Seguimos igual, o quizá empeoramos

Arturo del Villar

NOCHE del 28 de abril de 2019 ante la sede madrileña del partido que dice ser Socialista y Obrero: entre un mar de banderas rojas con la sigla del llamado PSOE tremolan algunas banderas monárquicas rojigualdas. En la panorámica ofrecida por las cadenas de televisión no se observa ninguna bandera tricolor. Es lógico. El líder actual del que se autoproclama PSOE y vencedor minoritario de las elecciones, el ignorante Perico Sánchez, tiene a gala aparecer en sus mítines junto a la bandera borbónica rojigualda. Un especial despliegue lo ofreció en el madrileño Circo Price el 21 de junio de 2015, al colocarse ante una bandera de 14 metros. Ese día quedó nombrado bufón mayor del reino. Antes había merecido el título de Bobo de Soria, por haber afirmado en esa ciudad, el 21 de abril de 2015, que allí había nacido Antonio Machado.

Así que su majestad el rey católico Felipe VI está  muy contento con su victoria, garantía de continuidad por el momento para su dinastía, tan contestada por los vasallos en los últimos años. Otro que se ha apresurado a enviarle una felicitación es el presidente de la Conferencia Episcopal Española, un tal Blázquez, ofreciéndole la colaboración del organismo que preside, y enviándole su bendición.
A ver si algún sociólogo examina el perfil de los votantes del indignamente llamado Partido Socialista Obrero Español, porque su historia reciente durante la monarquía juancarlista es tan nefasta como la de la misma dinastía. No se puede comprender cómo una mayoría de españoles vota a esa mafia corrupta y condenada. El PSOE de esta época estaría prohibido en un país decente. Los momentos gloriosos de su pasado no se corresponden con su actualidad. 

NI SOCIALISTA NI OBRERO

Es vergonzoso que el partido fundado por Pablo Iglesias, el antiguo, el apodado El Abuelo, el 2 de mayo de 1879, como republicano, ateo y marxista, haya caído en una caricatura infame de lo que fue. Se le debe a Felipe González, quien se portó como el enemigo público número 1 del partido, aunque fuera su secretario general, hasta conseguir el 20 de mayo de 1979, durante el XXVIII Congreso, privarle de sus señas de identidad mantenidas intactas durante un siglo: desde entonces es monárquico, catolicorromano y burgués.
Los socialistas auténticos quedaron en minoría, y se marcharon para no participar en ese escarnio. De ese modo los revisionistas no encontraron oposición, y continuaron fervorosamente su tarea destructora desde dentro de la organización. El partido quedó transformado en otra cosa impensable antes, pero mantuvo su nombre.

Remató González su obra destructora organizando un referéndum consultivo el 12 de marzo de 1986, sobre la permanencia del reino de España en la Organización Terrorista del Atlántico Norte (OTAN). Cuando estaba en la oposición prometió sacarlo, de acuerdo con el parecer de la izquierda, que lleva muchos años gritando “¡OTAN no, bases fuera!” Al carecer de ideas propias y de dignidad, no tuvo reparo en rectificar su promesa. El Gobierno, con él a la cabeza, hizo una campaña masiva sin reparar en gastos, públicos, por supuesto, a favor del sí, y lo ganó, como era de esperar, ya que movilizó todos los medios oficiales.  En las siglas la O ya no significa Obrero, sino OTAN.

UNA MAFIA ESTATAL

Convirtió al partido en una organización mafiosa de la que actuó como padrino. El 29 de abril de 1983 su ministro del Interior, José Barrionuevo, aprobó la creación de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), para asesinar a disidentes. Encargados dos policías delincuentes y chapuceros de la misión, que al final confesaron toda la trama, resultaron condenados por asociación de malhechores un general y un teniente coronel de la Guardia Civil, el  ministro del Interior, el secretario de Estado de Seguridad, el jefe de la Lucha Antiterrorista, el jefe de la Brigada de Información de Bilbo, los gobernadores civiles de Gipuzkoa y Bizkaia, el secretario general del PSOE de Bizkaia, y los dos policías ejecutores de los crímenes. El jefe del Gobierno no fue encausado por el hecho de serlo, y tuvo la desvergüenza de acompañar a sus subordinados hasta la puerta de la cárcel, cuando él debía ser el primero en cruzarla y no volver a salir nunca de ella, porque los policías lo señalaron como primer responsable de la trama, que además resulta lo lógico.

El desprestigio del PSOE bajo el mando de González culminó al descubrirse su financiación ilegal, mediante las empresas Filesa, Malesa y Time-Export. El 5 de mayo de 1995 fueron imputados 39 sociatas mafiosos por el magistrado Mariano Barbero, acusados de falsedad de documento mercantil, malversación de fondos públicos, apropiación  indebida, falsedad en documento público, delito monetario, tráfico de influencias y asociación ilícita. Quedó probado que solamente Filesa obtuvo más de 1.200 millones de pesetas clandestinamente, dedicados en parte a la financiación ilegal de las campañas electorales del partido en 1989. Los implicados aprovechaban para quedarse algunas comisiones. Pero al padrino no hubo juez que se atreviera a encausarlo, debido a que resultaría perjudicial para el presunto prestigio del reino de España acusar a un presidente del Gobierno de ser un delincuente criminal y rapaz, aunque las pruebas lo demuestren. Otros países juzgan a sus políticos corruptos; el nuestro los premia.

¿POR QUÉ HA GANADO?

Esta mafia ha obtenido la mayoría de los votos en las elecciones generales. Una de dos: o la memoria colectiva del pueblo español está gravemente enferma, y ha olvidado esos delitos sociatas pese a ser muy recientes, o los votantes sospechan que todos los políticos son iguales, que eligen esa profesión para robar al pueblo, y en consecuencia da lo mismo que triunfen unos u otros.

Si al menos Sánchez ha leído las Poesías completas de Machado que le envié a la sede nazional del partido, sabrá que era sevillano y no repetirá el disparate de hacerle soriano. Es igual, porque cometerá otros, sin duda, que nos avergonzarán. Con decir que los desatinos impresos en los libros publicados con su nombre en realidad no los ha escrito él, piensa que se justifica, cuando lo que hace es demostrar su cara dura y falta de dignidad.

El pueblo ha votado a la mafia sociata mayoritariamente. Ya dijo Lope de Vega que “el pueblo es necio” refiriéndose al de su tiempo, y lo triste es que en cuatro siglos no ha evolucionado. Nos esperan días de vergüenza y diversión a partes iguales, a no ser que prefiramos escandalizarnos. Contemplaremos la exaltación de la monarquía, el enaltecimiento de la religión catolicorromana, y el aplauso a las tristes hazañas bélicas de la OTAN. Yo no me rindo, conservo mi bandera tricolor, critico los pecados de los clérigos, y sigo clamando “¡OTAN no, bases fuera!”, aunque sea sobre el papel. Esto no puede durar mucho más. ¡Viva España con honra!

ARTURO DEL VILLAR
PRESIDENTE DEL COLECTIVO REPUBLICANO TERCER MILENIO    



Comentarios
Añadir nuevo
Eme   |2019-05-02 12:02:54
el problema en este pais son los medios de manipulación masiva de masas que
crean ficciones, como la supuesta fuerza de Vox, para orientar el voto
Angiolillo   |2019-05-02 12:07:59
gran parte de lo que pasa es culpa de Podemos-Iglesias, que con su afán de
tocar pelo le viene lavando la cara a la corrupta mafia sociata tratándoles de
"izquierda"
RED   |2019-05-02 12:27:54
en cualquier país decente el ppsoe se habría ilegalizado, y la monarquía
franquista abolido
waldo   |2019-05-02 14:58:49
desde luego hay muchísima ignorancia en este país
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI