Se acabaron las milongas

Eugenio Amaya (director teatral)
La crisis se pone cada día más fea y sus efectos se dejan sentir en las paupérrimas economías de la profesión teatral periférica. Desde Valencia nos llegan noticias sobre recortes presupuestarios a las ayudas a la producción teatral y hachazo a la inexpugnable Red de Teatros Valenciana. En Baleares, más de lo mismo: recortes y el fantasma del paro para la profesión teatral autóctona. Mientras tanto, aquí al lado, en Castilla-La Mancha, las compañías de teatro se sublevan ante la arbitrariedad dedocrática y falta de transparencia de la Dirección General de Promoción Cultural de aquella comunidad autónoma. Por otra parte, la Feria de San Sebastián comunica su cese temporal de actividades. “De 2008 a 2009, el Ministerio de Cultura bajó en 7% su ayuda y el Gobierno vasco un 25%...El responsable de la feria, Norka Chiapuso, explicó que un recinto como el Victoria Eugenia exige ’un formato grande’, y si las ayudas económicas ‘van a menos, menos posibilidades tienes de impactar en un teatro así". Llaman la atención estas declaraciones del responsable de la feria. Ya era hora de que algún factor externo pusiera remedio a este culto a lo grande, ande o no ande. Lo malo es que los mamotretos escénicos rehabilitados o construidos de nueva planta durante los años del MOPU y de la burbuja inmobiliaria son caros de mantener y de programar, sobre todo si el criterio prevalente es el de la grandiosidad a cualquier precio. Los años de bonanza se han ido para nunca volver y algunos gestores culturales se ven obligados a suprimir las actividades concebidas en época de grandeza y magnificencia. Eso, en lugar de buscar la excelencia en la austeridad y seducir a los espectadores a través de la imaginación. En todo caso, los pagos no llegan y, sorteando el oscurantismo confuso de la propaganda oficial, aparecen vaticinios apocalípticos para la economía española que, tras su ingreso en la UVI en el 2009, no ofrece muestras de recuperación. Los que antes eran tildados de agoreros y que ahora exhiben la realidad como confirmación de sus profecías, Marc Vidal o Santiago Niño Becerra anuncian que el Estado no podrá sostener su nivel de endeudamiento y que está al borde de la quiebra. Ante este panorama, es de ilusos esconder la cabeza debajo del ala. En Inglaterra, por ejemplo, el Arts Council, un ente autónomo que gestiona las ayudas a las artes en el Reino Unido, organizó un Encuentro sobre el Estado de las Artes en el que participaron tanto miembros del gobierno como de la oposición tory además de diversas personalidades del mundo de las artes escénicas en Inglaterra, y en el que se habló sin remilgos de cómo la crisis económica afectará al sector cultural en aquel país. El representante del partido conservador en la oposición aseguró que, si su partido llega al gobierno, fortalecerá la existente ley de mecenazgo para dar un mayor protagonismo al modelo filantrópico aplicado en USA. “Eso querrá decir que las viudas ricas serán las responsables de la política cultural en Inglaterra”, le contestaron los ardientes defensores del mantenimiento de la ayuda pública a las artes por encima de cualquier otra consideración. Se puede estar de acuerdo o no con las distintas posturas, pero hay que reconocer que al menos se habla del tema. Aquí, en España y, concretamente, en Extremadura, los planes directores se han quedado antiguos recién salidos del horno y hay que plantearse seriamente qué hacer ante esta travesía por el desierto que se nos viene encima. Necesitamos saber, sobre todo, cual es la verdad presupuestaria. La realidad está demostrando que hay serios problemas de liquidez en las arcas públicas y, sin embargo, se actúa como si no pasara nada. Se hacen convocatorias anuales de copia y pega para presentar proyectos y justificar el nombre y objetivo teórico de las instituciones culturales, pero los agraciados de la pasada convocatoria aún no han cobrado lo concedido el pasado año. ¿Llegaremos al 2011? La Unión Europea acaba de publicar un documento estratégico para la Europa del 2020 en el que se ratifica en su apuesta por la cultura como fuente de bienestar, cohesión y desarrollo e invita a estimular la innovación y la creatividad. En Extremadura, es la hora de redefinir objetivos, evaluar recursos y asignar prioridades, todo ello desde la plena conciencia de que ya hemos perdido una oportunidad durante los años de las ayudas europeas a mansalva y los fondos de compensación territorial a tutiplén y que ya no queda margen de error para todos los implicados.
Comentarios
Añadir nuevo
Hamlet  - RIGOR   |2010-01-21 13:58:47
Rigor y profesionalidad en el mundo cultural. No hay otra. Y tijeretazo, claro.
Naufrago  - Toda la razón   |2010-01-21 16:04:28
Por fin alguien habla claro sobre la cultura y las subvenciones en Extremadura.
Una buena introducción a la situación del teatro en Extremadura...
Anónimo   |2010-01-21 19:44:08
El problema es que un teatro subvencionado nunca será crítico con el poder
establecido
teatrero  - Bien, Amaya,coño, bastante bien   |2010-01-21 21:58:45
Que se protejan las redes teatrales sin picaresca de las compañias teatrales
pelotas y todos los programas sociales de teatro.
Recorte para el festival de
Mérida que sólo ofrece bodrios sin imaginación y cuestan un güevo.
Aficionado al teatro   |2010-01-22 13:23:22
EL FESTIVAL DE MERIDA ES UN NEGOCIETE DEL INEPTO DIRECTOR Y OTROS.
YA VEREIS
COMO NO RECOTAN NADA.
LEY ELECTORAL NUEVA  - BISPARTIDISMNO, NO.   |2010-01-24 14:37:15
1º.- ¡¡¡ESPAÑA NO PUEDE SER GOBERNADA POR GENTE QUE ODIA A ESPAÑA!!!


2º. - ¡¡¡ SU VOTO NACIONALISTA NO TIENE MAYOR VALOR QUE EL
MÍO!!!

3º.- ¡¡¡ UN CIUDADADO UN VOTO. TODOS LOS VOTOS EL MISMO
VALOR!!!
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI