Las dos españas sobre la tumba de Machado

Arturo del Villar

EL “españolito” del cantar ha sido el mismo Machado, cuando las dos españas se enfrentaron sobre su tumba en el cementerio de Colliure. El mo-tivo lo proporcionó Carles Puigdemont, representante máximo de la Cata-lunya soberanista, al anunciar que el 1 de marzo de 2020 acudiría a Colliu-re, como hace todos los años, para colocar unas flores y una bandera sobre la tumba del poeta que en 1913 profetizó en el poema “El mañana efímero” el fin de “La España de charanga y pandereta”, y el nacimiento de “la Es-paña del cincel y de la maza”, que sería “España de la rabia y de la idea”.

Parecería que era algo normal que un grupo de españoles se llegase hasta su tumba para ofrecerle su homenaje, porque Machado es uno de los gran-des poetas universales, y recibe el tributo admirativo de lectores en cual-quier parte del mundo civilizado. Pero los españoles “de charanga y pande-reta” se han apropiado de su nombre, de sus versos y hasta de su tumba, por lo que deciden quiénes pueden acercarse a ella y quiénes no, mediante la utilización de la fuerza más bruta a su alcance, que es mucha.

La idea de crear dentro de Catalunya una región denominada Tabarnia empezó en 20012 como una broma, aunque sin ninguna gracia, imaginada por un grupo de charangueros y pandereteros. Algunos medios de comuni-cación los tomaron en serio, y ellos decidieron convertirse en los guardia-nes de “esa España inferior que ora y embiste / cuando se digna usar de la cabeza”. Como todos los extremistas facciosos, creen poseer la razón abso-luta, la que ellos profesan,  y pretenden imponérsela a los demás. En su pre-sunto condado de Tabarnia se practica la dictadura del partido único, del sindicato único y del credo único, que son los únicos verdaderos en su opi-nión, porque lo afirman ellos, que son los únicos convincentes.  

LA DIALÉCTICA BELICISTA

Se les han unido otros grupúsculos de su mismo jaez, entre ellos un de-nominado Colectivo Juan de Mairena, que profesa unas ideas absolutamen-te contrarias a las del apócrifo machadiano. Por creer en la necesidad de aceptar las libertades humanas, hay que transigir con el hecho de que unas personas radicalmente opuestas a la ideología de Machado formen una aso-ciación que utiliza su nombre, en este caso el del apócrifo más famoso. Es-tán en su derecho, debido a que Machado pertenece a la humanidad.
Lo intolerable es que se impongan como únicos herederos de Machado, y decidan quiénes merecen el privilegio de acercarse a su tumba y quiénes deben ser rechazados. Siguen la teoría anunciada por el fundador de Falan-ge Española en el discurso del 29 de octubre de 1933, cuando aseguró que “No hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria”, una teoría que condujo a la guerra y nos proporcionó una posguerra sanguinaria basada en la pre-eminencia del matonismo como única razón. Precisamente debido a su agresividad dominan a los partidarios de la dialéctica comunicativa, y no toleran las opiniones contrarias. Es imposible imaginar algo más opuesto a la ideología de Machado, que en los “Proverbios y cantares” de las Nuevas canciones propuso a los lectores:

Para dialogar
preguntad, primero;
después.. escuchad.

Los tabarneses ni preguntan ni escuchan, porque la verdad es que no tie-nen ningún interés en dialogar. Ellos quieren imponer su voluntad, que es la acertada según creencia firme de todos los movimientos fascistas, sea cualquiera su nombre. Y al que discrepe, tiro en la nuca, nada de perder el tiempo intentando convencerle de otra opinión. Es lo más alejado del ejem-plo propuesto por Machado en sus escritos y en su propia biografía. Debi-eran saberlo, puesto que emplean su nombre. Y quizá lo sepan, pero prefie-ren interpretarlo a su manera. Imponen la ley de la selva.

CONFLICTO ESPAÑOL

Por ello este 1 de marzo se personaron ante la tumba de Machado, para impedir mediante su dialéctica provocadora que Puigdemont y el grupito de amigos que lo acompañaba colocasen una bandera y unas flores en home-naje al poeta. Ellos eran la fuerza bruta de esa España que embiste, y llega-ban decididos a embestir a quienes se les opusieran. No necesitaban dar ex-plicaciones de sus actos, según tesis adoptada por todos los fascismos. Pasaron a la acción directamente, con toda la contundencia de su intoleran-cia provocadora. Y sucedió lo anunciado en el último de los “Proverbios y cantares” de Campos de Castilla, como si hubiera sido escrito precisamente para este día:

Españolito que vienes
al mundo, te guarde Dios. 
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

A Machado le helaron el corazón los militares monárquicos sublevados contra el Gobierno constitucional, apoyados por los grupos fascistas de la España negra siempre enemiga de la progresista “España de la rabia y de la idea”. Convencidos de poseer la verdad absoluta, aplican su dialéctica agresiva para destruir a quienes piensa de otra manera. Por ello el clima de guerra civil permanece todavía en la sociedad española, propiciado por los intransigentes. Los que helaron el corazón de Machado en 1939 se erigen en guardianes de su tumba 81 años después, con absoluta impunidad. Se valen de que los demócratas somos incapaces de recurrir al empleo de sus mismos métodos. Si nos comportásemos como ellos seríamos tan fascistas como ellos, y eso no es posible. Lo malo es que así llevamos las de perder en cualquier situación conflictiva.

LA ESPAÑA DE MACHADO

No ha pasado el tiempo, al parecer. Comprobamos diariamente que el matonismo domina el ambiente actual como en los años treinta. Lo cuentan en sus publicaciones ensalzadoras de quienes propiciaron la rebelión mili-tar, propuestos como ejemplos a seguir, y lo exponen en sus reuniones con homenajes a los golpistas de entonces y los de después.
Se les consienten sus improperios, de modo que continúan sus amenazas. Lo más indignante es que utilicen el nombre y los símbolos de Machado para amparar una asociación totalmente contraria a su ideología. Existen muchos escritores de derechas y de extrema derecha a los que pueden colo-car como patronos de sus agrupaciones, sin mancillar el nombre de Macha-do. Su carencia total de dignidad les permite radicarse en la mentira.

Pretenden de esa manera disfrazar sus verdaderas intenciones, porque an-te un denominado Colectivo Juan de Mairena lo lógico es suponer que reú-na a personas partidarias de los valores representados por las instituciones defendidas por Machado con su pluma, equivalente a la pistola del general Enrique Líster: la República, la Unión Soviética y la masonería. Y no es así, ya que ese colectivo usurpador del nombre de Mairena cultiva la cha-ranga y pandereta, y defiende una idea de España semejante a la sustentada por la dictadura fascista. Insultan a Machado con su actitud, cosa que no les importa, solamente atentos a sus intereses.
Existen dos españas, pero no dos machados. O más exactamente, no dos Antonio Machado, porque sí había un hermano suyo partidario de los mili-tares sublevados y de los civiles que los apoyaban, a los que dedicó sus versos decadentes, el llamado Manuel. Éste fue precisamente poeta de cha-ranga y pandereta, y de jaculatorias religiosas, aunque dar el título de poeta al autor de esas excrecencias resulta inadecuado. Que lo tomen a él como patrono, y nos dejen a Antonio para los que profesamos sus mismas ideas.
No engañan a nadie con sus disfraces, puesto que se aprecia claramente el travestismo de sus hechos. Si algún despistado de izquierdas plantea inscri-birse en la asociación, saldrá huyendo de ella en cuanto ingrese y descubra sus verdaderas intenciones. Pero cuentan con unos medios de comunica-ción de masas afines que jalean sus actividades. Se repite el clima de 1936. A ver hasta dónde llega.

ARTURO DEL VILLAR         
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
Tu anciana abuela  - Sin piedad   |2020-03-08 00:40:48
Sorprende su falta de empatía con personas cuyo unico pecado es usar el humor
ante un hecho tan desgarrador como tener que elegir entre su patria y su patria
chica.

Quisiera pensar que su crueldad y dureza sean atributos suyos y no del
colectivo que representa.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI