LA PINGOLLA. EL REY QUE NO QUERÍA SERLO I

Félix Barroso Gutiérrez

Cuentan los viejos cronicones que aquel godo llamado Wamba andaba arando con sus bueyes cuando vinieron a buscarle para nombrarle rey.  Había muerto Recesvinto y andaban buscando sucesor.  Ya iba madurito el amigo Wamba.  Al comunicarle la noticia, afirmó rotundo: “Cuando florezca la aguijada con la que azuzo a los bueyes, entonces aceptaré el cargo de rey”.  Los relatos hablan de que, no tardando, floreció aquella vara, pero aun así no aceptó de buen grado.  A la fuerza lo llevaron a Toledo y allí fue consagrado monarca por el obispo Quirico.

Anoche (noche del sábado al domingo), regresamos de andar metido hasta las mismas cejas en la más que movida algazara del “Carnaval Jurdanu”.  Gran parte del pueblo de Azabal volcado en el festejo.  A la cabeza, su alcalde: Isidro Alonso Herrero.  Las mujeres muy bien coordinadas por Raquel Domínguez Sánchez.  Por aquello de que se espera que estos antruejos (únicos en Extremadura por su carácter mítico, legendario y libertino) sean declarados Fiesta de Interés Turístico, había varios equipos de televisión.  Hasta de Finlandia se acercaron a estas montañas.  Con ellos compadreamos chapurreando en la lengua de Molière y de Shakespeare, pues la verdad es que no entendían ni jota de castellano. También ayer las “corróbrah” carnavalescas obligaron a un pobre y humilde aldeano a desempeñar el papel de rey durante todo un año en la comarca de Las Hurdes.  Sin embargo, este viene a ser un rey republicano, tal y como se exponía en el “Pregón del Entrueju” y que él escuchó atentamente encaramado en un simpático jumento:

 


“Son reyes republicanos                                        con hojas muy afiladas
los que en Hurdes se proclaman.                            y va trasquilando al pueblo
Es el pueblo quien los nombra.                               desde Ramos a las Pascuas.
Son gente de buena casta;                                   El cargo no es heredado,
no de la casta maldita                                        que es cosa antidemocrática.
que roba en públicas arcas,                                   Los nuestros son buenos reyes,
corrupta por todos lados,                                      que se ganan su soldada                                          
totalmente putrefacta,                                           trabajando noche y día
que gasta enormes tijeras                                      por estas tierras tan bravas…”

Recayó el título de soberano sobre la cabeza del paisano Diego Talaván Cayo, que vio la luz un día de San Saturio y San Eleuterio, allá por el 2 de octubre de 1981.  Le entregó los atributos de la realeza republicana el rey saliente, venido desde la alquería de Horcajo, David Gutiérrez Romero.  Ahora le tocará velar, si es que reciben la confirmación (no por manos de obispo alguno sino de la Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura) de Fiesta de Interés Turístico, para que ni un solo Ayuntamiento o asociación fragüen actividades carnavalescas en la zona el “Sábadu Gordu del Entrueju”.  Igualmente, para que maestros y AMPAS de la comarca se abstengan de adobar ese “Carnaval de Plástico”, que bastardea las mentes de nuestros escolares y estudiantes y les fuerza a interiorizar unos montajes a base de concursos y premios que nada tienen que ver con las raíces y la singular identidad del territorio jurdano y que no son sino bodrios totalmente opuestos al auténtico espíritu del carnaval, que nunca fue competitivo y burgués, sino solidario, fraternal y del pueblo llano.

Y pare usted de contar, que no conocemos más casos de reyes que no hayan querido serlo.  El ser elevado a un confortable trono aunque sea una dictadura genocida la que otorgue el cetro y la corona no es obstáculo alguno.  Que se lo preguntan sino al ciudadano Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón, más conocido por “El Campechano”.  Éste ha sido el que de forma reiterada manifestó que “todos los españoles somos iguales ante la ley”.  Ni él se creía  una gran mayoría de las frases que le servían al dictado.  Porque si esa afirmación fuese cierta, ¿qué pintan todos esos aforamientos de políticos y otros peces gordos de la nación y por qué sigue vigente esa supuesta inviolabilidad del monarca?  El gran amigo de las corruptas y medievales satrapías del Golfo Pérsico ya anda disfrutando de una regalada jubilación, después de amasar una fortuna que el periódico neoyorquino “The New York” calcula en 2300 millones de euros.  Ha dejado paso a su hijo Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, al que le han colocado el sobrenombre de “El Preparao”.  La reina consorte, como es sabido, es Letizia Ortiz Rocasolano, a quien el libro “Las princesas herederas de Europa”, de la periodista y escritora Karen Séneca, moteja como “La Hambrienta”, aunque también es conocida en otros medios como “La princesa Cerilla”.

Ni que decir tiene que todos esos reyes coronados y que viven en lujosos palacios mientras hay millones de seres humanos que no tienen un techo donde cobijarse, pertenecen, al igual que sus bisabuelos y tatarabuelos, al “establishment” y a la “beautiful people”.  A ésta ya la puso como chupa de dómine la canción de metal industrial “La gente hermosa”, de la banda estadounidense “Marilyn Manson”.  Más sombras que luces en la larga lista de Borbones, aunque ya de por sí es toda una afrentosa sombra el que haya gente en el mundo que por ser quienes son, sobre todo en los regímenes que se llaman democráticos, se peguen la vida padre porque dicen tener sangre azul y regir los destinos de sus súbditos “por la gracia de Dios”.

A los que no creemos en dioses, reyes ni banqueros, sinceramente nos solivianta que se pisotee aquello de “Un hombre, un voto”.   En ese “establishment” andan todos rebujados:  aristocracias, grandes financieros, políticos bipartidistas que han hecho y deshecho a su antojo a lo largo de toda la Transición (muchos de ellos ya ostentaban importantes cargos en el franquismo, sobre todo la derecha política y económica), terratenientes que jamás han conocido cuajar una reforma agraria revolucionaria, el sector integrista de la Iglesia, cargos de la judicatura, militares que siguen manteniendo los mismos privilegios que en la dictadura o periodistas con el colmillo retorcido de la caverna mediática.  Todos ellos incensados por el botafumeiro que guardan con gran celo en el palacio de La Zarzuela.

No resulta, por ello, nada extraño que los manifestantes concentrados  el pasado viernes, día 24 de febrero, en la madrileña Puerta del Sol lanzaran a grito pelado aquello de “¡Se acabó la Transición, los Borbones a prisión!”.  La gente está ya hasta el moño de tantos dobles raseros y tantas varas de medir.  Se condena al rapero mallorquín Joseph Miguel Arenas, “Valtonyc”, a tres años y medio de prisión y 3000 euros de multa por utilizar un lenguaje mordaz contra la monarquía y la derecha y absuelven a la infanta Cristina por considerarla medio tonta o tonta del todo, como han aseverado diversos comentaristas políticos.  El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza Martín, purga al fiscal superior de Murcia, Manuel López Bernal, que investigaba a Pedro Antonio Sánchez López, presidente de la comunidad murciana, acusado por el juez Eloy Velasco Núñez de cohecho, fraude y revelación de información.  Y para remate de feria, el ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, persigue a las fiscales del caso “Púnica”.

López Bernal ha denunciado “intimidaciones y desprotección”.  La Unión Progresista de Fiscales (UPF) pide la dimisión del ministro.  ¿Adónde fue a parar la separación de poderes?  Se están saliendo muchas cosas fuera de madre y los gazpachos indigeribles y las meriendas de negro se suceden unas tras otras.  Y la Casa Real, mientras tanto, poniéndoles alfombras al presidente de Argentina, Mauricio Macri Blanco y a su esposa, Juliana Awada Baker.  Macri está implicado en los “Papeles de Panamá”, acusado de perseguir y encarcelar a activistas sociales y, al igual que el Gobierno de Mariano Rajoy Brey (de la misma cuerda política que la del argentino), de castigar a sus conciudadanos con todo un “tarifazo de gas, agua y electricidad”.  Hipocresía política y diplomática, siguiendo el mismo carril que “El Campechano” respecto a su “primo” Mohamed VI, rey de Marruecos, poco escrupuloso con los derechos humanos, o sus otros “parientes”, aquellos que dirigen las teocracias petroleras.

Qué pena que no surjan más a menudo reyes que no quieran serlo.  O reyes republicanos, como los elegidos en concejo abierto por los vecinos de Las Hurdes.  Decía Francisco Morazán Quezada, que fue presidente de la República Federal de Centroamérica en la primera mitad del siglo XIX, que “para extirpar el mal de la naciones, es preciso destruir las monarquías”.  Nosotros no vamos a mentar la guillotina ni a evocar El Terror de la Revolución Francesa en aquellos años de 1793 y 1794.  A lo mejor podemos estar en cierto modo de acuerdo con el anarquista Pierre Joseph Proudhon, el que definía a la monarquía como el “martillo que aplasta al pueblo”.  Pero nos conformamos con que la gente exija a los monarcas que si quieren jugar a la política, funden un partido político y se presenten a las elecciones, debiendo abandonar sus palacios en un plazo que no abarcará más de dos inviernos.  Entre tanto, escuchamos la voz enfebrecida de aquel poeta que, remando entre las telarañas brumosas del último mes del año, se sinceraba con su amada y alababa su profundo sentir republicano.


“¡Yo jamás seré tu reina!  ¡Qué horror!”
Eso me dijiste muy vehemente,
mirándome a la cara, frente a frente,
y mordiendo tu entraña el resquemor.

Nunca reina y rey alrededor.
Monarquía te era oscura y decadente;
lo tuyo era república decente,
gorro frigio y bandera tricolor.

Siempre rojos hematíes, que no azules,
aunque el azul nimbara tu figura;
azul de amanecer entre abedules,

realzando cada día tu guapura.
Guardabas bello paño en tus baúles,
y no eran regios su hilo y su costura.







Comentarios
Añadir nuevo
Ramón   |2017-02-27 14:20:48
Todo el año es carnaval, decía el desventurado y gran escritor Mariano José
de Larra; pero se refería a ese maldito carnaval que representan toda la
maldita castuza que enmierdada de arriba abajo malgobierna este país y ahora
para acallar o confundir a la gente salen encuestas en titulares donde se dice
que el PP y su muleta Ciudadanos alcanzarán la mayoría en las próximas
elecciones, todo está manipulado y este hartazgo de la gente tiene que reventar
por algún lado.
Blanco y Negro   |2017-02-27 14:24:07
Dudo mucho que el hartazgo como dice el que firma como Ramón explote por algún
lado, la gente se limite a ciscarse en todo lo que se menea pero está muy
apesebrada y parece que se resigna a lo que echen, pues lo veo todos los días
en el pueblo donde vivo y en otros de los alrededores, mucho bla, bla, bla y a
la hora de la verdad reculan para atrás y siguen votando a los mismos.
Calimocho   |2017-02-27 14:29:57
Gran parte del poder judicial está vendido a la derecha, forman la élite de la
casta, palabra que por cierto parece que ha olvidado Podemos, cuando en realidad
la casta está más fuerte que nunca y actuando ya sin esconderse. Toda esa
élite revolcándose en el mismo fango, se crece y encima cuenta con el apoyo
tácito de esos pesoístas de la gestora, las baronías y otros que están en la
sombra, que están realmente aco jo nados por perder sus bastardos privilegios
si en este país hay un cambio de izquierdas de verdad.
Bochinche   |2017-02-27 14:35:02
Por primera vez he estado en el carnaval jurdanu, eso sí que es carnaval.
Metido en todo aquel alegre follón del pueblo de Azabal, donde se ha celebrado
este año, parece que uno se siente trasladado a muchos siglos atrás, es
completamente diferente a ese otro carnaval moderno que solo se reduce a
confeccionar vistosos trajes pero que no tiene cimientos donde sustentarse.
También en el "Pregón del Entrueju" de este carnaval jurdanu se pone
firmes, sin pelos en la lengua, a toda esa casta de indeseables que traban sus
poderes para manipularnos, acobardarnos y convertirnos en borregos.
Sonia   |2017-02-27 14:40:59
Yo tengo el orgullo como jurdana de haber sido actora en el Carnaval Jurdanu del
pasado día 25 de febrero en el pueblo de Azabal, echo de menos a muchos
jurdanos que solo van a mirar o a ponerse las botas con las comidas y bebidas
que se reparten, porque estos jurdanos al menos deberían ponerse algún
entrueju y participar activamente y no solo llenarse la panza como los de la
casta.
Jurdana   |2017-02-27 17:34:39
¡Peru qué bien que nos lo pasemus el sábadu gordu del entrueju en Azabal!
¡Menù rebulliciu! Madrita mía, la genti c,había! , c,habían acuíu de toas
las partis de las Jurdis, anque muchus na,más estaban de mirantis, cumu unus
pasmarotis, sin vistilsi de carnaval ni ná, lo que me pudi riil esi día, la
genti cumu iba toa antruejá no me conocía y tós se golvían darli güertas
pol vel quién era yo; a vel si agora nos lo jacin de enterés turísticu
regional y tós lor judanus se vuelcan sobri él, pa que nunca se venga abaju,
anque a argunus no les gustará ni un pelu, polque el nuestru entrueju le da la
güerta a la tortilla y saca sangri poniendu de güerta y media a los que están
arriba y aperguñan a los probis y no los dejan ni respiral.
Caballo Loco   |2017-02-27 17:40:11
¡Huy qué cosas, que yo no sabía que a la Letizia la llamaban"La
Hambrienta" y "La princesa Cerilla", pues le vienen al pelo esos
apodos. Después dicen que la Casa Real, empezando por "El Campechano"
y terminando por doña Sofía no querían ni verla ni en fotografía, porque
todos los ricos decían que era una roja. Coño, pues si era tan roja poco se
le ha visto la rojura, ya que los pobres siguen más pobres que antes y los
ricos más ricos. Como dice el refrán "dos que duermen en el mismo
colchón se vuelven de la misma opinión", y ella por la cuenta que le tiene
se habrá vuelto de la misma opinión que don Felipe, por eso dicen que no te
puedes fiar de un pobre harto de sopas.
Carnitoro   |2017-02-27 21:41:58
Por mi pueblo, cuando a alguno le hacen entrar por el aro y se lo llevan a su
terreno para luego darle la patada por no conseguir lo que deseaban, le dicen
aquello de: "Tú, como Wamba, que a la fuerza le hicieron rey y luego lo
echaron de un puntapié". Pero a los Borbones que hemos tenido no los ha
puesto nadie a la fuerza, que ellos aceptaron muy contentos la herencia. El
pueblo le dio un puntapié al bisabuelo de Felipe, Alfonso XIII, cuando
triunfaron las candidaturas republicanas en las mayores ciudades de España en
las elecciones municipales de 1931, instaurándose la II República, ahogada en
sangre por el general Franco, que fue el mentor de Juan Carlos "El
Campechano", decidiendo que fuera rey de España, y a ver quién era el que
le tosía al dictador.
Zascandil   |2017-02-27 21:45:29
Lo de Murcia, como lo del caso NOOS y tantos y tantos otros casos, es una
vergüenza para toda España, pero a los que están pringados hasta el cuellos
se las suda, tienen las espaldas muy anchas y saben que hagan lo que hagan el
pueblo les sigue votando; qué verdad más grande aquella de que "no solo es
un delincuente el ladrón sino también el que le da la llave para abrir el
cajón", y la llave son los votos que les echa la gente acrítica y
aborregada.
Pericolo   |2017-02-28 00:26:28
Pues eso, habrá que descabalgar a los que no son elegidos por el pueblo y
obligarlas a que se presenten por una lista de un partido político para ver si
tienen la aceptación de mucha o poca gente, y si no quieren aceptar eso, pues
que vivan de sus profesiones, pues nosotros que sepamos la profesión de rey no
existe.
Garrovillano   |2017-02-28 12:21:02
El establishment es la casta. Me gustaba mucho cuando antes Podemos utilizaba
con frecuencia esta palabra, pues definía perfectamente a todos esos
indocumentados e impresentables que, abrazados y revueltos como procesionarias
en sus nidos, se carcajean de las clases bajas y medias pero tienen la
suficiente picardía y astucia para hacer que esas clases piquen en sus anzuelos
y así llenarles las urnas de votos, o para domesticarlos como a manos
corderitos y traerlos al redil de sus iglesias, de sus bancos o de sus partidos
políticos. Si ya teníamos la palabra CASTA, ¿para qué acudir a otros
términos extranjeros como "establishment"?
Proletario   |2017-02-28 12:26:25
Bonito soneto para todos aquellos que nos sentimos republicanos. Me viene al
pelo para memorizarlo y declamárselo una de esas noches de luna llena a una que
yo me sé, a la que también le atufan los reyes y las reinas, los príncipes y
las princesas y todas las alharacas que les rodean. Nos lo están poniendo a
huevo para el advenimiento de la III República. Con la gente joven y la gran
mayoría de la gente con menos de 40 años, no hay problema, lo peor son los
mayores, los que fueron educados durante el franquismo y tienen criminalizada la
República en su interior. Fue mucho el daño educativo que hizo la dictadura,
aparte de mancharse continuamente las manos de sangre.
Garrapata   |2017-03-01 10:35:13
Estoy harto de escuchar en los bares, en los corrillos y en otras tertulias
cosas como "esto ya no se puede aguantar", "hay que acabar con esta
dinastía de los Borbones y los políticos que los sustentan", "este
país es un nido de corruptos y hay que mandarlos a la mi erda"... Mucho
ruido y pocas nueces, porque a la hora de la verdad por no sabemos que extraños
fenómenos la gran mayoría de esos que se quejan, cuando llega la hora de los
votos, quedan deslumbrados y vuelven a votar a los políticos viejunos de
siempre (que conste que hay políticos jóvenes en el bipartidismo que son unos
viejos carcamales), y todo sigue igual, con la ayuda inestimable de Ciudadanos,
que tan pronto es socialdemócrata como liberal.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI