El “infantazo” de Ana Mato

Antonio González Aguayo

Confirmado. El amor existe de verdad. Aunque es sordomudo y “a título lucrativo”. Al menos ese es el mensaje que nos dejó, el pasado lunes, la ex ministra de Sanidad, Ana Mato, cuando acudió a declarar a la Audiencia Nacional, en una pieza separada del Caso Gürtel, denominada “Primera Época 1999-2005”. También asistieron al acto, con los traseros presuntamente cerraditos, los números uno y dos de la trama, Francisco Correa y Paco Crespo, respectivamente.Así, a la pregunta de la Fiscalía de si conocía la procedencia del dinero con el que se pagaban fiestas, comilonas, viajes y coches de lujo, la señora Mato dio respuestas “evasivas y poco concretas”, basándose en la independencia económica de ambos cónyuges y en su desidia a la hora de preguntarle a su esposo qué hacía aquel Jaguar en mi garaje.

 

Ella prefería marcarse un “infantazo” y responder una y otra vez lo mismo: “Los viajes particulares míos, los abonaba yo, los viajes familiares que contrataba mi exmarido los abonaba él (…) Las facturas, en caso de tenerlas, las tendrá que tener él, nunca yo”. “Ande yo caliente y ríase la gente”, le faltó por decir a la ex ministra. ¿Por qué? Porque confiaba en su marido

La Infanta Doña Cristina, como precedente.

Recordemos que fue en 2016 cuando el recurso a la confianza en el esposo marcó jurisprudencia en España, gracias al caso Nóos y a Doña Cristina de Borbón, quien declaró  compartir con su marido la gestión de Aizoon, S.L., pero no recordar, no saber o no tener constancia de haber desviado con su firmita 1,2 millones de euros de los fondos públicos. Claro que, por no recordar, ni siquiera recordaba el curso de salsa caleña que pagó con dinero desviado desde Aizoon S.L. Ella se limitaba a mover las piernas y las caderas, respetando la “punta talón” y la “punta de garza”, sin saber apenas si era Chayanne, Rubén Blades u Óscar de León, quienes sonaban de fondo. Para la hoy absuelta, Doña Cristina, el responsable de todo era siempre su marido Iñaki, del que dijo en muchas ocasiones –fueron 400 preguntas– tener “mucha confianza”. ¡El amor!

El amor es uno y trino: ciego, sordo y mudo

Este lunes, la señora Mato aseguró haber llevado una economía doméstica independiente a la de su exmarido, pese a que ambos estaban en régimen de gananciales. “En lo personal de cada uno, no nos rendíamos cuentas”, aseguró la señora Mato. Es decir, no compartían un fondo común, una cuenta corriente a medias, para los gastos familiares. Ni siquiera, el clásico tarro de cocina donde echar la calderilla de la compra. Cada uno abonaba con su nómina gastos diferentes. Ella lo suyo personal –entendemos todos que de aseo– y los gastos diarios de la casa. El pan, la leche, los huevos, el queso García Baquero… El señor Sepúlveda, del resto. El alquiler del adosado (6 mil euros al mes), dos Land Rover y un Jaguar, viajes al extranjero (París, Dublín, Suiza, Laponia), los fastuosos cumpleaños de los niños, etc. Entre pitos y flautas, un total de 546.457 euros presuntamente recibidos de la trama Gürtel. Ella sólo gastaba. Ni veía ni oía ni preguntaba.


Un hecho que asombró a la fiscalía fue que a la señora Mato no le sorprendiera lo más mínimo la presencia de coches de alta gama en el garaje de su casa: “No me llamó la atención”, dijo. Y cuidado que hablamos nada más y nada menos que de un Jaguar S-Type 4.0 V8, con todos los extras, carrocería de ensueño y una velocidad de 240 km/h. Una virguería. No llamarle la atención es tanto como encontrarnos a una persona de muy buen ver en nuestro dormitorio y no inmutarnos.

Aunque más asombroso fue que declarara desconocer el sueldo de su exmarido, como alcalde de Pozuelo de Alarcón. “La verdad es que no, no sé cuál sería, pero me imagino que tendría un buen sueldo”, afirmó. Lo cual sólo se entendería en el caso de que rellenaran la Declaración de la Renta mirando para otro lado o con la luz apagada.

En definitiva, de la declaración de la señora Mato se deduce que la exministra organizó su vida con el señor Sepúlveda por separado y a oscuras. “Juntos pero no revueltos”. Y que fue un matrimonio de veinte años liberal, sin preguntas ni respuestas, y compuesto por dos grandes autónomos, donde prevalecía el “aquí te pillo, aquí te mato”, y donde el señor correa también daba y recibía.

Comentarios
Añadir nuevo
Alf  - ande yo caliente...   |2017-02-19 12:12:46
pues a la infanta el hacerse la tonta lñe ha dado resultado y ha sentado un
precedente, así que a esta también le puede resultar
Mena   |2017-02-19 12:24:21
OBVIAMENTE NADIE CON MERO SENTIDO COMÚN SE TRAGA EL INFANTAZO O EL MATAZO, Y
MUCHO MENOS LOS JUECES ACOSTUMBRADOS A VÉRSELAS CON EMBUSTEROS COMPULSIVOS,
ASÍ QUE......
Eme   |2017-02-19 12:37:32
que las jueces, señoras profesionales, formadas, acepten que la infanta,
trabajando en una entidad financiera, no supiera nada, es una autentica burla a
la ciudadania y un desprestigio de la judicatura.
Santos   |2017-02-19 12:38:47
La sentencia del caso NOOS, es sencillamente ESCANDALOSA, tanto en la letra como
en el espiritu de la misma.

El contenido de la misma recoge unas
contradicciones enormes entre el relato juridico que reprocha el comportamiento
de los acusados pero luego no se refleja en la carga punible de los tipos
penales.

Es decir, les llama la atención por el comportamiento ilicito , que
recogen como probado, pero luego les deja impunes.

Y luego, ante hechos
punibles equivalentes , como el comportamiento de las administraciones en la
entrega de dinero público sin concurso ni control, se condena a los
administradores baleares y se absuelve a la rama madrileña y valenciana, por
hacer exactamente lo mismo.
Angiolillo   |2017-02-19 12:39:49
País maldito, sociedad esclavizada e inculta, incapaz de librarse de sus
depredadores por los siglos de los siglos. Prisionera de unas elites herederas
del franquismo y las innombrables monarquías que la mantienen secuestrada y sin
libertad. Mentalmente atolondrada a base de leer Marca y sacar en procesión a
santos y vírgenes de pacotilla, resignada a soportar una monarquía corrupta
por orden del dictador.
leviatán   |2017-02-19 12:42:05
Felipe Borbón es el Régimen y disimula porque éste está en horas bajas pero
¿Dónde está la Transparencia de las cuentas de la casa real, y el cese de la
inviolabilidad del rey, y la aclaración del patrimonio de su familia y de la
herencia de su abuelo?.
La impresentable sentencia de Noos es la gota que colma
el vaso, que el Régimen sigue vivo lo comprobamos a diario con los oligopolios
haciendo de las suyas, la injerencia de los políticos en la judicatura, la
corrupción galopante, la omertá con los pujol, la inacción de los organismos
reguladores de los mercados, pero ésto ya es demasiado.
clovis   |2017-02-19 12:43:13
El caso Noos es un reflejo de la podredumbre del régimen del 78, donde lo
público y lo privado se confunden de manera obscena, donde los controles no
funcionan, y las instituciones se manejan como si fueran una almoneda al
servicio de los poderosos.
Si miramos a nuestro alrededor, el panorama es
desolador: Gürtel, ERE´s ,Bankia, los Pujol, el 3%, etc. España es un país
bananero en acelerado proceso de mexicanización.
Dante   |2017-02-19 12:45:32
Y sí, es con el nuevo rey, el preparao, con quien se han producido todos estos
pestilentes sucesos de coacciones, todo se reduce a eso o a su contraparte, el
soborno, en las cleptocracias o, simplemente, dictaduras. Tanto es así que el
debate sobre la república lo acaba de abrir anticipadamente este suceso y el
actual rey junto a las partidas políticas de turno. Y eso, como digo, a pesar
de que el pueblo español (individualmente unos linces con más bemoles que el
caballo de Espartero) es uno de los peores, si no el peor de toda la Historia.
Un imprevisto aleteo de mariposa y esto se da la vuelta en meses. Por ejemplo,
en la recesión económica que está a punto de comenzar.
agakan   |2017-02-19 12:46:47
Esta sentencia es vergonzosa. El caso Pantoja está muy bien traído. Flaco
favor a las mujeres en este caso, y en el de Sepúlveda (Ana Mato) y en el de
Bárcenas (Rosalía Iglesias), una tipa que va con su marido a Suiza, a la sede
de un banco ,y niega conocer y saber que aquel edificio es una entidad bancaria
mientras su marido está negociando. Un esperpento.
Ahora resulta que las
mujeres de las élites extractivas son y/o se declaran memas estilo escorts.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI