Felipe VI es el ángel de la guarda de sus vasallos

Arturo del Villar

NUESTRO señor el rey Felipe VI, que Dios guarde, ha presenciado el 20 de junio un ejercicio de la Policía Militar de la Organización Terrorista del Atlántico Norte (OTAN), denominado Ángel Guardián. Tuvo lugar en la base Jaime I en Bétera (Valencia), y la Oficia de Prensa de la Casa de Su Majestad nos informa acerca de su trascendental sentido: “El ejercicio Án-gel Guardián es un tipo de ejercicio con despliegue real de personal y me-dios materiales, en diferentes escenarios, semejantes a los que los policías militares se encuentran en las diferentes Operaciones en el Exterior.”

 

 

Se comprende que nuestro señor el rey asista a los ejercicios militares, puesto que le corresponde “El mando supremo de las Fuerzas Armadas”, según el artículo 62:h) de la Constitución borbónica que juró cumplir y hacernos cumplir. Lo que no se comprende es que el ejercicio se denomine Ángel Guardián, nombre referido a un presunto personaje invisible que acompaña a todos los seres desde su nacimiento hasta su muerte, según creencia de la Iglesia catolicorromana. Y no se comprende porque el artícu-lo 16:3 de la misma Constitución afirma: “Ninguna confesión tendrá carác-ter estatal”, un imposible desde el momento en que los reyes de España tie-nen el apodo de reyes católicos, concedido por el inmundo papa Alejandro VI en 1496 a Isabel y Fernando, entonces en el trono, y sus sucesores.

Asimismo resulta difícil asumir el papel de esos acompañantes invisibles. En la Biblia actúan a menudo los ángeles a lo largo del Antiguo testamento, y ya en el Nuevo se aclara que hay una categoría de ángeles de la guarda personales. Se basa en que Jesucristo dijo que los ángeles de los niños están en el cielo viendo a Dios (Evangelio según Mateo, 18:10), pero al ser espí-ritus consiguen permanecer al mismo tiempo con los niños. También en los Hechos de los apóstoles (12:15) se menciona al ángel guardián del apóstol Pedro. La festividad de los ángeles custodios se celebra el 2 de octubre.

Igualmente inexplicable es que, según los más conspicuos teólogos, la misión de los ángeles de la guarda consiste en acompañar a cada persona a lo largo de toda su vida, para inducirle a comportarse siempre dentro de la ley divina resumida en el decálogo, amando al prójimo como a sí mismo. Es inevitable preguntar a los teólogos a qué se dedicaron los ángeles custo-dios de personajes como Hitler, Mussolini o Franco mientras vivieron. Re-sultaría muy importante conocer cómo interpretaron la aplicación de su mi-sión para llevarlos por el camino del bien desde su nacimiento hasta su muerte. Algo falla en esa teoría teológica, puesto que no hay noticia de que hiciesen algo positivo nunca ninguno de los tres, sino todo lo contrario, ya que organizaron guerras en las que murieron millones de seres humanos, a los que además ordenaban torturar.

Y por supuesto, a lo largo de la historia han existido seres criminales so-bre los que no consiguieron actuar sus ángeles custodios. Los tres citados son los más monstruosos por la enormidad de su genocidio, pero toda la historia de la humanidad es una sucesión de aberraciones. La misma Biblia comienza contando la rebelión de los primeros seres creados, según su rela-to, para no cumplir una sencilla orden divina, y continúa con un fratricidio. Después siguen asesinatos, guerras, robos, violaciones y toda clase de pe-cados y delitos. Eso demuestra que o bien los ángeles custodios no existen, o bien son unos inútiles que no sirven para cumplir su misión.

Los españoles somos afortunados. La Casa de Su Majestad nos ha demos-trado que el rey católico nuestro señor está al frente de la operación Ángel Guardián, lo que le convierte en el ángel custodio de cada uno de sus vasa-llos. Qué suerte tenemos de serlo. Miente la Constitución al asegurar que el reino carece de religión oficial. El rey católico es además el ángel guardián colectivo, que nos conduce por el camino del bien. Y si acaso alguien se desmanda, no tiene más que ordenar a sus fuerzas brutas armadas que lo metan en cintura, y después en la mazmorra. Si queda sitio todavía para más presos. Amén.

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO




Comentarios
Añadir nuevo
Ortega   |2019-06-23 12:43:39
a medida que la sociedad española evolucione, rechazará la monarquía, como
Cataluña y País Vasco
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI