El Síndrome de China

José Camello
En una excelente secuencia de la película de James Bridges "El síndrome de China", dos personajes porfían, en el exterior de una obra, acerca de la garantía de las condiciones de seguridad de una central nuclear. La cámara sigue a ambos mediante un travelling, mientras discuten acaloradamente, tanto que el primero, responsable de la constructora, amenaza de muerte al segundo, jefe técnico de la planta nuclear, interpretado por Jack Lemmon. Cuando éste hace caso omiso de la advertencia y se monta en su coche y se va, siempre en planos cortos, el cineasta introduce un gran plano general tomado desde una grúa en el que se puede ver a aquel hombre violento sólo, llamando a un subordinado por su nombre para decirle "Redman, tenemos un problema". Detrás de ambos hombres se levanta la presencia brutal de un enorme polo petroquímico, que los empequeñece. El "problema" al que alude esa frase en el guión no es precisamente pequeño ni particular, en virtud del espléndido subrayado del cineasta.
Detalles maliciosos e inteligentes como éste, de director mayor, son frecuentes en esta película de 1979, rodada ocho años antes de Chernobyl y con la sombra de Harrisburg a las puertas: la película es estrenó semanas antes del incidente en aquella nuclear, lo que la convirtió en un éxito, que hoy se guarda bajo la alfombra. La emitieron a las dos de la mañana en el canal temático de Ted Turner, el magnate de la comunicación cuya esposa, Jane Fonda, es, paradójicamente, la protagonista de este filme de denuncia. Junto a ella y Lemmon, un jovencísimo Michael Douglas en un papel de un operador de cámara concienciado que no dejaba traslucir nada en absoluto de su deriva posterior hasta su cala en Mallorca.

TCM, que es como se llama el canal, programa clásicos de los años setenta, en particular, del fondo de catálogo de la Metro. Como "All that Jazz" (Bob Fosse, 1979), otra maravilla. Eran tiempos de la administración Carter, pródiga en abrir la mano a Hollywood para filmes como "Norma Rae", "El regreso", "El cazador", "Apocalypse now", "Ausencia de malicia" , "Justicia para todos", incluso la crepuscular "Local Hero", todas ellas de grandes estudios y que ahora parecen un charco fangoso para un cinéfilo gorrino y sensibilizado. Reagan cortó de raíz esta tendencia y abrió la senda suicida, contemporizadora o extravagante en lo social y agresiva en lo bélico, de la que no ha regresado aquel imperio cinematográfico. Pensar en la posibilidad siquiera de que un gran estudio produjera hoy en día un filme de la exigencia del de Bob Fosse, o de la claridad del de Bridges, es quimérico. Solo George Clooney está en condiciones de planteárselo.

"El Síndrome de China" ("ocurre cuando el núcleo de un reactor nuclear se funde. Esto puede suceder cuando acontece una pérdida de material refrigerante, y el sistema de emergencia de enfriado falla, lo que lleva a un calentamiento sin control del sistema. Aunque las barras de enfriamiento bajen para detener el proceso de fisión en una emergencia, el decaimiento radiactivo de la reacción continuará generando calor, si no hay refrigerante, produciendo que el reactor se funda"), con todas sus paradojas artísticas y concesiones a la galería del cine de acción es, más que una película histórica, un síntoma en sí mismo. Cuenta cómo las grandes empresas energéticas y los medios de comunicación impedían que los ciudadanos, siempre en permanente riesgo, tuvieran la más mínima información acerca de cómo se gestionan no ya estas instalaciones nucleares, sino sus propias existencias como consumidores pasivos. Lo sintomático es que antes se producían estas películas para el gran público. Hoy, en pleno contraataque del "lobby nuclear", y ya con ninguna esperanza acerca de la función social de los medios, "El síndrome de China" es, más que una anomalía del sistema, un imposible.

"The China Syndrome", 1978, Dirigida por James Bridges, escrita por James Bridges, Mike Gray y T.S. Cook
Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI