Urdangarin no somos todos

Rafael Cid

Ante la sentencia del caso Nóos, que absuelve a la Infanta Cristina de Borbón y condena por la mínima a su marido Iñaki Urdangarin, caben muchas opiniones. La mía no está en ninguna de las dos corrientes principales. Ni soy de los que asienten satisfechos considerándolo un fallo justo que prueba la independencia de nuestros tribunales. Ni de los que, desde la otra orilla, lamentan que las penas impuestas no hayan sido más severas, viendo en la trama otro caso de descarado privilegio a favor de los poderosos. Estoy en la tierra de nadie de los que estiman que lo sucedido sirve para recordarnos el tipo de democracia híbrida que tenemos. Me explico.

Siempre pensé, contra el criterio general, que la hija del Rey seria procesada, porque desde el primer momento se vio que el juez instructor, José Castro, era una persona intachable. Soportó carros y carretas; presiones y maledicencias; intentos de soborno y acosos. Un tenaz “escrache” que incluso le llevó a distanciarse del fiscal Horrach, un colega de toda la vida. Nunca cedió ni a tentaciones ni a halagos. Tampoco se convirtió en un “juez estrella” ni aceptó las golosas ofertas de grandes bufetes para colgar la toga. Al contrario. Contra viento y marea, y para consternación de los poderes fácticos, Zarzuela y CNI, se mantuvo en su sitio solo ante el peligro.

Intuí también que la tónica cambiaría radicalmente en el momento en que se abriera juicio oral. Sobre todo después de que la persona designada para presidir el tribunal, Juan Pedro Yllanes, saliera en estampida para presentarse como candidato de Podemos en Baleares. Signo de la batalla campal en puertas, que luego arreciaría con el intento de anular el procedimiento tras revelarse que el seudosindicato Manos Limpias, representante de la acusación popular, era un atajo de extorsionadores. Choca esta finta entre contrarios: un magistrado progresista que tira la toalla cuando tiene la oportunidad de su vida para impartir la ejemplaridad que ha ido a buscar en un partido de nueva izquierda; y un grupo ultra que se persona en solitario en una causa contra un miembro de la Familia Real sin que ningún partido de la oposición ni sindicato de clase ose asumir esa atribución constitucional.

Un escenario que, a medida que se supo de la verdadera catadura de la única acusación personada contra la Infanta (Fiscalía, Anticorrupción y Abogacía del Estado actuaron de facto como defensores), permitía sembrar dudas entre la opinión pública respecto a la culpabilidad de la copropietaria de Aizón sin arriesgar segundas y harteras intenciones. Atado y bien atado. Ahora nadie recurrirá a mayores la sentencia porque la acusación popular está entre rejas. Lo nunca visto.

Resumo. Si no me adscribo ni a la secta de los optimistas ni al club de los pesimistas es por otros motivos. Por una parte, porque lo ocurrido era lo presumible en una monarquía hereditaria que administra justicia en nombre de un jefe de Estado inviolable e irresponsable.

Y por otra, porque, así y todo, ha quedado demostrado que basta con que haya un ciudadano honrado para que toda la farsa quede al descubierto. La primera razón es la que explica que el tongo en el caso Nóos sea más que una sospecha y que se meta en la cárcel a unos titiriteros o se juzgue a unos representantes políticos por sacar las urnas a la calle. Y por el otro, porque siempre habrá un juez valiente o un 15M dispuestos a decir adiós a todo eso. De ahí que el PSOE y Ciudadanos hayan declarado que lo ocurrido significa que “la justicia es igual para todo”, el errejonista Yllanes que el tribunal ha hecho un buen trabajo, y Castro que “ha dado por bueno que la Infanta era una mujer florero”.

Comentarios
Añadir nuevo
Anónimo   |2017-02-18 11:13:23
ha sucedido lo previsible
lexnova   |2017-02-18 11:41:37
La sentencia contra Urdangarin, que seguro no llegará a entrar en prisión y
Cristina de Borbón absuelta, dan pie a la rebelión hasta de los sumisos,
confundidos ante un trato desigual que los delitos tienen en los juzgados en
España. Con esta situación quien realmente ha perdido es la justicia. Se ha
perdido la confianza a las leyes o como quiera que se llame lo que imparten en
España los jueces.
Por una regla de tres, hoy la mayoría de los presos en las
cárceles por robo en España, deberían estar en libertad, absueltos y sin
cargos como la Cristina. Y no es linchamiento como dirá Roca, la mala y
pesetera plañidera de la película, gran amigo y colaborador del Honorable
Delincuente. No, se llamaría igualdad de trato con los que no cumplen las
leyes.
Sencillamente la justicia y su forma de hacerla se está cargando la
incipiente democracia.
sartre   |2017-02-18 11:42:57
El periodo realmente negro empieza ahora. No va a haber sentencia por
corrupción que no sea comparada con la de este caso. La infanta se va de
rositas y su marido va a pasar menos tiempo en la cárcel que Barrionuevo, pero
a los borbones les va a costar la monarquía. Esta parodia de juicio, con un
fiscal anticorrupción haciendo de abogado defensor y atacando al juez
instructor, ha retratado a todo el estado en su momento más crítico en
décadas, y la sentencia es el remate, el disparate final, gasolina de 98
octanos para el proceso secesionista. Esta sentencia, redactada a todas luces en
Madrid, es una auténtica irresponsabilidad en estos momentos en que está en
juego la unidad de España. Tanto el gobierno como el monarca han demostrado una
cortedad de miras profundamente alarmante.
Xavi   |2017-02-18 11:44:20
La corona está en su punto más bajo. Su prestigio está hecho añicos y
recuperarlo no va a ser fácil. No tengo que recordar que es una institución
especial, cuya razón de ser es la servir de símbolo de los españoles, y el
hecho cierto es que los borbones se han aprovechado de su posición para cometer
toda clase de delitos y enredarnos en incontables escándalos. Por su culpa
España es una especie de hazmerreír, para regodeo de nuestros numerosos
enemigos, desde los separatistas hasta el gorila bolivariano.

Nadie en sus
cabales piensa que Cristina sea inocente. Eso de que no es responsable de nada
por amor, aunque firmase los actos de su empresa, es una extraña teoría
jurídica, que si sentara jurisprudencia provocaría una revolución en nuestro
derecho. ¿Dónde están las feministas, ahora no claman por la igualdad entre
los sexos?
Marat   |2017-02-18 11:49:28
La sentencia acepta la posición de la defensa de la infanta. Ella no sabía
nada de nada de la gestión de la sociedad y si firmó documentación fue porque
se lo pedía su marido, en el que confiaba y al que amaba.
En primer lugar, la
sentencia se carga un principio fundamental del derecho: el desconocimiento no
exime de su cumplimiento.
En segundo lugar, hay agravio evidente con precedentes
similares, como Isabel Pantoja, que alegando desconocimiento de la procedencia
del dinero es condenada a dos años de prisión que, además, se aplicó.
Marat   |2017-02-18 11:50:34
En tercer lugar, ello supondría la exoneración de cualquier gestor, como los
consejeros de las cajas de ahorro que alegaron no tener ni puñetera idea de
finanzas y, en cambio, fueron condenados por los Tribunales.
También Messi
alegó descobocimiento en la gestión de sus retribuciones y la confianza en su
padre y administradores. Sin embargo, fue condenado a dos años de prision.
En
cuarto lugar, la infanta era miembro del consejo de administración, firmaba
documentación y gastaba el dinero de la sociedad, facturando sus gastos
particulares como gastos societarios. Es absurdo que no tenga responsabilidad
por los acuerdos societarios y la documentación firmada.
Marat   |2017-02-18 11:51:18
En quinto lugar, la exoneración se realiza por las manifestaciones de dos
empleados de Noos afirmando que la infanta apareció poco por allí.
Sin
embargo, el Tribunal no tiene en cuenta el mail de Urdangarín que, ante un acto
de gestión, contesta a Diego Torres que "lo consultará con la
infanta".
Tampoco tiene en cuenta que la selección del personal de Noos la
realiza la infanta. Y así, contrata a la chacha de su casa a la que comunica
que será dada de alta como auxiliar administrativa de Noos.
nomentero de ná si no me convi   |2017-02-18 12:41:02
La absuelven porque consideran que no se enteraba de nada?... no entiendo de
leyes, pero un documento firmado es una prueba, y la suposición de que no se
enteraba de nada sin un examen medico que lo certifique, no.
No se enteraba de
nada, pero cobra 300.000 euros anuales porque trabaja para un banco, la
Caixa.
Más caradura no se puede tener. Y no me refiero sólo a ella, sino
también a la justicia. Así, con minúscula.
básico   |2017-02-18 13:10:34
. Un jugador de balonmano, sin otro oficio conocido, pasaba por ahí y se casa
con una infanta. Entonces empieza a mover influencias utilizando el nombre y
prestigio de su mujer y de su campechano suegro y la infanta no se entera.
Cuando ella le pregunta de dónde saca tanta pasta él responde con una palabra
enigmática: "Cosas". Y ella no pregunta más porque está muy
enamorada. Cuando empiezan a salir noticias en la prensa sobre el asunto, ella
vuelve a preguntar y el jugador de balonmano contesta: "Envidia".
Finalmente ella acaba sentada en el banquillo y sigue sin saber por qué, pero
sigue enamorada. A Cupido y a la Justicia se les suele representar con los ojos
vendados. Curiosa coincidencia.
Tachín   |2017-02-18 15:15:27
allí donde fieres haz lo que vieres, pero él no tiene inmunidad
verguenza ajena   |2017-02-18 15:26:57
El fiscal Horrach, auténtico defensor de los acusados, quiere o pretende lavar
su imagen, con esa muletilla, cara a la galería de " Voy a meter en la
Carcel a Urdangarin" No se lo cree ni el.
chiricagua   |2017-02-18 15:29:06
En España, queda demostrado que hay una justicia para la nobleza borbónica y
otra para los plebeyos, una persona Ilustre de este país decía no hace mucho
tiempo, que la justicia en España era igual para todos los ciudadanos, pues hoy
se ha demostrado que no es cierto. No nos coge de sorpresa, porque hace ya un
tiempo, se puso en marcha toda la maquinaria del Estado, la Abogacía del
Estado, la Fiscalía actuando como abogados de la infanta, la Hacienda pública,
y para rematar lo expuesto,el presidente del Gobierno, el 21-1-2014 declaró
refiriéndose a la infanta que estaba convencido de la inocencia de la infanta
Cristina y aseguró, en una entrevista que "las cosas le irán bien".Con
lo cual queda dicho todo, se iría de rositas. Si en vez de llamarse Infanta
Cristina de España, se hubiera llamado perico los palotes, otro gallo
cantaría.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI