Libre Opinión

El “efecto Sánchez”: entre la cultura de Torrente y el talento de Paquirrín

Rafael Cid

No contento con desplomarse en las encuestas, el PSOE busca ahora la sobredosis con un casting de su líder por las televisiones más vomitivas. Parece coña, pero es verdad, por mucho que se disfrace con goldes de selfies, wahtsapps o twiters. El secretario general socialista, Pedro Sánchez, quiere darse a conocer cueste lo que cueste.Y no ha encontrado mejor sistema que colarse en los programas más bochornosos de la tele, en la línea de otros fenómenos como Jesús Gil, Esperanza Aguirre, Ruíz-Mateos o Revilla el de las sardinas. Desde El Hormiguero, como invitado de lujo, a Sálvame Diario, entrando vía telefónica para intentar capitalizar la polémica sobre el Toro de la Vera. Todos han saboreado el efecto Sánchez.

 

 

ACEITUNEROS ALTIVOS

Félix Barroso Gutiérrez

No sé por qué, cuando éramos mozarangüelos, llamábamos, por estos septentriones cacereños, “rusos” a los escarabajos peloteros.  Incluso había un vecino, ya fallecido, cuyo nombre era Julio Osuna Esteban, al que apodaban “El Ruso”.  ¡Vaya usted a saber los motivos!  Y, lógicamente, había toda una psicosis colectiva sobre los habitantes de ese país euroasiático. Los creíamos con cuernos y con rabos y más rojos que el diablo mayor del averno.  La retorcida manipulación del aparato goebbeliano del Ministerio de Prensa y Propaganda franquista les comía ávidamente el coco a los pobres españolitos de a pie.

 

NO ME QUEDA MÁS REMEDIO QUE HABLAR OTRA VEZ DE CATALUÑA

Cándido Marquesán

He escrito ya en diferentes ocasiones sobre la cuestión catalana, entendida como la problemática planteada a la hora  de encajar Cataluña dentro de la estructura del Estado español. Tema ya viejo. Para ello conviene recordar algunas palabras de Manuel Azaña en su discurso de defensa del Estatuto de Cataluña en mayo de 1932 en tiempos de la II República. “A nosotros, señores diputados, nos ha tocado vivir y gobernar en una época en que Cataluña no está en silencio, sino descontenta, impaciente y discorde. Es probable que el primer Borbón de España creyese haber resuelto para siempre la divergencia peninsular del lado de allá del Ebro, con las medidas políticas que tomó.

 

GANEMOS no es ni un pacto por las sillas ni un Frente de Izquierdas

Javier Caso Iglesias

Ganemos es, como certeramente resalta Inés Sabanés, un proyecto de carácter cualitativo; no un pacto entre familias a la antigua usanza a los que la vieja izquierda estaba acostumbrada y practicaba (tanto en lo interno como en lo externo). Ganemos no es, por tanto, ni un pacto por las sillas ni un Frente de Izquierdas tradicional. Esas formas de hacer política, por arriba y con la ciudadanía de convidada de piedra, no son propias de la nueva cultura transformadora que se abre camino a pasos agigantados, nueva cultura política que reclama un verdadero proceso (real, cierto y sin engaños) de empoderamiento de la ciudadanía. Empoderamiento usando las nuevas tecnologías para decidirlo todo, tanto presencialmente como online.

 

CASTUERA: LA CRÍTICA Y… ¿LA CORRUPCIÓN?

Ángel Morillo Triviño

1º.- LA CRÍTICA. A veces ocurre que se anticipa “el parto” y lo que se pensaba hacer o decir más adelante sufre un adelanto considerable. Y aunque aún no estamos en periodo electoral, he considerado que ya hay que ir diciendo algo para que “el personal” se vaya poniendo las pilas. Aprovechando que  el presidente, secretario general o portavoz (lo que sea, que igual me da) de los socialistas de Castuera, supongo, en nombre de todos ellos, nos deleita últimamente con relativa frecuencia con panfletos que, dicho sea de paso, han cambiado de presentación y ya no se llaman “a pie de calle” sino que ahora se enuncian como “socialistas” (con la “t” convertida, parece, en ¿un ciruelo puede ser?), le diré algo al respecto y, por descontado, le preguntaré de nuevo por esas “cosas” por las que ya hace tiempo le inquirí públicamente y de las que nada, hasta la fecha, ha contestado.

 

Fiestas en Tordesillas y Algemesí, hermanadas por la crueldad.Becerradas, ensañamiento con crías.

Julio Ortega Fraile

No necesitas ser torero profesional y ni tan siquiera amateur, basta con que estés allí y desees saltar al ruedo. Puedes hacerlo disfrazado, histérico, pendenciero, borracho, drogado o con antecedentes por haber quemado gatos vivos. Al igual que no se te exigen conocimiento ni experiencia en la lidia, tampoco se te piden sobriedad, decencia ni cordura. Lo único que no se te permite es que poseas el mínimo sentido del respeto o de compasión.

 

LA PINGOLLA. EDUCACIÓN

Félix Barroso Gutiérrez

A Aquilina Corrales Montero, a la que todos conocíamos como Ti Quilina, le oí comentar un día: “Mi padri, que en pajehté, no se pusu cumu don Quijoti polque Dióh no quisu, que tóh loh sántuh díah andaba metíu entri líbruh y papélih. Era mu rebajetinu y tenía mu pócah chíchah, peru era máh líhtu que la jambri, que la enteligencia se le rebosaba pol la su cabeza”.  Ti Aquilina fue madrina de guerra de Santiago Sánchez, natural del pueblo salmantino de Martiago y que atendía, en el lugar, por Ti Santiaguito

 

La impunidad del terrorismo de estado y del franquismo

Benito Sacaluga

La guerra sucia tiene estas cosas, no está sujeta a ningún convenio internacional y los soldados llevan pasamontañas. En el caso español se trata de una guerra desigual en la que solo van armados los de los pasamontañas, algo parecido a una cacería, pero de seres humanos. Además todos sabemos que en la guerra sucia todo vale, de ahí su nombre. Se mata de oído, poco importa que la victima sea uno que pasaba por allí.Aquellos que me conocen saben que condeno el terrorismo de ETA, los que no me conocen deben creérselo. De la misma forma, o si cabe con más fuerza, condeno el terrorismo practicado por el Estado español a través de esa panda de asesinos a sueldo funcionarial que eran los GAL.

 

EL PESCADO ESTÁ VENDIDO

Tomás Martín Tamayo

“Hasta el rabo todo es toro”, dicen en la jerga taurina para significar el peligro del astado hasta que cae apuntillado, pero cuando el animal se arrima a tablas, duda, baja la cabeza y mira vidrioso, todo en el toro es menos toro, aunque aún le queden fuerzas para dar un cornalón mortal. A esas alturas de la lidia ya saliva el del clarinete para anunciar el siguiente, las mulillas de arrastre se muestran nerviosas, el picador es ayudado a subir a su jaco y parte del público comienza a silbar o a mover sus pañuelos. Y el torero respira mientras mira de reojo al tendido para conocer la sentencia del respetable sobre su faena, porque, como suelen decir, cuando ahí se llega, “todo el pescado está vendido”…

 

Nazi-fascismo y marxismo-leninismo, las dos caras de la misma moneda liberticida.

Carlos Aurelio Caldito Aunión

Es muy frecuente, frecuentísimo, que en las conversaciones y debates acerca de la problemática social, de la política y de la economía, haya quienes recurran a etiquetar, a tildar de "nazis" o "fachas" a quienes osan cuestionar, o se oponen a quienes se hacen llamar “de izquierdas”, es un recurso propagandístico muy manoseado por parte de los seguidores del marxismo en general, desde que el mismo empezó a dar sus primeros pasos; la intención, obviamente, es descalificar, inmovilizar, aislar, condenar al ostracismo a quienes se muestran insumisos, a quienes no se pliegan a sus dictados, y  más a quienes osan poner en duda su supuesta “superioridad moral”.

 


Página 1 de 285

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI