Reventadores del 4D: ¿'igualdaz' sin civilidad?

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"Toda su vida había vivido y trabajado en instituciones, pero creía haber escapado a la filosofía institucional y ser capaz de tomar sus propias decisiones". Hielo negro. Michael Connelly. Según las crónicas, en tiempos de los tiranos imperialistas Carlos I y su hijo, el gran ingeniero renacentista Juanelo Turriano creó una maquinaria hidráulica para elevar las aguas del Tajo hasta la ciudad de Toledo a más de cien metros de altura. Al ser el punto más elevado su Alcázar hasta allí condujo decenas de miles de litros para el abastecimiento de la villa. El problema fue que la plaza era propiedad del ejército que se negó a compartir el agua con los habitantes, y el ayuntamiento de éstos por tanto rehusó pagar el colosal artilugio. El sabio inventor moriría arruinado y en la indigencia... su singular artificio le sobreviviría cada vez más deteriorado medio siglo después de fallecer.

Sirva este caso histórico a modo de introducción para describir el porqué la sociedad civil no consigue levantar cabeza, no sólo en Andalucía. Podría pensarse que al ser la Nación del Guadalquivir el lugar con más paro de Europa y mayor índice de pobreza severa - sin que consigan los esfuerzos cosméticos de la Junta maquillar la miseria -, deberían encontrar aquí terreno abonado los partidos o colectivos de la autodenominada izquierda. Por desgracia no es así. Por ignorancia o mercenaria voluntad de encubrimiento le hacen el juego a la reacción clerical-franquista en el poder, condenándonos a todos a un abismo socioeconómico cada vez más escandaloso entre el norte y el sur del Estado español.

No sería posible mantener a la mayoría, en especial a la clase obrera, al común de la gente... en la inopia y la fosilización impuesta sin abonar el analfabetismo político. En una verdadera democracia, con Separación de Poderes no ilusoria, las potencialidades creativas, el dinamismo de la sociedad civil se manifestarían en cualquier ámbito, sobre todo en un lugar privilegiado por sus recursos y ubicación geográfica como nuestra tierra. Sin embargo la metrópoli se ha cuidado de utilizar a sus funcionarios, no sólo los del 'ramo de las almas', para aborregarnos con operaciones propagandísticas, para las que subvencionan con 'publicidad institucional' a gran parte de la prensa centralista.

Hoy casi nadie desconoce que el estamento militar o eclesiástico no pertenecen a la sociedad civil. Ya pasó la triste épocas en la que aquellos indignos carrillistas nos vendían al 'curita-obrero' mientras la Pasionaria se confesaba con el padre Llanos, aunque todavía  se vea a más de un 'seglar' o religioso en nómina de paisano dándoselas de 'socialista' tipo Bono o la monja Forcades. Aquellos sibilinos métodos sociópatas de los comienzos de la mal llamada 'transición', o continuidad del tardofranquismo, ya han quedado desacreditados, por mucho que el Coletas tras sus chascos en Zaragoza y Almería ahora quiera el faraoncito presentar a su general de aviación por Madrid. No debemos olvidar a los que Isaiah Berlin denominaba el 'clero secular', los intelectuales al servicio del Estado, mimetizándose para implosionar las aportaciones no dirigidas y desarrolladas por los ciudadanos. Y no nos referimos únicamente aquí a los ¡23.899 empleados sin concurso público de la Junta en una vergonzante 'administración paralela'!, aparentando ser funcionarios sin serlo, y devorando con sus nóminas y dietas la posibilidad de que esos ingentes capitales despilfarrados, con tanto estómago más o menos agradecido, vayan a quienes más lo necesitan o a reactivar la productividad y la industria.

El que quiera podrá llamarse a engaño, sin embargo ni partidos, sindicatos o asociaciones empresariales, ni funcionarios del cuerpo docente o en régimen de interinidad, subvencionados por el Estado pueden ser de izquierdas. Salvo honrosísimas excepciones, cuando se ve a profesores públicos dirigir partidos políticos, ONGs, colectivos reivindicativos... nos adentramos en el terreno de la impostura. ¿Cómo los mismos que chupan de la teta de la Administración pueden ser los que nos defenderán de sus abusos liderando la sociedad civil? Hasta su sindicato gremial propio, el CSIF, lucha por homologarles en salarios con el norte peninsular. Hecho muy loable si el resto de la población del mediodía peninsular no estuviese a su vez padeciendo la desigualdad norte-'sur' en todos los órdenes, importándole a los elitistas señoritos del sueldofijo un carajo.

Al contrario, lo que necesitamos en vez de castas elitistas es que sean una fuerza neutral, no sometida a obediencia partidocrática alguna a la hora de desempeñar su labor. Como la admirable funcionaria Ana Garrido Ramos, denunciante de la Gürtel, represaliada por su Ayuntamiento (Boadilla del Monte), que ahora deberá indemnizarle con los impuestos de todos... mientras en un calvario judicial de años ha tenido que dedicarse a la alta bisutería artesanal para sobrevivir. O el heroico personal médico que se resiste a aplicar las disposiciones de la Junta de Andalucía, derivando a los facultativos especialistas, sin importarles infames cuestiones de 'imagen' de saturación en las listas de espera del SAS - ¡hasta seis meses o más! - que provocan muertes a diario en la cochambrosa Sanidad andaluza, tercermundializada a base de caprichosas disposiciones, del sostenimiento de arrogantes cargos superfluos, privatizaciones y 'recortes'-estafa.

Causa grima y profunda pena ver a personas de escasa cultura obnubilados ante el televisor o la pantalla del ordenador, atendiendo a la charlatanería inoperante de burócratas de la enseñanza con aires prepotentes por los platós, y políticos que se han apesebrado al servicio de los colonos del Ministerio de turno, sentando cátedra frente a la cámara o el micrófono con una panoplia de ocurrencias a cual más necia. Así vemos a la exministra sociata Carmen Calvo, aquella de 'el dinero público no es de nadie', hacer causa común don el demagogo Coletas, el de la aplicación del 155 también para su organización en Catalunya, delimitando ambos la 'plurinacionalidad' del Estado sólo a Catalunya, País Vasco, Galicia... y su incuestionable y eterno Españistán, claro está. Sorprende entre nacionalistas españoles y algunos catalanes, no sólo los de la mamandurria de Madrid, el que nieguen para Andalucia lo que el mismo Josep Tarradellas reconocía, así como su propia 'constitución' y el Estatuto de Autonomía. El hecho de que la mayoría de los andaluces - como extremeños, murcianos, manchegos o canarios - a pesar de su injusta postergación se sientan 'españolistas', por la indigencia mental y física inducidas y programadas, no invalida que Andalucía sea Nación Histórica. Del mismo que Galicia ostenta esta cualidad aunque una vez tras otra dé mayorías absolutas al caciquismo jacobino del partido de los sobres y los fraudes electorales, por financiación en negro de sus campañas.

Si bien pudiera ser que el frente nacionalista español del Pp$OEC's&coletariado vaya anticipando lo que se avecina. Por mucho que el gobierno controle el cómputo electoral del 21D (sin auditorías externas, 'doble llave', ni supervisión del Código Fuente por la oposición), para arrebatarle la mayoría al catalanismo, se estrellarán frente al ariete imparable de la ya conocida desde antiguo 'querella catalana', un cúmulo de contenciosos judiciales contra las arbitrariedades en la aplicación del 155, que llevaran al ilegítimo partido corrupto que usurpa el poder en Moncloa hasta el Tribunal de los DDHH de Estrasburgo, con exigencia del pago de daños y perjuicios a la Generalitat atropellada. Empantanado en esa sórdida guerra sucia que impulsa el gobierno - no el Estado como pretenden los rojigualdos totalitaristas -, sociatas y pablistas para romper el impás intentarán forzar una discriminación 'asimétrica' contra los andaluces, a beneficio de los otros Pueblos históricos del norte peninsular. Con este desolador panorama, con la sedicente 'izquierda' en el papel negacionista de los inalienables derechos de nuestro Pueblo marginado, no resulta extraño que el partido con más imputados por corrupción de Europa se presente unido y coriáceo. Y que además los susanistas hayan pactado con la 'ultraderecha' rampante de Ciutadans sin que les pase factura. 

Aunque los que tienen tragaderas de verdad son los cordobeses, conmemorándose el mil trescientos aniversario de la capitalidad de Al-Andalus, casi al borde del centenario de la histórica y decisiva Asamblea de Córdoba de 1919 ('Abolición de todos los poderes centralistas'), de los cuarenta años de las manifestaciones masivas del 4D y del asesinato de Manuel José García Caparrós. Hay que derrochar idiocia política para permitir al Coletas en su gira, con acto central en Córdoba en su patético catequismo 'plurinacional' restrictivo, el agravio de no considerar del mismo rango que  vascos, catalanes, gallegos... a los andaluces. Me duele como cordobés este mezquino ultraje a nuestro Legado milenario. Primero por consentir la expropiación inadmisible de la Mezquita por el Estado extranjero vaticano a cambio de treinta euros en 2006, y segundo porque un presuntuoso castellano vallecanizado nos quiere declarar fuera de su concepto 'plurinacional', con máximo nivel en el E. español. ¿Dejaremos que nos pisotee un puñado de vulgares funcionatas triperos metidos a politicastros que quieren en vano reventar el genuino significado del 4D de 1977? No claudiquemos ante cierta pusilanimidad acomplejada de gran parte de nuestros paisanos, no toleremos ser considerados.. capital de la pluri-imbecilidad.

Juanelo, aquel genio de Cremona afincado en la capital de la Mancha, hubo de sufrir seguro al final de sus días la consentida servidumbre sanchopancesca de los vecinos con los que le tocó en suerte pasar sus últimos días. No fueron capaces, a pesar de su inmortal favor a la capital goda, ni de darle una sepultura digna que haya llegado a nuestros días. Todo lo contrario del desaprensivo cínico Coletas... por mucho que se esfuerce en enterrarnos aliado con verduguillos sociatas, y muchas falsas promesas de 'igualdaz' sin luchar por una auténtica democracia, por la libertad colectiva, sólo cosecharán el infinito desprecio de las generaciones venideras.




Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI