Crecer en una familia en paro Más de 900.000 menores viven en España en hogares en los que ningún adulto trabaja. La cifra duplica la del 2007

CTXT

En España residen casi 8,3 millones de menores. Y de ellos, casi un 11% viven, o sobreviven, en hogares donde ningún adulto trabaja. Un porcentaje que cuando se traduce en términos absolutos, en personas, ofrece una cifra espeluznante: más de 900.000 bebés, niños y jóvenes de 0 a 17 años sufren  una grave situación de vulnerabilidad. Este dato todavía duplica al de 2007, antes del inicio de la crisis económica, a pesar de que se ha producido un descenso superior a los tres puntos porcentuales desde 2013.Las cifras recogidas en el informe Focus on Spanish Society, de Funcas, no ofrecen, sin embargo, según los autores, “una imagen precisa de la pobreza infantil”, ya que esta depende también de las prestaciones públicas que reciban las familias con todos sus miembros en edad de trabajar desempleados.

En estos hogares puede haber, por ejemplo, parados que cobran una prestación, perceptores de rentas mínimas de inserción, pensionistas o jubilados. Aún, así, precisan, los datos dan idea de la proporción de niños y adolescentes “bajo condiciones específicas de preocupación y, en definitiva, estrés”.

Según este trabajo, el porcentaje de niños que viven en Europa en hogares con todos sus miembros desempleados oscila entre el 5,6% de Suecia y el 13,4% de Irlanda. En esta comparativa, realizada para 15 Estados miembros de la UE, destaca --y así lo hacen los autores-- el que España, Grecia e Italia, a pesar de situarse en la parte alta de esta negativa clasificación, se encuentran por debajo de países menos castigados por el desempleo como Irlanda, Bélgica, Francia o Reino Unido. Las mejores posiciones las ocupan Suecia, Portugal u Holanda, con tasas inferiores al 8%. 

Si se analiza la población adulta (18-59 años) que vive en hogares con todos los mayores de edad desempleados, la clasificación difiere sustancialmente. Los países del sur de Europa presentan mayores porcentajes. En Grecia roza el 18% y en Italia y España superan el 12%.

El documento de Funcas analiza además, a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa, la correlación entre el tener hijos y poseer un empleo. Las mujeres se llevan la peor parte. En 2016, más de cuatro de cada cinco hombres de entre 25 y 49 años con uno o dos hijos estaban empleados. Entre aquellos del mismo grupo de edad sin hijos, la tasa de empleo era unos 10 puntos inferior. Entre las mujeres del mismo grupo de edad, en cambio, las que tienen hijos registran tasas de empleo mucho más bajas, entre 10 y 20 puntos menos que los hombres en su misma situación.

El estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorros emplea datos de 2016. Un año en el que la economía crecía y creaba puestos de trabajo a un ritmo de 500.000 anuales, según los datos oficiales, pero todo apunta a que estos siguen sin ser los necesarios, o con una duración suficiente, como para evitar que casi un millón de niños y adolescentes crezcan en hogares en paro.

Comentarios
Añadir nuevo
Xavi   |2017-07-05 12:47:23
es una situación PENOSA. Hay muchos niños que sólo conocen crisis y llevan
oyendo esa palabra desde que nacieron. Para ellos, ya es normal vivir en un
país que decrece, al que recortan derechos, al que roban, al que maltratan... y
que ni sus padres ni nadie haga nada. Están creciendo en un país donde
malvivir y no tener derechos es normal. Y como lo han visto toda su vida, no
protestarán y no se extrañarán cuando les quiten a ellos más y más derechos
y no les parecerá un robo trabajar gratis o que el Estado cobre su sueldo y
aún así les pidan impuestos, o cualquier otra burrada. Lo verán normal,
porque no han conocido otra cosa nunca.
Angiolillo   |2017-07-05 12:49:57
La nueva generación de jóvenes trabajadores eventuales carece de continuidad
en el trabajo
y en sus relaciones personales aparte de la familia, que les
permita duplicar la vida de sus padres.
El neoliberalismo derriba las
tradiciones, las costumbres y la continuidad en el puesto
de trabajo. Socava la
formación de nuevas familias y perpetúa la "familia extensa" de un
modo anormal. El
poder de los capitalistas para contratar y despedir, renovar o
cancelar los contratos de trabajo, crea
un sentimiento de transitoriedad que
mina los lazos personales y sociales, así como el sentido de
autoestima. En la
mayoría de los casos, los trabajadores temporales están atormentados por
la
inseguridad: cómo reaccionar ante abusos del empresario (exigencia de horas
extras sin pagarlas).
En un contexto de contratos de trabajo vulnerables,
dependen del empresario y al menos en un caso
de nuestros encuestados
preguntaron al patr...
Anónimo   |2017-07-05 12:51:00
preguntaron al patrón si debían unirse a una huelga general, conducta
que
provocó la risa del padre, un curtido activista sindical. Pero risas aparte,
¿dónde estaba el padre
todos aquellos años para enseñar los valores de la
clase obrera y dónde estaban los sindicatos
cuando se aprobó la nueva
legislación laboral, que facilitaba los contratos de trabajo temporales?
Oscar   |2017-07-05 12:52:57
en Extremadura con más de un 40% de la población por debajo del umbral de la
pobreza la situación es mucho peor
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI