El fascismo español hace guardia

ARTURO DEL VILLAR-ME repito, porque nadie parece preocuparse ante el desenfreno del fascismo imparable. No hay día sin una provocación en la calle o en sus medios de comunicación de masas. Ahora le ha tocado al Ateneo Científico, Artístico y Literario de Madrid, antiguamente refugio de las libertades, suspendido por el dictador Primo e incautado por el dictadorísimo Franco. Entre sus presidentes destaca Manuel Azaña, aunque su retrato estaba oculto en una habitación; no sé si lo habrán expuesto, porque hace tiempo que no pido la antiguamente conocida como docta casa, ahora fachosa casa. La actual Junta de Gobierno del Ateneo que ha tolerado este acto está compuesta por doce cargos, presididos por el arquitecto faccioso Juan Armindo. Un nombre para añadir a la Historia general de la infamia.

El 26 de octubre de 2019 su salón de actos estuvo abarrotado de fascistas, muchos con la camisa azul en la que resalta su logotipo del yugo y las flechas en rojo. Hacían ondear las banderas roja y negra de la Falange Española, y otras rojigualdas bajo las que combatieron los sublevados contra la República, y se mantuvieron durante toda la dictadura como símbolo de la triste España derrotada. Se cantaron los himnos falangistas con los asistentes en pie y el brazo derecho extendido, y se vitoreó a sus presuntos héroes. Estuvieron ocupados hasta los palcos superiores, lo que no suele ocurrir en las actividades habituales del Ateneo, pero este acto fue vergonzosamente especial, para conmemorar el 86 aniversario de la fundación de Falange Española el 29 de octubre de 1933.

Los oradores se ajustaron al espíritu del acto fundacional, tal como se expresó el líder, José Antonio Primo, al asegurar: “Bien está, sí, la dialéctica como primer instrumento de comunicación. Pero no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas, cuando se ofende a la justicia o a la patria.” Es decir: tiro en la nuca a los que no piensen como los falangistas. Cumplieron sobradamente el plan durante la guerra y la interminable posguerra.

Eso fue lo anunciado por los oradores, como Norberto Pico, reelegido ese mismo día jefe nacional de Falange Española de las JONS: “Por España una e indivisible, no parar hasta la conquista”, se supone que la conquista del Estado, como el nombre del semanario dirigido por Ramiro Ledesma, quien se unió a Primo en 1934. Otro orador, Eduardo García Serrano, director del panfleto ultratodo El Correo de Madrid, aseguró a sus enfervorecidos oyentes: “Hoy estamos en la misma situación que nos condujo a la guerra civil”, lo que significa que están preparando otra sublevación.

Algunos de los encamisados de azul gritaban: “¡Hay que darles café!”, terrible consigna equivalente a una orden de asesinato. Fue lo que el exgeneral rebelde Queipo de Llano ordenó por teléfono desde Sevilla que le dieran a Federico García Lorca, preso en el Gobierno Civil de la Granada vencida por los sublevados: “¡Denle café, mucho café!”, y lo fusilaron. La sencilla palabra café tiene una equivalencia mortal para los fascistas, que la forman con las iniciales de su grito “Camaradas, Arriba Falange Española”. Es lo que se proponen hacernos los falangistas a cuantos no aceptamos su dialéctica.


Por de pronto, dos grupos falangistas diferenciados por alguna señal entendida por ellos, se han aliado para concurrir unidos a las inminentes elecciones generales del 10 de noviembre, Falange Española de las JONS y La Falange. Existe otro grupo denominado Falange Española de las JONS (Auténtica), en sus siglas FA, que reniega de la inserción de la Falange en el llamado Movimiento presidido por el dictadorísimo, y reclama que se traslade la tumba de Primo fuera de la llamada basílica de Cuelgamuros, por considerarlo un monumento erigido a la mayor honra del dictadorísimo, del que se desvinculan ahora.     
Y suma y sigue, mientras desde sus emisoras de radio, sus cadenas de televisión y sus publicaciones incitan a una nueva sublevación semejante a la de 1936. No es fácil saber con qué apoyos cuentan, aunque desde el momento en que se deciden a lanzar esa consigna es de temer que sean sólidos. Pero el Gobierno, como está en funciones, no funciona, de modo que no se entera de nada.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI