Libre Opinión

“Su regeneración democrática es golpear a martillazos el ordenador de Bárcenas”

Cándido Marquesán

En torno al último debate sobre el estado de la nación quiero exponer algunas reflexiones, un tanto deslavazadas. Ha sido valorado por la mayoría de los medios de comunicación como el último del bipartidismo y también intrascendente y monótono, destacando especialmente la frase de un destemplado Rajoy a Pedro Sánchez  “No vuelva usted aquí a hacer y a decir nada, ha sido patético”. La ciudadanía ha señalado, según las encuestas realizadas, que mayoritariamente no ha visto el debate, aduciendo que en el Congreso no se habla de los verdaderos problemas del país, argumento al que recurren sistemáticamente algunas fuerzas políticas emergentes.  Argumento sin fundamento. Naturalmente que se hablan de los problemas que nos preocupan a la ciudadanía, otra cosa es que quienes tienen la posibilidad de solucionarlos, hagan caso omiso de ellos.

 

50 SOMBRAS DE GREY" Y CINISMO

José Tomás Cruz Varela

Resulta sorprendente comprobar en pleno siglo XXI lo poco que hemos evolucionado en ciertos aspectos, y más concretamente en lo relacionado al sexo y sus circunstancias. El prototipo del macho ibérico continúa comportándose como antaño y la sociedad sigue considerando que cuantas más mujeres se lleve a la cama, incrementará su prestigio de reputado conquistador, pero si es la mujer la que fornica con varios hombres, de inmediato se le adjudicará la categoría de furcia. Similar criterio al que circula entre los jóvenes.

 

Piñatas 2015

Víctor Rodríguez Corbacho

Estamos de cumpleaños por las tierras de España. Gobiernos locales, autonómicos y nacionales dispuestos a colocar piñatas por doquier.A la cabeza las piñatas del Gobierno de Rajoy. El BOE del próximo lunes atenderá una “reivindicación” de los profesionales del sector que pedían la eliminación de las tasas judiciales a las personas físicas. A las razones económicas para tal supresión que señaló el ministro de Justicia, Rafael Catalá, se une la justificación política que dio: “Yo creo que es lo lógico, cualquier política pública que se aprueba por un gobierno: se implanta, se evalúa el impacto, y una vez que se evalúa el impacto o bien se continúa en su aplicación o se modifica.

 

LA PINGOLLA. CUERDA DE PRESOS

Félix Barroso Gutiérrez

Algún día alguien tendrá que bucear en los oscuros años de la posguerra y poner en limpio el sucio negocio en torno a la explotación de la wolframita y la scheelita en las pegmatitas graníticas de diferentes comarcas cacereñas.  Por estos términos, fueron abiertos y horadados numerosos predios por los parajes de “Piédrah Llánah”, “La Zorrera”, “La Floría”, “Loh Romérruh”, “El Becerril” o “El Berruecu Tamoju”.  Tanto la Alemania nazi como los Países Aliados, enzarzados en una pavorosa guerra, estaban interesados en aquellos ricos filones, a fin de obtener wolframio, tan necesario para la industria bélica.

 

La batalla del rescate, o cuando el bipartidismo naufragó

Rafael Cid

España formalmente no solicitó el rescate con Mariano Rajoy. No lo pidió porque en la práctica ya se había hecho cuando Rodríguez Zapatero decretó la contra-reforma del artículo 135 de la Constitución para priorizar el pago de la deuda pública sobre cualquier otra contingencia social. Lo que ocurre es que el PP secundó la medida propuesta por los diputados socialistas, entre los que se encontraba el actual secretario del PSOE Pedro Sánchez. Funcionar en política con clichés como “el enemigo de mi amigo es mi enemigo” es un mal negocio. Puede servir para darse una satisfacción, pero nada más. Los hechos son tozudos y al final la realidad se impone. Conocer implica razonar sin prótesis ni andaderas, y tener experiencia propia es imprescindible para actuar con autonomía, criterio y responsabilidad para alumbrar un mundo mejor, más justo, libre, sostenible y solidario. Fin del exordio.

 

ATAR PERROS CON LONGANIZAS

NUNCA MÁS

TOMÁS MARTÍN TAMAYO. A principios del siglo XIX, en el pueblo salmantino de Candelario, había un charcutero, Constantino Rico, que hoy figura en un famoso tapiz del palacio de  El Pardo gracias al dicho que salió de su comercio. Parece que una de sus obreras  tenía un perro pequeño y apremiada por una urgencia fisiológica, para evitar que el animal la siguiera hasta el  servicio, lo ató a la pata de una mesa con lo primero que encontró, una longaniza. En esta situación entró un cliente en la tienda y al ver la escena, comentó en la taberna que en la casa de Constantino Rico ataban los perros con longanizas.

 

La libertad frente al estado intervencionista.

Juan Pedro Viñuela

Mucho se ha defendido y se defiende la socialdemocracia y el estado del bienestar. Y yo no seré el que ataque a los derechos del ciudadano que tanto han costado conquistar, tanto ética, como políticamente. Pero soy un defensor de la libertad y creo que justicia, entendida como equidad, y libertad deben coexistir. Me explico, a mi manera de ver, y a la de muchos teóricos, el estado del bienestar se ha transformado en un estado benefactor, protector y, en la máquina de vigilancia del individuo. Dicho de otra manera, la socialdemocracia aparece como una forma alternativa de desarrollo de la democracia al liberalismo o las llamadas democracias liberales. Y nace como una forma de control del capitalismo en la que la riqueza ha de repartirse, el objetivo es la justicia social.

 

Mariano Rajoy, el Dr. Pangloss y la nada

Pedro Luis Angosto

Uno de los personajes centrales de la insuperable novela Cándido, escrita por Voltaire en 1759, treinta años antes de la revolución francesa, es el Dr. Pangloss, personaje de un optimismo cerval que defiende que su mundo, el mundo en el que el vive y en el que viven sus contemporáneos, es el mejor de los mundos posibles. De poco sirve la peste bubónica, la miseria, la esclavitud, los terremotos, huracanes y otros meteoros de incuestionable repercusión negativa para modificar su filosofía, Pangloss a cada desgracia responde con una monotemática relación causa efecto que termina por decirnos que todo lo que ocurre en el mundo sucede porque así tenía que ser.

 

23-F. El rey fue uno de los responsables

Víctor Arrogante

El 23 de febrero de 1981, hace treinta y cuatro años, las fuerzas antidemocráticas, altos mandos de las fuerzas armadas, fieles al «testamento» de Franco, con la ayuda de otros afines al régimen, también quienes querían reconducir la situación política del momento y fortalecer al rey y la monarquía, se confabularon y dieron un golpe de Estado; que fracasó, pero que tuvo consecuencias políticas, algunas de ellas siguen aquejándonos.El golpe estaba previsto para marzo. La dimisión de Suárez y el pleno de investidura de Calvo-Sotelo lo aceleraron todo. Lo tengo grabado en mi memoria. Vi entrar al teniente coronel Tejero, que con tricornio y pistola en mano tomó el Congreso: «¡Quieto todo el mundo!», dio la orden de «¡todos al suelo!» y efectuó un disparo al aire, seguido por ráfagas de ametralladora de los guardias asaltantes. Todos presentimos lo peor.

 

Syriza: el reflujo

Rafael Cid

Un partido surgido de una coalición radical de izquierdas. Y una crisis económico-financiera injustamente repercutida sobre las clases populares. Esas eran las dos variables que preludiaban un cambio sistémico en Grecia que a la vez sirviera de faro a otras sociedades igualmente atrapadas en la trituradora del austericidio. Pero Syriza ha retrocedido ante la troika que ahora se hace llamar “las instituciones”, y parte del Programa de Salónica, cuyas mieles hizo que las gentes le auparan al poder, ha quedado relegado ad calendas griegas. Con el pacto del Eurogrupo para lograr liquidez financiera hasta agosto, Tsipras dice si a las privatizaciones, frena la subida del salario mínimo, posibilita el incremento del IVA y admite el adelgazamiento de la administración pública.

 


Página 1 de 306

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI