Supervivientes

Javier Pérez de Albéniz

“La audiencia de Supervivientes 2018 ha decidido… ¡que Mariano Rajoy abandone la Moncloa!”. Los grandes protagonistas de la política española la han convertido, definitivamente, en un reality show. Concretamente en una versión de “Supervivientes”, el exitoso programa de Telecinco en que un puñado de deshechos humanos, famosetes de medio pelo, pierden el tiempo, los kilos y la dignidad en una isla caribeña.El “Supervivientes” de la política española ha tenido dos únicos concursantes. Auténticos supervivientes, eso sí, bendecidos por una prodigiosa genética que les permite superar cualquier desgaste, permanecer ajenos a la triste realidad, eternizarse sin rubor.

 

Expulsado de manera tan sorpresiva como fulgurante por la audiencia, Mariano Rajoy ha demostrado en estos últimos años ser un digno participante en un espacio de supervivencia extrema tan exigente: ni la corrupción, ni los recortes, ni el paro, ni las mentiras, ni el retroceso democrático parecían pasarle factura. Es el político más longevo de un partido de derechas, y presume de sorprendente iniciativa: carecer de iniciativas. Su estrategia de supervivencia, una pasividad absoluta cercana a la hibernación, le ha permitido ahorrar energía hasta el punto de parecer incombustible. Su fulgurante derrota nos ha sorprendido a todos.

Pedro Sánchez es un superviviente con amplia experiencia en este tipo de concursos: en uno de los realitys más recordados de la historia, uno de esos espacios de leyenda, fueron las primarias en que derrotó a Susana Díaz, reconquistó el liderazgo socialista y dejó con un palmo de narices a esos viejos barones de su partido que habían puesto precio a su cabeza. Estamos ante un superviviente de raza, de esos capaces de recorrer España con su Peugeot, de los que se adaptan con naturalidad a tormentas y huracanes, de los que resisten años en el purgatorio y vencen por agotamiento del rival.

Los dos, Mariano y Pedro, se han encontrado en varias ocasiones al borde del precipicio. Han sido considerados cadáveres infinidad de veces, pero en todas ellas han salido con pulso. Incluso ahora, cuando parece que el expresidente se encuentra en la mesa de autopsias, con un cartelito en el dedo gordo del pie, esperando que sus propios compañeros organicen un congreso extraordinario en el que declararle oficialmente fiambre, es muy posible que se aferre a la puerta de la nevera y pretenda salir y aguantar una temporada más. Algunos pensarán que tendría que ser en otro programa, concretamente en The Walking Dead, pero yo no escribiría tan pronto la necrológica de tan curtido superviviente.

 

Comentarios
Añadir nuevo
Goyo   |2018-06-06 11:52:17
creo que las historias de uno y otro no son coincidentes, a uno le ha expulsado
la corrupción, el otro se h beneficiado de lña corrupción
PPSOE LO PEOR   |2018-06-06 12:14:17
los supervivientes somos nosotros, el pueblo, sometidos a plagas de PP y PSOE
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI