Pasión clerical-franquista

Al-Hakam Morilla Rodríguez

"El pastor siempre trata de persuadir a las ovejas de que sus intereses y los de él son los mismos". Stendhal. Ea, otro año más lo habéis logrado... perturbar la tranquilidad nocturna ciudadana con tamborradas y ruidosas bandas de pasacalles macabros; dar miedo a los niños con tétricas exhibiciones sangrientas; someter a incautas cofradías a la férula de un obispado ultra; uso abusivo de los medios de comunicación públicos, disponiendo de los vuestros propios desde donde vomitáis a diario la propaganda del fascistoide vaticano; utilizar para vuestro caprichito particular espacios públicos urbanos y agentes de la autoridad que pagamos todos, creyentes en el trágala procesional o no; aparición siniestra de emburkados nazarenos con capirote, pudiendo poner en peligro la seguridad colectiva al poder así actuar un terrorista desde el anonimato;

demostración de fuerza militar con armamento de guerra en los templos y en la calle... ya habéis conseguido atropellar los derechos del resto de los ciudadanos agnósticos, ateos, de otras confesiones, etc, paralizando la vida de ciudades y pueblos: ¿os sentís mejor machacándonos en abierto regocijo como antaño frente a la pira inquisitorial?

Y personalmente no creáis que a mi me molesta. Me gustan esas musiquillas a lo lejos en primavera. El dulzón aroma de los sahumerios a cierta distancia. Como respetuoso cordobés con las ideologías o estéticas de los demás entiendo que forma parte de una 'cultura', del mismo modo que salvando las distancias las marchas paramilitares o de los niños pioneros leninistas en tiempos de Hitler y Stalin también podrían encuadrarse en el amplio espectro de las manifestaciones 'culturales', aun dentro del campo de sus aberraciones totalitarias.

Es más, incluso entendemos el infalible argumento de que vuestras demostraciones nacional-católicas potencian el morboso 'turismo' guiri divirtiéndose con el frikismo castizo, igual que en el pasado los coros y danzas de la Sección Femenina, o los multitudinarios rezos del rosario de las beatas, ante el rumor de una aparición mariana junto a cualquier cuneta, para luego haceros una iglesia o ermita por la cara saltándose todas las normativas urbanísticas. Aunque mezcléis las churras paganas de la eclosión de la naturaleza renacida, entre vapores etílicos, con las retorcidas merinas de la teatralidad iconográfica de la tortura y muerte en la cruz de un inocente.

Lo que no resulta tolerable ni admisible, excluyentes y cínicos fanáticos de la SS (Sem. Santa), es vuestra asquerosa Ley del Embudo para invisibilizar las creencias del resto de la ciudadanía. Que no tengamos el mismo derecho de bloquear el tráfico en propias conmemoraciones callejeras los ciudadanos en procesiones laicas, evangelistas, judíos, musulmanes, la minoría china con dragones y pirotecnia o el sursum corda. ¿O es que las 'performances' de los demás no atraen turismo internacional, como se demostrará si no media el clásico atentado parafascista, en el multitudinario evento v.g. del Día del Orgullo el próximo junio en Madrid?

Por todo lo reseñado anteriormente, y agradeciendo los esfuerzos demostrados por nuestro paisano y ministro Zoido en desactivar la llamada 'policía política' (trasunto de la Brigada Político-Social de infausta memoria), sin embargo no creemos que se moleste lo más mínimo en impedir la posible usurpación de la soberanía del Estado por otro extranjero con leyes, himno, moneda, bandera y lengua propios, el Vaticano -edad de consentimiento sexual: doce años-, obsequio de Mussolini. Y no lo decimos porque el anterior director de la policía, Cossidó, como su jefe Fernández Díaz, el Afinafiscalías, fueran supernumerarios de la declarada en la católica Bélgica 'secta destructiva', el Opus Dei. Pero ¿tal vez por una inercia al sevicio de curas trabucaires y monjas-alféreces no se emplean a fondo permitiendo la proliferación de criminales bandas neonazis racistas, como la que hace unos pocos días dio una paliza de muerte a una trabajadora musulmana en Málaga de madrugada, sin ni siquiera mencionar esta barbarie los media progres del reino del hijo del rey de Franco?

Se demuestra el hecho del cinismo parafranquista al otorgar medallas a vírgenes, mezclar a la Virgen de Loreto con el Airbús, banderas a media asta ¡por la muerte de Cristo hace dos mil años! en cuarteles de un profesionalizado ejército que debe obediencia a una Constitución ACONFESIONAL, no a los voluntos segregadores y meapilas de algunos de sus mandos que la vulneran, obedeciendo los designios de un jerarca de un Estado romano extranjero... ¡y encima van de 'patriotas'! Sí, el infame y cobarde patrioterismo de siempre contra su propio pueblo, pisoteándolo si se atreve a disentir.

Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, y su compañera de filas Loli Cospedal, ministra de Defensa, deben dimitir o ser cesados si no son capaces de mantenerse a la altura de sus responsabilidades -muy bien remuneradas a costa de nuestros impuestos-, y en caso contrario deberemos seguir organizándonos con perseverancia y determinación en Logias masónicas autónomas tan secretas como la opresión subterránea sectaria y usurera papista que no consiguen atajar o nos tratan de imponer, hasta la necesaria conformación de una verdadera Democracia, con auténtica Separación de Poderes, en una III República para el E. español.

O mucho mejor a punto de cumplirse el milenario de la primera -y dado el trato discriminatorio en lo económico que nos endosa el gobierno centralista a los andaluces con respecto a Catalunya y Euskadi-, hasta el advenimiento de la II República Independiente Andalusí.






Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI