Vanesa, 'la mentirosa del pegamento en la vagina': sus víctimas por su adicción a las denuncias falsas

David López Frías.Vanesa Gesto empezó a trabajar en el Ayuntamiento de Fabero (León) en junio de 2013. Una sustitución de dos meses, limpiando espacios municipales. Durante ese tiempo, denunció que Miguel, su coordinador, le había acosado laboral y sexualmente. A ese funcionario, que llevaba 30 años de servicio y un historial intachable, le abrieron un expediente en su trabajo. La justicia le impuso una orden de alejamiento de la presunta víctima. Se tuvo que ir de su pequeño pueblo y dejar viviendo allí sola a su madre enferma.

3 años después, la Audiencia Provincial de León falló que la denuncia era falsa. Que los hechos no habían sucedido. Vanesa Gesto, la misma persona que este lunes se ha sentado en el banquillo como acusada de simular un delito al haber denunciado que su ex, Iván, la había secuestrado y le había puesto pegamento en la vagina en octubre de 2016. Ahora se enfrenta a casi 12 años de cárcel y el caso abre informativos. Pero de Miguel, aquel compañero de trabajo que sufrió en sus carnes la denuncia falsa de Vanesa, nada se ha dicho.

Tres años. Tres largos años fueron los que Miguel sufrió el suplicio de verse señalado, cuestionado y acusado de un grave delito que no cometió. Desde el 14 de enero de 2014, momento en el que le imponen una orden de alejamiento de Vanesa, hasta abril de 2017, momento, en el que la justicia determina que la denuncia era falsa. Miguel tuvo que abandonar su casa, donde vivía con su madre enferma, a un apartamento él solo. El motivo es que su madre residía a escasos cien metros de la presunta víctima.

Siempre denunciando

“Parece que esa chica es adicta a las denuncias falsas”, cuentan vecinos de Fabero que la conocen y no la creyeron en ninguna de la denuncias que interpuso contra diferentes hombres por diferentes motivos: agresiones, amenazas, acoso laboral, acoso sexual… Le pasó al primer marido de Vanesa, padre de su hijo, que fue denunciado por violencia de género. Le sucedió a Iván, el chico al que acusó de haberla secuestrado. Y le sucedió a Miguel, que asegura a EL ESPAÑOL que “nunca te llegas a recuperar de una cosa de estas”.

“Yo llevo trabajando en el mismo puesto desde 1996, casi siempre con grupos de mujeres. Más grandes, más pequeñas, les imparto talleres de jardinería… Pues jamás he tenido un problema. Hasta que llegó esta chica. Estuvo solamente dos meses y yo la coordinaba. No trabajaba, no limpiaba, lo dejaba todo manga por hombre. ¿Mi pecado sabes cuál fue? Decirle un día que era una vaga. Que ella no venía a trabajar, que ella venía a cobrar el dinero. Le cambió la cara, pero yo se lo tenía que decir porque era verdad”, cuenta Miguel.
Vanesa denunció que su exnovio la había agredido y secuestrado, pero no sucedió

Lo que no imaginaba es que Vanesa iba a ir al Ayuntamiento de Fabero al día siguiente a decir que estaba sufriendo por mi parte acoso laboral y acoso sexual. “Cuando me lo dijeron, fui yo al Ayuntamiento a dar mi versión. Cuando le preguntaron, ella negó varias veces que yo la estuviera acosando. Delante de mí, del concejal de Deportes del que dependíamos y del propio alcalde. Cuál fue mi sorpresa cuando al día siguiente, aun después de haberlo negado, presentó en el Consistorio una denuncia por acoso laboral y sexual”, resume. Dijo que le había tocado el culo, luego cambió la versión y dio que le había cogido l cadera, que había hecho el gesto de “hacer el amor”, cuando se ponía detrás de ella. Que Miguel le había frotado el paquete.
Exiliado de su casa

Lo que vino después no se le olvida a Miguel: “La juez ni siquiera me dejó explicarme. La creyó a pie juntillas solamente con la versión que dio. Sin pruebas. No me dejaron defenderme. Me trataron como a una puta mierda. Me he comido mucho desde entonces. Para empezar, me tuve que comer es orden de alejamiento sin comerlo ni beberlo. Fuera de mi casa y sin poder visitar a mi madre, que imagínate cómo se quedó”.

Miguel alquilo un apartamento en el mismo pueblo de Fabero, pero más alejado de la zona. “300 euros que me ha costado cada mes. Además de eso, ella iba perdiendo cada juicio, pero como tiene justicia gratuita, recurría todo lo que perdía. Una y otra vez. A ella le daba igual porque era gratis. A mí no porque tengo una nómina; me costaba mil euros cada vez que ella recurría. En total me habrá salido por 14.000 euros”.
Vanesa se enfrenta ahora a caso 12 años de prisión

Vanesa se enfrenta ahora a caso 12 años de prisión

Pero más que el dinero, a Miguel y a su familia lo que les duele es “lo mal que lo hemos pasado durante todo este tiempo. Que a esta chica ya la conocen en el pueblo y no se la creen. Pero hasta que sale la sentencia que me absuelve, amigo… que esto es un pueblo pequeño. La gente te mira y siempre va a haber alguien que diga “bueno, que igual algo hiciste”. Es lo del difama que algo queda. Me he tenido que acostumbrar a tener que ir por mi propio pueblo con la sospecha, me he tenido que mudar porque esta chica se ha inventado todo esto. Mi familia, en navidades, haciendo planes para ver dónde podríamos juntarnos para vernos porque yo no podía ir a casa de mi madre, a mi propia casa. Lo hemos pasado muy mal”.

Igual que sucedió Iván, el novio de Vanesa, cada vez que el chico salía de la cárcel, a Miguel también lo denunció por quebrantamiento de condena, “porque presuntamente yo había roto la orden de alejamiento. Había quien decía que su casa estaba a 85 metros de la de mi madre, otros a 125… Al final tuve que preguntarle yo al juez que a ver, que si podía yo ir a ver a mi madre o no. Me contestó que mejor que no porque iba a acabar volviendo allí al calabozo”.

Un meme de Julio Iglesias

Durante la investigación se analizaron los teléfonos móviles. Las conversaciones de Whatsapp entre Miguel y Vanesa pusieron de manifiesto una relación normal, cordial y puramente laboral. Lo único que le encontraron digno de mención, según recoge la sentencia, es que Miguel le mandó un meme de Julio Iglesias: “Eso vino porque ella una vez me mandó un vídeo gracioso. Era una especie de bolsita de té en una taza, pero en lugar del papelito que llevan, pues llevaba una cuerda y era un tampón. Eso me lo mandó ella. Lo siguiente que yo le mando es un meme de estos graciosos de Julio Iglesias, que ponía “Follas poco y lo sabes”. Una tontería sin importancia dentro de un contexto de que ella me ha mandado otro archivo gracioso. Eso es todo lo que pillaron y es todo lo que hubo”.
Vanesa en una foto de archivo

Vanesa adjuntó como prueba otra conversación por Whatsapp que ella aseguraba que era Miguel diciéndole “te voy a violar”. Curiosamente, el que escribía esa amenaza era un chat con otro avatar distinto al de Miguel, otra persona, otro teléfono. “Lo mismo que Vanesa se inventó mails amenazantes de Ivan, que ella misma se escribía desde otros teléfonos, suplantado la identidad del chico, sucedió con Miguel”, explica Juani Esteban, la abogada de Miguel, que curiosamente es hermana gemela de Emilia Esteban, la que fue abogada de Vanesa durante ,mucho tiempo y la misma que denunció el caso del pegamento en la vagina: “Mi hermana y yo nos habíamos discutido alguna vez. Ella me decía que mi cliente me mentía, que Vanesa tenía razón. Yo le decía que a la que estaban mintiendo era a ella, como se ha acabado comprobando”.

Finalmente, la Audiencia de León tumbó el caso. Miguel no había acosado a Vanesa. Él después la denunció a ella por denuncia falsa, pero la juez archivó la denuncia: “En este archivo viene a decir que el hecho de que no se probó que existiese acoso, no significa que no lo hubiese, y que no toda absolución significa que la denuncia sea falsa”, señala la abogada, sin entender muy bien todavía dicho dictamen.

“De todos modos, yo ya no recurro más”, zanja Miguel, que ya ha tenido bastante de este caso, de ser sospechoso, de orden de alejamiento y de palmar dinero con esta historia. Reconoce que todavía le queda miedo: “Desde entonces intento no quedarme a solas con ninguna mujer en el trabajo. Tiene que ser alguien a quien conozca yo muy bien y tengamos confianza. Si no, intento tener siempre a algún testigo. Llevo testigos hasta para ligar, mira lo que te digo. No quiero volver a pasar por una de esas otra vez”, concluye Miguel, al que, a pesar de haber ganado,

“Los días de bajón me vuelve a afectar. Me da la sensación de que me vigila alguien. Ha sido algo terrible y no se lo deseo a nadie. No sé por qué esta chica hace estas cosas y va denunciando a todo hombre que se cruza en su camino. Al padre de su hijo, a su exnovio, a mí, a un Guardia Civil que tuvo que largarse del pueblo y pedir destino en Málaga. Hasta con sus padres ha tenido problemas esa chica. No me explico cómo la han seguido creyendo después de ese historial, sin cuestionarle nada”. Nadie se explica esa especie de adiccion de Vanesa por denunciar. Ahora que se celebra el juicio por el famoso asunto del pegamento en la vagina, Miguel lo único que quiere es “que se haga justicia con esta tía de una vez por todas, y deje de joderle la vida a hombres porque sí”.



Comentarios
Añadir nuevo
un caso entre muchos otros   |2020-02-04 21:38:10
debido a una ley inconstitucional que demoniza al hombre y le declara presunto
culpable
Alex   |2020-02-04 21:39:44
se está haciendo un uso bastardo de la ley de violenia de género, ley
trasnochada y que no evita la violencia machista que solo corrige la educación
hay muchos más casos   |2020-02-04 21:41:04
La Audiencia de Cáceres condena a una mujer que mintió al denunciar una
violación

La sentencia que condena a una mujer a un año y medio de cárcel
por denunciar una violación que no existió ya es firme. La Audiencia de
Cáceres ha confirmado el fallo del Juzgado de lo Penal de Plasencia que la
había condenado por asegurar que su expareja le había violado. El
procedimiento ha durado cuatro años, pero ya no cabe más recursos. Además de
la pena de prisión, tiene que indemnizar con 10.000 euros al hombre que fue su
compañero. También se le ha impuesto una multa de 5.400 euros.
Dalton   |2020-02-04 21:45:30
Si ahora denuncia otra violación de alguien ¿crees que la Policía, jueces,
etc dirá "ni caso, ya lo hizo una vez"?

O que dirán " cubrámonos
el culo, no vaya a caérsenos el pelo"?
reapeto a la tipa de Cáceres   |2020-02-04 21:47:16
Hay motones de denuncias falsas porque incluso con condena quedan en nada,
como en este caso. No va a pisar la cárcel y la indemnización te
puedes imaginar quién la va a pagar, que no va a ser ella.

Denunciar
falsamente sale siempre gratis. Mi estimación personal sobre las denuncias
de violencia de género, es que entre las falsas, las instrumentales y
las denuncias de hechos irrlevantes salen por encima del 90%, incluso
muy por encima. Esto implica que la mayoría de las condenas son
también de estos casos.

Nada impide condenar por una denuncia
instrumental ni por una tontería, aunque la gran mayoría de
tonterías no lleguen a juicio.
No hace falta que lleguen a juicio
pues el beneficio de ser "víctima oficial" se obtiene sin
necesidad del juicio.

Tampoco hay nada que impida condenar
por falsedades, pues se toma la denun...
respecto a la tipa de Cáceres   |2020-02-04 21:48:35


Tampoco hay nada que impida condenar por falsedades, pues se toma la
denuncia como prueba, sin respetar la presunción de inocencia, y
se condena a inocentes. Es una auténtica barbaridad.

La ley de
violencia de género es un despropósito. Todavía se ven por
aquí feministas que dicen que "salva vidas", contra toda
evidencia. No les vas a oir comentar el daño que causa, eso nunca. Son
sordos a lo que no les interesa oir. No son personas sensatas.
carolo   |2020-02-04 21:49:48
Habría que castigar a las denuncias falsas con la misma pena que el delito
falso denunciado.
Duarte   |2020-02-04 21:50:52
Las denuncias falsas existen. El problema es que no se persiguen y por otro lado
son muy difíciles de demostrar, y salvo pocas excepciones no se actúa contra
ellas de oficio sino por medio de una demanda particular. Tampoco es para donde
debemos mirar. Tenemos que mirar y poner mucha atención a las DENUNCIAS
INFUNDADAS, que son la mayoría 70% más o menos.

Un ejemplo de denuncia que
queda como infundada y no como falsa es el caso de Yovana Carril donde se
demostró con un video de seguridad que el hombre estaba a kilómetros de
distancia y era imposible que hubiera agredido a la mujer. Eso es denuncia
infundada, pero ¿será denuncia falsa?. En este caso el fiscal no acusó a la
denunciante por denuncia falsa, y no queda registrada (es la manera normal de
actuar). La única manera es que el hombre denuncie a la mujer, pero eso sería
un juicio largo y agotador.

70% de sentencias condenatorias son INFUNDADAS
Iván   |2020-02-04 21:57:21
Una maltratadora que se dedica a destrozar la vida a pobres personas
aprovechándose de pobres personas inocentes, aprovechándose de una chapuza de
ley a todas luces injustas.
Pero para muchos miserables esto no es relevante,
puesto que para ellos serán victimas de segunda.
vagina pegá   |2020-02-04 21:58:24
No está loca, es mala y punto, O sea, la tipa será una mediocre, y con este
tipo de cosas ve que recibe casito, que es el centro de atención y que puede
joder a alguien que no se ha portado con ella como cree que se merece, a la
cárcel con las presas comunes y peligrosas.
HGWells   |2020-02-04 21:59:38
En realidad, más de un 60% de denuncias por violencia de género son
archivadas, de ese 30 y tantos por ciento restante, la mayoría llega al final
del proceso judicial con condena al agresor, absolución o absolución + proceso
abierto a la mujer por denuncia falsa, por tanto, hay más de un 60% de
"tierra de nadie" judicial donde, y esto es muy plausible, pueden quedar
miles de denuncias falsas archivadas sin más recorrido judicial.
calvario   |2020-02-04 22:00:54
Inocentes? Te queda la etiqueta de no culpable, que es diferentes a ser
inocente.

"Él después la denunció a ella por denuncia falsa, pero la
juez archivó la denuncia: “En este archivo viene a decir que el hecho de que
no se probó que existiese acoso, no significa que no lo hubiese, y que no toda
absolución significa que la denuncia sea falsa”, señala la abogada, sin
entender muy bien todavía dicho dictamen.

“De todos modos, yo ya no recurro
más”, zanja Miguel, que ya ha tenido bastante de este caso, de ser
sospechoso, de orden de alejamiento y de palmar dinero con esta historia. "
Dimitri   |2020-02-04 22:02:19
Un colega mío le dió la vuelta a una chapa que una compañera de trabajo
llevaba en la chaqueta para hacer una broma tonta. La chica, y otros, se rieron.
Al cabo de 5 días le citan con los mandamases del departamento porque otra
persona había denunciado ante los jefes ese caso de abuso sexual flagrante.
Pelos como escarpias, marrones de conversaciones incluso con dos testigos (y la
propia presunta afectada) negando que aquello fuera lo que se dijo que había
sido. Aquí se quedó la historia pero el susto fue grande. Esto pasó en una
empresa seria, no un almacén con adolescentes trabajando. Hay gente que está
usa las leyes "alarmistas" para joder a quién les place. Me alegro de
ver que a veces eso les estalla en las manos porque si no vamos mal.
petroski   |2020-02-04 22:05:39
a mi me querían meter en el calabozo, solo con la denuncia de mi ex, que
peligrosidad ni que nada, si yo vivía a 600km de ella, y es más, ella afirmó
que nunca le había hecho nada pero que la la estaba llamando sin parar, ¿crees
que la policía le pidió el móvil para comprobar esas llamadas? no, NO lo
hizo, dio por hecho que yo sí la había llamado, porque solo con la
declaración de ella vale, ahí la presunción de inocencia se va al garete, y
como yo un montón de hombres más que he conocido,
Me llamó la policía con
amenzas,que donde estaba que me iban a detener, yo flipando, no sabía de qué
se trataba, cuando veo quien me denuncia le digo, yo no la llamé nunca, pídale
su teléfono y mire las llamadas, el poli no tengo porqué pedirle nada, las ha
podido borrar.
Suerte que mi mejor amigo es abogado, y dijo, mi defendido esta a
600 km, vamos a comisaría, pero yo, a título personal voy a denunciar al
policia
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI