de autoensalzarse.  ¡Increíble el feroz egocentrismo del líder de la ultraderecha!

Y acabamos lanzando una pregunta: ¿Por qué, en la desescalada, se permite que una iglesia pueda tener un aforo de un 50% y, en cambio, un teatro solo del 30%?  ¿Qué es más importante: el hacer comulgar a las personas con ruedas de molino o el llenar sus mentes de cultura…?  Y ya solo los enamorados versos que nos hace llegar nuestro querido vate, neblinoso poeta que se nos muere de nostalgias decembrinas: “Coronavirus: un bicho muy malo.// Tú no eres copia de ese perro bicho// (perdóneme el can y otro susodicho). // El pronombre TÚ bebe viento galo. // Mi Azul, caro Pedro, se gasta otro halo: // airoso y vital, que espanta al gualicho. // Me deslumbra él y de él me encapricho. // Desde la distancia, lo veo y señalo.// A él no me acerco, porque me azuleo. // Dicen que el azul te hará desgraciado. // Digan lo que digan, yo no me lo creo. // Es libre y armónico, fresco y adamado, muy creativo y pleno, ama el regodeo.. // Y vale por hoy, que voy empachado”. (Del libro poético “Charlando a orillas del río Charles.  Monólogos con Pedro Salinas”).



Comentarios
Añadir nuevo
A la izquierda.   |2020-05-03 23:30:20
A la Iglesia Católica la miman todos los Gobiernos, da lo mismo que sea la
derecha, que es lo suyo, como si es el Gobierno de coalición que tenemos; y
ahora leemos que le dan un aforo del 50% en sus templos para que acuden los
ciudadanos a tragar dogmas y en cambio al teatro solo un aforo del 30%. ¿Qué
dice Podemos a todo esto? ¿O es que no tienen voz propia? Es una vergüenza
que siendo este un país aconfesional, se trate con tanta filantropía a gente
que viva a costa de repartir dogmatismo y indulgencias.
Anónimo   |2020-05-03 23:31:14
A la Iglesia Católica la miman todos los Gobiernos, da lo mismo que sea la
derecha, que es lo suyo, como si es el Gobierno de coalición que tenemos; y
ahora leemos que le dan un aforo del 50% en sus templos para que acuden los
ciudadanos a tragar dogmas y en cambio al teatro solo un aforo del 30%. ¿Qué
dice Podemos a todo esto? ¿O es que no tienen voz propia? Es una vergüenza
que siendo este un país aconfesional, se trate con tanta filantropía a gente
que viva a costa de repartir dogmatismo y indulgencias.
Jurdana   |2020-05-04 13:40:33
Güentu, Ti Feli, me encanta siguil leyénduli; si vierais lo me ha encorajinau
vel que se ha ensultau de esa manera creminal al padri Ángil, un hombri bueno
andi los haiga, de verdá c,hay que tenel poca vergüenza pa jadel esu, ¡qué
bichus hay en la derecha de esti pais, me da lo mesmu que sean deL PP cumu de
VOX, qué calaña tan mala, ¡santu Diós!, y aluegu esus fariseos de la derecha
son de los que van a misa a comulgal y a dalsi golpis en el pechu, cumu si
jueran gorilas, julandrónis, más que julandronis.
Caballo Loco   |2020-05-04 13:48:35
Es muy cierto y muy penoso como leemos en el comentario anterior, ¿Es que
nadie puede parar ya de una maldita vez las bocas de las derechas y
ultraderechas de este país? Son seres indignos, lo que nos lleva a explicarnos
muchas cosas. Como decía mi abuelo materno, que fue en una cuerda de presos el
día 2 de septiembre de 1936. Nos contaba que era tal el odio de algunos
caciques de los pueblos, que iban con una camisa azul sin que ellos hubieran
sido nunca falangistas, que cuando los bajaron de la camioneta para llevarlos a
unas minas abandonadas por el alto del puerto de Perales, les iban pinchando
en las carnes con las bayonetas y llegaron medio muertos donde los iban a
fusilar y arrojarlos a la mina. Por esas cosas del destino, a mi abuelo y otro
los separaron del resto y a los demás los fusilaron. Luego, estuvo preso en
Cáceres, Ávila y otros sitios, hasta trabajando en el Valle de los Caídos, de
donde s...
Carnitoro   |2020-05-04 13:52:57
Como el Gobierno no se ponga en su sitio y aproveche la ocasión para blindar
todo lo referente a la SANIDAD, la EDUCACIÓN y la DEPENDENCIA, lo llevamos
claro. Ahora es cuando tienen que demostrar que es un Gobierno progresista y no
parecerlo, que si solo lo parecen, pues para ese viaje no necesitaban alforjas.
Carnitoro   |2020-05-04 13:54:25
Y otra cosa, el pueblo español espera que el señor Rajoy reciba la sanción
correspondiente y que sea publicada en todos los medios informativos, para que
veamos que es cierto que paga la multa correspondiente, como el resto de
españoles que ha sido cazado por saltarse los decretos del confinamiento.
La del Rincón.   |2020-05-04 13:57:38
Ahora parece que también Vara, que es el presidente de Extremadura, también
se ha saltado las normas de la cuarentena, pues si las ha saltado aunque fuera
por una causa tan piadosa como es acudir a ver a una nieta recién nacida, debe
apechar con lo que ha echo y si a Rajoy le cae una denuncia y tiene que pagarla,
Vara tiene que ir por el mismo camino.
La de la Once   |2020-05-04 23:29:37
El Federico Jiménez Losantos es de los peores alacranes que me he topado en mi
vida. Y mira que me han picando hasta cuatro veces cuando siendo estudiante
ayudaba a mis padres en las faenas de la cosecha; una vez me picó uno hasta en
la misma oreja, estando acostado en la parva. El Federico se deja caer una baba
llena de rencor hacia todo lo que se mueva y sea de izquierda, gente como esta
es la que enrarece la convivencia con sus proclamas en la radio y en sus
panfletos de ultraderecha.
Percujo   |2020-05-04 23:32:02
Lo de Abascal tiene delito, de qué va este tío, mira que creandose una cuenta
pirata con el nombre de Adolfo (le faltaba lo de Hitler, para echarse piropos a
sí mismo, hay que ser facha facha para tener tanto egocentrismo y creerse, como
Donald Trump el ombligo del mundo.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI