Radiografía de la daltónica y cojonuda justicia española.Del Lute y Los Títiriteros a Urdangarín.

Nacho Ezquerro

Todos aducen respetarla de forma pública, pero en privado, la magrean,  la manipulan con políticos, jueces y fiscales a la carta, y la connivencia de los propios protagonistas. La justicia está hecha unos zorros. El problema los supera y la jefatura europea, para estas cuestiones locales, mira para otro lado.El Lute adquirió notoriedad social al ser encarcelado durante dos años y tres días por el robo de tres gallinas por necesidad. Los Titiriteros estuvieron en la cárcel, por una obra de teatro de Títeres, donde los Titeres representaban una obra de teatro de Títeres (!). Los Títeres no fueron detenidos, pero casi. Esa, es la justicia española, que no aplica el “Amicus Plato, sed plus magis amica est veritas” sino que es medio cieguita con los amigos, los poderosos, y compañeros de portentosa comidas y facturas restaurantes y, castigadora con el españolito de a pié, digamos todo el resto.

¿En qué país se han formado nuestros jueces y fiscales ? O qué concepto tienen  de Ética y Formación Civil? Es decir, que para ser la justicia de quien hablamos, “do ut des”. Esto, supone la existencia de un segmento muy pequeño de la población, que,  oh casualidad, son propietarios de gran parte del PIB español. Son la figura política de los llamados “Intocables”. Que entran en esa parte de la población que alguien tildó de “juicios sensibles”, “embargos sensibles”, y que ya sea por el poder en la sombra y a todas luces que representan, y las alfombras que podrían llegar a levantar, pues se los amenaza, pero no se los toca: banca, medios, personajes de cierta relevancia, periodistas, deportistas encumbrados, artistas de renombre, que son comprados por in-acción de la justicia, de esa forma tampoco suponen una voz contraria. España, un país alfombrado de corrupción. Excepto cuando  hay que proceder con el escarnio público para modelo de castigo de todos. Ahí tenemos el ejemplo de  Isabel, ahí tenemos a Granados. Son los calmantes, relajantes sociales, placebos de una gestión de la justicia, acomodada en los algodones de corporativismo de poder, de forma tal que la población suponga que “todo va bien”. El problema, es que en cierto modo esa es la imagen que asume una gran mayoría en este país. ¿Desinformación? ¿Relajo?

Y, naturalmente domina el voto actual. De allí el continuismo en el poder del PP.

Lo que sucedió hace unos días atrás, con escasa indignación social, demuestra el grado de liviandad, indiferencia, pasotismo que existe en la población con respecto a la justicia. La justicia hizo lo que se esperaba de ella. Todos sabíamos de antemano, el grado de sumisión de la justicia al poder, su espíritu acomodaticio. Ya no son los tiempos del juez estrella, hoy todos escarmentados de cómo el poder liquidó a aquellos jueces, se ponen todos de perfil. Si pero no, para todos. ¿Es lícito que la población sea engañada de esta manera? ¿Es lícito que Zapatero no diga la verdad a la gente para no crear alarma social? ¿Es lícito mantener el status económico de corruptos y los privilegios, como la residencia en Suiza, cuando a un español normal lo fríen a multas, embargos, persecuciones telefónicas, desahucios por sumas escandalosamente menores de lo que estos señores han estafado, robado, esquilmado a la sociedad? No queremos venganza, clamamos por una gestión decente de la justicia. Este reclamo le incumbe a todos, Administración, Corona, y agentes sociales, sino, el abismo del descontrol social. Desde ya que han aparecido los primeros signos de relajo moral y ético en la sociedad, la decadencia de ciertos valores humanos, tales como la grabación de humillaciones morales a terceros, por el solo placer de reírse a costa del sufrimiento ajeno. Son pautas que nos tienen que hacer reflexionar.

O se actúa con el ejemplo o el deterioro moral, será ley. Es  responsabilidad nuestra que este tipo de acciones sean cometidos con absoluta impunidad.

Repetimos, la culpa es nuestra. Somos partícipes de esta situación en nuestra dejadez y abandono. Tomarnos con tanta liviandad – desde la “Justicia”- y la falta de indignación social, el crimen sin castigo en las capas “teóricamente altas” de la sociedad, -que deben actuar con el ejemplo- ha de repercutir inevitablemente  en el resto de capas. No tiene sentido, ¿O sí? montar toda la parafernalia de justicia que se ha montado para que cuatro cabezas de turco terminen en la cárcel y el señor Urdangarín, salga con media sonrisa de los tribunales. Es una escena, la salida del tribunal antes de meterse al coche, digna de mencionar. Su cara, muestra aplomo, seguridad, y media sonrisa, y entra al coche, elevando su mirada al público presente, transmitiendo el mensaje de la impunidad, luego de ser informado de la sentencia.

Todos sabemos que los jueces, son elegidos de forma indirecta, elíptica, tácita o implícita por el poder ejecutivo, y proporcionalmente por los segundos y terceros  partidos mayoritariamente elegidos conforme el resultado de las elecciones. Sin más, sin menos. Por carácter transitivo, el poder judicial, es un poder supeditado al poder ejecutivo,-nunca lo reconocerán-,  pero todo el mundo lo sabe es España. No es ninguna novedad, y fue pactado así desde siempre con la conformidad de los partidos de esta democracia coja española. El Constitucional, el Supremo, todos elegidos, de forma directa o indirecta, delicadamente arrodillados al poder de la política y al empresariado.  Sino preguntadle a un ex presidente de banca o a otro de comunicaciones, que luego dan conferencias, aún hoy, a sabiendas de que se han beneficiado por corrupción, los medios y el propio empresariado los tratan con admiración y se ha indultado la indecencia. El mundo del revés.

No conocen la palabra vergüenza y la justicia tampoco hizo nada por explicarles qué es lo que está bien y qué es lo que está mal. Pero nos repiten una y mil veces que la justicia es para todos igual. Trágala pueblo. Indirectamente se premia la corrupción. En definitiva eso de la independencia de los poderes, es una utopía de las tantas que nos venden y nosotros las compramos. Como los Fiscales que dependen jerárquicamente del estado, aunque sus salarios lo pague el pueblo, su conciencia moral es la que le pagan, triste pero real. Hay que escuchar y ver la cara del Señor Villarejo en la entrevista que le hizo Gonzo.  El pueblo español es un verdadero “pagafantas”. El caso de la Fiscal de Estados Unidos que le hizo frente a Trump, aquí es una utopía. El caso no fue ciertamente explotado en lo informativo, se supone, para no herir la susceptibilidad. Existe, un comportamiento corporativo de las instituciones públicas a la hora de crucificar al pueblo, exigir sacrificios y expoliar las arcas públicas.

¿Qué intereses hay por detrás?

Y 10 años después, -casi la tercera parte de la vida laboral de un fiscal, Urdangarin en la calle. Algo no funciona. La lentitud de la justicia, la mejor aliada de los imputados/investigados. No para los desahucios, ahí era rápida y funcional.

También sabemos que no existen problemas de conciencia, ni de moral en esta “clase” social judicial, ajena a la cotidiana lucha del pueblo por sobrevivir a tanta corrupción generalizada, con empresarios enajenados en la avaricia y codicia que acompañados por cómplices de turno en la esfera política, hacen buenos negocios a costa de las arcas públicas. No, lamentablemente resulta sonrojante admitirlo, pero no se observa incomodidad moral en dejar libre a un señor que vive en Suiza, ha sido condenado y donde el fiscal del caso, siempre estuvo cambiando de acera en sus posicionamientos para no afectar a la corona, adoptando una posición ambigua generando confusión y poniéndose de perfil cuando se le pregunta por cuál es su posición. Estas situaciones ponen en tela de juicio a toda la judicatura. Seguro que pagaran algunos que no se lo merecen, pero su propia inacción dentro de la corporación judicial los hace cómplices en silencio.

La historia los juzgará a todos ellos. Afortunadamente hoy, ya no es ayer. Hay gente muy sensata que dejará escrito, documentado en la historia, en tweets, en las redes,  en libros, en documentales, los nombres de aquellos que votaron a favor de impunidad de los Urdangarin, los Rato, los Pujol, los Gürtel, los Bárcenas, todos en la calle. Aviso a navegantes. Afortunadamente hay documentación al respecto que garantiza, que hoy la judicatura puede ser cómplices de toda esta afrenta moral al pueblo español, pero quedarán reflejados en la historia judicial y política de este país, como grandes traidores a la ética y a la moral y sobretodo, lo más importante, a sí mismos. Esos apellidos ilustres quedarán reflejados en la historia, como hoy lo son el los ex-presidentes eléctricos.

Otro ejemplo de Inacción – La TV Pública. Una vergüenza nacional Defensora del Menor, APAS.

Pocos de ellos, jueces, fiscales, defensor del menor, defensores de los derechos del niño se preocupan por la explotación indisimulada de niños en horarios centrales de la Televisión Pública. La judicatura, fiscalía,  no se han preocupado por hacer frente a la avaricia y deshonestidad de la banca, pocos de ellos se han preocupado por las eléctricas y los cortes de luz al ciudadano que no podía pagar las facturas. Pocos de ellos estudian la incompatibilidad de las puertas giratorias.

¿Porque será? Los Derechos del menor no se ven representados ni defendidos, hasta que no explote una situación crítica, de seguro no harán nada, pero mientras tanto, los niños son explotados por la televisión pública haciendo de chefs o brindando espectáculos. Nada tiene que ver esto con dinero, seguro que a los padres les pagarán buenas sumas. Tiene que ver educación y desarrollo de la infancia. Tiene que ver con no alterar el desarrollo normal de un niño. El entorno del lenguaje televisivo no es lo más adecuado. Tampoco se pondera la posible irresponsabilidad paternal en exponer a los niños en la Televisión Pública con todo lo que eso supone en el comportamiento  y  su desarrollo personal, su escala de valores,, a partir de la promoción y exposición de niños en la esfera pública. ¿Dónde está el defensor del menor? ¿Dónde el Defensor del Pueblo? Dónde las APA. El dinero manda. Sigue al maletín.

¿Quién paga todo esto? Macro-Juicios, Jueces, Fiscales, letrados, seguridad, cámaras, recintos.

Miles de folios, horas de juicios, abogados, medios, diarios, radios, televisión, toda una parafernalia montada para nada. Quién ha decidido dar salida a estos juicios que solo parecen tener interés mediático. Para qué se lleva adelante un proceso contra los Bárcenas, hoy está paseando por la calle. O,  para qué se inicia un proceso contra los Pujol, -paseándose por la calle-. O lo mismo para los Rato y todos aquellos juicios mediáticos. Es acaso para generar polémicas públicas de una justicia que no sabe hacer frente a los grandes bufetes de los imputados/investigados. Todo lo paga el pueblo. ¿Existe algún informe de los costos al estado que suponen este tipo de juicios fallidos? Qué garantías existen de que procesos de esta magnitud sugieran la idea de vivir en una sociedad justa y no lo contrario, -en este caso-, asumir que la justicia es blanda con los corruptos de guante blanco. ¿Qué daño moral produce en el ciudadano la ofensa de verse desprotegido de quienes se supone deberían representarlo ante aquellos que roban/prevarican/ se benefician del dinero público? Descansa en la propia judicatura actuar de forma coherente con todos los estratos de la sociedad y no invitar a ganarse el desapego de la población. Es su responsabilidad.

Comentarios
Añadir nuevo
Klaus   |2017-03-04 11:22:21
de juez de instrucción para arriba la justicia está politizada porque se elige
indirectamente por políticos, en la fiscalía todavía es peoe porque dependen
de una autoridad que nombra el gobierno
Mena   |2017-03-04 13:57:06
justicia politizada e incompetente
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI