La Cacería

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"¡A mandar, don Pedro... qué para eso estamos!". Los santos inocentes. Mario Camus. La piedra de toque para descubrir a un mediocre inepto en Españistán, donde la Separación de Poderes refulge por su inexistencia, no falla. Su vocación es mandar y reprimir por encima de todo. Y si el adversario político carece de perfiles identificables para ordenar su ejecución pública, se inventa lo que haga falta. No importa que los no comulgantes con la Partidocracia no percibamos más diferencias reales que las derivadas de aposentarse en las poltronas otros polichinelas. La 'democracia orgánica' impone que las políticas económicas sean clonadas de las anteriores, dictadas por la Troika. Con sus obedientes 'sindicalistas' en nómina en un Pueblo como el andalusí/ andaluz con más de la mitad de su población en situación de pobreza o exclusión social (mientras la 'izquierda' españolista discute como podría complacer mejor 'asimétricamente' a la Generalitat y a Ajuria Enea, entre perniles y reservitas selectos).

Lo importante consiste en ponerse al servicio de quien organice la nueva batida de caza menor o mayor. Con la misma delectación que la de Pemán y su párroco en su cortijo jerezano con sus camaradas golpistas, allá por los buenos tiempos del exterminador vallisoletano Queipo - adelantado en animar a 'las manadas' a sistemáticas violaciones -, concelebrado por benefactor de la clerigalla en la Macarena ante la indiferencia cínica del susanismo.

Las campañas de difamaciones y calumnias, por ejemplo, que ha sufrido y padece aún el doctor granadino Jesús Candel, Spiriman, por no consentir que la fomentada precarización hospitalaria financie la corrupción o los obscenos privilegios, y provoque muertes a diario entre pacientes, pasará a los Anales de la Infamia Universal.

Si bien lo de la prensa oficialista del Régimen del 78, subordinada a la 'publicidad institucional', raya en el patetismo. De propagandistas de san Mariano, el millonario registrador, y sus acólitos como quien no quiere la cosa, de repente han vuelto a convertirse en periodistas con el recambio monclovita. Y ahora claman por la objetividad, contrastar las fuentes, enviados especiales, dar cabida dialéctica a la oposición a la que han ninguneado y demonizado largos años para que no pudiera exponer sus argumentos...

En efecto pendular el Coletas pretende consumar ahora lo que pudieron cometer antes Soraya o Alfredo Pepunto, directores de orquesta de las prelaciones deformativas en los rotativos, dictando sin rubor qué asuntos debían focalizar los noticiarios. Algunos siempre creyeron en la independencia del Cuarto Poder... lo mismo que Hans Lazar, el esbirro enviado por Goebbels en la posguerra para instruir a aquellos flamantes 'profesionales' de la Agencia EFE (con 'F' de Falange, Franco y sobre todo de Führer).

El bochorno de Ana Pardo de Vera, directora de Público, al advertirle el señorito de Galapagar que había pactado con Sánchez el control de RTVE, con la misma desvergüenza de un vulgar gerifalte opusino con anterioridad, deja retratada la 'democracia del todo atado y bien atado' clerical-franquista con elocuencia. Por eso los trabajadores del Pirulí están que trinan

Prosigue el safari o la invisibilización contra el disidente, el heterodoxo, el librepensador, los trabajadores del arte, el intelectual apartidista, las minorías ideológicas o étnicas... cualesquiera no subvencionados por la Oligarquía partidocrática con nuestros impuestos... ¡buscad en sus biografías, rastread en su pasado, hagan de un escupitajo o un malentendido un océano de lava que alimente las piras inquisitoriales! Observen la parsimonia en derogar la vil Ley-Mordaza y la compulsiva obsesión por controlar la maquinita para fabricar 'estados de opinión' en los media (y por cierto, ¿alguien sabe dónde escrutan los pormenores del Macrojuicio de los EREs y cómo conocer los pufos del cortijo sociata en Andalucía? Casi no aparecen en el candelero radiotelevisivo, ni por casualidad).

No nos engañemos, el Tripartito de la Pp$OEC's y el resto de su apesebrada tropa de reserva en la Carrera de san Jerónimo, ha elevado a Moncloa al Guaperas de Tetuán Sánchez - residente en el exclusivo Pozuelo de Alarcón -, necesitan perentoriamente lavarse la cara. De ahí la nueva impostura 'aconfesional' de ciertos sedicentes servidores públicos, cuando todos sabemos de ilegítimos 'conciertos educativos', mamandurrias del mercenario clero, genuflexiones de políticos de toda laya al poder vaticano en procesiones o parroquias...

En esta nueva operación cosmética lo de menos es una verdadera autonomía plena del Poder Judicial. Se pone a algunos togados de ministros y ya está todo solucionado. Pelillos a la mar con las injerencias por 'cuotas de partidos' en las más altas instancias de la Judicatura. Y si alguien se atreve a implorar por una genuina democracia frente a este rancio neoabsolutismo, se le purga o condena al ostracismo y ya está.

¿No hay separación iglesia-Estado anticonstitucionalmente cediendo soberanía al estadúnculo totalitario romano extranjero (regalito de Mussolini a la salud de Creso), última dictadura teocrática de Europa? Tranquilos, sale más rentable fumigar a pobres diablos indígenas. Basta con llevar los cilicios con más discreción, y seguirse flagelando en la intimidad, tras despojarse de la careta de progre a la hora de los negocios.

Van a exhumar, v.g., al Carnicero de El Ferrol  y al jefe de los escuadrones de la muerte con camisa azul hijo de un dictador, ¿¡sin modificar o derribar esa mastodóntica cruz de la ignominia cómplice de la devastación...!?,  ¡y qué! La 'memoria histórica' siempre ha sido a la carta. A ver si alguien va a averiguar que esa joya de la 'reconciliación nacional', el llamado 'valle de los caídos', se conoce desde hace siglos como Cuelgamuros (de Cuelgamoros: Sánchez-Albornoz dixit).

¿No disponen ni siquiera de un andalusí vivo que se atreva a ensalzar nuestra Civilización milenaria, en horario de máxima audiencia o en un congreso, resultándoles indiferente que los españolistas se conozcan en todo el mundo como los perpetradores del mayor genocidio en la Historia de la Humanidad? Y encima se la dan de humanitarios blanqueándoles 'la raza' a los filohitlerianos de tapadillo germanos: ¡por el mar los que vengan, pero si pretenden endosarnos inmigrantes desde la xenófoba Alemania, de rebote o no, que reduzcan los usureros teutones los intereses de la monstruosa deuda con la que llevan cebándose décadas!

¿Y la babeante emoción de la Cacería por parte de los rojipardos torquemadillas a sueldo? ¡Ah, tamaño regocijo no llena del todo pero consuela! Después de tantas generaciones destripando herejes los amos del cotarro ya no saben contenerse, y necesitan disparar a cualquier 'milana bonita' que se ponga a tiro, como aquella de Azarías, personaje interpretado por el genial murciano Paco Rabal en Los santos inocentes.

Aunque catalanes, vascos y un número creciente de ciudadanos, sin resignarse a ser súbditos, presas o víctimas, estén ya más que hartos...  porque no cesa, jamás cesa... inherente al nacional-catolicismo negro o colorado continúa implacable la Cacería.
















Comentarios
Añadir nuevo
castúos en lucha  - muy lúcido   |2018-07-02 12:50:31
" La 'memoria histórica' siempre ha sido a la carta": que nos lo digan
a nosotros desde Mérida al cacereño Caminomorisco...
Anónimo   |2018-07-02 19:49:22
La verdad es que no entendible porque la oligarquía española hoy, en
'democracia', se empeña con toda su miserable clientela corporativa y
girapuertas, en imponer por todos los medios sus creencias o gustos, algo
chocante en las sociedades modernas occidentales esas imposiciónes totalitarias
primitivas y superticiosas sobre la sociedad civil.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI