Descolonizando Al-Andalusía

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"El miedo nos gobierna. Esa es una de las herramientas de las que se valen los poderosos, la otra es la ignorancia”. EduardoGaleano.Redacto este artículo basado en una ponencia y discusión públicas cuando seguimos padeciendo las consecuencias para la salud del cambio de horario que los nazis impusieron para sus territorios ocupados, y que el dictador Franco, satélite liliputiense suyo, impuso en el Estado español a partir de 1942. Un asqueroso Régimen totalitario no sólo sojuzga su espacio imperial, también aspira en su endiosado delirio a gobernar el tiempo (v.g. aquel nuevo calendario napoleónico).

No sabemos si abducido por esos tiranos del pasado, en este parafranquista Régimen del 78/ 39 bis su prensa jacobina no lleva a los titulares el intento de masacre en una mezquita en Bayona. Perpetrado por un simpatizante del Frente Nacional francés - partido que elogia a Vox - que intentaba abrasar vivos a los fieles, al impedírselo dos ancianos ha disparado sobre ellos hiriéndolos de gravedad. ¿Imaginan que hubiese ejecutado ese vil acto criminal un moro desquiciado en la puerta de una iglesia? Por lo menos una semana de noticias de sesgo islamófobo y racista mínimo. Sólo el político francés, de origen murciano, Melenchón, ha relacionado este inicuo atentado con los mensajes de odio de los políticastros fascistas. Por estos lares como si en vez de en la frontera el homicida hubiese cometido la salvajada en Sri Lanka. La desaprensión habitual en Españistán... pero vayamos al tema que nos ocupa.

Queremos en primer lugar agradecer a Adelante Andalucía, Corriente crítica de Anticapis, que nos hayan invitado a una charla-debate en Roquetas de Mar (Almería) en su local abierto para su gran proyecto artístico-cultural La Fragua. Ojalá consigamos forjar entre todos una Al-Andalusía descolonizada, donde la libertad de conciencia y expresión se vuelvan una realidad, junto con la ausencia de discriminación a los parias del 'sur', y no como ahora una quimera ahogada por los media de la alta burguesía y un Estado cada vez más fallido estrangulado por un totalitarismo monárquico-papista creciente. En Almería sólo el SAT en su sede de San Isidro, (Níjar) ha tenido la deferencia anteriormente de brindarnos la posibilidad de expresarnos sin cortapisas. Presentamos en síntesis lo allí expuesto, siempre sometido y abierto a enriquecedoras correcciones y aportaciones.

Dicen los científicos que cabalgan a hombros de gigantes... los aprendices de humanista navegamos en el Río del Pueblo. En realidad más que pensar los individuos, forjamos nuestro pensamiento en la plural corriente que fluye del Pueblo: los que Piensan con mayúsculas son los Pueblos. Cultura, en su etimología profunda proviene de cultivar - de ahí viene ser alguien cultivado -; en nuestro caso aprendemos de la marginada Andalucía profunda condenada al agrocidio genocida de las bestias neocolonialistas de la metrópoli centralista. Los líderes domesticados, a sueldo de los amos del ministerio de turno o en excedencia, no nos representan. Sólo el Pueblo salva al Pueblo, único libertador (a esto los cipayos de la reserva-'sur' lo llaman 'populismo'... a sus sandeces demagógicas nacional-catolicistas no: estas últimas deben ser las flamantes tablas de la ley trufadas con la summa perfección de la dogmática tomista).

Cuando nació Liberación Andaluza, hace más de treinta años, en defensa de la soberanía de nuestro Pueblo y del inmenso Legado de nuestra Civilización andalusí proscrita y demonizada, sabíamos que nos condenábamos al ostracismo por parte de los poderes fácticos y a la invisibilización de sus media clerical-franquistas rojipardos. A nosotros la barbarie de la metrópoli centralista, compinchada con los buitres purpurados de Roma, nos golpea desde la derecha e 'izquierda' españolistas. Su cacareada 'transversalidad' sofista para nosotros no significa otra cosa que más supremacismo etnocéntrico (sabido es que del Duero-Ebro para arriba deben pertenecer a otra 'raza superior', porque si no ¿cómo se explica el desequilibrio asimétrico económico norte-'sur' dentro del mismo Estado, y con tanta cínica habilidad regularizado - divide et impera - por el monárquico-papismo?).

Tampoco vamos a hacer un victimario al estilo de la Reacción clerical-imperialista, en su caso puro sainete propagandístico... Desde nuestra condición de moriscos de conciencia ya estamos acostumbrados a las persecuciones ideológicas, a los linchamientos, a los exilios y las deportaciones. Por desgracia eso ha sido 'lo normal' en un Pueblo que sólo ha conocido el despotismo y la brutalidad de los invasores franco-castellanos y sus frailes castrenses durante cerca de un milenio, ininterrumpidamente. Ante el intento de 'normalización' y blanqueamiento del clerical-imperialismo hemos de redoblar nuestros esfuerzos. Nos quieren desmovilizados, en casa y como simples consumidores arrodillados. Hemos de saber administrar las derrotas, hasta alcanzar la victoria estratégica final, porque sólo el Pueblo, reiteramos, salva al Pueblo: el Pueblo consciente y en lucha es el único Libertador.

En esta pugna de generaciones enteras nos encontramos con un escollo: hubo una desnazificación en Alemania, otra desfascistización en Italia, aun deficientes ambas... sin embargo no existió ninguna en el E. español clerical-franquista, las mismas familias de la oligarquía despótica se perpetuaron por la cara. El Régimen del 78 supone una continuidad con el del 39: se produjo una falacia 'democrática', se  pasó de unas Cortes constituidas franquistas a unas supuestas Cortes constituyentes sin Asamblea Destituyente o ruptura alguna, algo totalmente indispensable. Se redactó su 'constitución' en secreto entre siete, entre ellos Fraga y el abogado de Urdangarín Roca, con refritos de otras. Por eso, al marginar al Pueblo de su redacción no la siente como suya, y pueden hacer enmiendas de la noche a la mañana (Art. 135) o interpretarla a capricho, pues han vaciado de contenido al Senado. Utilizan incluso al 'tribunal constitucional' como tribunal de orden público represivo. No hay Separación de Poderes, luego no hay Constitución: una Constitución nace para establecer la Separación de Poderes en origen, ejercicio y funciones.

¿Qué determina entonces ser fascista? Errico Malatesta, el cual sufrió la persecución mussoliniano-romanista, lo evidenció con meridiana claridad: el deseo solapado o con descaro de ABUSO IMPUNE. Puede anidar el virus del fascismo incluso entre los que se dicen antifascistas o liberales, en un sedicente 'partido comunista' o entre pretendidos 'libertarios'. ¿Cómo se articula entonces la hegemonía ideológica de la burguesía filofascista contra los trabajadores? Con el trípode de la servidumbre de la iglesia, la prensa y el cuerpo docente del Estado, según Antonio Gramsci. El avariento e hipócrita vaticanismo se ha visto contestado por otras confesiones emergentes y, sobre todo, por el imparable avance de la Laicidad administrativa. La amarillista prensa del Gran Capital contempla menoscabado su antaño 'cuarto poder' por redes de contrainformación y la comunicación global de internet. Por tanto, el Estado prototalitarista rojigualdo ha convertido a los educadores a sueldo del ministerio de turno primero en 'autoridades', una especie de alguaciles de la moral y el pensamiento, y ahora proyectan jerarquizarlos simbiotizándolos en una pantomima de jesuita y legionario. La opereta bufa solemnizada de que profesores en excedencia, ejerciendo de políticos, digan representar a las masas trabajadoras o desproletarizadas carece de legitimidad: ¿cómo los apesebrados por el mismo Estado que paga sus nóminas van a defendernos de los abusos de ese mismo Estado? Ya no engañan a nadie, ni a sí mismos...

La concepción de partido según Marx no tiene que ver nada con una especie de templo para iniciados fuera del cual no hay posibilidad de salvación, donde todos sus oficiantes deben obedecer consignas y hacer de palmeros. Se refiere a un conglomerado de fuerzas sociales (no sólo partidos, sino asociaciones, colectivos, gremios, ateneos, etc) que en una ocasión histórica propicia provocan mutaciones sociales revolucionarias. No se puede leer el estimulante pensamiento de Marx - por cierto de origen sefardí - como otros leen el catecismo. Si se habla de feudalismo medieval, por ejemplo, nosotros como andaluces hemos experimentado en Al-Andalus algo que podrá discutirse si fue positivo o no, pero no en el marco del feudalismo europeo.

¿Entonces en qué consiste ser de izquierdas? ¿Únicamente en el postureo franciscano por 'lo social' al igual que los codiciosos frailes o las monjas se disfrazaban de 'beneficencia' con la sopaboba en la puerta del convento, o la pistolera falangista Pilar Primo de Rivera realizaba su 'labor social' por enseñar a las mujeres bajo la dictadura costura o repostería...? No, de ningún modo, sin Libertad Política Colectiva no puede existir Justicia, sino un simulacro. No embaucan a necio alguno  salvo a pobres descerebrados que se dejan enredar por sus farisaicos compinches. Desde los tiempos de la Revolución Francesa ser de izquierdas consiste en confrontar al Trono y al Altar, y a partir de Lenin el reconocimiento del inalienable Derecho de Autodeterminación de los Pueblos, como en seguida veremos.

Las contradicciones de la autodenominada 'izquierda' nacionalista española ya se han vuelto insoportables. Para ellos el nacionalismo es siempre el de los demás. Defienden las reivindicaciones de las naciones del Duero-Ebro para arriba y del Tajo para abajo no nos contemplan sino asumiendo el papel de siervos colonizados. Trotsky y su gran discípulo Andreu Nin ya nos previnieron acerca de que dejar en manos de la Reaccción burguesa, y en especial de los social-demócratas o 'liquidadores' - sus mamporreros sin escrúpulos - la dirección de la pugna soberanista e identitaria, implica regalar a la oligarquía explotadora y sus matones de la patronal o el clero una herramienta formidable para dotarles de combativo espíritu de manada, en calidad de zombificados sicarios en su caso.

Ya el mismo Lenin nos advirtió en sus textos que no han perdido actualidad: “El derecho de autodeterminación de las naciones significa exclusivamente el derecho a la independencia en el sentido político, a la libre separación política de la nación opresora. Concretamente, esta reivindicación de la democracia política significa la plena libertad de agitación en pro de la separación, y de que ésta sea decidida por medio de un  referéndum de la nación que desea separarse”. (Obras Completas, t. XXII, p. 158).

“El proletariado no puede guardar silencio acerca de la cuestión particularmente 'desagradable' para la burguesía imperialista, de las fronteras del Estado basado en la opresión nacional. El proletariado no puede dejar de luchar contra la retención violenta de las naciones oprimidas dentro de las fronteras de un Estado dado, y eso significa luchar por el derecho a la autodeterminación. El proletariado debe reivindicar la libertad de separación política para las colonias y naciones oprimidas por 'su' nación. En caso contrario, el internacionalismo del proletariado quedará en un concepto huero y verbal; resultarán imposibles la confianza y la solidaridad de clase entre los obreros de la nación oprimida y los de la nación opresora;  quedará sin desenmascarar la hipocresía de los defensores reformistas y kautskistas de la autodeterminación, que no hablan de las  naciones oprimidas por 'su propia' nación y retenidas por la violencia en 'su propio' Estado” (Lenin, Obras Completas, t XXI, p. 160).

Marx lo dejó también escrito y Lenin lo comenta: “Marx, teniendo en cuenta sobre todo los intereses de la lucha de clase del proletariado en los países avanzados, destacaba al primer plano el principio fundamental del internacionalismo y del socialismo: el pueblo que oprime a otros pueblos no puede ser libre”. (XXII, p. 162). Literalmente cita aunque no lo mencione a Dionisio Inca Yupanqui en su discurso en las Cortes de Cádiz: "Un Pueblo que oprime a otro no puede ser libre". Según el gran especialista en el pensamiento de Marx, Néstor Kohan, debió tener conocimiento de estas declaraciones de Inca Yupanqui.

“Precisamente -sostiene Lenin- en el siglo XX se han desarrollado en ellos de modo singular los movimientos nacionales democrático-burgueses, y se ha exacerbado la lucha nacional. Las tareas del proletariado de esos países, tanto en la culminación de sus transformaciones democrático-burgueses como en la ayuda en la revolución socialista de otros Estados, no pueden ser cumplidas sin defender el derecho de las naciones a la autodeterminación. En ellos es singularmente difícil e importante la tarea de fundir la lucha de clase de los obreros de las naciones opresoras y de los obreros de las naciones oprimidas”. (XXII, p. 164).

Lenin afirma de ellos, como podría aseverarlo hoy de los manipuladores comisarietes del PCE y de no pocos reaccionarios manipuladores de Izquierda Unida: “Por una parte vemos a los lacayos bastante descarados de la burguesía que defienden las anexiones alegando que el imperialismo y la concentración política son progresivos, y que niegan el derecho de autodeterminación,  calificándolo de utópico, ilusorio, pequeño burgués”. (XXII,  p.165). 'Lacayos bastante descarados de la burguesía'... tomad nota los Garzón, Frutos, Lara y demás patulea desmovilizadora, entreguista y vendida a la metrópoli rojigualda.

Arremete además Lenin contra la socialdemocracia: “Para ser socialdemócrata internacionalista hay que pensar no sólo en la propia nación, sino colocar por encima de ella los intereses de todas las naciones, la libertad y la igualdad de derechos de todas. 'Teóricamente', todos están de acuerdo con estos principios; pero, en la práctica, revelan precisamente una indiferencia anexionista. Ahí está la raíz del mal”. (XXII, pág. 373).

Y en el Testamento político dictado por el genio analítico y primer dirigente de la Revolución rusa concluye al final de sus días: “ACERCA DEL PROBLEMA DE LAS NACIONALIDADES o DE LA CUESTION DE LA AUTONOMIA”  (…): “En mis obras acerca del problema nacional he escrito ya que el planteamiento abstracto del problema del nacionalismo en general no sirve para nada. Es necesario distinguir entre el nacionalismo de la nación opresora y el nacionalismo de la nación oprimida, entre el nacionalismo de la nación grande y el nacionalismo de la nación pequeña. Con relación al segundo nacionalismo, nosotros los integrantes de una nación grande, casi siempre somos culpables, como lo demuestra la experiencia histórica, de infinitos actos de violencia (..) Cada nación debe obtener el derecho a la autodeterminación, y esto contribuye a la autodeterminación de los trabajadores”. (Obras selectas, tomo III, pág. 202).

"(...) Por eso, el internacionalismo por parte de la nación opresora, o de la llamada nación 'grande' (aunque sólo sea grande por sus violencias, sólo sea grande como lo sea un esbirro), no debe consistir solamente en respetar la igualdad formal entre las naciones, sino también en observar una desigualdad que, de parte de la nación opresora, de la nación grande, compense la desigualdad que prácticamente se produce en la vida. Quien no haya comprendido esto, no ha comprendido la posición verdaderamente proletaria en medio del problema nacional; en el fondo sigue manteniendo el punto de vista pequeñoburgués, y por ello no puede menos de deslizarse a cada instante al punto de vista burgués (…) Y el mañana de la historia universal será el día en que se despierten definitivamente los pueblos oprimidos por el imperialismo, que ya han abierto los ojos, y cuando empiece la larga y dura batalla por su emancipación”. (31/12/1922). Tomado taquigráficamente por M.V. (Obras Selectas, tomo III, pág. 889 a 895)”

Y remata uno de sus seguidores de forma demoledora: “Destruyendo las lenguas nacionales y las civilizaciones nacionales, los imperialistas buscan socavar el potencial de resistencia de los pueblos colonizados. Quieren hacer desaparecer en ellos la voluntad de liberación” (del político marxista-leninista F. Leonidow, “Racismo. Arma ideológica del Imperialismo”, pág. 23).

El Poder por ende ha de entenderse como relación, no como 'situación'... se otorga, no 'se tiene'. Partidos y sindicatos deben depender de sus propios recursos (actividades lúdicas, bares solidarios, ventas de objetos artesanales para llamar a la resistencia, cuotas de sus militantes, etc), sino pierden su autonomía, se convierten en órganos del Estado y dejan de ser 'de izquierdas': ¿no llamaba el clerical-franquismo a su engendro absolutista 'democracia orgánica'? Del mismo modo sus representantes o dirigentes deben pertenecer a la Sociedad Civil, no al ejército, al clero o al cuerpo docente o administrativo estatal, ya que en ese caso se presenta una colusión de intereses: entre los del Bien Común y los del aparato administrativo que paga sus nóminas o los tiene en excedencia. Para el Estado y sus funcionarios, maquinaria que debiera ser neutra - no confesionalizada o ideologizada -, no somos católicos, protestantes, musulmanes, judíos, masones o ateos, de izquierdas, derechas o mediopensionistas, sino CIUDADANOS (no confundid con el camaleónico partido neofalanjeta del mismo nombre).

La defensa de la Laicidad para evitar el sectarismo supremacista en la sociedad es prioritaria, por eso los lacayos del expoliador vaticanismo no cesan de intentar satanizar la Laicidad: para no perder sus privilegios exclusivos. El Manifiesto Comunista cita al gerifalte teocrático de Roma - hoy jefe de Estado usurpador de soberanías nacionales en Latinoamérica mediante sus sectas en la sombra - como adversario de los trabajadores. Se conoce que no pocos 'izquierdistas' de salón se lo saltaron, con incoherencia supina se refocilan con el 'patria o muerte' de los libertadores cruzando el Charco, y por el contrario con los parias colonizados andaluces o canarios la abyecta doble moral de rigor...

El anunciado 'Estado plurinacional' lo único que encubre es el mismo rancio multiculturalismo liberal de corte anglosajón. Ud. monte su carnaval o su folklore, pero el mando siempre lo ejerce la metrópoli y sus intelectuales 'orgánicos'. El sainete del Estado federal también encubre una falacia fuertemente centralista.. ¿y por qué no confederal o cantonal como Suiza? ¿Quién impone eso y al mismo tiempo reparte carnés de demócrata? Habrá de decidirse por el conjunto de la sociedad en unas elecciones con garantías.

¿Por qué seguimos siendo una Colonia? Porque carecemos de Soberanía, de una real Autonomía: todos los partidos del autodenominado 'parlamento andaluz' son nacionalistas españoles. ¿Y los 'andalucistas' del tardofranquismo en vigor hasta el presente? Nosotros preferimos llamarlos clerical-'andalucistas': nacieron para desactivar todo camino hacia la independencia... caso paralelo al del 'cura-obrero' o el populismo obrerista nacional-católico que surgió para asimilar los intentos emancipadores del proletariado urbano y el campesinado metiéndolos en el redil clerical-romanista, padre putativo ideológico de todos los totalitarismos.

La condición sine qua non de todo proceso colonialista reside en la manipulación de la historia, a la medida de los vencedores para la explotación de nuestros recursos, y de nosotros mismos como su ganado sumiso, dispuesto a fuer de inducidos desequilibrios estructurales a emigrar donde requiera el señorito de 'madriz'. Con ese objetivo tergiversan groseramente o niegan nuestra propia historia andalusí: no hemos conocido sino la 'historia eclesiástica de España' (Emilio González Ferrín dixit). Sobre todo los rapaces jesuitas y sus avarientos imitadores opusinos se han especializado en alienarnos... su 'amor al prójimo' debieron aprenderlo en los textos del marques de Sade.

La invención de un falso pasado para ensalzar el clerical-imperialismo frisa lo esperpéntico. La supuesta 'conquista árabe' militar, los mitos de 'la gran cabalgada' o el cuento de 'la reconquista' sólo buscan justificar un expolio y genocidio de siglos. Por eso difunden la monserga de la falaz sustitución de una población por otra cuando la inmensa mayoría de la población procede de conversiones masivas, fruto del Terror inquisitorial. Hemos de resaltar la aportación de una poeta argentina, afincada en Roquetas, que durante el debate señaló con extraordinaria perspicacia una magistral observación: 'la xenofobia existente en Andalucía se deriva del morisco que todos llevan dentro'.

Las características de un proceso colonial las cumplimos todas:

- subordinación política y cultural a la metrópoli centralista,

- desequilibrio estructural discriminatorio - ‘asimetría’, ‘ordinalidad’... defienden los politicastros de la metrópoli y sus socios de la alta burguesía vasco-catalana para seguir tratándonos como a ilotas - de los meridionales,  tendente al racismo aversivo encubierto ( con marcadores para marginarnos de orden lingüístico, o clasista, o religioso, o cultural... la excusa es lo de menos. Franz Fanon estudiaría a fondo esta barbarie colonial segregadora con su lúcida idea de 'la línea del ser y del no ser' entre los colonos opresores y sus víctimas),

- comunicaciones principales norte-sur, no este-oeste, subdesarrollo ferroviario (a Algeciras, quinto puerto mayor de Europa no llega el ferrocarril para el transporte de mercancías, lo mismo que a Almería no la alcanza el Corredor Mediterráneo), o de comunicaciones en general (Sevilla, capital de Andalucía no dispone de aeropuerto internacional),

- sistemáticas técnicas de propaganda para alienarnos desde los media centralistas y el cuerpo docente del Estado,

- producción de materias primas a granel para devolvérnoslas manufacturadas a un precio mucho más elevado,

- disposición de mano dpreciada o negada ('limpia, fija y da esplendor') con un desconocimiento absoluto del aljamiado y un nulo afán por la enseñanza de nuestra lengua culta árabe. Se posterga alfayate, por ejemplo, de uso hasta hoy en portugués y se impone el galicismo sastre. Follar, soplar con un fuelle dice la RAE, derivándolo del latín sin reconocer la etimología árabe. O Fragua cuya etimología derivan torticeramente del indoeuropeo cuando en árabe andalusí era un término corriente para aludir a la vagina),

-  el 'divide y vencerás' para ue obra local para ser explotada donde y cuando requiera la oligarquía madrileña y sus potentados socios vascos y catalanes,

- lengua propia menospreciada o negada ('limpia, fija y da esplendor') con un desconocimiento absoluto del aljamiado y un nulo afán por la enseñanza de nuestra lengua culta árabe. Se posterga alfayate, por ejemplo, de uso hasta hoy en portugués y se impone el galicismo sastre. Follar, soplar con un fuelle dice la RAE, derivándolo del latín sin reconocer la etimología árabe. O Fragua cuya etimología derivan torticeramente del indoeuropeo cuando en árabe andalusí era un término corriente para aludir a la vagina),

-  el 'divide y vencerás' para un eficaz sometimiento: autóctonos versus inmigrantes, norteños cebados del Estado por encima de los meridionales depauperizados, asimilados contra heterodoxos, enfrentamiento programado anticonstitucional sexista para difuminar reivindicaciones de clase ('porque nosotras lo valemos' haciendo de Sección Femenina y de las JONS), etc.

No podemos dejar a un lado la importancia decisiva de Ahmed - 'Blas' - Infante en nuestra toma de conciencia y amor propio andalusíes, antídoto de la mezquinas asechanzas de los clerical-imperialistas enemigos de Al-Andalusía, Los Pueblos y toda la Humanidad. Os invitamos a un conocimiento más exhaustivo y a una relectura de los descubrimientos asombrosos del sabio malagueño para vertebrarnos con nuestra genuina identidad soberana.

La Solución de tanta postración y ruina provocadas por nuestra inconsciencia autosatisfecha y por el monárquico-papismo invasor, según el andalusí Ibn Jaldún (maestro del pensador sefardí Karl Halevi Marx según este mismo reconoce) se basa en recuperar lo que hizo que su pérdida arruinase a nuestros antepasados: LA ASABÍA (cohesión firme que galvaniza el cuerpo social al Compartir). Un conocimiento en profundidad del Legado de la Civilización del Corán, de la Sunna y de la historia de los Pueblos de la Umma que conformaron los relatos de Las mil y una noches y su proyección en Al-Andalus y en el Magisterio de lo que se llama 'occidente', sin prejuicios y con una reflexión crítica adecuada a los tiempos actuales, resultan determinantes para una proyección hacia el porvenir, indispensable para nuestro próximo Renacimiento.

Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza. Cuenta de twitter bloqueada por la censura: @lascultura. Nueva: @liberacionan

Comentarios
Añadir nuevo
kastuos en lucha  - nosotros tambien   |2019-10-30 11:28:23
Extremadura como milenario País de Al-Andalus estamos de igual manera
COLONIZADOS POR EL CLERICAL-IMPERIALISMO
OK  - la verdad es una herramienta revolucionaria   |2019-11-01 00:53:39
el 'divide y vencerás' para un eficaz sometimiento: autóctonos versus
inmigrantes, norteños cebados del Estado por encima de los meridionales
depauperizados, asimilados contra heterodoxos, enfrentamiento programado
anticonstitucional sexista para difuminar reivindicaciones de clase ('porque
nosotras lo valemos' haciendo de Sección Femenina y de las JONS), etc.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI