Creada la Plataforma Antimarxista

Arturo del Villar

CADA día están más agresivos, porque se lo permiten. Ante el descrédi-to mundial de la Iglesia catolicorromana, debido a los casos de pederastia en que han sido acusados desde cardenales de la Curia vaticana hasta curas de pueblo, destacando los colegios de frailes, la secta reacciona atacando a sus contradictores, con la colaboración de las numerosas asociaciones cato-licorromanas existentes, bien dotadas económicamente. Una de las más agresivas es la muy ultrafundamentalista Asociación Española de Aboga-dos Cristianos, en actualidad continua en ciertos medios de comunicación que le hacen el juego, porque denuncia ante los juzgados de lo Penal un día sí y otro también a personas e instituciones consideradas peligrosas para la sociedad simbolizada por sus socios.

Ha dado un salto en su reconocida actividad inquisitorial, y este 28 de febrero de 2020 ha presentado en Madrid la denominada Plataforma contra la Apología del Marxismo. Pretende oponerse a la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen me-didas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, abreviadamente conocida como Ley de memo-ria histórica para ahorrar tiempo.
¿Quiénes hacen apología del marxismo? Dada la hipersensibilización po-lítica de los Abogados Cristianos, vamos a ver denuncias contra todos los que citen alguna frase de El capital en escritos de tipo económico. Es sabi-do que para la secta catolicorromana el simple nombre de Marx provoca espanto. Sus papas se han distinguido por condenar al marxismo reiterada-mente en las encíclicas, por ser una doctrina liberadora de los trabajadores, a los que desearían mantener en la incultura secular con objeto de dominar-los para aprovecharse de ellos, según costumbre.

TODO SEA POR DIOS
La presidenta de la Asociación y también de la Plataforma es doña Polo-nia Castellanos, lo más carca que ha salido de Valladolid, provincia deno-minada popularmente Fachadolid debido a la ideología predominante entre sus vecinos. Está casada con Alfonso González Rodríguez—Vilariño, quien concurre a las elecciones por esa formación superconservadora cono-cida por Vox. Un matrimonio muy unido, como es de suponer entre fanáti-cos retrógrados, ambos pertenecientes a la secta integrista y secreta El Yun-que, fundada por jesuitas, en la que se inscriben los catolicorromanos más ultrarreaccionarios. Tienen tres hijas, a las que educan siguiendo su doctri-na preconciliar, pero del Concilio de Trento.

Doña Polonia fundó en 2008 la Asociación Española de Abogados Cris-tianos, con esta finalidad: “La promoción y defensa jurídica de los derechos fundamentales y de la dignidad de la persona.” Cuenta con cinco emplea-dos en nómina, dos periodistas, dos abogados y una propagandista, más la presidenta. Que emplee a dos abogados una asociación de abogados resulta sorprendente por parecer innecesario, pero el dato de tener también a dos periodistas y a una propagandista a sueldo demuestra el afán de notoriedad de su presidenta, muy cuidadosa con la oportunidad de aparecer en los me-dios de comunicación a causa de su actividad guerrera, como una Juana de Arco castellana, tanto que es Castellanos por el apellido, y fachisolitana además, decidida a defender la ultrapureza del catolicismo romano con el Código penal como arma de combate, y una cruz como emblema.

En los juzgados de lo Penal deben de estar hartos de los miembros de esta Asociación,  porque no paran de presentar denuncias, por ejemplo co-ntra las muchachas de FEMEN por enseñar sus pechos en un templo, lo que para ellos significa una profanación, o contra las de la institución El Coño Insumiso por organizar una procesión calificada por ellos de sacrílega, o contra Abel Azcona por representar una de las que él califica de “instala-ciones”, formando la palabra “pederastia” con 242 hostias consagradas re-cogidas una a una durante la comunión en varios templos catolicorromanos, como una acusación contra la desenfrenada lujuria de los curas entregados en cualquier rincón de este perro mundo a la violación de los monaguillos.

Sus hazañas más recientes han sido la denuncia contra el actor Willy To-ledo, acusado “por vulnerar los sentimientos religiosos de la mayoría de la población española”, caso visto el pasado 17 de febrero, en el que no sólo la defensa, sino también el fiscal pidieron su absolución, dada la inconsis-tencia de los argumentos aportados en su contra; la querella presentada el 20 de febrero contra Isabel Celáa, ministra de Educación, “por tratar de frenar el derecho constitucional de los padres a decidir sobre la educación de los hijos”, basada en que a los alumnos de las escuelas públicas se les enseñan materias relacionadas con el sexo, el tabú ideológico en la Iglesia catolicorromana, aunque los curas sabemos bien cómo lo utilizan para vio-lar a los niños, y otra el día 27 contra Netflix “por emitir en España una pe-lícula en la que Jesucristo es presentado como homosexual”, un tema que seguramente se les ocurrió a los guionistas al leer todos los días en los pe-riódicos noticias inculpatorias sobre curas pederastas.  

EL PECAMINOSO ABORTO

No obstante esa variedad de preocupaciones, que no deben de permitir el sueño a doña Polonia, su obsesión más íntima son los abortos. Organiza manifestaciones ante clínicas abortistas, para intentar disuadir a las mujeres que se acercan a ellas de traspasar sus umbrales. El pasado día 3 de febrero un juez, siguiendo los términos de la demanda presentada, condenó a la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), por no informar debidamente a sus clientas sobre los riesgos del embarazo. Colocan inscripciones en las cercanías de los edificios, para ad-vertir a las mujeres que si penetran en ellos van a cometer un crimen horrendo del que acabarán arrepintiéndose.

Se ha visto su mano en la manifestación, muy minoritaria, todo hay que decirlo, convocada ante la Clínica Dator en Madrid. Es preciso decir tam-bién que en ella abortó la actual reina de España, Letizia Ortiz Rocasolano, cuando no era más que una trotacamas locutora de televisión, el 27 de oc-tubre de 2002. Esta circunstancia histórica se halla documentada con la pu-blicación de las facturas abonadas por ella, en el excelente estudio biográfi-co redactado por su primo favorito, David Rocasolano, titulado Adiós, Princesa, impreso en Madrid por cuenta de Akal en 2013, páginas 186 y siguientes. Y tiene el título de reina católica heredado de Isabel I.

Pero doña Polonia no se atreve a criticar a su reina por cometer lo que para la Iglesia catolicorromana es un horrendo pecado mortal, que implica la excomunión inmediata de la pena latae sententiae impuesta en el canon 1398 del Código de Derecho Canónico, promulgado por el papa Juan Pablo II el 25 de enero de 1983. Lo que demuestra que doña Polonia es abogada y española, pero de cristiana no tiene nada, habida cuenta de su comporta-miento farisaico.

Y ahora además de perseguir a las pobres mujeres abortistas anónimas, va a tener otra grave inquietud: denunciar a los apologistas del marxismo. Aunque tendrá que demostrar primero que hacer apología del marxismo es un delito, porque en las facultades de Ciencias Económicas de todo el mundo civilizado se estudia su teoría en términos muy favorables. ¿Estará pensando solicitar su cierre? De esta leona de Castellanos puede esperarse cualquier determinación violenta.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI