“Creaciones: El Canto General de Pablo Neruda”.

jmm caminero

Hay obras culturales, obras producidas-inventadas-imaginadas-simbolizadas por los seres humanos que nos superan. Una de ellas es ésta. Es imposible entrar en su enorme complejidad de riqueza de contenidos y de significados, de lenguajes, pero quizás para entender o entenderse el ser humano, un espejo al que necesita ver y sentir y mirar y pensar y meditar, sea esta obra. 1. El Canto General fue publicado en 1950 consta de quince secciones, de 231 poemas, de más de quince mil versos. Se empezó a componer a partir de 1938. Hay quién considera que es una epopeya o una épica actual.

Aunque sin entrar si está escrita en el famoso realismo socialista, pero bajo mi modesto entender, con su multitud de temas y formas y significantes y significados supera esta estética. Aunque es imposible resumir y sintetizar esta obra, porque este libro es un mar en si mismo, de todas formas vamos a fijarnos en algunos puntos o en algunos versos casi al azar:

- […] El hombre / hecho de piedras y de atmósfera, / […]”.

Todo lo que uno piensa o sueña o siente o desea o cree depende en gran medida de la concepción del ser humano que tenga, del concepto de humanidad sienta o crea es o existe o debe existir. De esos elementos depende por consecuencia el ideal del ser humano.

En una imagen nos sintetiza lo que somos, de tierra y de cielo, de arena y de espíritu. Los dos caballos del mito de Platón. Siempre entre dos extremos, la unión de dos distintos…

¿El grave problema es qué creemos es el ser humano? ¿En qué saberes tenemos que basarnos, en qué ideologías, cómo combinamos ideología y saber científico y filosófico y estético e incluso religioso…?

- “Ámame dormida y desnuda, que en la orilla/ eres como la isla: tu amor confuso, tu amor / […]”.

El misterio-enigma del amor-amar humano. Multitud de aspectos y de veladuras y de flecos y de lugares y de tiempos…

¿La gran pregunta es por qué el ser humano necesita amar, por qué ama, por qué el amor-amar es casi todo en él? ¿Por qué tantas formas-deseos de amar-amor, tantos objetos de querer-amar, tanta necesidad imperiosa del amor-amar…? ¿Por qué el ser humano está hecho para amar-amar? ¿Se dice que de existir el Ser Supremo es Amor-Amar infinito, y se dice que estamos hechos a su imagen y semejanza, quizás sea por eso, porque somos lo que somos, porque somos semejanza y a imagen del Amor-Amar del Ser Infinito? ¿Y nosotros, nosotros anhelamos ese amor, y lo materializamos en multitud de formas y materias y contenidos y continentes y significantes y significados…?

- “Pero yo había conquistado la alegría/ Desde entonces me levanté leyendo las cartas/ […]”.

Alguien definió al ser humano como animal del juego o que juega y de la alegría.

Estamos en este lugar y en este tiempo, durante un tiempo y un espacio, y queremos vivir-existir en el sosiego-tranquilidad, que proporciona tener lo suficiente de todo, y de ese modo estar en la alegría. ¿El hambre trae la revolución y la revolución la contrarrevolución, y ambas crean sinergias que traen el hambre y más re-hambre? ¿Quizás desde la prehistoria el ser humano que ha ido viajando de un territorio a otro, solo buscaba la alegría, la alegría de tener lo suficiente, la alegría de ser-estar en un tiempo-lugar con sosiego y tranquilidad…? ¿La alegría de tener un futuro posible…? ¿Quizás mucho de todo se centre en la alegría, como signo-símbolo de todo o casi todo…?

- “[…] y el oro subirá sobre su sangre/ hasta herir y reinar sobre el herido”.

¿El eterno problema del pan y del hambre, de la economía, del trabajo y de la productividad y de la plusvalía y de los derechos y de los derechos económicos, y de la justicia y de la equidad y de la libertad, y de la vida y del vivir y de la supervivencia y del sistema y del no-sistema, de la ideología y de la no-ideología, de la paz y del presente y del futuro y de lo real y de lo ideal…?

¿Y en todo ese fragor los seres humanos van concentrando sus existencias, hasta que caen, y su carne se convierte en polvo…?

¿Ahora estamos situados ante el dilema, qué será de esa carne-cerebro-espíritu de lo humano dentro de cien años…? ¿Seguiremos siendo lo mismo, la misma esencialidad de especie, o la tecnociencia nos permitirá dar un salto cualitativo, y ya seremos otra cosa, ya seremos ciborgs en gran parte, aunque ahora nos parezca imposible dicha realidad…?

¿Estamos ante dilemas y trilemas y tetralemas tan enigmáticos, tan misteriosos, que en cierto modo, los problemas del pasado, siendo muy graves, son apenas nada con lo que puede suceder en el futuro…?

- “Yo te amo, pura tierra, como tantas/ cosas amé contrarias: / la flor, la calle, la abundancia, el rito. […]”.

Todo ser humano, todo ente, humano o no humano está clavado en una tierra. Siempre el misterio de la tierra-territorio. Todo ser humano-homínido-prehomínido está en un trozo o rama de árbol. Necesita tener una tierra, una tierra para vivir y existir, una Tierra dónde estar como Tierra ideal, que ahora denominamos sociedad-Estado, y una tierra última para descansar los huesos o las cenizas. Y algunos creen que hay una Tras-Tierra después de ésta, que se denomina Cielo.

Somos incardinados en un lugar-tierra, no solo tiempo-movimiento, sino tierra-estar-ser. Como animales que somos, animales racionales, Aristóteles, animales racionales con Alma, Tomás de Aquino, estamos-somos en una tierra. Incluso el mendigo tiene un trozo de suelo o de pared o de acera.

- “El pueblo […] / sin suelo, sin camisa, / sin escuela, sin pan. […]”.

¿Cómo alimentar-vestir-educar-cobijar-sanar a miles de millones de seres humanos en este planeta con los sistemas teóricos-prácticos que disponemos en todas las artes-ciencias-filosofías-tecnologías-culturas-religiones-ideologías…? ¿Cómo, quién tiene la fórmula-respuesta-solución para, de verdad, responder a este enorme drama del ser humano, que ahora, ochocientos millones están en el límite de la vida-muerte, por no tener lo mínimo…? ¿Dicen que cuando Napoleón, existían mil millones de seres humanos, dicen que en 1960 tres mil millones, ahora dicen, siete mil y pico millones…? ¿Quién diseña un plan legal y moral y racional y eficiente, para armonizar los derechos individuales de cada uno debajo de las sábanas, y al mismo tiempo la sociedad-Estado-ideologías-culturas, sean capaces de proporcionar a todo ser humano, los Derechos teóricos y prácticos de 1948?

¿Quién de verdad lo sabe y lo conoce, como Diógenes, durante lustros he ido de libro en libro, de discursos en discurso, de ideología en ideología, de personalidad genial en personalidad genial, de un saber a otro, para que alguien me dijese cual es la solución y respuesta a este problema, problema más grande que el descubrir la esencia del universo, que superar a Einstein y a Planck?

¿Habrá nacido ya, aquel ser que en su cabeza sea capaz de unir todo el puzzle y todo el rompecabezas y encuentre la solución al hambre-sed-cobijo-vestido-escuela-sanidad-seguridad de todo y de todos y de cada uno de los seres humanos del mundo, de hoy y de mañana…? ¿Habrá nacido ya, habrán nacido ya quienes encuentren cientos de teoremas científicos sociales que nos permitan resolver dicho enigma…?

- “América no invoco tu nombre en vano. […]/ cuando por las ventanas / un nuevo día tuyo me penetra […]”.

Neruda se podría decir, que en muchos sentidos es el Whitman en castellano, es el Whitman de América del Sur, siendo Whitman el de América del Norte y del inglés. Pero ambos son del mundo… Ambos son de todas las culturas, de todos los tiempos, de todos los espacios, de todas las ideologías… Alabar y homenajear a un gran poeta, no quiere decir, que se esté de acuerdo con todas las afirmaciones poéticas o no de sus discursos, ni menos aún, de todos sus actos, de todas sus vivencias-experiencias, de todas sus historias, de todos sus proyectos. Alabar a un poeta, a Neruda o a Homero, es entre otras muchas cosas, alegrarse, de que el ser humano, con sus sombras y sus luces, con sus colores y sus grises, son y somos capaces de romper una muralla, de atravesar un límite. Como un corredor de fondo que bate un record. Es suyo, es del personaje-persona-autor de esa marca, pero de alguna manera, es de todo y de todos, de toda la humanidad, de ayer y de hoy y del mañana… Es decirse a sí mismo, con nuestras sombras y negruras de humanes, que son muchas, también tenemos muchas blancuras y muchos colores… ¡Queda claro…!

2. Para terminar y no cansar más solo puedo decir, deje usted de leer-pensar este artículo y sumérjase como en un mar, frío o caliente, en dicha obra, en El Canto General. Mi pequeño homenaje al maestro Neruda, paz y bien, maestro Neruda…

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI